ACRÓNIMOS


miércoles, octubre 31, 2007
 
Sus únicos serios principios ideológicos resultan escasos, Nat.
 
 
Sólo Andy comprende, aunque los otros suspiren.
 
 
No ocultes sentimientos oscuros. Te reprocharás, Olavia. ¡Sácalos!
 
 
Alguna mañana, Andy, recibirá gerberas amarillas. ¿Recibiremos otras nosotros?
 
 
Ahora me amargaron.
 
 
El Señor te ama.
 
 
Aquí queda un enamorado llorando amargamente. -------- La oración anterior contiene errores.
 
 
¿Esta?, si tienes aquella... --------- La oración tiene faltas de ortografía.
 
 
Estúpida: sólo tienes ideas muy urticantes. ¡Lámeme ésta!
 
 
Amaré, mientras Andy, romántica, me estimule.
 
 
Ruso andrajoso, jurásico asqueroso, tarado, abúlico, barbudo... ¿lograrás amarme?
 
 
Si usted supiera usar rasuradoras, raparía a rajatabla.
 
 
Su útima petición los escoció; mientras ellos, naturalmente, temían acceder. "Remolones, intransigentes", oí susurrar.
 
 
Si ocupas lugares únicos con innecesarios objetos, necesitarás espacios suplementarios.
 
 
Sólo Andy, buen investigador, aportó soluciones.
 
 
Algunos machos ocultan relaciones extrañas, ¿sabías?
 
 
Suelo olvidar rápidamente para recordar, entusiasmado, sólo amores.
 
 


Sí, un buen día intentaremos traer otra sorpresa.
 
 
Soy otro líder inmaculado, desde ahora reinaré inequívocamente. ¡Alábenme, súbditos!
 
 
Ocho brutos no usaron buenas influencias. Los amigos realizaron acciones solidarias.
 
 
Si estás nadando ahora desnuda, obnubilarás.
 
 
Sí, incluso nuestra iniciativa es sancionada. Terminaremos recurriendo al senado.
 
 
Sigamos inoculando, tenemos una alerta. Cada inoculación obstruye nuevas enfermedades siniestras.
 
 
Seis ingleses terminaron una cacería importante: obtuvieron nuevas especies salvajes. -------- La oración no tiene como acrónimo la última palabra de la frase anterior.
 
 
Ahora lo conoces, amiga... Cada hombre oculta firmemente algunas situaciones.
 
 
Se están necesitando soluciones alternativas. Comenzaremos incluyendo otras nociones; así lograremos empezar, seguramente. -------- La oración anterior contiene errores.
 
 
Ahora los californianos andan cachondos, hacen orgías fantasticas, alocadas, sensacionales. --------- La oración tiene faltas de ortografía.
 
 
Adobemos las alcachofas.
 
 
¿Alguien sabe tu ubicación correcta, ingrato Ala?
 
 
Ante mi ignorancia, ganarás astucia.
 
 
Tus razonamientos, aunque no siempre atinados, resultan inteligentes, amiga.
 
 
Tuve recuerdos ácidos, no sabía adonde regresaría intentando alcanzarte.
--------- La oración tiene faltas de ortografía.
 
martes, octubre 30, 2007
 
Ningún argentino transaría.
 
 
Siempre acabas borracha, inmensamente alegre, Nat.
 
 
Son otras nuestras aspiraciones; jamás emplearemos recursos ordinarios, ¿sabían?
 
 
Espero no cometer errores. Repentinamente recordé, ahora, dónde ofrecían sonajeros.
 
 
—¡Rápido, al piso! —indicaron dando alaridos. Maleantes encapuchados nos tenían encerrados.
 
 
Seis estudiantes nuevos aparecieron. Deben opinar rápidamente.
 
 
Siempre imponen nuevas ideas estériles, sin trascendencia. ¿Recuerdas aquel senador?
 
 
Se esperan complicaciones. También Ala reconoce influencias oscuras, siniestras.
 
 
Son encuestadores repugnantes, inoperantes, astutos, sectarios...
 
 
Son encuestas muy arbitrarias. Nunca aparecen reflejando ideas, opiniones serias.
 
 
Según unos cuantos uruguayos muy brutos informaron, reeditarían algunos semanarios.
 
 
Nunca oses venir en diciembre o sucumbirás, ¿oíste? ¡Sucumbirás!
 
 
Andy nunca ha escrito largos artículos novedosos.
 
 
Los lusitanos oran religiosamente, abundantes bendiciones anhelan.
 
 
Entonces, Marthita miraba aquella novela; únicamente ella lloraba.
 
 
Resistir es simple, inténtalo si tienes ímpetu renovador, Emmanuel.
 
 
Aunque me odies, resistiré.
 
 
Si Olavia llora, apapáchala. -------- La oración no tiene como acrónimo la última palabra de la frase anterior
 
 
Siempre ofrezco lacio amor.
 
 
Difícilmente un día acabe sola.
 
 
Eso denota algunas dudas.
 
 
Andaban lentos, ociosos; cada avance recordaba su edad.
 
 
Ocho lelos andaban vacilando, intentaban alocarse.
 
 
Siempre ocupas nuestro sitio, Olavia.
 
 
Son oscuros, no entienden. Tampoco oyen, sonso.
 
 
¿Sabés algo, boluda?: odio realmente escribir sonetos.
 
 
Zapallos, achicoria, patatas: ahora tenemos otros sabores.
 
 
Sólo alpargatas, no deseo estrenar zapatos.
 
 
Si alguien leyera acrónimos, diría alguna sandez.
 
 
Sería espectacular cocinar ostras saladas.
 
 
Si algunos buenos reservaste, ¿osas solamente ofrecerle secos?
 
 
¿Puedo ofrecerle romeros quemados, ujier? Están realmente incomibles, así, sabrosos.
 
 
Sólo LaTurca imagina porquerías.
 
 
Siempre imagino, Marthita, poderosos luchadores en slip...
 
 
Algunos luchan un combate imposible. Nuestros amplios conceptos ideológicos ofrecen nuevas estrategias, simples.
 
 
Sobró oporto, ron... podremos recuperar esas suaves alucinaciones.
 
 
Siempre Andy tiene una razón nueva, ideas novedosas, alguna sorpresa.
 
 
Ala lo bendijo ofrendando nueve dulces, invocando graciosas abejas saturninas.
 
 
Si esos ñoquis os resultan incomibles, tenemos albóndigas.
 
lunes, octubre 29, 2007
 
Ala se quemó usando el rizador. Ojalá sane, ojalá supure. -------- La oración anterior contiene errores.
 
 
Sí, ese ñaño osa repetir improperios tan asquerosos.... --------- La oración tiene faltas de ortografía.
 
 
Sus ojos nunca reflejaron ese ímpetu amoroso, señorita.
 
 
Tú, Olavia, no te estabas riendo; increíblemente, apenas sonreías...
 
 
¡No argumenten tonterías!
 
 


Siempre ofrecen nuevos remedios. Es imposible aceptar, Nat.
 
 
Ese boludo reía intensamente; otros sonreían.
 
 
Seguramente acabaron borrachos, ebrios.
 
 
Sufrir un fuerte resfriado implicaría reposo. El médico, obviamente, sabe.
 
domingo, octubre 28, 2007
 
Se esperan nuevos desastres ecológicos. Reaccionemos o sufriremos.
 
 
Algunos romanos buscaron urbanizarse. Soñaban tener opulentos senderos.
 
 
Se encontraron ñandúes olfateando raros arbustos.
 
sábado, octubre 27, 2007
 
Otros proponen organizar nuestros derechos. Realmente estoy muy ofendida, señora.
 
 
Nos opondremos.
 
 
¿Salir este sábado? ¡Imposible! ¿O no?
 
 
Ocho funcionarios escucharon nuestras sugerencias iniciando,voluntariamente, otra sesión.
 
 
Su única solución para esa necedad: decir improperios ofensivos.
 
 
El bachiller rogó indignamente; obvio, suspendió.
 
 
Seis orondos maricas (excitadísimos) tomaban... Estaban totalmente ebrios.
 
 
Si ambicionas logros, al diario afán sométete.
 
 
Ya estoy guardando unas almendras saladas.
 
 
¿Será extraño xerocopiar yeguas?
 
 
Aunque mañana amanezca realmente triste, estaré linda, arreglada... diferente; ojalá, sexy.
 
viernes, octubre 26, 2007
 
¡Anda, holandesa, olvídalo! Regocijémonos amartelados.
 
 
Ese xilofón tiene algo singular. ¿Intentarías algún do ahora?
 
jueves, octubre 25, 2007
 
Andy compró otro saco. Ahora nadie debe ofrecerle tejidos especiales. -------- La oración anterior contiene errores.
 
 
El xilofonista te ama; se iría al Danubio acosándote. ------ La oración contiene errores. (Regla 8)
 
 
Otros cuatro ungidos la tocaron. Andreita, naturalmente, dejose obnubilar sintiéndose extasiada.
 
 
Sola, Olavia nadaba. Siempre ocultándose.
 
 
Si alguien bailara oyendo ruidos, estaría sonso.
 
 
Ofrecí frutas en nuestro desayuno. Imposible degustar otros sabores.
 
 
Otros cuatro uruguayos languidecían tan ofendidos.
 
 
Ese simio tomó, raudo, el nabo ajeno. Rápidamente lo ocultó.
 
 
Sin innovar nada, creamos este raro artefacto. Mañana estaremos, naturalmente, temiendo estrenarlo.
 
 
Soy aquel ladrón adorable, déjame arrebatarte sinceramente.
 
 
Oye: prefiero almorzar con ostras saladas.
 
 
Hoy aprendí cómo eres realmente: lasciva, odiosa. -------- La oración no tiene como acrónimo la última palabra de la frase anterior.
 
 
Hay autores comunes, escriben relatos lúgubres, opacos...
 
 
¡Olvidé hacerlo!
 
 
Siento un cosquilleo, un malestar biológico intenso, ¡oh!
 
 
Ala no estaba conforme. Dijo ofensas terribles, así sucumbió.
 
 
Escucha seriamente, Cacaruli: aunque parezcas amanerado, TT odiaría reconocerlo; inventaría anécdotas.
 
 
Suelo irritarme leyendo esa nueva convocatoria insidiosa. Ojalá sus autores me escriban, no tendrán escapatoria.
 
 
Otros la veían indecentemente, deseaban amarla rápidamente. La acechaban silenciosamente.
 
 
Olavia busca sus obras litográficas, ella teme olvidarlas.
 
 
El xilófono: instrumento jónico obsoleto.
 
 
Si intentas lamer estas nalgas cachondas, impresióname. Ofrecerme salir al malecón en noviembre, te exijo.
 
 
Si el gran ungido reza, oremos silenciosamente.
 
 
¿Son ondas negativas? ¿Están seguros?
 
 
Suelo afrontar la tristeza escuchando arias renacentistas. Nunca oigo sones.
 
 
"Espere su turno", indicaban. Mientras, un lugareño osaba saltearnos.
 
 
Olavia busca siempre; encuentra, rara vez, estímulos.
 
 
Siempre ignoro nuevas tendencias o modas; aunque, teniendo intereses comerciales, observe.
 
miércoles, octubre 24, 2007
 
Son esos gritos un reclamo oculto, sintomático.
 
 
Ahora, sin obstáculos, nos animaremos. Nadaremos tan entusiasmados, seguros.
 
 
Ahora haré ocho rimas asonantes.
 
 
Iniciamos nuestro trabajo rápidamente. Es preciso insistir desde ahora.
 
 
¡Róbame un beso, intrépida!
 
 
¡Robemos ese increíble rubí!
 
 
Al yogui escuché reír.
 
 
Sólo un concurso iniciaron ayer.
 
 
Olavia botó nueve uvas babosas. Imagínatelas, llevaban años recogiendo lama ominosamente sucia.
 
 
Escribiste seis carillas realmente interesantes. ¡Bien, Emmanuel, lograste obnubilarlos!
 
 
Si un buen libro escribieras, venderías a raudales. Sólo escríbelo.
 
 
¿Siguen atacando? Bajarán iraníes a sublevarse.
 
 
Algunos generales usan demasiadas armas, ¿sabías?
 
 
El nuevo cantante alcanza notas tremendamente agudas.
 
 
Es nuestra oportunidad: juntemos anémonas; realmente me encanta.
 
 
Sólo Ala busca enojarme.
 
 
Señor: antes tomaba iniciativas solo... fea actitud, compadre. Compartir ideas ocasiona nuevas emociones, ¿sabe?
 
 
Ahora, con estos niños, tendremos otras satisfacciones.
 
 
Siempre olvido poner acentos.
 
 
Nat está comiendo ensaladas; sólo intenta tomar algo, beber. Ahora me ofrece sopa.
 
 
Hubieran ido cuando invitó Emmanuel... Reencontrarnos, obviamente, necesitábamos.
 
 
Son ambos notables del waterpolo internacional. ¿Cómo hicieron?
 
 
Ese necio, tarado recalcitrante, escupió tu emparedado. Nat, interfiere, dale otro sándwich.
 
 
Si el xilógrafo usa aquella lujosa madera, estaremos nuevamente tan entretenidos.
 
 
Su amiga belga es muy oscura, sexualmente.
 
 
A veces Emmanuel nos trae una revelación. Ahora sabemos.
 
 
En mi otra casa inicié otras nuevas aventuras.
 
 
Allá baja Safo, trayendo ese nuevo escrito. ¡Realmente me emociona!
 
 
Odio decir idioteces, amigos, realmente intento abstenerme.
 
 
Recuerdo ese cuento ugandés, era realmente divertido. Ala lo odiaría.
 
 
Obrar bien reconforta, amigo, recuérdalo.
 
 
Es su tía una puta infame. ¡Dejémosla obrar!
 
 
Ese xilofonista parece loco, intenta cantar además. ¡Sólo toca, estúpido!
 
 
No estamos contentos, idiota. Ayer mentiste enormemente, nunca te explicaste.
 
 
Ahora recuerdo reos en cárceles insalubres, amigables reos olvidados neciamente.
 
 
Su oración falló. Los ataques, mi apreciado Dante, arreciaron.
 
martes, octubre 23, 2007
 
Aquí siempre comemos ostiones. -------- La oración anterior contiene errores.
 
 
Sólo ofrezco flan. Las aceitunas muy amargas, dan asco. --------- La oración tiene faltas de ortografía.
 
 

Algunas comidas aborrezco: pulpo uruguayo, largas quesadillas ungidas en ñame, oca soflamada...

 
 
Su increíble luz, en noches cálidas, iluminó oscuros senderos acapulqueños.
 
 
Olvidé besarte; sólo cogimos en nuestra alcoba silenciosa.
 
 
Sólo Ala tiene algunas necesidades inconfesables, casi obscenas.
 
 
Sus ojos bellos ocultan rarezas nigrománticas, odio satánico.
 
 
Aquí no damos algo más, intentamos olvidar sobornos.
 
 
Algún borracho intentó entrar, rompiendo tres andamios.
 
 
El xenófobo cagó una sombrilla abierta.
 
 
Algún loco estaba gritando roncamente. Ese maniático estúpido no tenía excusa.
 
 
Su único pollito intentaba nadar alegremente.
 
 
Algunos nos escuchan con deleite; otros, totalmente ajenos, ríen insolentes... ¡Observen simplemente! -------- La oración anterior contiene errores.
 
 
Su útima petición: imprimir nueve anecdotarios. --------- La oración tiene faltas de ortografía.
 
 
Algunos saben que usar esas ropas o sandalias inglesas demuestra, a diario, elegancia supina.
 
 
Siendo increíblemente quisquillosos, usualmente intentamos evitar raras asquerosidades.
 
 
Su intención no fue ofenderlo, ninguna intención abrigaba, siquiera.
 
 
Su última canción imitó angelicales sinfonías.
 
 
Soy el nuevo conserje, intentaré limpiar las orquídeas sucias.
 
 
Aquí tengo otra novedad: inauguramos tres orfanatos sencillos.
 
 
Sus amigos lo miran ulular en re, atónitos.
 
 
"Superándose, alcanzó la mediocridad.": un epitafio revelador, apropiado... --------- La oración tiene faltas de ortografía.
 
 
Almorzaré merluza, atún, bonito, lenguado... en salmuera.
 
lunes, octubre 22, 2007
 
Algunos son insoportables, siempre tienen excusas, nunca conciben ideas amables.
 
 
Oíamos fuertes exclamaciones, reclamaban tu asistencia.
 
 
Sinceramente, Olavia, ¿dónde obtuviste mejores, increíbles zapatos azules de oferta?
 
 
¿No estás contento? Estás solo, impotente, turbado, apocado, muy ofendido, sodomizado...
 
 
Ala da muchas ideas. No importa si tiene razón, al contrario, ideas oportunas necesitamos.
 
 
Se admiten nuevos candidatos.
Idiota o no, anótese rápido.
La Administración
 
 
Olavia redacta geniales acrónimos, Nat. Incluso zafa: a diario olvidan sancionarla.
 
 
En nuestro trabajo usamos siempre informantes anónimos. Somos muy organizados.
 
 
Siempre odio la élite ministerial. Nunca están, mienten, engañan, nunca tienen entusiasmo.
 
 
Recuerdo ese caso... Un escupidor retirado diciendo "apechugar" solemnemente.
 
 
En Suiza conocimos un político irresponsable, ¿recuerdas?
 
 
¡Ay, pero es casi hombre! ¡Un gay usando escupir!
 
 
Al salir, escupí sin importarme nada. Ahí realmente apechugué.
 
 
Mis armas retomé. Mi odio te asesinará.
 
 
¡Rompiste la radio, marmota!
 
 
En nuestro tálamo retozamos alegremente, rlrm.
 
 
¿Dejarías el fusil intuyendo nuevas iniquidades? Te invito, vamos a mirar. Están, nuevamente, tentando entrar.
 
 
Siento ese remordimiento estropeando nuestro idilio. Debemos amarnos, definitivamente.
 
 
Algunos realmente tienen ideas sofisticadas. Todos intentan crear obras sobresalientes.
 
 
Al reír te iluminas, socio. Tu inesperada carcajada ofrece serenidad.
 
 
Ahora haré otros retratos artísticos.
 
 
Ningún oriental buscaría las enseñanzas zen ahora.
 
 
Otros, Cabeto, urden latrocinios tras aparente nobleza.
 
 
En Nicaragua fuimos reprimidos; en Noruega, también. Ahora lo ocultan.
 
 
Sólo un perro está rabioso aquí. No des opiniones, mujer: enfréntalo.
 
 
Si un perro está rabioso, intérnalo; ocasiona riesgo.
 
 
Ayer gané algunos partidos, estoy superándome.
 
 
Sí, Emmanuel nos dará autorización. -------- La oración anterior contiene errores.
 
domingo, octubre 21, 2007
 
Si es muy inocente, alcanzará beneficios inmediatamente. Entonces, resuelto, tomará otra senda. -------- La oración no tiene como acrónimo la última palabra de la última frase válida.
 
 
Recuerde, Emmanuel, sus ojos le ubicarán; con interés, observe novedades. -------- La oración no tiene como acrónimo la última palabra de la última frase válida.
 
 
Si espero noches solitarias, imagino buenas lecturas, extensas. -------- La oración anterior contiene errores.
 
 
Al gato, acércate poco, es sensible. --------- La oración tiene faltas de ortografía.
 
 
Se esperan muchos invitados. Olavia les organizó grandiosos, increíbles ágapes.
 
 
Ojalá reciba quince útiles imprescindibles; debo estudiar álgebra, semiología...
 
 
Olavia pudo obtener, recientemente, tres orquídeas.
 
 
Seguramente Emmanuel no sabe: Ala toma oporto...
 
sábado, octubre 20, 2007
 
Sonso Ala, tu intolerancia sabionda facilita (al contrincante) concebir increíbles oraciones. No eres sensato.
 
 
Siempre interesaron nuestros taxis al xenófobo inglés, siempre. -------- La oración anterior contiene errores.
 
viernes, octubre 19, 2007
 
Sí, amiga, también infinitas satisfacciones: frases, acrónimos correctos, cuantiosas imaginativas oraciones. Nos explicará sintaxis. --------- La oración tiene faltas de ortografía.
 
 
Siempre el primer amor resulta amable, romántico; nos ofrece satisfacciones.
 
 
Emmanuel, mi primer esposo, resultó increíblemente fanfarrón, ostentoso, lascivo. Le advertí: debemos ahora separarnos.
 
 
Anoche me amaste realmente; te entregaste. -------- La oración no tiene como acrónimo la última palabra de la frase anterior.
 
 
Algunas mujeres aparecen ridículas tan emperifolladas.
 
 
Seguramente Olavia podrá amarte.
 
 
Nat está comiendo; inmediatamente ordenará sopa.
 
 
Sincérense. ¿Ahora les urge decir algo bonito? Acábenla, necios.
 
 
Estaban muy borrachos, realmente idos. Algunos gritaban arrojando nueces, decían obvias necedades o saludaban.
 
 
¡Olavia llora vino! ¡Impresionante, delicioso! Aquí reposaremos embriagándonos.
 
 
Otros fingen enojo. No demostraré angustia. Lo olvidaré.
 
 
Si Ala le tiene exasperado, atáquelo nuevamente. Destrúyalo, oféndalo.
 
 
Oíme, pibe: ¡idioteces, no! Insertando oraciones nos estás salteando...
 
 
Estas núbiles furiosas están revalidando mis opiniones.
 
 
Si un idiota comiera impurezas, debería estar siempre enfermo.
 
 
Oiga, funcionario ufano: salga, cargoso. Ahora renuncie, neurasténico, o suicídese.
 
 
Su orgullo nos resulta insoportable. Escribano: no debe ofuscarnos.
 
jueves, octubre 18, 2007
 
Ofrecían bebidas refrescantes a raudales. -------- La oración anterior contiene errores.
 
 
Sus objetivos no revela, intenta engañarnos. Déjenlo obrar. -------- La oración no tiene como acrónimo la última palabra de la frase anterior.
 
 
Sólo un yemení apareció sonriendo.
 
 
Algunos buenos amigos comentan obscenidades suyas.
 
 
Revisen esas cuentas, usen los ábacos.
 
 
Sin urdir falacias, rumiar intrigas, recula.
 
 
No intentes mentirme, infeliz, odio sufrir.
 
 
Se ufana frívolamente, reitera enunciados nimios.
 
 
En nuestra familia evitamos reñir, muchos otros sufren.
 
 
O comemos, o terminaremos enfermos.
 
 
Ese xilófago acabó con todo inmediatamente. Siempre ingiere mucho ocote.
 
 
El señor tenía un perro espacial. Nosotros domábamos animales marcianos. Era negocio total, exactísimo.
 
 
Están sacrificando corderos, una costumbre harto ominosa.
 
 
Era sordo, también un poco estrábico. Necesitaba decirle algo: ¡Mírame, esmérate! Naturalmente, tampoco escuchó.
 
 
Sólo un avión voló estupendamente.
 
 
Entrada: salmón laminado, o vieiras acompañadas con oliva suave.
 
 
Son indios en trenes eslovacos.
 
 
Oye, fuimos únicamente seis, Cabeto. ¿Acaso Dante acusó siete?
 
 
El suelo tembló rápidamente espantando señoritas adorables, dejándolas ofuscadas.
 
 
Dante ideó geniales negocios. Ahora mismo está, naturalmente, tan estresado...
 
 
Sueles usar burdas máscaras. Al relacionarte, indino, ¿necesitas ocultarte?
 
 
Ojalá las olas regresen ese submarino.
 
 
De otra rata adivino los olores.
 
 
Si Ala no tolera indicaciones, déjalo atrás, dóralo.
 
 
Su antiguo novio, tan iluso, decidió amarla dignamente.
 
 
Nunca uso escondites visitados antes, Santidad.
 
 
Negarse es grato, amigo, créeme. Intenta oraciones nuevas.
 
 
Opté por callarme, intuí otra negación.
 
 
Amiga, Marthita al rasurarse inevitablemente llora. Ella no tiene opción.
 
 
Sí, únicamente rasúrate allí, Marthita, ese ridículo, incipiente cabello amarillento.
 
 
Sólo el ñandú osa retozar en Suramérica.
 
 
Es nuestra tarea repetir enunciados tan elucubrados. Ninguna idea debe olvidarse, señores.
 
 
Ese farandulero incompetente crea ingeniosas elucubraciones. Niega talentosas enseñanzas, monta escuelas, narra textos entretenidos.
 
 
Sí, apreciamos tus ideas. ¿Se facilita algo con impulsos emotivos? No. Debemos obrar más eficientemente.
 
 
No me importan los puntos, posteo acá para que contesten lo que estoy preguntando en la Caja y que no es poco importante, ¿o quieren que me encadene a la computadora, además?
 
 
Siempre estoy nadando desnudo en ríos oscuros, satisfaciéndome.
 
 
Algunos griegos arman casas habitables. Alrededor dejan algunos senderos.
 
 
¿Se admiten las agachadas?
 
 
¡Sí! Andy bruscamente irrumpió desde otra sala.
 
 
¿Estás seguro, pibe? Espero recapacites... Así, no zanjaremos asuntos sabidos.
 
 
Olvídalo, LaTurca, vete inmediatamente de aquí si tienes esperanzas.
 
 
Supe, al barrer encontré restos, ¿lo olvidaste?
 
 
Rompí aquella jarra en mayo, odiarás saberlo.
 
 
Ala, Marthita, Olavia: ¡rajemos!
 
 
Aquella luna grande ameritaba retratarse. Aquella belleza inspiraba amor.
 
 
Algunos mostraron interés, gran algarabía.
 
 
Aquí no estamos satisfechos, TT. Estamos siempre impacientes, amiga.
 
 
Sí, oí comentarios. Incluso Olavia, la odontóloga, generalmente indica anestesia.
 
 
¿Eres tonto, idiota, o puedes estudiar sociología?
 
miércoles, octubre 17, 2007
 
Los iban baleando rebeldes etíopes.
 
 
Esa mesa mediterránea abarca nuestra única esquina libre.
 
 
LaTurca es naturalmente generosa, una amorosa joven, encantadora. -------- La oración anterior contiene errores.
 
 
¿Escuchaste Marthita? Mira a Nat usando ese lenguaje... --------- La oración tiene faltas de ortografía.
 
 
Solemos incluirlo en muchos programas radiales, Emmanuel.
 
 
—Interesante, notable sermón... Tranquilo, rabino —urgía Marthita—, en nuestro templo oraremos siempre.
 
 
Ahora quisiera usar instrumentos.
 
 
Si alguien lo ve, armará jaleo. ¡Aléjenlo de aquí!
 
 
Es nuestro enemigo más impredecible, generará otra salvajada.
 
 
Otros idiotas son tus enemigos.
 
 
Regresar es grandioso, regresar es sublime, ¿oíste?
 
 
Según el gerente, un individuo regresó.
 
 
Se extinguieron grandes urracas ímbricas rápidamente.
 
 
Siempre es grato un impulso renovador, es menos oneroso seguir.
 
 
Sin odios, sin pesares, evitando con habilidad otras suspicaces observaciones, seguiremos.
 
 
Silenciosamente andábamos buscando a dos osos sospechosos.
 
 
Andy: Marthita invita, generalmente, algunos sábados...
 
 
Su única condición: invita amigas.
 
 
Esas xerocopias, con laminado azul mate, aparecieron casi inmediatamente. Ojalá ninguna estuviera sucia...
 
 
Siempre estoy pensando tonterías increíbles. Ejemplo: moler bellotas repitiendo exclamaciones.
 
 
Señor, escuche nuestra sugerencia: use ambos livianos en septiembre.
 
 
Olvidé sobar ojos sensuales.
 
 
Se olían las ingles dos osos.
 
 
Al poner allá rejas, estuvimos jalando alambres de oro sólido.
 
 
Los indios no aprecian zapatear aparejados.
 
 
Estoy mejor, mamá, aunque no usé esa linaza.
 
 
Sólo algunos le temen, Emmanuel.
 
 
Retírate o llorarás, incauto zapatista. Ahora salte.
 
 
El sueco come ratones asquerosos con horribles alimañas rollizas.
 
 
Retire esos términos, revise aquellos conceptos: tantas evasivas suelen escrachar.
 
 
Si usted duda, Ala, retráctese.
 
 
Invades nuestra tenue intimidad, muchacho... Intenta dedicarte a sudar.
 
 
Siempre intimidas.
 
 
Nadarás a dos aguas... Recuerda, Emmanuel, mostrarte obsecuente, ¿?
 
 
Si un fulano reprimido intenta ahogarnos, nadaremos.
 
 
Solíamos acostarnos con ardores rectales, nuestros ojetes sufrían.
 
 
Si incrementamos nuestras tarifas, algunos xenófobos intentarán sacarnos.
 
 
Ellos normalmente generan oraciones rebuscadas. Redactan omitiendo semántica, ortografía, sintaxis...
 
 
Este xilofonista canadiense usa sonidos algo rebuscados, sonidos engorrosos...
 
 
Sigo insistiendo, Emmanuel: me parece ridículo excusarse...
 
 
Espero ser claro: aplicaremos leyes. Espérenlas. Recuerden acatarlas siempre.
 
martes, octubre 16, 2007
 
Si en nuestra sala alguien causara incidentes o no acatase las indicaciones superiores, ¿tendría alguna sanción? -------- La oración anterior contiene errores.
 
 
Escuchen: siempre, con Andy leemos (en revistas) artículos sensacionalistas. --------- La oración tiene faltas de ortografía.
 
 
Otro infante subió tres escaleras.
 
 
Ayer me introduje nueve óvulos rojos (anticonceptivos). Rezaré, ahuyentando niños. -------- La oración no tiene como acrónimo la última palabra de la frase anterior.
 
 
¡Oh! Bailemos, jovencita, entrelazados. También, intentemos vivir. ¿Oíste?
 
 
Sólo otra cultura igual a la inglesa sería mi objetivo.
 
 
Recientemente unificamos islas sureñas; esos ñeques obesos rescataron el socialismo.
 
 
Soñé esa noche. Acaso deseaba oír ruiseñores...
 
 
Sus informes no figuran o no incluyeron algunos, senador.
 
 
El xilofonista quitó un inútil silencio. Incluyó tres auténticas sinfonías.
 
 
Ochocientos papiros, insólitamente preparados, aparecieron revisando aquella mansión. Eran nuestro testamento, escribano.
 
 
Ofrecían pocos ingredientes, pero armamos recetas árabes muy económicas. No tan exquisitas...
 
 
Su única comida ingirió opíparamente.
 
 
No uses ese caldero, está sucio.
 
 
Ahora mezclemos ingredientes naturales, orgánicos: rúcula, acelga, rabanitos, apio, nueces.
 
 
Ora, tus remordimientos aminorarán.
 
 
Esa lindura es griega, idiota... Dedícale otra.
 
 
Si insistes en no terminar, entonces no serás elegido.
 
 
¿Están locos? El general iba dando órdenes.
 
 
Ahora, cuando el retardado aquel decida, acomódense, siéntense.
 
 
Nunca antes los guatemaltecos usaron esas armas raras, largas, aceradas...
 
 
También Andreita me besó, intenté entonces nalguearla.
 
 
¿Nieva allá también?
 
 
Si ustedes pudieran escucharme, realmente aprenderían. Recuérdenlo, Ala, Nat...
 
 
Siempre opinan los liberales: "Otros zanguangos os superarán".
 
 
Oí sus trémulos estertores, nunca temí oír sus ofuscados sollozos.
 
 
Es nuestra tradición usar sombreros incaicos adornados, somos muy ostentosos.
 
 
Reír así siempre causa algún nerviosismo. Definitivamente olvidaré sentir entusiasmo.
 
 
Sólo el ñandú ova rascándose.
 
 
Si organizan nuevos seminarios ejecutivos, recuerde avisarme, señor.
 
 
Opinan boludeces sin contenido. En nuestra intimidad dicen, además, dislates, estupideces, sonseras...
 
 
Ahora LaTurca grita obscenidades.
 
 
Olavia, Lou, Andy: vamos, inventen algo...
 
 
¡Se está cayendo Olavia!
 
 
Es siempre preferible asar ñame. Olavia lo emplea seco.
 
 
Según el xilofonista uruguayo, a lo mejor escuchamos nueve temas españoles.
 
lunes, octubre 15, 2007
 
Ala te retó ayer, Cabeto. Tonto, intenta valerse ofendiéndote sexualmente.
 
 
Otros culos lo obsesionaban, culos realmente agraciados, culos infinitamente atractivos.
 
 
Ala roba mandados en nuestra impecable oclocracia.
 
 
Sus orejeras nos recordaban el invierno armenio.
 
 
Su amor brotaba así, dorado. Olavia sonreía.
 
 
Oficiales franceses indicaban cómo ir al refugio en miércoles o sábados.
 
 
Oiga, Balzac, venimos inmediatamente a nombrarlo decano oblongo; lo oficiaremos.
 
 
Al rumor responde, en armónica lucidez, obviándolo.
 
 
Si Ala no atiende rápidamente, arréalo.
 
 
Sí, el gran urólogo rumano os sanará.
 
 
Allá zozobran ominosos tanques. Estamos seguros.
 
 
Sólo otro romano puede retarme... Esperaré nuestro duelo, intentaré darle azotes.
 
 
Ayer follé intensamente. La aeromoza dijo amarme, sorprendida.
 
 
Los ulanos consiguieron hachas afiladas.
 
 
Sólo Andy lucha.
 
 
No insistas, ñoño. Ahora sal.
 
 
Recuerdo ominosas niñas.
 
 
Sólo oscuros recuerdos brindó ese ron...
 
 
Siempre ansío beber ajenjo. Nuestras dos increíbles jícaras ansío sorber.
 
 
Sus extraños retratos impresionan, Goya. Recuerde, ahora, firmarlos inmediatamente, ahuyentando sabandijas.
 
 
No olvido sus óleos. También recuerdo otras serigrafías.
 
 
El xilofonista hurtó otra rapsodia tesalónica. Ahora cuando interprete, olvidémoslo nosotros.
 
 
Sólo unos amigos vinieron esa mañana, escucharon nuestra triste exhortación.
 
 
El suelo crujía, algunas ramas podridas ahí dejadas oprimíamos suavemente.
 
 
Si intentas labrar este nuevo campo indiscriminadamente, otros seguramente ararán más enérgicamente nuevos terrenos escarpados.
 
domingo, octubre 14, 2007
 
Siempre entendemos mal. ¿Es justo? Ahora nadie tiene elementos suficientes. -------- La oración anterior contiene errores.
 
 
Recorrían, embelesados, grandes alamedas. Los impresionaban alamedas semejantes. -------- La oración no tiene como acrónimo la última palabra de la frase anterior.
 
 
Robé el gran alhajero. Luego intenté abrirlo, silenciosamente.
 
 
Somos crueles hunos, unos bárbaros errantes rapiñando tierras. -------- La oración anterior contiene errores.
 
 
Recientemente escucharon Gershwin; ahora Lou interpretará Schubert. -------- La oración no tiene como acrónimo la última palabra de la frase anterior.
 
 
Os pido insistentemente: no aceptéis regalías.
 
 
Entonces, no teniendo intenciones eróticas, no deberías opinar...
 
sábado, octubre 13, 2007
 
Es siempre fácil urdir mentiras. Ala, te entiendo.
 
 
Entiendo, nena... Tienes intereses económicos, no deseo. Esfúmate.
 
 
Deberías ir juntando efectivo. ¿Se entiende?
 
 
Sublimes inercias, no cuentos estériles... reclamarías intimidad donde Ala dijese.
 
 
¿Satisfechas? Aparentemente. Todavía insistiré sin flaquear. En cuanto hablas acusas sinceridad.
 
 
Ochocientos besos son el secreto... Iniciarán otras noches, ambas satisfechas.
 
 
Ala, despiertas mi interés; también a LaTurca obsesionas.
 
 
Oiga, busca siempre evitarme. Sincérese, idiota... ¡Vamos, admítalo!
 
 
Ojeroso, lívido, vengo implorándote darme amor, loca obsesiva.
 
 
¿Otro tonto romance? ¡Olvídalo!
 
 
No estás. Consideraré iniciar otro.
 
 
Sugestión únicamente, ganso. Estoy siempre tan interesada... oh, necio.
 
 
Sus ojos, ¿reflejaban desinterés o sugestión?
 
 
El xilófono percutía alguna nueva sinfonía, increíblemente odiosa. Nuestros invitados soportaron tanto... Acabaron sordos.
 
 
Solamente un francés insistiría con involucrarnos en nuevas tentativas expansionistas.
 
 
Sigo intentando amarte, mas... ¿es suficiente?
 
 
¿Odia, ferozmente, el noruego separatista al siamés?
 
 
Aguanté muchas ofensas.
 
 
El burro rebuzna incesantemente, amo.
 
 
Sí, imagínate su talante, Emmanuel: muy afectada, tiesa, irónica. Cuando amaneció, Marthita estaba, naturalmente, también ebria...
 
 
Sus amigos lo urdieron. Desde aquella noche, decidieron objetar nuestras opiniones sistemáticamente.
 
viernes, octubre 12, 2007
 
Incómodos, naturalmente cansados, ingresamos... Estaba Nat, siempre odiosa, saludándonos.
 
 
Ala quema unos inciensos.
 
 
¡Olavia, Lou, Andy, vengan inmediatamente aquí!
 
 
No olvides. Recuerda únicamente encuentros gratos, Olavia.
 
 
Aquí comemos tortas untadas azarosamente con impresionante ojén noruego.
 
 
Once juglares están armando la actuación.
 
 
Seguramente esta noticia te interesará, Dante. ¡Ojéala!
 
 
Sólo Emmanuel usa determinadas oraciones, casi ininteligibles. Es nuestro turno: incluiremos fáciles ideas, con obvio sentido.
 
 
Orwell pudo escribir relatos asombrosos, seudocientíficos.
 
 
Son únicos. Están cantado óperas.
 
 
Ala le ayudó con el nuevo automóvil sueco.
 
 
Abramos las alacenas.
 
 
Oficialmente le aviso: viene irritadísimo Ala.
 
 
Oye, treinta hombres están llegando, Olavia...
 
 
No olvides tomar anís; recuérdalo insistentemente, Othello.
 
jueves, octubre 11, 2007
 
El secretario puede esperar, reciban al notario.
 
 
Sonso, idiota, no compraste el rosbif argentino. ¡Todos esperan!
 
 
¿El xilofonista te respondió alguna ñoñería? ¡Anda, sincérate!
 
 
Olavia revisaba algunas llaves extrañas.
 
 
Siento incendiarse nuestros corazones, Emmanuel... ¡Repítelo, órale!
 
 
Ala, recibe mi amor sincero.
 
 
Soy otro boliviano resentido, en Viena, intentando vender armas.
 
 
El coche usa Ala, tembloroso. Ojalá recuerde importantes acotaciones navegacionales. Ojalá sobreviva.
 
 
Olía jazmines alemanes, lo apasionaban. -------- La oración no tiene como acrónimo la última palabra de la frase anterior.
 
 
El coche usa Ala, tembloroso. Ojalá recuerde importantes acotaciones navegacionales. Ojalá. -------- La oración anterior contiene errores.
 
 
Se escaparon dos iguanas casi idénticas. Opino, señor, andan metidas entre nuestros telares ecuatorianos.
 
 
Su única solución: tomar el nuevo taladro, amarrarlo, rehilarlo... noquear obispos sediciosamente.
 
 
Zampábamos algunos nabos. Ahora hurtamos ocultas raíces, intentando, así, sustentarnos.
 
 
Su amiga goza asombrosas zanahorias.
 
 
¿Alguien recuerda cuando Ala, bravísimo, urdía contra Emmanuel? Seguramente...
 
 
Ahórrate recursos, cabrón. Ahora busca un corredor experto, sagaz.
 
 
¿Nunca armaste dos arcabuces?
 
 
Nadie aprende por ósmosis, Lou, estudias o nada...
 
 
Sus estrategias me excitan, Napoleón.
 
 
Nos encontramos cuatro en Dinamarca, ansiosos de echar semen.
 
 
Olavia lo veía, intentaba decir extenuantes necedades.
 
 
Son ocho tortas ecuatorianas. Recójanlas rápido, entonces, no las olviden.
 
 
Estamos muy maltrechos: abandonamos nuestras últimas esperanzas lastimeras.
 
 
Obsérvalos: buscan enardecidamente difundir el Corán, Emmanuel.
 
 
Nadie obedece.
 
miércoles, octubre 10, 2007
 
Sí, Andy, Cacaruli reescribió inmediatamente su tesis... Ala no.
 
 
Se oyó pasar al sacristán.
 
 
Su amigo, natural de Wales, ilustre cocinero, hacía exquisitas sopas.
 
 
Olavia fue enseguida; Nat servía infusiones varias, opíparos sándwiches...
 
 
¿Osaría yo escribir libelos ofensivos?
 
 
Óyelo diciendo idioteces. ¡Óyelo!
 
 
Te amo, no te odio.
 
 
¡No argumenten tanto!
 
 
Sólo aquellos muchahcos pudieron alcanzarte, Nat.
 
 
Solamente usted sabría timonear otro sampán.
 
 
Observe bien, señora, esta reservación varía. Adquiérala regularmente, le ahorrará sustos.
 
 
¿Admites recibir buenas indicaciones? Te recomiendo observarlas.
 
 
Nunca un loco arbitró.
 
 
Emmanuel, ¿normal? Tiene un sexo infantil, aparenta su mente actividad nula...
 
 
Ahora debemos vestirnos elegantemente, recuérdalo. Tus invitados, rlrm, me entusiasman.
 
 
A mí ningún estudiante sagaz intentó advertirme.
 
 
Al menos, no evaluamos sintomatología implicando amnesia.
 
martes, octubre 09, 2007
 
Si olvido dos o más ítems, ¿tengo amnesia?
 
 
¿Otra felación? Emmanuel: no sabes abstenerte, sodomita.
 
 
Siempre ofendes, terrible Emmanuel. Retráctate, reconcíliate, enmienda nuevamemte las ofensas.
 
 
Ala me irrita, golpéenlo o sotérrenlo.
 
 
Aquella vagina intenté saborear, amigos.
 
 
Si estás modificando acrónimos, necio, ¡avisa!
 
 
Óyelo bien: intentaré conocerte esta semana.
 
 
El niño tiene excelentes notas. Déjenlo interesarse, descifrará óbices.
 
 
Señorita Olavia, esos zapatos marrones están nuevos... tengo entendido.
 
 
Suelo encontrarla nadando, tímida. Inhibida, me impide entrar, negándose. Temo ofenderla soezmente.
 
 
El xilógrafo crea imágenes talladas. Arte de oscuros sentimientos.
 
 
Ala culea obispos. Se taladran, excitados.
 
 
Acá lo acosté.
 
 
Ojalá busques soluciones, enano. Realmente valóralo, Ala.
 
 
Sodomita o depravado, otro marica intentará culearlo: Emmanuel. Lo observa...
 
 
Si Ala le dice ofensas, sodomícelo.
 
 
Aquellos zapatos usados compraré, así realmente ahorraré. Definitivamente, obtendré saldos.
 
 
La abeja come extractos realmente azucarados.
 
 
No uses benzoato, imbécil; lacera.
 
 
Olavia besa sensualmente; es realmente vivaracha, auténticamente núbil.
 
 
Aquel paciente afgano camina, intenta guardar una alforja roja. Lo observan.
 
 
Si alguien te reta, acepta; podrás apaciguarlo.
 
 
No intentes ñoñerías; olvídalo, sátrapa.
 
 

Sólo aquel térmico iglú sirvió. Felices, ahí roncaban aquellos niños.

 
 
Otros tengo, rotos, ¿os satisfarán?
 
 
Siempre usas slips tan estrechos... ¿No tienes otros?
 
La última palabra del último post sirve de acrónimo para la frase del siguiente.
Debido a los cambios que está implementando Blogger, debes teclear /ncr al final de la dirección del dominio que tu navegador te muestre. Es decir, si en la barra de dirección de tu navegador muestra "http://acronimos.blogspot.com.ar", deberás teclear "http://acronimos.blogspot.com.ar/ncr".

Puntaje a partir del 1° de enero de 2008

Cabeto Administrador +1181
LaTurca +1054
Marthita +874
Ala +782
Emmanuel +618
Adriana +266
Gloria +168
Algo para recordar +136
Eli +122
Susy +089
Rubén +083
Diego +079
Sigilosa +053
Cecilia +029
TT +027
Francisco +012
Javier +011
Alabama Worley +010
Vylia +010
Dante Co-administrador +003
Juan +003
La Co +001
Nashira +001
Yue +001
Valeriana -002

PUNTAJE HISTÓRICO

Cabeto Administrador +2356
Emmanuel +1893
LaTurca +1736
Ala +1268
Marthita +1107
Adriana +335
Olavia Kite Fundadora y administradora +300
Diego +124
Dante Co-administrador +073
Vylia +072
La Co +039



Último recuento hecho el dos de abril de 2012 con el acrónimo de LaTurca terminado en 'acrónimo'.


- CAJA DE RESONANCIA -



¿QUÉ ES?

acrónimo.
(Del gr. ̚κρος, extremo, y -ónimo).
1. m. Tipo de sigla que se pronuncia como una palabra; p. ej., o(bjeto) v(olante) n(o) i(dentificado).
2. m. Vocablo formado por la unión de elementos de dos o más palabras, constituido por el principio de la primera y el final de la última, p. ej., ofi(cina infor)mática, o, frecuentemente, por otras combinaciones, p. ej., so(und) n(avigation) a(nd) r(anging), Ban(co) es(pañol) (de) (cr?di)to.
Real Academia Española © Todos los derechos reservados


Acrónimos empezó como un divertido juego de palabras en inglés que pronto fue adaptado al portugués, y ahora, al español. El objetivo es construir una frase a partir de las letras de la última palabra del post inmediatamente anterior. El carácter de la frase (serio, tonto, indecente) no importa. ¡Lo esencial es que la frase forme el acrónimo correctamente y tenga sentido! Cada frase correcta le otorga 1 punto al jugador.


JUEGA

¡Todos están invitados a jugar! Dejen un mensaje en la Caja de resonancia con su nombre, E-mail, la dirección de su página (en caso de tenerla) y su país de origen. El único requisito indispensable es tener una cuenta en Blogger. ¿Qué esperan? ¡Únanse y diviértanse!

Blogstop es el juego original. Acrônimo es el juego en portugués.


REGLAS
  1. Se otorgará un punto a una oración si ésta tiene sentido, buena ortografía y gramática, y si tiene como acrónimo la última palabra de la frase anterior.
  2. Se quitarán dos puntos a una oración que contenga faltas de ortografía o sintaxis.
  3. Se quitará un punto a una frase que parta de otra que contenga faltas gramaticales u ortográficas.
  4. Se quitará un punto a la frase que no tenga como acrónimo la última palabra de la frase anterior.
  5. Las oraciones deben ser completas, con sujeto y predicado. Los fragmentos serán tomados como faltas gramaticales.
  6. No se permite usar nombres propios, exceptuando el caso de nombres de jugadores de este blog, escritos tal como aparecen en la tabla de puntaje sí son permitidos.
  7. La última palabra de su frase no puede exceder los 20 caracteres, y debe ser puesta en negrita.
  8. Nuestra referencia máxima es, El Diccionario. La excepción a esta regla son los nombres propios aceptados (ver regla #6). Es decir, una palabra es válida ÚNICAMENTE si aparece en la lista de jugadores de Acrónimos o si aparece en el diccionario de la RAE, tanto en búsqueda directa o dentro de una definición.
  9. Un mismo participante no debe escribir dos frases seguidas; se parte siempre de la frase de alguien más.
  10. ¡Revisen bien sus frases antes de publicarlas! No quieren perder puntos, ¿o sí?
  11. Los posts no deben contener nada que no sean las frases del juego. La Caja de resonancia está abierta para cualquier otro tipo de conversación y avisos del administrador.
  12. Dado el caso de que dos o más personas escriban frases a partir de la misma palabra, sólo la primera en aparecer publicada será válida. Si varios minutos después aparece la otra oración, aunque ésta muestre una hora anterior, será inválidada, siempre que el hecho suceda cuando pueda ser válidado.
  13. Cuando un post no sea aceptado (si no cumple con alguno de los requisitos), el siguiente debe partir de la última frase correcta que se haya escrito.
  14. Para asegurar su permanencia en Acrónimos, los jugadores deberán hacer como mínimo un post cada tres meses. En caso de ser retirados del juego, pueden solicitar su reingreso con un comentario en la Caja de resonancia.
  15. NINGÚN jugador podrá borrar o modificar su oración publicada una vez que otro jugador haya publicado una nueva oración a partir de ésta.
  16. Cualquier discusión en torno al desarrollo del juego será moderada por el Administrador y resuelta por éste.

ARCHIVOS
agosto 2003 / septiembre 2003 / octubre 2003 / noviembre 2003 / diciembre 2003 / enero 2004 / febrero 2004 / marzo 2004 / abril 2004 / mayo 2004 / junio 2004 / julio 2004 / agosto 2004 / septiembre 2004 / octubre 2004 / noviembre 2004 / diciembre 2004 / enero 2005 / febrero 2005 / marzo 2005 / abril 2005 / mayo 2005 / junio 2005 / julio 2005 / agosto 2005 / septiembre 2005 / octubre 2005 / noviembre 2005 / diciembre 2005 / enero 2006 / febrero 2006 / marzo 2006 / abril 2006 / mayo 2006 / junio 2006 / julio 2006 / agosto 2006 / septiembre 2006 / octubre 2006 / noviembre 2006 / diciembre 2006 / enero 2007 / febrero 2007 / marzo 2007 / abril 2007 / mayo 2007 / junio 2007 / julio 2007 / agosto 2007 / septiembre 2007 / octubre 2007 / noviembre 2007 / diciembre 2007 / enero 2008 / febrero 2008 / marzo 2008 / abril 2008 / mayo 2008 / junio 2008 / julio 2008 / agosto 2008 / septiembre 2008 / octubre 2008 / noviembre 2008 / diciembre 2008 / enero 2009 / febrero 2009 / marzo 2009 / abril 2009 / mayo 2009 / junio 2009 / julio 2009 / agosto 2009 / septiembre 2009 / octubre 2009 / diciembre 2009 / enero 2010 / febrero 2010 / marzo 2010 / abril 2010 / mayo 2010 / junio 2010 / julio 2010 / agosto 2010 / septiembre 2010 / octubre 2010 / noviembre 2010 / diciembre 2010 / enero 2011 / febrero 2011 / marzo 2011 / abril 2011 / mayo 2011 / junio 2011 / julio 2011 / agosto 2011 / septiembre 2011 / octubre 2011 / noviembre 2011 / diciembre 2011 / enero 2012 / febrero 2012 / marzo 2012 / abril 2012 / mayo 2012 / junio 2012 / julio 2012 / agosto 2012 / septiembre 2012 / octubre 2012 / noviembre 2012 / diciembre 2012 / febrero 2013 / marzo 2013 / mayo 2013 / junio 2013 / julio 2013 / mayo 2015 / octubre 2015 /


Powered by Blogger