ACRÓNIMOS


viernes, noviembre 30, 2007
 
Entréguele mil monedas a nuestro último espía lituano.
 
 
Seguiré intentando enamorarte; me parece romántico, Emmanuel...
 
 
Son unos pobres estúpidos; requieren permanentemente un especial servicio técnico. Acudimos siempre.
 
 
Ahora usaré las almohadas superpuestas.
 
 
Ahora, con objetivos simples, admirables, nuestro director organizó las aulas.
 
 
Se escuchan sugerencias... Usted debió avisarnos, Marthita, escuchamos necedades, tantas estupideces... -------- La oración anterior contiene errores.
 
 
Su impresionante teniente ubicó al comando imperialista. Once navíos emplazó sesudamente. -------- La oración no tiene como acrónimo la última palabra de la frase anterior.
 
 
Otros le alcanzaron vino, insistieron acosándola.
 
 
"¡Se orinaron!": bromeaba, realmente incómoda, Olavia.
 
 
Si alguno bebe intentando arruinarse, morirá ebrio. Nunca tomen exageradamente. -------- La oración anterior contiene errores.
 
 
Señores, esta nueva situación originará recelo, incomodidad. Armemos los equipos sabiamente. -------- La oración no tiene como acrónimo la última palabra de la frase anterior.
 
 
Si esas nalgas son obesas, renunciaré inmediatamente a lamerlas estando sobrio.
 
 
Si íntimamente tuviera usted acuerdos conmigo intentaríamos originar nuevas experiencias sensoriales.
 
 
Ayer me informaron, general, otras situaciones.
 
 
Organicemos bien esta salida, amigos.
 
 
Restriégate aquí, ramera obesa.
 
 
Recibí un mensaje insólito, algo raro.
 
jueves, noviembre 29, 2007
 
Recé usando mí intacto, antiguo rosario.
 
 
Sus ojos (bellos, refulgentes) están viendo increíbles vacas indias rumiar.
 
 
Seamos optimistas: brindemos, riamos, evoquemos vivencias interesantes, vivencias intensas.¡Reflexiona!
 
 
Sólo entonces nadé tranquilo esperando navíos, con indiferencia a sobrevivir.
 
 
Atenderemos su caso, Emmanuel. No sólo oiremos resoluciones: esperaremos sentencias.
 
 
Olavia: ¿puedes utilizar la escalera?, no consigo instalar ascensores.
 
 
Observen, fieles: ese novato deísta irradia opulencia.
 
 
Aquel ñoño ordinario se ofendió.
 
 
Elemental: nunca garabatees aquel ñandubay alto, bello, añoso.
 
 
Según informó Nat, Cabeto, ese romance acabó mal: ella, naturalmente, te engañaba.
 
 
Siendo uno, sólo uno, resulta reconfortante oírlo sinceramente.
 
 
Oye, yo estaba lejos; oí susurros...
 
 
¿No oyes? Tengo espasmos, Latinlosers, óyelos.
 
 
Sus acrónimos (tan intensos, siempre fálicos) acaban con cualquier ilusión onírica. ¡Nótelo!
 
 
¡Es sensacional! Cuando requieras usar penes, úsalos lujuriosamente, obtendrás satisfacción.
 
miércoles, noviembre 28, 2007
 
Son algunos buenos individuos, aunque necios. -------- La oración anterior contiene errores.
 
 
Es casi ridículo usar papel uruguayo. Los orientales sabían. -------- La oración no tiene como acrónimo la última palabra de la frase anterior.
 
 
Sandalias (azules, nuevas); guantes (únicamente izquierdo, negro)... así, ridículo, ingresó al mausoleo Emmanuel. ¡No tiene escrúpulos!
 
 
¡Ojo, bella, se escapan ratas venenosas! Asesínalas sanguinariamente.
 
 
¿Siempre usas impermeable, Cabeto? imagino días algo nublados, días oscuros, solamente esos... -------- La oración anterior contiene errores.
 
 
Oye bribón, si ese ridículo viviera, acabaría suicidándose. --------- La oración tiene faltas de ortografía.
 
 
Si osas sospechar, ¿primero encuentras casos, hechos?, ¿o simplemente observas?
 
 
Sombrero, ambo negro, guantes... resulta algo sospechoso.
 
 
Al caer encontrarás pétalos tirados; agáchaterecógelos inmediatamente. Antes mírateOlavia, ¿sangras?
 
 
Si algún bonachón ahora nos diera infinitos juguetes, aceptaríamos.
 
 
Simplemente oirán balbuceos; recuerden entonces volver. Identifiquen vivamente al sabandija.
 
 
-Sin indicaciones -le espeté-, nunca conseguirás inaugurar otro salón; aunque sobrevivas.
 
 
Ahora los guerreros usan nuevas armas silenciosas.
 
 
Estudié soberbias teorías utópicas, pienso inmortalizarme defendiendo algunas.
 
 
Andy, la camisa azul no combina; ¡estúpida!
 
 
Si esperamos mucho, acaso nos alcance...
 
 
Ahora resulta difícil; intentaré mejor otra semana.
 
 
Algunos yacíamos ululando, después ardimos.
 
 
Otra larga audición veía interrumpida. ¡Ayuda!
 
 
Intenté, nuevamente, terminar esa noche; también acabó llorando, Olavia.
 
 
Sólo inténtalo.
 
 
Nunca estuve ciego. Esos días anduve distraído, eso sí.
 
 
Olvidemos la verdad. Intentemos divertirnos, amigos. Reestructuremos algunas necedades.
 
 
Recién, Emmanuel contó un episodio realmente doloroso; algunos lo olvidarán...
 
 
Olvidar lo vivido implica dolor, amiga. ¡Recuérdalo!
 
 
Otra ilusión rota lograremos olvidar.
 
 
Ese xilofonista quiere usarnos, intenta sonar innovador. Temo oírlo.
 
 
Siempre incluye esa mousse, postre realmente exquisito.
 
martes, noviembre 27, 2007
 
Andy puede obtener recetas tan especiales, siempre.
 
 
Sabremos apreciar los suculentos aportes.
 
 
Sólo unos boniatos salados usamos en la otra salsa.
 
 
Es raramente redituable organizar recitales en subsuelos.
 
 
Soy una bestia. Recién advierto y admito: repararé errores.
 
 
Sí, amigos, regresé con algunas sorpresas. Temo incomodarlos, comprometidos acrónimos subrayaré.
 
jueves, noviembre 15, 2007
 
Siempre imaginé estar muy preparada: realmente estudié. ----------- La oración anterior contiene errores.
 
 
Sólo Andy repite: "Cabeto sabe tomar ideas con amplitud, siempre". -------- La oración no tiene como acrónimo la última palabra de la frase anterior.
 
 
Sinceramente, omitiré las últimas críticas insolentes; ofuscada noté expresiones sarcásticas.
 
 
Ahora buscamos una respuesta, realmente imprescindible. Deberíamos obtener soluciones.
 
 
Seis años pasaron, interminable espera. Nos cansamos, impacientes, aburridos.
 
 
Esperamos de usted, Cabeto, aclaraciones totalmente imparciales; venga, ostente sapiencia...
 
 
Soy el primer taquero internacional. En México busco recursos educativos.
 
 
Aunque dijeras "octubre", realmente nosotros oiríamos "septiembre".
 
 
El burro rompió incontables adornos.
 
 
Sí, Emmanuel dijo un chisme, textualmente: "Olavia, ¿recuerdas a Marthita?; ¡estaba neceando, totalmente ebria!".
 
 
El magno orador consiguió increíbles ovaciones, nos emocionó seductoramente.
 
 
Los enanos no tienen altura, mas ellos nos transmiten emociones.
 
 
Sus ojos cansados intentan abrirse lentamente.
 
 
Olavia suele crear un reaccionario ambiente social.
 
 
Cada oliva madura podrán rellenar; eviten nueces demasiado oscuras.
 
 
Emmanuel, te comprendo.
 
 
Según Olavia, lleva: ocho zanahorias, azúcar, remolachas, etc.
 
miércoles, noviembre 14, 2007
 
Ay, Cabeto, recapacita. Ojalá no intentes menospreciarme o sollozaré.
 
 
Olavia inventa raramente inteligentes acrónimos.
 
 
Si usted pudiera estar realmente a riesgo, lo oiría.
 
 
Si algún lindo animalito muere, intenta superarlo.
 
 
Sólo alguna gente aburrida zapatea mientras espera noticias tan escandalosas. -------- La oración no tiene como acrónimo la última palabra de la frase anterior.
 
 
Ocho ricas tortas obsequió Pablo. El día inició con olorosos salamis.
 
 
Oye, la verdadera imagen del ángel desnudo, ¿incluye zapatos ortopédicos?
 
 
Ese xilofonista ha actuado una semana todo olvidadizo.
 
 
Nat indicó: "Grandes resultados obtuvo (mintiéndonos) aquel nigromante; ¡terminó exhausto!".
 
 
Se acerca, bondadoso, el nigromante.
 
 
El Señor Cabeto revisará una por una las oraciones, ¿saben?
 
 
Ala se indignó duramente. Un argumento mediocre empolló. No tenía escrúpulos.
 
 
Algunos hombres olvidan razonar asiduamente.
 
 
Era sabido... tu única preocupación: intentar desayunar ahora.
 
 
Oye, si temes estar nuevamente tan olvidadiza, simplemente anótalo. Memoria ejemplar no tienes, estúpida.
 
martes, noviembre 13, 2007
 
Esas nalgas lo ofuscan. Quiere usarlas en cogidas impúdicas, estrujarlas; necesita dominarlas ostentosamente.
 
 
Siempre insisten sobre temas esotéricos. Mejor, apliquen teorías inteligentes, con ahinco. Marthita, Emmanuel, Nat terminarán enloqueciendo.
 
 
Según Emmanuel, nuestra sintaxis (Ala coincide, increíblemente) ocasiona nefastos escritos sistemáticamente.
 
 
Estamos sensibilizados para entender, comprender, imaginar, ambiguas sensaciones.
 
 
Sin otra receta podremos, rápidamente, elaborar sólo insípidas verduras. Ahora, Marthita está necesitando tener especias.
 
 
Sólo Olavia puede aparecer sorpresivamente.
 
 
Nat está ofreciendo zapallos, espinacas, lechugas; además, nos dio exquisitas sopas.
 
 
Sus últimas palabras las insinuó con acento ruso o neozelandés.
 
 
Son incontables. Muchos indios le imploran todos unidos. Días enteros suplicaron.
 
 
Andy indicó, sin lagrimear, algunas diferencias o similitudes.
 
 
Muchos amigos retornan titubeando hacia insólitos terruños aislados.
 
 
Racionaremos la remolacha, Marthita.
 
 
No, entre galanes ostentamos cierta incertidumbre, amigo rlrm.
 
 
Incluso nosotros, viendo al docente indignado, regresamos a negociar.
 
 
Advierten que ustedes invadirán.
 
 
¿Zapatos o zancos oscuros?, busque rezagos aquí.
 
 
La algarabía presagiaba interminable zozobra.
 
 
Entonces, Marthita mandó a Nat un enorme lápiz.
 
 
Seguramente usted comió un montón, bruto; ingiera recatadamente, Emmanuel.
 
 
Señor, el cacahuate tailandés aporta reconstituyentes interesantes. Si me ofrece, sucumbiré.
 
 
Seis obispos revolucionarios, pudiendo reconocer en nosotros diversas ideologías, debieron obviar sectarismos.
 
 
Suelo usar pinturas estrambóticas, restaurando fachadas europeas. Los interesados comentan, especialmente sorprendidos.
 
 
Su onomástico festejó. Otro cumpleaños: amigos, novia, todos estaban superfelices.
 
 
Sólo os bastará remar entre valles inhóspitos. ¡Venganza, idiota!; remaremos en mares oscuros, sofocantes...
 
 
Aquí nos asentaremos, recordando quién utilizó inicialmente secas tierras aztecas. ¡Sobreviviremos!
 
 
Se organizaron los anarquistas.
 
 
Reiteradamente olerás sabrosas axilas sola.
 
 
Señorita, únicamente deseo oler rosas.
 
 
Sucia, asquerosa, ¡bebe este sudor!
 
 
Oye, linda: eres realmente asquerosa, ¿sabes?
 
 
¿Oler los vahos inmundos deseas? Ahora los olerás.
 
 
Sobaco oloroso... ¿bromeas, Andy?; ¡caramba, olvídalo!
 
 
Si insistes, me podrías lamer el sobaco.
 
 
Siempre acaban borrando, inseguros, acrónimos simples.
 
 
Solemos orear los edredones antes de octubre, ¿sabías?
 
 
Sí, ese verano inició lloviendo; asquerosas noches, amaneceres soleados...
 
lunes, noviembre 12, 2007
 
Se ven increíbles las legumbres. Ahora nos alimentaremos sanamente.
 
 
Si escaparan varios invitados llamarían así nuestra atención, seguramente.
 
 
Otros cocineros untan ricas rebanadas en nata. Todas especialidades sevillanas.
 
 
Ofrezco favorecer estos nuevos diálogos, especialmente los ocurrentes.
 
 
Si el cantante repite esas tonadas, oféndelo.
 
 
Operarios petroleros extrajeron río abajo doce ocultos radares, en secreto.
 
 
Silenciosamente intenté lamer esas nalgas coloradas, impecables, olorosas.
 
 
Son inútiles los esfuerzos. Necesitamos conseguir influyentes operadores.
 
 
Sólo algunos líderes universitarios discriminan al bajo lumpemproletariado en silencio.
 
 
Suelen ofrecer manzanas, naranjas o limones; incluyen ensaladas naturales. Todos ofrecimientos saludables.
 
 
Siempre acaban borrachos. Andan neceando, dichosos, increíblemente jocosos, aunque somnolientos.
 
 
¡Ahí vienen esas sabandijas!
 
 
Son esos ñandúes, obviamente, rápidas aves.
 
 
De esos recuerdos, intento valorar algo. Desgraciadamente, apestan, señora.
 
 
Decía este raro individuo: "¿van a decidirse a salir?"
 
 
Si olvidan la explicación, difícilmente aprobarán derivadas.
 
 
Obviamente, la vida itinerante de aquellos días acarreó soledad.
 
 
Tenía aquellas notas totalmente olvidadas.
 
 
Nunca añoré tanto.
 
 
Ahora, con lápiz azul, marca algunas banderas americanas, Nat.
 
 
"¡Ojalá llueva aquí!", varios indígenas aclamaban.
 
 
Esas xerocopias combinan en la sala, Olavia.
 
 
Suelo ofrecerles roquefort, pero realmente es necio. Dejaré entonces nuestro trato excelso.
 
 
Escucha, Marthita: mis amantes nunca usaron esa levita.
 
 
Oportunamente buscaremos vinos importados; aunque mejor es nuestro tinto, Emmanuel.
 
 
Siempre objetan nuestros razonamientos; incluso el nuevo docente, obviamente.
 
 
Recuerdo el final: repentinamente apareció, nuevamente, Emmanuel sonriendo.
 
 
Siempre escriben confusos obituarios.
 
domingo, noviembre 11, 2007
 
Es siempre terrible, un participante idiota diciendo estas cosas. Espero superarlo.
 
 
Si Ala ganara, Andy, zurraría moderadores enojado. ¡No tolero estupideces!
 
 
Encontré xilofonistas pidiendo limosna ilícitamente. Con aburridas canciones infantiles, olvidadas, nos estafaron sagazmente.
 
 
Sobre un iglú, cuarenta indios duermen acurrucados. Nada dello ofrece, seriamente, explicaciones.
 
 
Se amaron treinta años. Nadie imaginó cómo acabarían suicidándose.
 
 
Salvajes agresivas lo violaron; algunas declamaban odas satánicas.
 
sábado, noviembre 10, 2007
 
Si ese ñu ofrece resistencia, estaremos salvados.
 
 
Olavia propone opio noruego en nuestra temporada estelar, señores.
 
 
Ahora, Marthita encontró nuevos oponentes.
 
 
Olavia les indica, generalmente, algún relato corto, ameno.
 
 
Ahora lograste tentarme, oligarca.
 
 
Oigo las aves volando increíblemente alto.
 
 
Su ignorancia logra enloquecernos. No conseguimos ilustrarlo, Olavia.
 
 
Olavia yacía en silencio.
 
 
Siempre escuchas nuestro tartamudeo. Ahora dime... ¿oyes?
 
 
Sí, espera la vida así, sentado.
 
 
Otras bestias roerán aquellas selvas.
 
 
Ese xilógrafo indio tenía ocultas siete obras.
 
 
Sus intentos esporádicos mejoran. Practicar resulta exitoso.
 
 
Emmanuel no consigue una buena idea. Espera, repartiendo trampas obsesivamente, siempre.
 
 
Olavia, si te enoja nuestro torneo, olvídalo: según Andy, Marthita encontró nuevos tramposos encubiertos.
 
 
Si Andy tiene ilusiones, satisfácelas. Feliz, ella cogerá horas, ostentosamente.
 
 
Yace, el gordito, ufano; acaso satisfecho...
 
 
Antes, no degollabas yeguas.
 
 
"Si encuentran ñandúes, ocúltense rápidamente", indicó, tímidamente, Andy.
 
 
Entonces seré cuidadoso observando tu ajuar de oficina, señorita.
 
 
Sólo Andy usa camisones escotados.
 
 
Ese xilófago come un sabroso árbol: sauce.
 
 
Olvídalo, cuando te ubique borracho, rechazaré excusas.
 
 
Olorosas fresas únicamente se consiguen antes de octubre.
 
 
Renegando, aquel policía tranquilizaba al delincuente ofuscado.
 
 
Yo antes creía estar raptado.
 
 
Ahora, ¿nos dejarán yacer?
 
 
Si ese ñato olvidara, reiríamos incansablemente, Andy.
 
 
Siempre atento, nunca dejó atraparse. Lo intentaron antes, señoría.
 
 
Entonces sólo queríamos usar esas lindas, azules sandalias.
 
 
Su otro lápiz azul marino escribe necias, tontas esquelas.
 
 
Se ocuparán los otros, solamente.
 
 
Antes, días enteros pasábamos tomando oporto solos.
 
 
Según un senador uruguayo (radical), regalarían apartamentos buscando adeptos.
 
 
"Siempre animas bailes raperos, odiosa sensación", Olavia susurraba.
 
 
Ojalá sepas cocinar unos repollos oscuros, sabrosos.
 
 
Aunque le molestaran, usaría esos ridículos zapatos oscuros.
 
 
Andy lentamente cocinaba alcaparras, nueces, zanahorias, arvejas... rico almuerzo.
 
 
Ojalá, Cabeto, un litro te alcanzara...
 
 
Antes Cabeto andaba bailando. Ahora lo oculta.
 
 
Si ese ñato orejudo regresa, acábalo.
 
 
Ranas asquerosas nunca amará, señora.
 
 
Al menos, ¿amaría ranas?
 
 
Olavia besaba sapos esperando solucionar, ilusamente, otra nueva ambición. Deseaba amar.
 
 
Otros la vieron irse, desesperada, obsesionada.
 
 
Tanto amar no tiene olvido.
 
 
Nunca amé tanto.
 
 
Obviamente relevarán al boludo aquel, Nat.
 
 
Sí, esos xenófobos oraban.
 
 
Dulce iniciación, verte entre rosas, sensual... ofreciéndome sexo.
 
 
Andy debe ver esos raros sillones invadidos de azules diversos.
 
 
Se involucró mucho, para alejar toda inmunda adversidad.
 
 
Olavia se cree una loca, ostentando simpatía...
 
 
Sabe obsequiar lindos ósculos.
 
 
Nadie escuchó cuando Emmanuel dijo (algo dolido): "Estoy solo".
 
 
Sus alas nunca gustaron. Recibía airadas necedades.
 
 
Oímos repetidamente gritar: "¡Auxilio, socorro, mis ojos sangran!".
 
 
Sí, anda, nalguéame... definivamente alcanzaremos lentos orgasmos.
 
 
El señor quiere untarnos, en las axilas, sándalo.
 
 
Andy: tu redacción, algo grotesca, arruinará nuestra trayectoria. Ahora redactarás sólo esquelas.
 
 
Seis elefantes rosas intentaron atragantarse.
 
 
Rabiosa, Andy zapateaba. Olavia, naturalmente, estaba seria.
 
 
Si elevamos nuestras almas dominaremos otras razones.
 
viernes, noviembre 09, 2007
 
Siempre imponen nuevas ideas estériles, sin trascendencia. ¿Recuerdas al senador?
 
 
El sabio taumaturgo inventó muchas aventuras siniestras.
 
 
Si osas follarme, lloraré. ¿Acaso me amas? ¿Realmente me estimas?
 
 
Silencio, Emmanuel, ¿no sabe ubicarse?, ¿acaso le excita soflamarme?
 
 
Ayer nos amamos, LaTurca, introduciéndonos zapotes analmente. Recuerda los olores sensuales.
 
 
Aparecieron nuestros amigos. ¿Los invitaste zopenco? Ahora reclamarán los otros, seguramente. --------- La oración tiene faltas de ortografía.
 
 
Entonces sólo comprendía algunos puntos; ahora, todos. Olavia resolvió, inteligentemente, analizarlos.
 
 
Si eximios xilofonistas usualmente actúan los martes, esperemos; no tenemos escapatoria.
 
 
El secreto para acercarte: coger incansablemente. Así le enamorarás sexualmente.
 
 
Siempre, algún gordito rezagado anda demasiado apurado. -------- La oración anterior contiene errores.
 
 
Esa secreta pasión ancestral, convida irremediablemente a la espiritualidad sagrada. --------- La oración tiene faltas de ortografía.
 
 
Son ocho ridículos personajes, ríen exageradamente. Nos divierten esgrimiendo nuevas teorías espaciales.
 
 
Sabes optar rápidamente por respuestas estupendas. Nadie debería enfrentarte nunca, teniente; eres sorprendente.
 
 
El nuevo teniente recuperó antiguos dichos aguerridos, sorprendentes.
 
 
Si insistes en mover palabras, repetiré entradas.
 
 
Ofrecen fiestas realmente estupendas, Nat; deberíamos asistir siempre.
 
 
A pocos uniformados rindo ofrendas.
 
 
Olavia propone organizarnos reservando turnos. Únicamente necesita incluirnos sin tanto apuro.
 
 
Antes, me encontrabas risueño, infame cantante. Ahora no, oportunista.
 
 
No organiza bailes, les enseña zapateo americano.
 
 
Entonces somos todas unas doncellas insolentes aparentando nobleza.
 
 
La escuela no genera universitarios; algunos jamás estudian.
 
 
Escriben mucho mejor, Andy, no usan ese lenguaje.
 
 
Dos alas negras tiene Emmanuel.
 
 
Emmanuel te explicará raras nociones industriales. Déjalo ayudarte, Dante.
 
 
Si obras bien, recibirás ese salario acordado. Lentamente intentarás extenderlo; nada tiene eternidad.
 
 
Siempre anticipándote. Buena razón ostentas, señor audaz, sobresaliente.
 
 
Otros supieron cocinar unas recetas altamente sabrosas.
 
 
Ala me impresiona: genera odio. -------- La oración anterior contiene errores.
 
 
Al menos inténtalo, goleador ofuscado. -------- La oración anterior contiene errores.
 
 
Antes mirábamos ilustraciones grotescas, oscuras.
 
 
Su último gol estuvo realmente espectacular. No creo igualarlo, amigo.


 
 
Sugiero esos ñoquis acompañando las alcachofas rellenas. ¿Necesitas otra sugerencia?
 
 
Sus objeciones pueden ofuscarnos, retumban increíblemente fuerte. Ella realmente odia señalarnos.
 
 
Olavia, buscando interesarnos, trajo unos artículos realmente insoportables, odiosos, soporíferos...
 
 
Siempre escribe los ensayos con cien imágenes oníricas notables. A nadie dedica obituarios.
 
 
Si encuentran xilófonos usados, avísenme. Los estoy seleccionando.
 
jueves, noviembre 08, 2007
 
Sí, experimenta xenofobia. Únicamente acepta las esquelas sexuales.
 
 
Sus enemigos le esperaban con tremendas acusaciones sexuales.
 
 
Siempre intentó mostrar buena ortografía, lirismo, imaginación, con oraciones selectas.
 
 
Aparecieron piratas rijosos en corsarios impresionantes. Así caímos, inusitadamente ondeando nuevos estandartes simbólicos.
 
 
Seis ingleses muy bravos organizaban los operativos. -------- La oración anterior contiene errores.
 
 
Aparecieron piratas rijosos en corsarios impresionantes. Así caímos, inusitadamente, ondeando ese nuevo símbolo. -------- La oración no tiene como acrónimo la última palabra de la frase anterior.
 
 
Emmanuel brinda ridículas, increíbles apreciaciones.
 
 
Sinceramente ofendida le espeté: "Mientras nosotros escuchábamos maravillados, entraste, Nat, totalmente ebria".
 
 
Realmente estoy molesto, ofendido. Zapatistas aguerridos dijeron amarme solemnemente.
 
 
Tienes razón, amigo: siempre utilizan nuestras teorías, aunque remozadas.
 
 
No acostumbro trasuntar.
 
 
Nuestros encuentros, generalmente ociosos, casuales, irritan a Cabeto. Intenta ocultárselos, Nat.
 
 
Sus únicos fundamentos rechacé inmediatamente. Ellos rompieron otra negociación.
 
 
Olavia besó vacilantes iguanas. Algunas sufrieron.
 
 
Oh, la verdad impide decir algunas dudas obvias.
 
 
Aquí, donde oculto realmente mis ilusiones, late algún deseo olvidado...
 
 
Oigan, se cayó una rama, interrumpiendo dos actuaciones dionisiacas. -------- La oración no tiene como acrónimo la última palabra de la frase anterior.
 
 
Ocho locos viajeros intentaron despertar al dócil, incauto zapatero adormilado.
 
 
Entre nosotros ganó Andy, ñata olvidadiza.
 
 
Sigo insistiendo: ningún culo estético, redondo, atañe tanto engaño.
 
 
¡Decídete, idiota! Andy tiene, realmente, intenciones buenas. Anda, ¡sincérate!
 
 
Odio saber cuándo un rapaz intenta dedicar algunas diatribas.
 
 
Sinceramente... odio la oscuridad.
 
 
Otro niño oculto maldice aquellas tardes oscuras pero elegantes. Yace aislado... solo.
 
miércoles, noviembre 07, 2007
 
Otro día inventando oraciones sin onomatopeyas.
 
 
Ojo, suelo tener explosiones necias, terriblemente ofensivas. Soy odioso.
 
 
Ocho recios gnomos intentaron agarrarnos sin temor. Inmediatamente conocimos aquellas mentes enfermas, nunca tienen entusiasmo. -------- La oración anterior contiene errores.
 
 

¡Oh salame! tierno embutido, necesitamos tragarte, olerte, saborearte orgiásticamente. --------- La oración tiene faltas de ortografía.

 
 
Ala huele olivas rancias, asquerosas. -------- La oración no tiene como acrónimo la última palabra de la frase anterior.
 
 
Si ellos deciden unírsenos con intenciones especiales, nosotros demostraremos otro logro ostentoso.
 
 

Sílfides aladas le invitaron manjares opulentos, seduciéndolo.

 
 
Ocho internos riñeron. Nosotros, ofuscados, salimos.
 
 

Se escuchan gritos: un idiota debió oírnos.

 
 

Yo estuve ganando un año seguido.

 
 

Salvé ocho yeguas.

 
 
Soy, obviamente, necio. Sí, así soy.
 
 

Esas señoritas tuvieron un pequeño incidente: doraron esa carne excesivamente. ¡Sonsas!

 
 
Ese sabiondo proxeneta escribe tantas estupideces.
 
 

Oprobios increíblemente sádicos te espeté.

 
 
Ruégame ahora, bruto. Intentaremos negociar, ¿oíste?
 
 

Le llevaré esos geranios al rabino.

 
 
Seguramente Emmanuel no tendría idea, Marthita; él nunca toca al llegar.
 
martes, noviembre 06, 2007
 
Si aguardan, Nat dará ese concierto especial, sentimental.
 
 
Oí tantas ofensas repetidas, gritos asfixiantes negándolo. Duele o lastima oír sandeces.
 
 
Ofrecen besos; esperan seducir otorgándolos.
 
 
Eres sucio, frecuentas unos establecimientos roñosos, zopenco obeso.
 
 
Ahora le esperan, general. Recíbalos amablemente. Requerirá mucho esfuerzo.
 
 

Sin intuir mi pesadumbre aquel tarado intentaba alegrarme.

 
 
Así me impides generar otra simpatía.
 
 
¡Oh! Lamer aquella vagina inspira, amigos.
 
 
Ocho bruscos truenos escuchamos. Nos impresionamos demasiado, Olavia.
 
 
Recién estuvimos analizando los infortunios, zopenco. Ahora revisaremos lo obtenido.
 
 
Sólo Ala le impedirá realizarlo.
 
 
Ahora zambulliremos unas cámaras acuáticas recién adquiridas, después ordenaremos salir.
 
 
Andy hoy ofreció refrescos azucarados.
 
 
Sí, ese ñoño ordenó refrescos ingleses. ¡Tráelos ahora!
 
 
Sólo escuchando necedades te entretienes. Naturalmente crees imposible acertar, señorita.
 
 
Siempre obtengo respuestas pueriles, respuestas extremadamente nobles. Dicen esos niños tantas estupendas sentencias.
 
 
Opresores nubios atacaron nueve instituciones sindicales. Tenían armas sorprendentes.
 
 

Osabas bañarte, jabonarte entre tantos idiotas, viles onanistas.

 
 
Sueles argumentar necedades, Cabeto, intentando ofendernos. Nunca aceptas ningún discurso objetivo.
 
 
Oye, ¿siempre tientas esa nueva técnica, o sólo alardeando seduces? -------- La oración anterior contiene errores.
 
 
Siempre ansío nalguerate, culona. Intento obtener nalgas amables, nalgas duras, ostentosas. -------- La oración no tiene como acrónimo la última palabra de la frase anterior.
 
 
Sufría. ¡Imagínate, Marthita! Pobre, la estaban sancionando.
 
 
Otro pendejo escribe raros acrónimos simples.
 
 

Simples, elegantes damiselas orquestaban soporíferas óperas.

 
 
Solamente Olavia llora oro sedoso.
 
 
Se abre la ventana. Afuera juegan ellos, solos.
 
 

Siete indios torturé infructuosamente. ¡Olorosos salvajes!

 
 
Según encuestas, generales unitarios invadirían muchos otros sitios.
 
lunes, noviembre 05, 2007
 
Ofrezco dos ideas: o salimos, o seguimos.
 
 
Osos sebosos te están nombrando, TT. Osan saludarte, ¡odiosos!
 
 
Oscuros sentimientos sentía Emmanuel. Nat también ocultaba sus opiniones. -------- La oración no tiene como acrónimo la última palabra de la frase anterior.
 
 
Otro frunce resultaría exagerado, creo; incluso ostentoso.
 
 
Ese xenófobo quiso ultrajar indígenas sureños. Inusitado trato ofreció.
 
 
Oye, Cabeto: utiliza lomo tierno adobado; resultará siempre exquisito.
 
 
Andy lo conoce: odioso, horrendo, ofreciendo lástima, interesado zopenco; ahora debiera ocultarse.
 
 
Obviamente relevarán al tonto orador; recurrentemente ingresa alcoholizado...
 
 
Sus alumnos, tan inteligentes, se fueron expresando con holgada oratoria.
 
 
Oh, lindísima imagen: verlo oxigenarse, satisfecho...
 
 
Recién estuve corriendo entre los olivos.
 
 
Aunque pretendía recordar esas notas, dejó entrever recelo.
 
 
Recuerdo esa paliza, olvidarla sería terrible. Estoy recuperándome, intento aprender.
 
 
Andy, gordita... acabas siempre atorándote jaleas, alguna repostería...
 
 
Nosotras, en una reunión, organizamos los onomásticos. Generalmente indicamos cómo agasajar.
 
 
Siento un cosquilleo, un malestar biológico intenso. Recibiré atención neurológica.
 
 
Esa mesera buenota atiende raudamente, con arrojo. Bien... así, más oficinistas sucumbirán.
 
jueves, noviembre 01, 2007
 
Son oportunidades brillantes, realmente, espero saber aprovecharlas. La idea es no tomarlas en serio. -------- La oración anterior contiene errores.
 
 
Era muy buen actor, realmente cómico, ameno. Representó admirablemente muchas obras sobresalientes. -------- La oración no tiene como acrónimo la última palabra de la frase anterior.
 
 
Su esposa comentó reportes en tres oficios seculares. -------- La oración anterior contiene errores.
 
 

Entonces me besó apasionadamente, recorriendo curvas. Aquél beso abrasó mis oscuros secretos

. --------- La oración tiene faltas de ortografía.
 
 
Aquellos caciques ugandeses supieron amedrentarnos; nos dijeron ofensas mientras embarcábamos.
 
 
¿Así me intentas ganar, acusándome?
 
 
alístate hombre! olas rápidas alcanzarás! --------- La oración tiene faltas de ortografía.
 
 
¡Ah! Haremos orgías ruidosas, amiga.
 
 
Silencio, amigo Cabeto, ¿acaso tienes erecciones largas, ahora?
 
 
No uses esa verga obesa. ¡Sácatela!
 
 
Ala usa dos irritantes calzones infectos. Ofrezcámosle nuevos.
 
 
sumergida ultimé cosas, imaginaba alcanzar sabiduría. --------- La oración tiene faltas de ortografía.
 
 
Desde esa genial ubicación, seguro tenía asegurada buena audición.
 
 
Su última cena ingirió estando desnuda, así degustaba.
 
 
Sus uñas coloradas indicaban asquerosa suciedad.
 
 
Sus enemigos, naturalmente, sabían abrumarlo con imbecilidades. Odiaba notarlas, amigos, las encontraba sucias.
 
 
Se encontraron con real entusiasmo tus amigos. Recordaron increíbles aventuras, sensacionales.
 
 
Sus ojos rojizos pasean rápidamente entre seis adorables secretarias.
 
 
Si obramos con idoneidad obtendremos sorpresas.
 
 
Releí escritos pasados; ¡oh, redacción tan asombrosa! Juguemos esmeradamente, socios.
 
 
Ocasionalmente reeditan antiguos reportajes.
 
 
Trato, ordenadamente, de orar.
 
 
Nosotras apreciamos todo.
 
La última palabra del último post sirve de acrónimo para la frase del siguiente.
Debido a los cambios que está implementando Blogger, debes teclear /ncr al final de la dirección del dominio que tu navegador te muestre. Es decir, si en la barra de dirección de tu navegador muestra "http://acronimos.blogspot.com.ar", deberás teclear "http://acronimos.blogspot.com.ar/ncr".

Puntaje a partir del 1° de enero de 2008

Cabeto Administrador +1181
LaTurca +1054
Marthita +874
Ala +782
Emmanuel +618
Adriana +266
Gloria +168
Algo para recordar +136
Eli +122
Susy +089
Rubén +083
Diego +079
Sigilosa +053
Cecilia +029
TT +027
Francisco +012
Javier +011
Alabama Worley +010
Vylia +010
Dante Co-administrador +003
Juan +003
La Co +001
Nashira +001
Yue +001
Valeriana -002

PUNTAJE HISTÓRICO

Cabeto Administrador +2356
Emmanuel +1893
LaTurca +1736
Ala +1268
Marthita +1107
Adriana +335
Olavia Kite Fundadora y administradora +300
Diego +124
Dante Co-administrador +073
Vylia +072
La Co +039



Último recuento hecho el dos de abril de 2012 con el acrónimo de LaTurca terminado en 'acrónimo'.


- CAJA DE RESONANCIA -



¿QUÉ ES?

acrónimo.
(Del gr. ̚κρος, extremo, y -ónimo).
1. m. Tipo de sigla que se pronuncia como una palabra; p. ej., o(bjeto) v(olante) n(o) i(dentificado).
2. m. Vocablo formado por la unión de elementos de dos o más palabras, constituido por el principio de la primera y el final de la última, p. ej., ofi(cina infor)mática, o, frecuentemente, por otras combinaciones, p. ej., so(und) n(avigation) a(nd) r(anging), Ban(co) es(pañol) (de) (cr?di)to.
Real Academia Española © Todos los derechos reservados


Acrónimos empezó como un divertido juego de palabras en inglés que pronto fue adaptado al portugués, y ahora, al español. El objetivo es construir una frase a partir de las letras de la última palabra del post inmediatamente anterior. El carácter de la frase (serio, tonto, indecente) no importa. ¡Lo esencial es que la frase forme el acrónimo correctamente y tenga sentido! Cada frase correcta le otorga 1 punto al jugador.


JUEGA

¡Todos están invitados a jugar! Dejen un mensaje en la Caja de resonancia con su nombre, E-mail, la dirección de su página (en caso de tenerla) y su país de origen. El único requisito indispensable es tener una cuenta en Blogger. ¿Qué esperan? ¡Únanse y diviértanse!

Blogstop es el juego original. Acrônimo es el juego en portugués.


REGLAS
  1. Se otorgará un punto a una oración si ésta tiene sentido, buena ortografía y gramática, y si tiene como acrónimo la última palabra de la frase anterior.
  2. Se quitarán dos puntos a una oración que contenga faltas de ortografía o sintaxis.
  3. Se quitará un punto a una frase que parta de otra que contenga faltas gramaticales u ortográficas.
  4. Se quitará un punto a la frase que no tenga como acrónimo la última palabra de la frase anterior.
  5. Las oraciones deben ser completas, con sujeto y predicado. Los fragmentos serán tomados como faltas gramaticales.
  6. No se permite usar nombres propios, exceptuando el caso de nombres de jugadores de este blog, escritos tal como aparecen en la tabla de puntaje sí son permitidos.
  7. La última palabra de su frase no puede exceder los 20 caracteres, y debe ser puesta en negrita.
  8. Nuestra referencia máxima es, El Diccionario. La excepción a esta regla son los nombres propios aceptados (ver regla #6). Es decir, una palabra es válida ÚNICAMENTE si aparece en la lista de jugadores de Acrónimos o si aparece en el diccionario de la RAE, tanto en búsqueda directa o dentro de una definición.
  9. Un mismo participante no debe escribir dos frases seguidas; se parte siempre de la frase de alguien más.
  10. ¡Revisen bien sus frases antes de publicarlas! No quieren perder puntos, ¿o sí?
  11. Los posts no deben contener nada que no sean las frases del juego. La Caja de resonancia está abierta para cualquier otro tipo de conversación y avisos del administrador.
  12. Dado el caso de que dos o más personas escriban frases a partir de la misma palabra, sólo la primera en aparecer publicada será válida. Si varios minutos después aparece la otra oración, aunque ésta muestre una hora anterior, será inválidada, siempre que el hecho suceda cuando pueda ser válidado.
  13. Cuando un post no sea aceptado (si no cumple con alguno de los requisitos), el siguiente debe partir de la última frase correcta que se haya escrito.
  14. Para asegurar su permanencia en Acrónimos, los jugadores deberán hacer como mínimo un post cada tres meses. En caso de ser retirados del juego, pueden solicitar su reingreso con un comentario en la Caja de resonancia.
  15. NINGÚN jugador podrá borrar o modificar su oración publicada una vez que otro jugador haya publicado una nueva oración a partir de ésta.
  16. Cualquier discusión en torno al desarrollo del juego será moderada por el Administrador y resuelta por éste.

ARCHIVOS
agosto 2003 / septiembre 2003 / octubre 2003 / noviembre 2003 / diciembre 2003 / enero 2004 / febrero 2004 / marzo 2004 / abril 2004 / mayo 2004 / junio 2004 / julio 2004 / agosto 2004 / septiembre 2004 / octubre 2004 / noviembre 2004 / diciembre 2004 / enero 2005 / febrero 2005 / marzo 2005 / abril 2005 / mayo 2005 / junio 2005 / julio 2005 / agosto 2005 / septiembre 2005 / octubre 2005 / noviembre 2005 / diciembre 2005 / enero 2006 / febrero 2006 / marzo 2006 / abril 2006 / mayo 2006 / junio 2006 / julio 2006 / agosto 2006 / septiembre 2006 / octubre 2006 / noviembre 2006 / diciembre 2006 / enero 2007 / febrero 2007 / marzo 2007 / abril 2007 / mayo 2007 / junio 2007 / julio 2007 / agosto 2007 / septiembre 2007 / octubre 2007 / noviembre 2007 / diciembre 2007 / enero 2008 / febrero 2008 / marzo 2008 / abril 2008 / mayo 2008 / junio 2008 / julio 2008 / agosto 2008 / septiembre 2008 / octubre 2008 / noviembre 2008 / diciembre 2008 / enero 2009 / febrero 2009 / marzo 2009 / abril 2009 / mayo 2009 / junio 2009 / julio 2009 / agosto 2009 / septiembre 2009 / octubre 2009 / diciembre 2009 / enero 2010 / febrero 2010 / marzo 2010 / abril 2010 / mayo 2010 / junio 2010 / julio 2010 / agosto 2010 / septiembre 2010 / octubre 2010 / noviembre 2010 / diciembre 2010 / enero 2011 / febrero 2011 / marzo 2011 / abril 2011 / mayo 2011 / junio 2011 / julio 2011 / agosto 2011 / septiembre 2011 / octubre 2011 / noviembre 2011 / diciembre 2011 / enero 2012 / febrero 2012 / marzo 2012 / abril 2012 / mayo 2012 / junio 2012 / julio 2012 / agosto 2012 / septiembre 2012 / octubre 2012 / noviembre 2012 / diciembre 2012 / febrero 2013 / marzo 2013 / mayo 2013 / junio 2013 / julio 2013 / mayo 2015 / octubre 2015 /


Powered by Blogger