ACRÓNIMOS


martes, febrero 28, 2006
 
Sin ufanarse, no tendrán ustedes ocasos suntuosos, amaneceres sobresalientes.
 
 
¡Obtuve puro oro! Robé toda una noche. Invertí dinero, amén de estrategias suntuosas.
 
 
Sabios acrónimos balbuceas, ¡oh, raudo, estimadísimo enemigo! Míranos omitir sabiamente las oportunidades.
 
 
Debemos empezar, reúnanse rápidamente, iniciaremos bebiendo ajenjo. No debemos olvidar libarlo oportunamente ¡Saboreémoslo!
 
 
¡Derriben el bergantín, idiotas! ¡Las inmundas deidades acabarán derribándolos!
 
 
Esos locos enajenados continuaron torturando rumanos insurrectos. Creían instaurar dureza, acusaban debilidad.
 
 
Donde otrora la oscura rosa obnubilaba, surgieron armoniosos sauces.

REGLA 3: La frase anterior tiene errores.
 
lunes, febrero 27, 2006
 
El le evocaba cada trazo, rompiendo ideas. Creía iluminar dudas antes dolorosas.

Regla 2: La oración tiene faltas de ortografía.
 
 
Entonces no es raro verlo apagado; no tiene electricidad.
 
 
Eres promesa incumplida, camarada. Asiduo mentiroso, eres notablemente terrible, enervante.
 
 
Siete aves levantaron vuelo alejándose juntas, épicamente.
 
 
Salame, otario, bobo; ahora reina la oscuridad salvaje.
 
 
El xilofonista tocó ranas, arácnidos, ñandúes. Ansiaba sobarlos.
 
 
Somos ilógicos. Nuestros inútiles esfuerzos son terriblemente rastreros. Acabamos mostrándonos espantosos, necios. ¿Te extrañas?
 
domingo, febrero 26, 2006
 
Espero suscitar problemas estoicos, recrear algunos nuevos zafarranchos, arremeter siniestramente.
 
sábado, febrero 25, 2006
 
—Sólo incendiaremos los edificios nuevos —comenté. Ingresamos orondos, silenciosos. Algunos miedosos escaparon; nadie tenía esperanzas.
 
 
El día inició calmo, todos orábamos silenciosamente.
 
 
Solucionemos algunas querellas, unámonos, establezcamos edictos.
 
 
Otrora busqué joyas escondidas. Tuve ideas valientes. Otrora saqueé.
 
 
Originalmente ricos dinamarqueses estudiaban nuestras actitudes. Dinamarqueses objetivos.
 
 
Antes se estilaba salir inmaculado, nunca arrugado; todo ordenado.
 
 
Entonces nuevamente sufriré estertores; gritaré: ¡un intento de asesinato!
 
 
Alabama, si eso significa infligir, no armes ruido. Morirás enseguida.
 
 
Algunos soldados tomaron unas carabinas; intentaron asesinarme.
 
 
Siendo estúpido, "X" obtuvo premios arrogantes. Tenía astucia.
 
 
Soy una cochina, intensamente obsesiva, sexópata.
 
 
Saboreé otros besos. Eran recios, brutos, insípidos, asquerosos, sucios.
 
 
Seleccioné unos pollos excelentes. Rehogué, freí; lavé unas ostras soberbias.
 
 
Si acaso niegas dudas, acabarás liando inútiles armatostes superfluos.
 
viernes, febrero 24, 2006
 
En Rusia entrenan corredores caminata, intentando opacar nadadores en sandalias.
 
 
Sólo espero nunca temer impúdicas manipulaciones eróticas, nunca temer amantes libidinosas, me enferma no tener erecciones.
 
 
Niegas en ocasiones lo innegable, bastándote esa ridícula acepción logras evadirme sentimentalmente.
 
 
Sobornando influyentes tenientes urdí acabar con insulsos orates neoliberales.
 
 
Siempre aviso donde orino, mas alguien siempre osa quedarse. Urdiré, investigaré sobre tan asquerosa situación.
 
 
Suma a la vida algunos juegos apasionantes, de aventuras sadomasoquistas...
 
jueves, febrero 23, 2006
 
Sin avisar lanzas vida; a jalones acabas, destruyes, aniquilas... silencias.

Regla 2: La oración tiene faltas de ortografía.
 
 
Soy altamente lela, volada; aunque jetona, entiendo salvajadas.
 
 
Recurramos a sapos poderosos o nos atacarán zancudos originalmente salvajes.
 
 
Siendo un simple ungüento regeneró rápidamente aquellos rasponazos.
 
 
El niño era muy introvertido. Su tía ardía de escucharlo susurrar.
 
 
El secreto provocó enormes rencores, agresivas respuestas, enemistades.
 
 
Soy un buitre yéndose, una gárgola anodina. No dejaré otras luchas, ¡esperaré!
 
 
Sólo Alabama doblega o manipula a sus oponentes. Quizá una igualmente sediciosa tropa, arremeta subyugándole.
 
 
Oí bastantes jadeos, estaban cogiendo incesantemente. Oí nalgadas… Eran sadomasoquistas.
 
 
Solamente asistieron nueve, tenían objeciones.
 
 
Estoy noviando noblemente. ¿Oíste, bellaco lameculos? Este corazón es santo.
 
 
En noches nebulosas, Orlando barría los escombros con elegante sobriedad.

REGLA 5: Sólo son permitidos nombres de jugadores tal como aparecen en la tabla de puntaje.
 
 
¡Oh, yugo endemoniado! ¡Me ennobleces!
 
miércoles, febrero 22, 2006
 
Oraré de inmediato. ¡Óyeme!
 
 
Entiendo, necesitabas robarme aquella ilusión, zarpaste anidando desmedido odio.
 
 
Soy otro sin patria. Estoy corriendo hacia otros sistemas anárquicos. Mientras exista, no terminaré enraizado.
 
 
Dijiste estupideces sin pensarlas en demasía. Inmediatamente después actuaste sospechosamente.
 
 
Salgo odiando la empresa, deseando ahorrarme despedidas.
 
 
Recuerdo el cruel ultimátum; el río despidiéndonos, aparentando soledad.
 
 
Remabas embelesado. Veíamos esos nenúfares. ¡Tanto amor! ¿Recuerdas?
 
martes, febrero 21, 2006
 
Es menester permanecer en zapatos a reventar...
 
 
El sostén cayó, ahora puedo empezar.
 
 
Soy un boludo irremediable, terminante. A mis enamoradas: ¡no tendrán escape!
 
 
Si el xenón operara por arterias, terminarías asfixiándote súbitamente.
 
 
Se angustió. Nadie gemía, reprimían orgasmos. No eran sexópatas.
 
 
Sus ofensas demeritan o mancillan indiscriminadamente. Zonzamente agrede diciendo oprobios sangrones.
 
 
La ansiada última raza es aquella de alemanes sodomizados.
 
 
¡Sensual es! Nunca saboreé ubres así laureadas.
 
 
Oye, TT, resultas amenazadoramente sensual.
 
 
Otros bellos veleidosos, ingratos, estuvieron derribando algunas deidades.

REGLA 1: La oración no tiene como acrónimo la última palabra de la frase anterior.
 
 
Dijimos incoherencias obvias. No imaginamos, seguramente, otras.
 
 
¡Oh, buen vino! ¡Inmiscúyenos en ditirambos, amado Dioniso!
 
 
Orfeo robó grandes armas sin mucha obviedad.
 
lunes, febrero 20, 2006
 
Seguiré estimulándote, cogiéndote rico… Esperaré tu orgasmo.
 
 
Aquel mesón esplendoroso mantuvo oculto nuestro oscuro secreto.
 
 
Ahora puedo amarte siempre, Innombrable. ¿O no? ¡Amémonos!
 
 
Aún hoy odio remendar agujeros.

REGLA 3: La frase anterior tiene errores.
 
 
Agradezco profundamente aquél sentimiento; intuyo otras necesidades ahora.

Regla 2: La oración tiene faltas de ortografía.
 
 
Es sencillo, TT, imaginarte me apasiona.
 
 
A mi amigo responsable tengo estima.
 
 
Odio no amarte.
 
 
Otros salames cantaban una ranchera ona.
 
 
Otro día imbécil, oscuro.
 
 
Sólo olvidé la última cena. Instintivamente, osé no andar navegando de odio.
 
 
¡Antes, nada! ¡Ahora lo estás solucionando!
 
 
El xenón calma irritantes torceduras anales.
 
sábado, febrero 18, 2006
 
Su aspecto lujurioso, vil, amenazante, me excita.
 
 
¡Oh! ¡Dios inmaculado! Oso solicitarte opulencia; sálvame.
 
 
Sos alegre, bonachón, risueño. Otros son odiosos.
 
 
Orgullosamente robó geranios ajenos. Sus malvas olían sabroso.
 
 
Ojo, bonitas intrépidas saben perpetuar orgasmos.
 
 
Oímos rezar; esperamos galantemente a nuestro obispo.
 
 
Al pescado lavado agrégale condimentos aromáticos, después, orégano.
 
 
Siento un cosquilleo, un muy buen instinto reprimido, aplacado.
 
 
Si ioPasita no vende esos roñosos garbanzos untados en natilla zarandada, alguien sucumbirá.
 
 
Siempre intento matar unos loros. Todavía algunos no expiran. ¡Odiosos sinvergüenzas!
 
 
Ahora puedo reír escandalosamente mientras imagino orgasmos simultáneos.
 
 
Ese solapado presidente argentino ñoño obstaculizó los apremios.
 
viernes, febrero 17, 2006
 
Dame una enorme lenteja española.
 
 
Obsequié buenas sandalias, cien enemas. Ningún idiota dijo algo; duele.
 
 
Empecé nerviosamente, terminé intentando entender nuestra desesperada obscenidad.
 
 
Sos especial, no tenés intenciones sádicas. Te entiendo.
 
 
Osé besar justo en tu entrepierna. ¿Sentiste?
 
 
Le insinué: toma un arma, no objetes.
 
 
Es xenófobo irremediable. Siente tanto enojo necio cuando imagina algún lituano.
 
 
Seremos únicos, podremos usar el silencio, tolerar angustias, morir en nuestra tiniebla existencial.
 
 
Sí, usa sus propios inventos cuando anochece. Científico es, supuestamente.
 
 
Estamos xerografiando. Hemos incluido bastantes anuncios suspicaces.
 
 
Si usas (suspicazmente) tacos altos, no creas imaginar algunas lascivas miradas. Escucha, no te exhibas.
 
 
Su olvido logró obcecarme sustancialmente.
 
 
En septiembre podremos encontrarnos. Cantaremos, tocaremos arpas. Cada uno llevará algunos regalos. Estaremos solos.
 
 
Sólo opero los occipucios.

REGLA 3: La frase anterior tiene errores.
 
 
Es simple Phantom, escribes cuidadosamente tus acrónimos cada un lustro. Así ríe el solo.

Regla 2: La oración tiene faltas de ortografía.
 
 
El xilofonista quiso urdir inquisitivas situaciones intentando tontamente amenazarnos, mientras escuchábamos novedosas tonadas espectaculares.
 
 
Siento obrar cínica, ácidamente. Raramente río. Otras, no amo. Miento en nuestras tertulias exquisitamente.
 
 
Obtuve buenos jaleos en tus asiduas reuniones amenizadas socarronamente.
 
 
Amor, si imaginas nuestro cálido romance otoñal no objetarás.
 
 
Resoplaba el toro orondo, berreaba a destiempo, asíncrono.
 
 
Aquella yegua está retobada.
 
 
Él no omitió jactarse ayer.
 
 
Sus amantes no tienen importancia. Finge interés cuando ama; realmente me enoja.
 
 
Antes luchaba a cuerpo. Rendida acababa. Nunca esperé santificarme.
 
jueves, febrero 16, 2006
 
No. Una noche comió alacranes.
 
 
Su unicornio comía unos muy buenos insectos. Arácnidos, nunca.
 
 
Raudos acrónimos resplandecían o sucumbían.
 
 
Alabama, Cabeto, ¡a buscar acrónimos raros!
 
 
Él lame inmensas mamas; independientemente, no acaba. Realmente intenta acabar.
 
 
Otro buitre está demorando esta conquista. Es raro, lo eliminaría.
 
 
Estoy sofocado como ustedes, pero intentemos trabajar. Ayer juramos obedecerle.
 
 
Escupirte no es realmente grato. Imagina cuando arrojo moco. ¿Es necesario tanto escupitajo?
 
 
Siempre intento estremecerte tocándote enérgicamente.
 
 
Eran geranios olorosos. Los adquirí tramposamente, robando. Adquirí siete.
 
 
Siempre Iraq es machacado por represores ególatras.
 
 
Este suertudo francés usa esos rojos zapatos ostentosos siempre.
 
 
Sentémonos o la ansiedad menguará enormemente nuestros tremendos esfuerzos.
 
 
Su amante no tiene imaginación, finge, imita. ¿Quiere una excelente mujer? ¡Olvídela! No odie solamente.
 
 
Satán anda tentando a nuestras inmaculadas comunidades. ¡Alcémonos, santifiquémonos!
 
 
Seguramente otros chicos invocarán algunos lindos demonios escondidos. Mucha oscuridad crea recelo a tantas almas satánicas.
 
 
Si obro conscientemente, intimidaré a los embusteros socialdemócratas.
 
 
Ah, no creo en su terminante religión; abundan los entredichos sociales.
 
 
En México podemos armar pachangas aludiendo danzas ancestrales.
 
 
Sortearé este contratiempo. Resistiré el temor a mi embarcación navegando toda empapada.
 
 
Ortodoxos sacerdotes oraron secretamente.
 
 
Otrora devoraba incautos osos.
 
 
Ríe el cuervo, ultima esperanzas; ríe de odio.
 
 
¡En nuestra casa anterior no teníamos ocho sirvientes!

REGLA 1: La oración no tiene como acrónimo la última palabra de la frase anterior.
 
 
Al ganador, riquezas. Al derrotado, algún recuerdo
 
 
Soy obscena, bien ramera; intento agradar.
 
 
Ayer decidiste irte con Cabeto. Inconscientemente, ¿o no estabas sobria?
 
 
Esos xenófobos cogen indiscriminadamente, tienen adicciones.
 
 
Sí, una bonita lituana insatisfecha me excita.
 
 
Estoy podrida, intenté superarlo tomando oporto, líquido alcohólico sublime.
 
 
Esta semana pensaba escribirte románticas epístolas.
 
 
Solicité un caballo; increíblemente, alguien montó el negro. Tolerando, esperé.
 
 
¡Sos una cerda increíble! Actuás suciamente.
 
 
El necrófilo coronel alimentó nuevas tentaciones ofensivamente sucias.
 
 
¡Salven a los varones! ¡Aménnos! ¿Reiremos nosotros? ¿Olvidaré suicidarme?

REGLA 3: La frase anterior tiene errores.
 
miércoles, febrero 15, 2006
 
Éste nacimiento curará a nuestros tiempos. ¡Osa salvarnos!

Regla 2: La oración tiene faltas de ortografía.
 
 
Olvídalo Luzbeíta, viviste ilusionada. Devoró a sorbos tus encantos.
 
 
Extraño nuestras tertulias únicas. Siempre intenté acercarme, siempre me olvidaste.
 
 
Alma lozana, entrégate gustosa, recupera entusiasmo.
 
 
Se alejó lentamente, después regresó alegre.
 
 
Suele, amablemente, terminar indagando sus fechorías. En cuanto haya oscurecido, saldrá.
 
 
Inmediatamente noté mucha unidad, no olvidé desearles estar felices. Insistí con instaurar encuentros nacionales; todos estuvieron satisfechos.
 
 
¿Somos inmunodeficientes?
 
 
Es verdad, eres necio; también, opa, .
 
 
Sus últimas palabras lograron iniciar comentarios altisonantes, reiniciaron terroríficos eventos.
 
 
Anoche me acariciaste rudamente. Intentaste cogerme, obligarme neciamente a desvestirme. Osé suplicarte.
 
 
¡Siendo un cerdo, un mamón... bebes indulgentemente en rabos amariconados!
 
 
El xilófago comía en los sicomoros. ¡Ojalá sucumbiera!
 
martes, febrero 14, 2006
 
Son amigos lujuriosos, unos depravados excelsos.
 
 
Ayer mientras estabas nadando, aquella zorra apareció; no tuve elección, saludé.
 
 
Eso será cierto, amiga, pero ahora tengo otros remedios infalibes, amenazantes.
 
 
Si el xilógrafo usa alguna lustrosa madera, entonces no tendrás escapatoria.
 
 
Estoy queriendo una insaciable vagina, oscilar cogiendo, amar sexualmente.
 
 
Nunca antes comí insulsas ostras. Nadie, actualmente las macera en nata, te equivocas.
 
 
Solos alcanzamos la independencia ansiada nacionalmente.
 
lunes, febrero 13, 2006
 
Nunca olvide que un enano armado raramente lo observa.

REGLA 3: La frase anterior tiene errores.
 
 
Salí a luchar, insistentemente amanezaba noquearlo.

Regla 2: La oración tiene faltas de ortografía.
 
 
Recién empezabamos con la alabanza, mientras otros salían.
 
 
¡A la calle, obreros, bolcheviques, anarquistas!

REGLA 1: La oración no tiene como acrónimo la última palabra de la frase anterior.
 
 
Si ioPasita no genera amistades puede usar reclamos.
 
domingo, febrero 12, 2006
 
Suelen encontrarse nómades sin antenas, cuando inspeccionas ostras nadadoras en Singapur.
 
 
Si únicamente bebes de ese semen aguado recordarás, realmente, otros lejanos lugares, amantes dignos, otras sensaciones.
 
 
Simios incomprendidos. Ahora, muchos especímenes suelen estar subdesarrollados.
 
sábado, febrero 11, 2006
 
Son especies grandes, unidas, incluso diría... orangutanes siameses.
 
 
Aquella mujer odalisca no tiene otra necesidad: acariciar doce orangutanes seguidos.
 
 
Algunos locos (cuando oscurece), bailamos amontonados.
 
 
Alabama, ¿de verdad estuviste revisando su alcoba?
 
viernes, febrero 10, 2006
 
Odio sus temores. Ella no tolerará otra situación adversa.
 
 
¿El xilofonista? Cabeto, imagíname teniéndome atada, rea. Lujuriosamente ostentosa.
 
 
El xilofonista te alabó, sí, insistió ansioso. No debiste otearlo, menos excitarlo.
 
 
Observas, burdamente, sesiones espantosas sobre ideologías viles. A mí, evidentemente, no termina extasiándome.
 
 
Óyeme, para ti invento más inspirados sofismas, miento obsesivamente.
 
 
Añades con un entusiasmo sarcástico tu optimismo.
 
 
Encima no culeo, instintivamente me acuesto.
 
 
Se abrió bien, inspiró hondo, olfateó nerviosamente. Después acarició mi entrepierna. Nuevamente terminó encima.
 
 
Otro sonámbulo en zapatillas nos oscureció sabihondamente.
 
 
Seguimos adelante, teníamos ilusiones sin fundamento, esperábamos conocer hermosos oseznos.
 
 
Señoras, atención. Tengo ideales sobre fantasías eróticas. ¿Cuándo haremos orgias?

REGLA 6: La última palabra de la oración debe estar en negritas.

 
jueves, febrero 09, 2006
 
¡Oh, bella! No untaré bálsamos. Insistiré lamiendo anchas mamas, estremeciéndote.

REGLA 3: La frase anterior tiene errores.
 
 
Siempre acariabas tu ingrávido sexo. Fetichista erótico. Cabeto, huéleme. Obnubílame.

Regla 2: La oración tiene faltas de ortografía.
 
 
Ser esquelético no siempre ayuda. Como instintivamente o no estoy satisfecho.
 
 
¿Acaso creíste ignorarme? Antes generabas otras sensaciones.
 
 
Obtuve rudas lamentaciones aquí. ¡Nada de olvido! Tendré otros reproches, recordaré estos caprichos ufanos, alegaré demencia. Rememoraré antiguos días aciagos.
 
 
Orlando-torrecuadrada rezaba gustoso. Una leve, levísima oscuridad sobre orlando-torrecuadrada.
 
 
¿Estúpido? Soy tonto, un perfecto idiota demasiado orgulloso.
 
 
Esta semana te regalaré ese pájaro irisado. Te odiaré si acaso muere; eres naturalmente torpe, estúpido.
 
 
Olas libres vienen inconclusas, desgastando arenas rápidamente, súbitamente, estrepitosamente.
 
 
¡Sólo obré bien! Rememoré el hambre urgente, mundano. ¡A no olvidarse!
 
 
Ostensiblemente rabioso, disimulé este nuevo esfuerzo sobrehumano.
 
 
Sólo acataba nuestras órdenes.
 
 
Así como callar, ignorar opiniones no es sano.
 
 
Opinar puede inferir nocivas acciones.
 
 
¿Nadie opina?
 
 
Elegir libremente es cargar culpas, inconscientes o no.
 
 
Olvidaré nuestro empecinado rencor. Olvidaré su atrevimiento, mi egolatría. No tengo elección.
 
 
Si acudes con rapidez intentaré lastimarte. Entonces gritarás, insultarás onerosamente.
 
 
Señorita, usted cometió impunemente otro sacrilegio.
 
 
Sí, olfatea los orificios sucios.
 
 
-¡Salven a Barrabás! -añadió.
-¡No dejaré indignos judíos andando solos!
 
 
Apreciados compañeros, resistamos; o nos insultarán muchas otras sabandijas.
 
miércoles, febrero 08, 2006
 
Autocensurándonos, Cabeto está labrando grandes acrónimos.
 
 
Ayer comiste ensalada condimentada. Hoy, acelga.
 
 
Los azules nos ganaron. Un inmenso dolor acecha.
 
 
Siente ésta; no tienes idea, me encanta nocivamente tu argolla lánguida.
 
 
Sólo osamos lamerlas, untarlas con insulsas, olorosas nueces. ¿Es sentimental?
 
 
Obreros, progresistas, revolucionarios o bolcheviques, indistintamente, omiten soluciones.
 
 
Su ostentosa nariz suscitó oprobios.
 
 
Sólo algún necio tomaría identidades falsas intentando cambiar algo de otros. ¡Sonso!
 
 
Yo utilizo xilórganos teutones antiquísimos para ofrecer salmodias italianas comunes, incluyendo órganos nuevos especialmente santificados.
 
 
Si introduces nueve tornillos acerados con tacto, iniciarás caóticas actitudes sexuales.

REGLA 3: La frase anterior tiene errores.
 
 
Y un xilofonista tailandés aparentaba pensar obras sin importarle como incluiría oximorones negativos, elipsis sintácticas.

Regla 2: La oración tiene faltas de ortografía.
 
 
Sigo obstruyéndoles yuxtaposiciones.
 
 
Soy esa nada substancial, un apócrifo libre. ¡Eso soy!
 
 
Amo mi ombligo. Recuerdo increíbles ombligos sensuales.
 
martes, febrero 07, 2006
 
Siempre ando buscando amor; no amoríos.
 
 
Siempre a la mañana oteo nuestra extensa sabana.
 
 
El cocodrilo ultimará al tejón. Otros reptiles intentarán asesinar nutrias o salmones.
 
 
Ella tenía extraños requisitos. Nunca amparaba monjes excomulgados ni turistas ecuatorianos.
 
 
Organicemos pequeños encuentros relajantes; así reiremos eternamente.
 
 
Si otro noruego sudoroso acude con ardores rectales, lo operaré.
 
 
Si el nigromante tomara estupefacientes, nadie conseguiría interrogarlo a diario o sonsacarlo.
 
 
Obligado reinicio las averiguaciones de aquellos sentenciados.
 
 
Sé usar cada una muy bien; incluso esas nuevas, debidamente orladas.
 
 
Sigo equivocándome. No supe, amigos, cómo incluir oraciones novedosas. ¡Estoy sucumbiendo!
 
lunes, febrero 06, 2006
 
¡Silencio, imbécil mesías! Para anoticiarte, te irás al subsuelo.

REGLA 3: La frase anterior tiene errores.
 
 
Soy ese nocivo sujeto al cuál intentas olvidar. No espero simpatías.

Regla 2: La oración tiene faltas de ortografía.
 
domingo, febrero 05, 2006
 
Si empiezas nuevamente te ataré; desayunaré oyéndote.

REGLA 1: La oración no tiene como acrónimo la última palabra de la frase anterior.
 
 
El xenón trajo alucinaciones. Sentimos intensas sensaciones.
 
 
Se ocultó. No sabía afrontar mi enojo. Neciamente temió enfrentarme.

REGLA 3: La frase anterior tiene errores.
 
 
El xenófobo tonto agredió sin inteligencia, sonsamente.

Regla 2: La oración tiene faltas de ortografía.
 
 
Su ocote lampiño acarició mi entrepierna. No tuve éxtasis.
 
 
Salívame exclusivamente, no salives a cualquiera. ¡Infiel! Osaste no escupirme solamente.
 
 
Recordé aquellos días interminables. Ahora no tengo esas sensaciones.
 
 
Otros lienzos ondean radiantes.
 
 
Serví unos camarones, unas legumbres europeas. Nada tenía olor.
 
 
Introduje nueve dedos inmundos (gentilmente) en nuestro almuerzo suculento.
 
 
Soy opa. Realmente pretendo romper esos novedosos discos indígenas.
 
 
Aprendí lentamente. Entendí recriminaciones tontas. Así sorprendí.
 
 
Observamos las aves volar incansablemente, alertas.
 
 
Oí rabiosos gritos al naufragar. Intenté zambullirme atrás de Olavia.
 
 
Su ejército regular está nuevamente organizado.
 
 
El xilofonista perdió el reloj. Inmediatamente, el nuevo comisario interrogó al sereno.
 
 
Retornando en ferrocarril, un guía inglés amenizó relatando sus experiencias.
 
 
Sobre un campanario, un moribundo búho intentaba refugiarse.
 
 
El sapo pereció lentamente entre nenúfares. Dejó innumerables deudos al sucumbir.
 
 
Altas murallas atesoran riquezas milenarias, espléndidas.
 
 
Sólo una francesa regordeta intentó amarme.
 
 
Su oftalmólogo le dio anteojos demasiado oscuros. Sufría.
 
sábado, febrero 04, 2006
 
Sólo en noviembre salgo a caminar, intentando obedecer nuevamente a los enormes soldados.
 
 
Sin oro reluciente perderemos repentinamente estos navíos. Demos embarcaciones nuevas, todas están sensacionales.
 
 
Oye, busca sin curiosidad; encontrarás nuevos objetos sorprendentes.
 
 
Zorreando obtendré regios regalos obscenos.
 
 
Seis osos lastimaron al zorro.
 
 
Otro viaje interminable. Nadie ofrecía solaz.
 
 
Ofrezco regios ovinos.
 
 
Si el nuevo teniente encuentra nuestro contrabando, intentaremos apaciguarlo dándole oro.
 
 
Su ejército no sabe utilizar armas letales. Está sentenciado.
 
 
Anhelo crear hechizos amorosos; rozar ocasionales labios ardientes dando ósculos sensuales.
 
 
En sus profundos enajenamientos regalaba algunos negros zapatos acharolados.
 
viernes, febrero 03, 2006
 
Operaron con urgencia. La tailandesa apenas tenía esperanza.
 
 
Si un elefante llega, ocúltate.
 
 
Su único espejo cayó al suelo.
 
 
Oscuros señores trajeron regias armas suecas.
 
 
Seis osos lamían ostras.
 
 
Su anfitrión lo observaba. Nunca estaba solo.
 
 
Ocuparé los antiguos salones.
 
 
Su obsoleto barco recorría el temible océano domando olas.
 
 
Otro robot inteligente ennoblece nuestra tecnología electrónica.

REGLA 3: La frase anterior tiene errores.
 
 
Su ocupación básica reside en traer objetos de oriente.

Regla 2: La oración tiene faltas de ortografía.
 
 
El río estaba caliente, calcinante. Igualmente, obesos nadaban en sobretodo.
 
jueves, febrero 02, 2006
 
Sí, algunos días insoportables comienzo a manosear extrañas niñas; tengo erecciones.
 
 
Al pobre oso silencioso, el novel trampero oprime sádicamente.
 
 
Algunos lacayos abandonaron, bajo amenaza, mis aposentos.
 
 
Ayer gané un arduo rally. ¡Dame amorosos besos, Alabama!
 
 
Su alma bondadosa intuyó disturbios. Una riña interminable aguardaba.
 
 
Nunca el gentil renacuajo ostentó sabiduría.
 
 
Su amigo le mostró ofidios negros.
 
 
El letal lobo anhela salmón.
 
 
Realmente encuentro muy opulento lo que usan ellas.
 
 
Ofidios pendencieros invadieron nuestro antiguo remolque.
 
 
Si un policía ucraniano reprime amablemente, no debemos opinar.
 
 
El recto estaba contraído, constipado, incluso olvidado. No estaba supurando.
 
 
Ella silbaba. Fornicaba últimamente mucho. A ratos, tenía erecciones.
 
 
O deberías irte, ahogarte, reventar, también esfumarte.
 
 
Eres sumamente tonta, una perfecta imbécil. Debería odiarte.
 
 
Siempre entrenaba (nadando) su último atleta. Lamentablemente, mucha energía no tenía. ¡Estúpido!
 
 
Esa señorita cadenciosa armonizó notablemente dos antiguas loas. Indicó cómo ejecutarlas sensualmente.
 
 
Si un bicho intenta trepar a mi ensalada, no te escandalices.
 
 
¡A la mierda! Otro rápido, renegado acrónimo nos alarmó súbitamente.
 
 
Olavia recordó que una escultura silente tenía almorranas.
 
miércoles, febrero 01, 2006
 
Solíamos únicamente escuchar la orquesta.
 
 
Suelo encontrar ñandúes observando reiteradamente el suelo.
 
La última palabra del último post sirve de acrónimo para la frase del siguiente.
Debido a los cambios que está implementando Blogger, debes teclear /ncr al final de la dirección del dominio que tu navegador te muestre. Es decir, si en la barra de dirección de tu navegador muestra "http://acronimos.blogspot.com.ar", deberás teclear "http://acronimos.blogspot.com.ar/ncr".

Puntaje a partir del 1° de enero de 2008

Cabeto Administrador +1181
LaTurca +1054
Marthita +874
Ala +782
Emmanuel +618
Adriana +266
Gloria +168
Algo para recordar +136
Eli +122
Susy +089
Rubén +083
Diego +079
Sigilosa +053
Cecilia +029
TT +027
Francisco +012
Javier +011
Alabama Worley +010
Vylia +010
Dante Co-administrador +003
Juan +003
La Co +001
Nashira +001
Yue +001
Valeriana -002

PUNTAJE HISTÓRICO

Cabeto Administrador +2356
Emmanuel +1893
LaTurca +1736
Ala +1268
Marthita +1107
Adriana +335
Olavia Kite Fundadora y administradora +300
Diego +124
Dante Co-administrador +073
Vylia +072
La Co +039



Último recuento hecho el dos de abril de 2012 con el acrónimo de LaTurca terminado en 'acrónimo'.


- CAJA DE RESONANCIA -



¿QUÉ ES?

acrónimo.
(Del gr. ̚κρος, extremo, y -ónimo).
1. m. Tipo de sigla que se pronuncia como una palabra; p. ej., o(bjeto) v(olante) n(o) i(dentificado).
2. m. Vocablo formado por la unión de elementos de dos o más palabras, constituido por el principio de la primera y el final de la última, p. ej., ofi(cina infor)mática, o, frecuentemente, por otras combinaciones, p. ej., so(und) n(avigation) a(nd) r(anging), Ban(co) es(pañol) (de) (cr?di)to.
Real Academia Española © Todos los derechos reservados


Acrónimos empezó como un divertido juego de palabras en inglés que pronto fue adaptado al portugués, y ahora, al español. El objetivo es construir una frase a partir de las letras de la última palabra del post inmediatamente anterior. El carácter de la frase (serio, tonto, indecente) no importa. ¡Lo esencial es que la frase forme el acrónimo correctamente y tenga sentido! Cada frase correcta le otorga 1 punto al jugador.


JUEGA

¡Todos están invitados a jugar! Dejen un mensaje en la Caja de resonancia con su nombre, E-mail, la dirección de su página (en caso de tenerla) y su país de origen. El único requisito indispensable es tener una cuenta en Blogger. ¿Qué esperan? ¡Únanse y diviértanse!

Blogstop es el juego original. Acrônimo es el juego en portugués.


REGLAS
  1. Se otorgará un punto a una oración si ésta tiene sentido, buena ortografía y gramática, y si tiene como acrónimo la última palabra de la frase anterior.
  2. Se quitarán dos puntos a una oración que contenga faltas de ortografía o sintaxis.
  3. Se quitará un punto a una frase que parta de otra que contenga faltas gramaticales u ortográficas.
  4. Se quitará un punto a la frase que no tenga como acrónimo la última palabra de la frase anterior.
  5. Las oraciones deben ser completas, con sujeto y predicado. Los fragmentos serán tomados como faltas gramaticales.
  6. No se permite usar nombres propios, exceptuando el caso de nombres de jugadores de este blog, escritos tal como aparecen en la tabla de puntaje sí son permitidos.
  7. La última palabra de su frase no puede exceder los 20 caracteres, y debe ser puesta en negrita.
  8. Nuestra referencia máxima es, El Diccionario. La excepción a esta regla son los nombres propios aceptados (ver regla #6). Es decir, una palabra es válida ÚNICAMENTE si aparece en la lista de jugadores de Acrónimos o si aparece en el diccionario de la RAE, tanto en búsqueda directa o dentro de una definición.
  9. Un mismo participante no debe escribir dos frases seguidas; se parte siempre de la frase de alguien más.
  10. ¡Revisen bien sus frases antes de publicarlas! No quieren perder puntos, ¿o sí?
  11. Los posts no deben contener nada que no sean las frases del juego. La Caja de resonancia está abierta para cualquier otro tipo de conversación y avisos del administrador.
  12. Dado el caso de que dos o más personas escriban frases a partir de la misma palabra, sólo la primera en aparecer publicada será válida. Si varios minutos después aparece la otra oración, aunque ésta muestre una hora anterior, será inválidada, siempre que el hecho suceda cuando pueda ser válidado.
  13. Cuando un post no sea aceptado (si no cumple con alguno de los requisitos), el siguiente debe partir de la última frase correcta que se haya escrito.
  14. Para asegurar su permanencia en Acrónimos, los jugadores deberán hacer como mínimo un post cada tres meses. En caso de ser retirados del juego, pueden solicitar su reingreso con un comentario en la Caja de resonancia.
  15. NINGÚN jugador podrá borrar o modificar su oración publicada una vez que otro jugador haya publicado una nueva oración a partir de ésta.
  16. Cualquier discusión en torno al desarrollo del juego será moderada por el Administrador y resuelta por éste.

ARCHIVOS
agosto 2003 / septiembre 2003 / octubre 2003 / noviembre 2003 / diciembre 2003 / enero 2004 / febrero 2004 / marzo 2004 / abril 2004 / mayo 2004 / junio 2004 / julio 2004 / agosto 2004 / septiembre 2004 / octubre 2004 / noviembre 2004 / diciembre 2004 / enero 2005 / febrero 2005 / marzo 2005 / abril 2005 / mayo 2005 / junio 2005 / julio 2005 / agosto 2005 / septiembre 2005 / octubre 2005 / noviembre 2005 / diciembre 2005 / enero 2006 / febrero 2006 / marzo 2006 / abril 2006 / mayo 2006 / junio 2006 / julio 2006 / agosto 2006 / septiembre 2006 / octubre 2006 / noviembre 2006 / diciembre 2006 / enero 2007 / febrero 2007 / marzo 2007 / abril 2007 / mayo 2007 / junio 2007 / julio 2007 / agosto 2007 / septiembre 2007 / octubre 2007 / noviembre 2007 / diciembre 2007 / enero 2008 / febrero 2008 / marzo 2008 / abril 2008 / mayo 2008 / junio 2008 / julio 2008 / agosto 2008 / septiembre 2008 / octubre 2008 / noviembre 2008 / diciembre 2008 / enero 2009 / febrero 2009 / marzo 2009 / abril 2009 / mayo 2009 / junio 2009 / julio 2009 / agosto 2009 / septiembre 2009 / octubre 2009 / diciembre 2009 / enero 2010 / febrero 2010 / marzo 2010 / abril 2010 / mayo 2010 / junio 2010 / julio 2010 / agosto 2010 / septiembre 2010 / octubre 2010 / noviembre 2010 / diciembre 2010 / enero 2011 / febrero 2011 / marzo 2011 / abril 2011 / mayo 2011 / junio 2011 / julio 2011 / agosto 2011 / septiembre 2011 / octubre 2011 / noviembre 2011 / diciembre 2011 / enero 2012 / febrero 2012 / marzo 2012 / abril 2012 / mayo 2012 / junio 2012 / julio 2012 / agosto 2012 / septiembre 2012 / octubre 2012 / noviembre 2012 / diciembre 2012 / febrero 2013 / marzo 2013 / mayo 2013 / junio 2013 / julio 2013 / mayo 2015 / octubre 2015 /


Powered by Blogger