ACRÓNIMOS


jueves, mayo 31, 2007
 
Soñé ojos livianos, estaban mirándome navegando entre mil estrellas, nuestras tristes esperanzas.
 
 
Es sumamente tonto usar petardos en ferias argentinas cuando todos ovacionamos solemnemente.
 
 
Somos ocho bolivianos recorriendo el viejo inmueble, viéndolo estupefactos.
 
 

Ese xilofonista tiene raras artimañas ñoñas, así sobrevive.

 
 
Sólo accederé cuando usted dé algunas melodías extrañas.
 
 
Sí, oblígueme, le untaré crema inmediatamente. ¡Oh! Nalguéeme, estrécheme, sacúdame.
 
 
Siete individuos gritaban necias amenazas, reclamando abiertamente soluciones.
 
 
Necesitas entonces gastar otros chelines inmediatamente o signarás.
 
 
Olvidé firmar unas solicitudes, capaz así cierro inmediatamente once negocios.
 
 
Escribe sus cursis relatos olvidando toda ofuscación.
 
 
Sos un boludo, lamiste incansablemente mi escroto.
 
 
Son ustedes buenos escritores, sospecho. Tienen inspiración macanuda: acatan normas dudosas originando novedosos opúsculos, ¡sublime!
 
 
No es genial. Arma regularmente largos acrónimos subestimándonos.
 
 
Si alguien tiene intenciones sospechosas, favor acérquese con confianza, intentaremos obviarlas, negarlas.
 
 
¡Es sensacional! Cuando requieras usar penes, úsalos lujuriosamente, obtendrás satisfacción.
 
 
Sus erecciones generan una rápida adicción. Me encantan, no tengo escrúpulos.
 
 
Sus óvulos realmente producen reacciones extrañas, nadie detiene esa necesidad tan estúpidamente sexual.
 
 
Sus ojos realmente parecen refulgir en noches de espesa negrura, te encantarán seguramente.
 
 
Silvio es fácilmente aborrecible. Recuérdame decirle improperios, tengo algunos sorprendentes.
 
 
Soy extremadamente religioso; vindico ideologías cristianas, islámicas o sefarditas.
 
 
Aquí no tengo influencias, ganaré usando otros servicios.
 
 
El terremoto cimbró esos tres edificios realmente antiguos.
 
 
Soy obesa, lastro asombrosamente; monstruosamente engullo natillas, tortas, etcétera.
 
 
Errores reiterativos retiraré, ¿oyeron? Retiraré esos solamente.
 
 
¡Oh, Cabeto acronimista! Sus inteligentes oraciones nos alientan, la misión es no tener errores.
 
 

Su ojo latía ocasionalmente.

 
 
Si es ñata, olvídalo. Reiniciaré estando solo.
 
 
Sí, en nuestra tierra imperarán mis exigencias. Nadie tendrá agua, los impuestos subirán. ¿Me odiarán, señores?
 
 
Aquí tus remilgos asquean. Sí, amiga, definitivamente olvida sentimentalismos.
 
 
El socio capitalista aceptará pagarés a término. Obviamente, recibirá intereses atrasados.
 
 
Sólo estoy realizando varios intentos, luego mis enemigos no tendrán escapatoria.
 
 
Si obras bien, entonces recibirás beneficios. Inténtalo, ayúdanos servilmente.
 
 
Ojo, la verdad intenta desmentirte. Ahora deberás ocultar soberbias.
 
 
Ojalá las viandas inglesas dejarán aliento liviano... ojalá. -------- La oración no tiene como acrónimo la última palabra de la frase anterior.
 
 
Odio limpiar vidrios. Incluso dejo algunos lienzos olvidados.
 
 
Si acaso hay un médico estúpido, retíralo inmediatamente, olvídalo.
 
 
Nosotros armamos un fuego rápido: algún gas, algún sahumerio.
 
miércoles, mayo 30, 2007
 
Entiéndeme, déjame usar calzones apretados. Cuando intentas ordenarme, naufragas.
 
 
Oye, Silvio: trabajan entre nosotros treinta operarios. ¿Sus aptitudes? Muy escasas. No tienen educación.
 
 
Nosotros estábamos gimiendo, retozando. Una zarigüeya cayó ostentosamente.
 
 
En su puerta estaban rasqueteando algo negruzco.
 
 
Entre xerocopias cubrí impecables tamarindos africanos. Me esperan.
 
 
Sí, insértame ese miembro, penétrame raudamente, excítame.
 
 
Once familias están necesitadas, solemos ayudarlas siempre.
 
 
Oye y entiende: no deberías olvidar las ofensas.
 
 
Ignoras nuestro secreto íntimo; seguramente terminarás oyéndolo.
 
 
Regalos extraños compramos intencionalmente; bromeando, insisto.
 
 
Ocho regalos ayer recibí.
 
 
Saca el rosario, intentemos orar.
 
 
Silencio, esos niños sueñan apacibles. Cualquier interrupción ocasionará nefastas acciones legales, ¡en serio!
 
 
Su última composición, un madrigal bello, inspiró recientes acrónimos sensacionales.
 
 
No esperes compasión, incauto, o sucumbirás.
 
 
Se oye lluvia, ojalá zozobren aquellos necios.
 
 
El pueblo inglés se toma ofensas ligeramente, algunos sollozan.
 
 
Sólo oí ñoños albaneses recitar tremendas epístolas.
 
 
¡Oh, Dios! Intento olvidarte, ¿sabes? Odio soñarte.
 
 
Olvidé las vicisitudes iniciales de algunos recorridos largos, odiosos.
 
 
Si intentara guardarlos, utilizaría interesantes estrategias; no deberías olvidarlo.
 
 
Olvidé recordarte nuestro acuerdo. ¿Me entregarás nuestros telegramas, amor? Los estaré siguiendo.
 
 
Esas xerocopias parecen realizadas escrupulosamente, son ornamentales.
 
 
No uses el Volkswagen azul, mejor espera nuestro tren expreso.
 
 
El lector entenderá cada capítulo. Intentaré ordenarlos nuevamente.
 
 

Sus otros extraños zapatos me entregó, no tuve elección.

 
 
Obvio, realizaste groseros acrónimos; siempre maldiciendo, ofendiendo soezmente.
 
 
Si observas su erección, gozarás ansiados, deseados orgasmos.
 
 
Soy el nuevo senador, aprobaré cien innovadoras ordenanzas, nunca estaré sosegado.
 
 
Oler lo extraordinario revitaliza aquellas sensaciones.
 
 
Seguramente ahora no olerás.
 
 
¡Oigo! Ya estoy sano.
 
 
¡Oh! Intentaré gritar... ¿oyes?
 
 
No oigo.
 
 
Ocho participantes respondieron exitosamente sus interrogaciones. Otros no.
 
 
¡Oh! Siento cansancio, una rara opresión.
 
 
Loé unas xilografías, eran muy buenas. Usaron roble guineo, oscuro.
 
 
Nunca Omán goleó a Luxemburgo.
 
 
Sus últimos chillidos ubicáronme; murió bajo el nogal.
 
 
Son odiosos, borrachos, ebrios recalcitrantes. Beodos, intentan olvidar. Sucumben.
 
martes, mayo 29, 2007
 
Opositores radicales incendiaron el noveno tribunal; actuaron numerosos donceles organizados, niños osadamente soberbios.
 
 
Órbitas planas trazan imaginarias marchas, orientándonos.
 
 
Otras siete ciudades universitarias recibirán estudiantes con ingenio óptimo.
 
 
Amantes briosos debieron incrustarse cuando oscureció.
 
 
Ante la turba, el zar abdicó.
 
 
Salones opulentos redecoramos para recibirla, estimada, santísima alteza.
 
 
Aquellos chicos eran raros caricaturistas; ayer mismo ilustraron el nuevo tapiz ocasionando sorpresa.
 
 
Sólo oía recuerdos, perdidas risas entre sollozos amargos. ------- La oración anterior contiene errores.
 
 
Aquéllas cenas en Roma causaron algo muy intenso entre nosotros tres. ¡Oh sorpresa! -------- La oración contiene faltas de ortografí­­­a.
 
 
En nuestras caricias ardientes, nosotros tenemos algunos románticos acercamientos.
 
 
Oye, recuerda ingerir ese néctar, te encantará.
 
 
Sus investigaciones las bendijo aquel nómada de Oriente.
 
 
Oiga, barrendero, recuerde asear silbando.
 
 
Otro xilofonista inventó grandiosas, espectaculares, novedosas armonías. Diferentes obras.
 
 
Al jadear exhalas nitrógeno oxigenado.
 
 
¡Oh! Siento como una rara angustia, no tengo inspiración. Solicitaré talento ajeno.
 
 
Seis obispos lituanos usaban cirios increíblemente oscuros. Nadie entendía, mirábamos obcecados su liturgia oscurantista.
 
 
Ostenta impresionantes genitales, al mostrarlos otros sucumben. ------- La oración anterior contiene errores.
 
 
Simpre oigo la útima canción interpretada. Oír no está mal ¿o sí? Luciérnaga, oigamos. -------- La oración contiene faltas de ortografí­­­a.
 
 
El soldado peruano interrumpió generando acaloradas discusiones. Ahora solucionémoslo.
 
 
Otro beduino está demente, está cocinando extrañas ramas meridionales espigadas.
 
 
Si al levantarte intentas volver a nadar deberás obedecerme.
 
 
El jinete español comía un chorizo italiano oloroso, nosotros esperábamos salivando.
 
 
Otro xilofonista intentó generar esta nueva armonía. Realizó seis ejecuciones.
 
lunes, mayo 28, 2007
 
En verano es necesario también oxigenarse.
 
 
Su último baile: legendario, imborrable, magno evento.
 
 
Son anémonas, narcisos, dalias. Este cantero es sublime.
 
 
Siempre ultrajaba con insultos o sandeces.
 
 
Ayer los ahuyenté, bastardos asquerosos, nueve zorrillos apestosamente sucios.
 
 
Son inagotables nuestros indígenas; erigen su tradición rindiendo alabanzas.
 
 
¡Odio perder oro! No entenderé nunca tanta efusividad siniestra.
 
 
Su ubérrima ganancia implicó eliminar rudos oponentes.
 
 
Es plácido inhalar sólo opio. Dosis ínfimas os sugiero.
 
 
Ayer los estudiantes graduados recordaron emocionados: momentos estupendos, nunca tristes episodios.
 
 
El sobrino prometió el juguete originalmente solicitado. ------- La oración anterior contiene errores.
 
 
A los elefantes gusta roer exquisitos maníes; ellos no tienen espejos. ------------- La oración carece de sentido.
 
 
Salí el martes a nadar alegremente.
 
 
En nuestro tambo, ocho novillos crecieron esta semana.
 
 
¿Serás un bebé entonces?
 
 
Sé un yoyo, así, sube.
 
 
Olvidé firmarlas. Indiqué con iniciales algunas largas esquelas suyas.
 
domingo, mayo 27, 2007
 
Tengo inversiones en medios públicos oficiales.
 
 
Su charla únicamente buscaba entretenerte, recuperar tiempo.
 
 
El xilofonista inglés ganó el nuevo campeonato interpretando a Schubert.
 
 
Ser inteligente genera innumerables loas. Obtienen suculentos aumentos mentes especiales; naturalmente toleran exigencias.
 
 
Son esos generales. Metidos entre nuestras tropas operan sigilosamente.
 
 
Siempre obtenemos buenos resultados en septiembre. Es importante diferenciar otros segmentos.
 
 
Sus únicos clientes resultaron estar sobreseídos.
 
 
Sólo antes tenía aparatosas novedades importadas; costaban algunos sucres.
 
sábado, mayo 26, 2007
 
Sí, usía farfulló rimas inconexas, raras apologías satánicas.
 
 
Si intentas gemir, lamentarás obedecerme. Sufrirás.
 
 
Nadie entiende onomatopeyas ficticias. Intentarlo tomará ochocientos siglos.
 
 
Ovacionamos vivamente al cantante italiano. Otros no aplaudieron, rencorosos o neófitos.
 
 
Ociosos pintores arreglaron coloridas acuarelas renacentistas. Los ovacionaron.
 
 
Soy el rey; espero no opacarlo.
 
 
El negro corcel andaba necio, terco. Al dejarlo olfatearme, realmente estuvo sereno.
 
 
Entre todas estas rarezas, no asombra mucho encontrar nigromantes, traficantes, encantadores.
 
 
Si acaso nos gustamos, rolemos eternamente.
 
 
Si otro cabezota intenta amargarme le extraeré sangre.
 
 
Sólo un pequeño empuje razonable forzaría los últimos acontecimientos sociales.
 
viernes, mayo 25, 2007
 
Sin obrar demasiado, omitirás muchas ideas. Zafarás así de obligaciones superfluas.
 
jueves, mayo 24, 2007
 
Suciamente, ataste nudos dobles a los incautos antebrazos sodomizados.
 
 
Ojalá recuerdes dónde estaban nuestras estúpidas sandalias.
 
 
Sin ánimo coercitivo, usted debe esperar las órdenes.
 
 
Si un perro está rabioso, fulmínalo usando ese rifle tan especial. Sacúdelo.
 
 
Otro reportero, que utiliza insistentemente documentales elocuentes, afectó sentimientos.
 
 
¡Duendes están bajando a juntar orquídeas!
 
 
Es feísima, una suciedad inmunda, verdaderamente inadecuada. Déjala ahí debajo.
 
 
Sirenas ululando por el río fueron utilizadas en rememoración. Tremenda efusividad.
 
 
Su Impala no usaba seguros inalámbricos, tenía inmovilizadores superfuertes.
 
 
El frío invierno genera inflamaciones, especialmente sinusitis.
 
 
Soy alguien ligeramente vano, asumo galanura. Ustedes asustan, realmente dan asco. No deberían ostentar sus efigies.
 
 
Escribimos siempre creyendo resultar ingeniosos. También, ocasionalmente, resultan escritos sugestivos.
 
 
El soldado cobarde recibió instrucciones: tomar otros rehenes enemigos, salvaguardándose.
 
 
Somos un cómico ejemplo de escritores.
 
 
Ningún otro recuerdo tengo. Es así: mientras estoy relajada intentando convocar aquellas noches, algo sucede.
 
miércoles, mayo 23, 2007
 
En su cabeza anidaban seis exquisitas águilas norteamericanas.
 
 
Le advierto: menester es nombrar tribunos acreditados; buenos legisladores escasean.
 
 
Siete ediles no supieron unirse; algo lamentable.
 
 
Sus invitados eligieron maravillosas prendas, realmente espléndidas.
 
 
Éramos xecudos terribles. Algunos salíamos ilesos siempre.
 
 
Reconozco estar algo lunática. Me enerva no tener éxtasis.
 
 
Sus inventos me inspiran, los adoro realmente.
 
 
Siete ediles no supieron unirse ante la experiencia similar.
 
 
Él siempre prefirió, estando casado, imaginar a la esposa sensual.
 
 
Nos obligan también a beber licores especiales.
 
 
Otros buscan enderezarse. Dicen estudiar con esfuerzo notable.
 
 
Oiga, coronel, esos almirantes no obedecen.
 
 
Las anémonas marinas están nutriendo todo océano.
 
 
En síntesis, particularmente esas cinco ideas apruebo, lamento.
 
 
Aplácate, porque todos aquí merecemos esa nueva tarea especial.
 
 
Si el ñu overo regresa, intentaremos tirarlo aptamente.
 
 
Su extraña manía asusta. Nadie aquí la extrañará, señorita.
 
 
Ocho maestros insatisfechos no obtuvieron sus apoyos semanales.
 
 
Señoras antipáticas traman impávidas sus fechorías entre charlas ominosas.
 
 
Intento no tener encuentros románticos, pero recuerdo encuentros tan amorosos como invitaciones orgiásticas. ¡Nunca estoy satisfecho!
 
 
El xilofonista polaco recibió insultos. Malísimas interpretaciones.
 
 
Siete agrios kiwis exprimí.
 
 
Anoche nos tomamos el sake.
 
 
Algo lúgubre gira aquí. Revisaré allá, bajando, incluso antes.
 
 
Es sensacional cocinar algo para almorzar. Todo ovíparo rostizado infunde algarabía.
 
 
Rapté a pequenia, inmediatamente después, a Mario. Enredándolos no tendrán escapatoria.
 
 
Succionar una mama acalora rápidamente.
 
 
Ella sabía matemáticas euclidianas, resolvía aritmética lineal diligentemente, adoraba sumar.
 
 
Negros etíopes ganaron la iniciativa. Generaron entre nosotros, tan envidiosos, mucha empatía. Nos trajeron esmeraldas.
 
 
Sus oscuras lucubraciones ultimaron cuando intentó obrar negligentemente.
 
 
Odio manipularte. No intentes buscar una solución.
 
martes, mayo 22, 2007
 
Obscenamente, buenas niñas intentaban besarme, usurpándome sensaciones. -------- La oración no tiene como acrónimo la última palabra de la frase anterior.
 
 
Ayer tomé el ómnibus.
 
 
Odio la orfebrería religiosa; obviamente soy ateo.
 
 
Oye, fanfarrón, tus actos lastimeros me ofenden. Los odio, garrapata olorosa.
 
 
Sanar un bizco infectado es negocio del oftalmólogo.
 
 
Salí al nacer tu infante, fui inmediatamente con anís rumano. ¿Lo oliste subiendo?
 
 
Esos xenófobos clamaban liberación. Aunque murieron, ameritan cuadros impresionantes. Ojalá nadie evite santificarlos.
 
 
El serio profesor estaba comiendo tacos asados cuando una llamada anónima recibió. Masticando, escuchó nueve terribles exclamaciones.
 
 
Sólo indícame. Manejo poco. Luego, espero, manejaré este nuevo tranvía espectacularmente.
 
 
Amigo mío, olvide rencores fatuos. Amémonos simplemente.
 
 
Éramos personas obesas, casi amorfas.
 
 
Ahora podrás recuperarte, obtener varios exitosos comentarios. ¡Harás época!
 
 
Soy estúpida, mi acrónimo no aproveché.
 
 
Seis obesos ñoños aduladores desean obtener regalos esta semana.
 
 
Sólo imaginar grandes noticias, indicaba Florkin, impulsa cualquier armado televisivo. Ideas visionarias apreciaban soñadores.
 
 
Según índices gubernamentales nuestros intelectuales financian interesados cualquier actividad terrorista; incluso valoran actitudes suicidas. -------- La oración contiene faltas de ortografí­­­a.
 
 
Seis obesos ñoños aduladores desean obtener regalos esta semana. ------- La oración anterior contiene errores.
 
 
Sólo imaginar grandes noticias, indicadaba Florkin, impulsa cualquier armado televisivo. Ideas visionarias apreciaban soñadores. -------- La oración contiene faltas de ortografí­­­a.
 
 
Expusimos nuestros estudios; memorables invitados generaron opiniones significativas.
 
 
Resolvimos amigarnos por interés de ambos. Mi esperanza no tiene enemigos.
 
 
Sus informantes me ubicaron, lograron alcanzarme rápidamente.
 
 
Olvidar la verdad implica decir algunas mentiras o simular.
 
 
Óyelo bien, vayamos intentando estar mejor o simplemente lo olvidamos.
 
 
Resolver el primer acertijo requiere trabajo. Obviémoslo.
 
 
Aunque no tengas esperanzas, acaba ya el reparto.
 
 
Si insistes siendo tan estorboso, me acarrearás tantas inconformidades como anteayer.
 
 
Solemos intentar enriquecer nuestra técnica antigua; neguemos la obsolescencia sistemática.
 
 
Óiganme bien: son entes reservados, vivos. Además de observarlos, siéntanlos.
 
 
Osos bellos están siendo observados.
 
 
Ofrecen traer otro ñandú obeso.
 
lunes, mayo 21, 2007
 
Realizaron oraciones durante algunas noches de otoño.
 
 
Al mar arribo rodando.
 
 
Ojos bellos caen este cálido atardecer, dejándonos amar.
 
 
Resistirse es sencillamente insensato. ¿Sos tan obcecada?
 
 
Siempre estoy necesitando tocarte. Ingenuamente resisto.
 
 

Estoy notablemente conmovido. Aquellas nalgas tuyas, ansío sentir.

 
 
Incauto, necio Cabeto, intensamente te amaré, me encantas.
 
 
Ah, sí, incítame.
 
 
Succióname ávidamente, tonta insatisfecha; sentirás fervientes erecciones chupándome así.
 
 
¿Erecciones? Repite eso, cielo. Con imaginación o no, estarás satisfecha.
 
 
Satisfecho estoy, nuestro sexo, usualmente, alcanza límites mágicos. Encuentro necesario tener erecciones.
 
 
Sentir esas nalgas siempre inspira; báilame lento, estréchame sensualmente.
 
 
Entonces supe perdonarlo. Amo sus manos oscuras, sensibles.
 
 
Sí, amiga, con un dedito intentaré realzar tus espasmos.
 
 
El negro ecuatoriano me insiste: “sácate todo ahora, después osaré sacudirte”.
 
 
Somos amigos leales. Viejos amigos jamás enemistados.
 
 
Aquí sus temas recientes oímos. Nunca oímos música india, celta o salvaje.
 
 
Extraña xerocopia te realizaron allí. Van a generar algunas nuevas con intereses astronómicos.
 
 
Anoche no oímos ni imitamos murmullos; anoche mantuvimos entre nosotros toda extravagancia.
 
 
Es sabido. Cuando alguien nos desea acaba lastimado o sufre anónimamente.
 
 
Seis esbirros corpulentos reprimieron el tumulto. Aquella muchedumbre estaba nerviosa, terriblemente escandalosa.
 
 
Sonaron alarmas cuando el residente del otro cuarto intentó ocuparlo secretamente.
 
 
Sus extraños rezos incitan grandemente. Rarezas así, facilitan investigar, conocer otros sacerdocios.
 
 
Son inmensamente lúcidos los artistas serigráficos.
 
 
Ocuparon bares, tabernas escocesas. Ningún intruso debió ocupar sillas.
 
 
Es necesario verificar internamente datos informalmente obtenidos.
 
 
Agatha riega rosales, eucaliptos, geranios. La envidio.
 
 
Antes tenía rotas ambas persianas, ahora las arreglé.
 
 
Allí hay otra rata. Atrápala.
 
 
Si una necesidad tiene urgencia, apurémonos, resolvámosla imperiosamente ahora.
 
 
Su única petición era reventar follando, llevando una ofrenda suntuaria.
 
 
Nos imponemos grandes revoluciones o misiones altisonantes. No tememos involucrarnos con asuntos superfluos.
 
domingo, mayo 20, 2007
 
Seis obispos leen una Biblia inmunda, la izan, zangoloteándola al cantar imperiosas odas nigrománticas.
 
 
El líquido, óxido tiene en solubilización.
 
 
Suelo indigestarme en México. ¡Pinches, rancios, elotes!
 
 
El silencio corrompe las almas, vale opinar siempre.
 
 
Sobre algunas lozas ustedes dejaron asquerosa baba. ¡Limpien, esclavos!
 
 
Sin alcohol los usuarios dejaron al bar: lunes etílico. -------- La oración contiene faltas de ortografí­­­a
 
 
Sólo algunos lunes. Únicamente domingos acabo bebiendo licor escocés. ------- La última palabra de la oración debe ser puesta en negritas.
 
 
Salir a la obscura noche es saludable.
 
 
Sólo alumbran lámparas. Órganos no encienden salones.
 
 
Es sensacional, tus ubres doradas iluminan oscuros salones.
 
sábado, mayo 19, 2007
 
Eran semanas tormentosas. Unos días inmundos otros soleados. -------- La oración contiene faltas de ortografí­­­a
 
 
Este xilofonista ha interpretado bonitos estudios.
 
 
Registro el coeficiente intelectual en nuestro talonario. Es mejor encubrirlo: ningún talento exhibe.
 
 
Regulen al zarpar, otra nave atracó recientemente.
 
 
Sos otro ñoño adulador. Deberías ocuparte, razonar.
 
 
Delinear utopías debe optimizar siempre al soñador.
 
 
Actuamos con total impunidad. Vivimos interesados. Demasiadas acciones dudosas.
 
 
Si el niño tose, esputa, no conviene indicarle actividad.
 
 
Señores, el ñeembukeño aceptó la esperada sentencia.
 
 
En realidad resaltó obviedades, no emitió otras señales.
 
 
Sueles inventar relatos vanos, erróneos.
 
 
Ningún escrito, carta, resumen o síntesis informativa sirve.
 
 
El largo estudio clínico confirmaba intrigas: ocultabas necrosis.
 
 
Él sutilmente fomentó otro rival, zafó al reprogramar su elección.
 
viernes, mayo 18, 2007
 
Extraño saborear tus únicos pinceles imitando decididamente algunas magistrales esculturas. Novedosas todas ellas. -------- La oración no tiene como acrónimo la última palabra de la frase anterior.
 
 
Era su turno. Utilizó poco ingenio. Decidido a mejorar, esperó, no temió esforzarse.
 
 
Ayer comimos arroz, bebimos agua, reímos estúpidamente.
 
 
Supongo estará mañana. Antes no acabaré.
 
 
Obvios resultados trajeron obtusos planes educacionales. Debieron impartir clases otra semana.
 
 
¡Oh! ¿Cómo utilizaré los trajes ortopédicos?
 
 
Finalmente recuperé al niño que usted esmeradamente ocultó.
 
 
Once búfalos intentaron tirar un antepecho. Rabiosos iban, orondamente silvestres. ------- La oración anterior contiene errores.
 
 
Felicito reiteradamente al negociador que evitó obituarios. ------- La oración no tiene como acrónimo la última palabra de la frase anterior.
 
 
Su único refugio franqueó.
 
 
Sólo un buen atleta logra triunfar en remo, natación o surf.
 
 
El xilógrafo israelí septuagenario trabaja en nocivas condiciones. Intentaré ayudarlo, le encontraré subalternos.
 
 
En nuestro comentario escueto no dimos esperadas razones existenciales.
 
 
Soy aquel lascivo, viril amante; jamás elegiste mejor. Entrégate nuevamente, te encenderé.
 
 
Anda, mi amor, tómate otro ron. Inspírate, ámame salvajemente.
 
 
Los amantes mantienen intensas negociaciones amatorias.
 
 
Señora, excúseme, xerocopié una atrevida lámina.
 
 
Señora: un buen suspiro es condimento urticante en nuestra triste experiencia sexual.
 
 
Amigo, mi ocote regué infinitas ocasiones subsecuentes.
 
 
Obviamente la fatalidad aparece. Tanto infortunio vence amoríos.
 
 
Siento una extraña comezón olfativa.
 
 
Siempre escribo relatos en sueco.
 
 
Ocho rinocerontes nigerianos intentaron triturar o romper ruidosamente indefensos nidos con ovíparos seres.
 
 
Odio realmente no incrementar tus obligaciones. Recuerdo reuniones inútiles. Nos comprometes con odiosas situaciones. ------- La oración no tiene como acrónimo la última palabra de la frase anterior.
 
 
Siempre escribo relatos en sueco. ------- La oración anterior contiene errores.
 
 
Ocho rinocerontes nigerianos intentaron triturar o romper ruidosamente indefensos nidos con ovíperos seres. -------- La oración contiene faltas de ortografí­­­a
 
 
Ocho buitres se están relamiendo viendo a los ornitorrincos.
 
 
Siempre está riendo inocentemente, obsérvalo.
 
 
Siempre estoy siendo inoportuno o necio, en serio.
 
 
Sensuales amigas corren riéndose, intentan follarme impúdicamente. Cuando arriben, daré ocho sesiones.
 
 
Si alguien conocido ríe inapriopiadamente, fingiré ignorarlo cuando Andreita demande otra sanción. -------- La oración contiene faltas de ortografí­­­a
 
jueves, mayo 17, 2007
 
Ocho chicas ocasionaron cierto interés en novecientos tristes obreros sacrificados.
 
 
Sí, obtuve lo acordado, pero aún nosotros debemos ochocientos.
 
 
Obvio, puedo omitir sentirme irritado. Tantos otros rencores estoy solapando.
 
 
Deseo estar con Azma ninguneando opositores.
 
 
Ayer me andaban buscando; intenté liquidar impuestos debitándoselos al decano.
 
 
Ningún usuario navega con amabilidad.
 
 
Nadie actúa con intenciones ofensivas, nunca.
 
 
Senador estadounidense negocia secretamente. Amenaza con invadir otra nación.
 
 
Si a mi ombligo ves, amiga, recibirás esa sensación.
 
 
Siempre estuve necesitado. Sinceramente, ahora cuento innumerables orfebrerías, numerosas armas, lingotes, ilustraciones suntuosas, también abundantes samovares.
 
 
No ofenden tus aseveraciones sensacionalistas.
 
 
Sus oraciones resultan pendejadas. Reiteradamente escribe nimiedades. Disculpe estas notas.
 
 
Obscenidades busco siempre, con ellas nuestras oraciones sorprenden.
 
 
Repugna escucharte. Porquerías únicamente logras sintetizar. Incluyes vocablos obscenos.
 
 
Lentamente acabaré tu ímpetu repulsivo.
 
 
Ocasionalmente cagábamos acuoso; sonaba interesante oír nuestros anos latir.
 
 
Recuerda: el conocer un erudito resulta distinguido, algo lamentablemente ocasional.
 
 
Sólo intento mostrarte un lugar acogedor, recuérdalo.
 
 
Observar bien siempre es razonable, ve a los ostentosos simular.
 
 
En Nicaragua fuimos recolectando extraños nardos, tuvimos algunos realmente largos, obsérvalos.
 
 
Si intentaras entenderme mejor, podríamos relacionarnos estupendamente. ------- La oración no tiene como acrónimo la última palabra de la frase anterior.
 
 
Si interpretamos el momento podemos realmente enfrentarlo.
 
 
O razonas ahora conmigo, idiota, o nos equivocaremos siempre.
 
 
Soy idiota, garrapateo oraciones.
 
 
Otra falla recurrente en cadena indico, desde "ofrecidos" sigo.
 
miércoles, mayo 16, 2007
 
Sus amantes lo adoraban, murieron engañadas. ------- La oración anterior contiene errores.
 
 
Otro raro acrónimo. Con intenciones o no escribes, salame. ------- La oración no tiene como acrónimo la última palabra de la frase anterior.
 
 
El martes prepararé los elotes ofrecidos.
 
 

El mejor placer: lamer ese orto. --------- La oración contiene errores.

 
 
Tuve razón al irme con ímpetu. Otros, ni antes ni después ofrecieron mejor empleo.
 
 
Siempre huyes, ingrata. Fustigas traicionándome.
 
 
Otros dos incidentes ocultó SHiFT.
 
 
Olvida las violentas intrigas, Dante. Amémonos, resquebrajemos los odios.
 
 
Si al legislador modesto observamos, deberíamos imitarlo. Acuérdate, no debes olvidarlo.
 
 
Esta mañana estuve rezando; gocé enormemente. Nuevas canciones inspiradamente anduve salmodiando.
 
 
Seré indiferente mientras pueda, luego exigiré más esmero. Nunca tengo emergencias.
 
martes, mayo 15, 2007
 
Si imploras, muy posiblemente llegue el momento esperado. No temas, esmérate. ------- La oración no tiene como acrónimo la última palabra de la frase anterior.
 
 
Nunca espero ganar, acaso deba orar simplemente.
 
 
Son operarios bien remunerados. Ellos viajan incómodos, viven inmersos en rutinarias obras, negados.
 
 
Siendo amordazados catorce eslovacos recibieron diariamente otros tormentos. Empero sobrevivieron.
 
 
Siete indios nos condujeron entre rocas al sendero. ------- La oración no tiene como acrónimo la última palabra de la frase anterior.
 
 
Sin importarle nuestro credo, el rabino adoctrina sacerdotes.
 
 
Sinceramente unos bellos versos eran recurrentes. Siempre ilustraste verdades absolutas, sinceras.
 
 
Dos estudiantes fueron emboscados nuevamente. Decidieron ayudarse mutuamente organizando numerosas operaciones subversivas.
 
 
Salgamos amigos: luchemos unidos, defendámonos.
 
 
Amigos corrían incansablemente entre rosales, todos ostentaban salud.
 
 
Son ostentosos. Buscan esmeradamente resaltar ante nuestros aciertos.
 
 
Los elegidos tienen real autoridad soberana.
 
 
Simplemente escribimos. No sabemos utilizar algunas letras.
 
 
Obscenas batallas sexuales tendremos al compartir un lugar obscuro, sensual.
 
 
Sin estar nada sobrio anda tanteando obstáculos.
 
 
Siempre intentas manipular profundas lecturas. Eres sensato.
 
 
Son esas xerocopias una alegoría, lamentablemente están simples.
 
 
Ósculos blasfemos ciñeron ese cuerpo ardiente, reviviendo nauseabundas obsesiones sexuales.
 
 
Su última mamada armó revuelo, intentó obcecarnos.
 
 
Ahora, si el señor intendente nota algo raro, levantaremos otro sumario.
 
 
Sólo westerns admiro. Zonzos intentando ladillar a nuevos deudores, intentando asesinarlos.
 
 
Soy un autor valorado en Swazilandia.
 
 
Sobando una asquerosa verga, ella supiró. -------- La oración contiene faltas de ortografí­­­a.
 
 
Olfateando busco imágenes simples. Percibo aromas delicados, olores suaves.
 
 
Obligaciones papales recientes imponen modificar innumerables obispados.
 
 
Es su culpa, rompió una pluma ugandesa, la oprimió.
 
 
Si un médico interviene sin aplicar medicinas es necesario tener escrúpulo.
 
 
Esa xilografía es quizás un insulto al sistema. ------- La oración anterior contiene errores.
 
 
Sufrió un momento infeliz, su abuelo murió en nochebuena. Terribles exequias. -------- La oración contiene faltas de ortografí­­­a.
 
 
Otros trastornados olieron restos ruines, infectados. Notablemente, olfatearon los asquerosos restos, insertando narices ganchudas. Olisqueando luego otras grutas, obsecuentemente, sumisamente.
 
 
Ahora somos cinco otorrinolaringólogos.
 
 
Siento opresión cuando insistes así, loca insatisfecha. Suéltame, tengo asco.
 
 
Si es necesario te explicaré. No compres ideologías anarquistas. Recuerda la oposición socialista.
 
 
Sin exculpar ningún delito ese rufián ordenó sentenciarlos.
 
 
Es sabido, cuando recorres un puente unes los otros senderos.
 
 

Es xenófobo, idiota, testarudo. Odia soberanamente a muchos extranjeros. No tiene escrúpulos.

 
 
Sólo usando su propio intelecto, contrariamente al zonzo, mejorará el nivel trabajando exitosamente.
 
 

Siempre ando nervioso, observando suspicazmente.

 
 
Seis oseznos rechonchos pujan reciamente en Noruega, donde estudian neonatos tiernos estando sanos.
 
 
Emociones fuertes, intensos momentos en realidad otrora sorprendentes.
 
 
Si intentas estar mejor, prefiere resultados efímeros.
 
 
Reiré intensamente; después intentaré conocer un leonés, están carcajeándose estrepitosamente siempre.
 
 
Sonreír al bailar es ridículo. ------- La oración no tiene como acrónimo la última palabra de la frase anterior.
 
 
Sólo algún bobo espeta ridiculeces.
 
 
Sus ideas me iluminan, le aseguro. Revolucionan el saber.
 
 
Si eres ñoño o ridículamente idiota tendrás amigos similares.
 
 
Soy un sucio pelafustán. En nueve delegaciones impregné doce ojinegras señoritas.
 
lunes, mayo 14, 2007
 
El malestar popular logró efectos adversos: docientos obreros suspendidos.
 
 
Sus empleados propusieron tontas ideas. Empresarios maliciosos burlaron rasos empleados.
 
 
Odio bañarme seguido con esencias naturales. Imagino ducharme a desgano en septiembre.
 
 
Olvídelo, Dante, inmediatamente oí sus obscenidades.
 
 
Siempre estoy cansado, odioso.
 
 
Sí, úngeme bien. Luego intentaré, momentáneamente, estar seco.
 
 
Optimistas personajes reflexionaron imaginando maravillosos inventos, deseaban obras sublimes.
 
 
Estamos siendo oprimidos.
 
 
Solos o ligeramente acompañados muestran entereza, no temen emocionarse. ------- La oración no tiene como acrónimo la última palabra de la frase anterior.
 
 
Siempre olvidaba los acontecimientos más especiales, nunca toleré eso.
 
 
No andes tan ufano. Recuerda atendernos legalmente, eso solamente.
 
 
Entonces sí, tienes artrosis. Recomiendo ingieras alimentos naturales.
 
 
Siento un calambre. Unos masajes bien estarían.
 
 
Intentar no funciona, entiende. Cuando uno no decide actuar, sucumbe.
 
sábado, mayo 12, 2007
 
Si insistes ganarás nuestra ira. Fuimos infelices contigo; ahora te imploro: ¡Vete, odiado sinvergüenza! ------- La oración anterior contiene errores.
 
 
Intento negociar firmemente el caudal, usufructando normas de aspectos significativos. -------- La oración contiene faltas de ortografí­­­a.
 
 
¡Sois infecundas!
 
 
¡Oh! ¡Cuántos universitarios locos tiene Oxford! ¡Sí!
 
 
Sabios árabes buscaron ideales ocultos.
 
 
Nunca estabas ocupado, zángano embaucador. Lamentándote adquiriste nuevos deberes, équite sabio.
 
 
Nuestro obeso tío ingirió frutas indiscriminadamente; consumió además cerveza inglesa, oporto neozelandés.
 
viernes, mayo 11, 2007
 
Recibo otra notificación.
 
 
Sus amigos bebieron ordinario ron.
 
 
Son exquisitas las enchiladas cocinadas con icacos; otro nutritivo alimento de original sabor.
 
 
Supimos obtener buenos resultados en deportes. Incluso manejamos eficientemente nuevas situaciones, impulsando operaciones novedosas además de objetivos seleccionados.
 
 
Siempre esperaste contar con imaginación ostentosa. Notablemente aprendiste diciendo apuntes sobredimensionados.
 
 
Otro yeso es necesario, tengo extremidades seccionadas.
 
 
Orondamente bordaba sus conferencias universitarias requebrando oyentes.
 
 
Este xilofón ha adquirido un sugestivo tono obscuro.
 
 
Ese sujeto tiene regularmente episodios paranoicos. Indícale tomar otra solución al mediodía, entrenar. Naturalmente, terminará exhausto.
 
 
Sólo algún lavacoches vulgar atenderá jadeando estrepitosamente.
 
 
Organismos ingleses reglamentan esta migración ostensiblemente salvaje.
 
 
Sólo ese xilofón oiremos.
 
 
Onanistas virginales aman con ilusoria ostentación: nunca experimentan sexo.
 
 
Ahora un xilofonista intentará levantar inspiradas ovaciones.
 
 
Otro lamentable incidente subterráneo; quince ugandeses encerrados aullaban buscando auxilio.
 
 
Natalia olisqueaba.
 
 
Dame instrucciones reales. Esa calle caminaré infinitamente. ¡Oh, no!
 
 
Sólo acertó la última dirección.
 
 
Antes podíamos asar conejos, iguanas, gallinas, urogallos; ahora devoramos ostras ridículas añorando salud.
 
 
Sus ideas dan razones apaciguadoras.
 
 
Siempre acudes borracho o regurgitando esa sidra.
 
 
Ese queso untable ingerí vehementemente. Olvidé conocer otros sabores.
 
 
Señala el susodicho un diagnóstico aventurado: me excedo notando tales equívocos.
 
 
No objeto sus oraciones, tengo rato observándolas sesudamente.
 
 
Si uno sugiere seré indiferente. ------- La oración anterior contiene errores.
 
 
Nos ofuscamos si otros tienen razón. Olvídalo Sussi. --- No se permite usar nombres propios, a menos que sean jugadores (tal como aparecen en la tabla de puntaje).
 
 
Sugestivos indicios lograron establecer nuevamente cierta información aparecida recientemente ante nosotros.
 
 
Siempre os leo. Los obsesivos zoquetes os silenciarán.
 
jueves, mayo 10, 2007
 
Sin enormes necesidades sabemos utilizar algunas lágrimas evitando sollozos.
 
 
Sus ojos lucían orgullosamente sensuales.
 
 
Algunas veces estamos solos.
 
 
En nuestra tierra el rinoceronte evita zancudas aves.
 
 
Sacábamos a los uniformados donde atacaban blandiendo las espadas. Mostrábamos entonces nuestra total entereza.
 
 
Seguir un camino implica optar saludablemente.
 
miércoles, mayo 09, 2007
 
Sí, el pobre usa lentes correctivos rotos o sucios.
 
 
En nuevos territorios recorrimos en tren espectáculos naturales, iglesias, diócesis, obispados, sepulcros.
 
 
Esas fábulas incompletas contaban ingeniosos episodios. Niños talentosos en modestas escuelas narraban textos entretenidos.
 
 
Sólo un fanático intoxica comida intentando envenenar nuestro torso eficientemente.
 
 
Antes no osaba refutar mis argumentos. Luciérnaga, es suficiente.
 
 
Esos xenófobos con uniforme son anormales.
 
 
Sus endiablados niños supieron actuar calculadamente: incendiaron otro nogal arrojándole lumbre. Me enfurecen, no tienen excusa.
 
 
Si un rebelde resulta empujado a la injusticia, será tratado además sensacionalmente.
 
 
Ningún ornamento resulta tan exagerado. Ahora mismo estamos resolviendo iniciar con algunas nuevas obras surrealistas.
 
 
Olavia recomendó gritar: ¡Un lobo ladrando! ¡Oigan! ------- La oración no tiene como acrónimo la última palabra de la frase anterior.
 
 
Ornamentaremos los inmensos salones que usaban en álgidos bailes algunos norteamericanos.
 
 
Otros tantos osos ñoños olisqueaban.
 
 
Olavia reía graciosamente un lluvioso otoño.
 
martes, mayo 08, 2007
 
Sus amigos creían recordarlo. Imaginaban finales infinitos con idéntico orgullo.
 
 
Si ocurren más batallas, resignado iré al sacrificio.
 
 
Son esbeltos ñandúes oscuros recorriendo inhóspitas tierras anegadas, sombrías.
 
 
Risueños examinaban únicas ninfas, intentaban deslumbrar odiosas señoritas.
 
 
Obsequiamos besos tristes. Exigiendo naturalidad, erramos reunidos.
 
 
Repentinamente el padre utilizó gustoso nuevos almácigos, nunca tuvo éxito. ------- La oración anterior contiene errores.
 
 
Otros buscan tenerlo. Entre nosotros, es repugnante. --------- La oración contiene faltas de ortografí­­a.
 
 
Su ombligo rosado deseo obtener.
 
 
Sucede únicamente cuando estás solo o sordo.
 
 
Simpre imbéciles, los babosos intentan demeritar otros sucesos.
 
 
Si alzas la voz al decir obscenidades recibirás estruendosos silbidos.
 
 
Otras ballenas salvadas con el noble interés de almas desprendidas: ecologistas salvadores.
 
 
Son olores raros, pesados, representan el ser individual. Vamos adquiriendo mugre en nuestro tejido exudado. ------- La oración anterior contiene errores.
 
 
Olores banales se confunden entre nosotros. Intoxicándonos, deliciosos aromas entran sorpresivamente. ------- La oración no tiene como acrónimo la última palabra de la frase anterior.
 
lunes, mayo 07, 2007
 
Encuentro nuestra familia algo desmembrada. Algunos dicen obscenidades.
 
 
Se imponen esfuerzos monumentales para reír enfadado.
 
 
Si infelices estamos, merecemos poder reirnos eternamente.
 
 
Son otras nuestras respuestas. Ésas indican realidad. ------- La oración anterior contiene errores.
 
 
Seis ornitorrincos me esperaban tras inmensos diques; osaban sonreí. ------- La oración no tiene como acrónimo la última palabra de la frase anterior.
 
 
Otro buen sexo con ella; nunca imaginé disfrutar así. Deseo eso siempre.
 
 
Se irritó la vecina injuriando obscenidades.
 
 
¡Sin otra razón profirió rudos escarnios; no deseo escucharle recitar nuevas ofensas, Silvio!
 
 
Sus ojeras respresentan pura represión. En nuestro dormitorio estamos reprimidos, negreados o sometidos. --------- La oración contiene faltas de ortografí­a.
 
 
Oírte cantar tan agudo volverá a sorprendernos.
 
 
En mis olvidadas canciones incorporé otras notas, aumentando dos octavas.
 
 
Olvida burdos sucesos en románticas veladas, alguien reaccionará terriblemente emocionado.
 
 
Sos otro pendejo oportunista, relamido. Tenés ansia nocturna, deseás oscuridad. Lamento observarte.
 
 
El sabio conoce obviamente nuestro dolor, el rudo está más ocupado soportándolo.
 
 
Si Andreita busca el reloj, lo esconderemos.
 
 
Inocentes neonatos odian crecer en nuestras tierras. Estremece saberlo.
 
 
Ayer horneamos inocentes.
 
domingo, mayo 06, 2007
 
Estuve ahí.
 
 
Otro sabor tiene el néctar, sin igual buqué. Le exijo me escancie nutridos tazones, ¡ea!
 
 
Olvidado por tanto inservible, menospreciado incluso sigue mejorando ostensiblemente.
 
 
Espero su participación en cuatro torneos abiertos. Cinco, un loco optimismo.
 
 
Esa xilografía contiene estampas sureñas: inundados valles, áridas mesetas, elevaciones níveas. ¡Tremendo espectáculo!
 
 
Resolvimos algo: pedir instrumental de antaño, mientras el nuevo tarde excesivamente.
 
 
Si encuentra nuestro armario desordenado, ordénelo rápidamente.
 
sábado, mayo 05, 2007
 
Aunque trabajes ratos adicionales, cenarás angustiado. Difícilmente obtendrás rentables estímulos, senador.
 
 
Es preferible iluminar la entrada principal, suelen irrumpir atracadores.
 
 
Saben amar los varones españoles nacidos sin epilepsia.
 
 
Resistan amigos. Ya oyeron. Sálvense.
 
 
Este vacío oscurecería cándidos amaneceres. Debería ocultar rayos.
 
 
Sin afán reprobatorio consiente, amiga, su tono indulgente; concédele al menos el noble talento evocador.
 
 
Solemos ufanarnos frecuentemente, reales imberbes reímos además sarcásticamente.
 
 
O saltas como un león o sufrirás.
 
 
Olvídalo, bésame impúdicamente, sólo pido ósculos.
 
viernes, mayo 04, 2007
 
Robamos el nuevo órgano, valorado altamente, del obispo.
 
La última palabra del último post sirve de acrónimo para la frase del siguiente.
Debido a los cambios que está implementando Blogger, debes teclear /ncr al final de la dirección del dominio que tu navegador te muestre. Es decir, si en la barra de dirección de tu navegador muestra "http://acronimos.blogspot.com.ar", deberás teclear "http://acronimos.blogspot.com.ar/ncr".

Puntaje a partir del 1° de enero de 2008

Cabeto Administrador +1181
LaTurca +1054
Marthita +874
Ala +782
Emmanuel +618
Adriana +266
Gloria +168
Algo para recordar +136
Eli +122
Susy +089
Rubén +083
Diego +079
Sigilosa +053
Cecilia +029
TT +027
Francisco +012
Javier +011
Alabama Worley +010
Vylia +010
Dante Co-administrador +003
Juan +003
La Co +001
Nashira +001
Yue +001
Valeriana -002

PUNTAJE HISTÓRICO

Cabeto Administrador +2356
Emmanuel +1893
LaTurca +1736
Ala +1268
Marthita +1107
Adriana +335
Olavia Kite Fundadora y administradora +300
Diego +124
Dante Co-administrador +073
Vylia +072
La Co +039



Último recuento hecho el dos de abril de 2012 con el acrónimo de LaTurca terminado en 'acrónimo'.


- CAJA DE RESONANCIA -



¿QUÉ ES?

acrónimo.
(Del gr. ̚κρος, extremo, y -ónimo).
1. m. Tipo de sigla que se pronuncia como una palabra; p. ej., o(bjeto) v(olante) n(o) i(dentificado).
2. m. Vocablo formado por la unión de elementos de dos o más palabras, constituido por el principio de la primera y el final de la última, p. ej., ofi(cina infor)mática, o, frecuentemente, por otras combinaciones, p. ej., so(und) n(avigation) a(nd) r(anging), Ban(co) es(pañol) (de) (cr?di)to.
Real Academia Española © Todos los derechos reservados


Acrónimos empezó como un divertido juego de palabras en inglés que pronto fue adaptado al portugués, y ahora, al español. El objetivo es construir una frase a partir de las letras de la última palabra del post inmediatamente anterior. El carácter de la frase (serio, tonto, indecente) no importa. ¡Lo esencial es que la frase forme el acrónimo correctamente y tenga sentido! Cada frase correcta le otorga 1 punto al jugador.


JUEGA

¡Todos están invitados a jugar! Dejen un mensaje en la Caja de resonancia con su nombre, E-mail, la dirección de su página (en caso de tenerla) y su país de origen. El único requisito indispensable es tener una cuenta en Blogger. ¿Qué esperan? ¡Únanse y diviértanse!

Blogstop es el juego original. Acrônimo es el juego en portugués.


REGLAS
  1. Se otorgará un punto a una oración si ésta tiene sentido, buena ortografía y gramática, y si tiene como acrónimo la última palabra de la frase anterior.
  2. Se quitarán dos puntos a una oración que contenga faltas de ortografía o sintaxis.
  3. Se quitará un punto a una frase que parta de otra que contenga faltas gramaticales u ortográficas.
  4. Se quitará un punto a la frase que no tenga como acrónimo la última palabra de la frase anterior.
  5. Las oraciones deben ser completas, con sujeto y predicado. Los fragmentos serán tomados como faltas gramaticales.
  6. No se permite usar nombres propios, exceptuando el caso de nombres de jugadores de este blog, escritos tal como aparecen en la tabla de puntaje sí son permitidos.
  7. La última palabra de su frase no puede exceder los 20 caracteres, y debe ser puesta en negrita.
  8. Nuestra referencia máxima es, El Diccionario. La excepción a esta regla son los nombres propios aceptados (ver regla #6). Es decir, una palabra es válida ÚNICAMENTE si aparece en la lista de jugadores de Acrónimos o si aparece en el diccionario de la RAE, tanto en búsqueda directa o dentro de una definición.
  9. Un mismo participante no debe escribir dos frases seguidas; se parte siempre de la frase de alguien más.
  10. ¡Revisen bien sus frases antes de publicarlas! No quieren perder puntos, ¿o sí?
  11. Los posts no deben contener nada que no sean las frases del juego. La Caja de resonancia está abierta para cualquier otro tipo de conversación y avisos del administrador.
  12. Dado el caso de que dos o más personas escriban frases a partir de la misma palabra, sólo la primera en aparecer publicada será válida. Si varios minutos después aparece la otra oración, aunque ésta muestre una hora anterior, será inválidada, siempre que el hecho suceda cuando pueda ser válidado.
  13. Cuando un post no sea aceptado (si no cumple con alguno de los requisitos), el siguiente debe partir de la última frase correcta que se haya escrito.
  14. Para asegurar su permanencia en Acrónimos, los jugadores deberán hacer como mínimo un post cada tres meses. En caso de ser retirados del juego, pueden solicitar su reingreso con un comentario en la Caja de resonancia.
  15. NINGÚN jugador podrá borrar o modificar su oración publicada una vez que otro jugador haya publicado una nueva oración a partir de ésta.
  16. Cualquier discusión en torno al desarrollo del juego será moderada por el Administrador y resuelta por éste.

ARCHIVOS
agosto 2003 / septiembre 2003 / octubre 2003 / noviembre 2003 / diciembre 2003 / enero 2004 / febrero 2004 / marzo 2004 / abril 2004 / mayo 2004 / junio 2004 / julio 2004 / agosto 2004 / septiembre 2004 / octubre 2004 / noviembre 2004 / diciembre 2004 / enero 2005 / febrero 2005 / marzo 2005 / abril 2005 / mayo 2005 / junio 2005 / julio 2005 / agosto 2005 / septiembre 2005 / octubre 2005 / noviembre 2005 / diciembre 2005 / enero 2006 / febrero 2006 / marzo 2006 / abril 2006 / mayo 2006 / junio 2006 / julio 2006 / agosto 2006 / septiembre 2006 / octubre 2006 / noviembre 2006 / diciembre 2006 / enero 2007 / febrero 2007 / marzo 2007 / abril 2007 / mayo 2007 / junio 2007 / julio 2007 / agosto 2007 / septiembre 2007 / octubre 2007 / noviembre 2007 / diciembre 2007 / enero 2008 / febrero 2008 / marzo 2008 / abril 2008 / mayo 2008 / junio 2008 / julio 2008 / agosto 2008 / septiembre 2008 / octubre 2008 / noviembre 2008 / diciembre 2008 / enero 2009 / febrero 2009 / marzo 2009 / abril 2009 / mayo 2009 / junio 2009 / julio 2009 / agosto 2009 / septiembre 2009 / octubre 2009 / diciembre 2009 / enero 2010 / febrero 2010 / marzo 2010 / abril 2010 / mayo 2010 / junio 2010 / julio 2010 / agosto 2010 / septiembre 2010 / octubre 2010 / noviembre 2010 / diciembre 2010 / enero 2011 / febrero 2011 / marzo 2011 / abril 2011 / mayo 2011 / junio 2011 / julio 2011 / agosto 2011 / septiembre 2011 / octubre 2011 / noviembre 2011 / diciembre 2011 / enero 2012 / febrero 2012 / marzo 2012 / abril 2012 / mayo 2012 / junio 2012 / julio 2012 / agosto 2012 / septiembre 2012 / octubre 2012 / noviembre 2012 / diciembre 2012 / febrero 2013 / marzo 2013 / mayo 2013 / junio 2013 / julio 2013 /


Powered by Blogger