ACRÓNIMOS


martes, junio 26, 2007
 

Siempre ocupan con obesos revistas ralas. Estas revistas nos obsequiamos seguido.

 
 
Sobrevivimos ilesos. Los buenos indígenas decidieron, obsequiosos, socorrernos.
 
 
Seremos enfermeros nuevos imitando los evitables silbidos.
 
lunes, junio 25, 2007
 
Sólo irresponsables nodrizas dejarían indómitos cachorros acercarse libidinosos, infectando sosos teteros, a seniles.
 
 
Son unos coimeros insaciables, asquerosos sindicalistas.
 
 
Rollizas alemanas zampan ornitorrincos, nopales, arroz mexicano. Intentan explotar, no tienen orgullo. ¡Sucias!
 
 
Obviamente ligeras verdades impiden describir abstractos razonamientos.
 
 
Observa bien, sus tradiciones imitaremos. Ninguna acción debemos olvidar.
 
 
Si eres netamente tímido, imaginarás muchos estados. No tendrás alguna lujuriosa interacción siendo menos obstinado.
 
 
Sería admirable no generar rencores ociosos ni exagerado sentimentalismo.
 
 
Sus amigos robaron nuestros órganos sensoriales. ¡Odiosos sangrones!
 
 
Osos negros están rondando. Ojo, son osos sarnosos.
 
domingo, junio 24, 2007
 
Son objetos bonitos. Raros ejemplares pero estupendos, seguramente onerosos.
 
 
Nuestras estupendas golosinas liberan incontables grasas. El niño tendrá excesivo sobrepeso.
 
 
"Se inicia nuestro final", indicaban negligentes.
 
 
Su excelencia ñoña organizó retos ajedrecistas sinfín.
 
 

Escoges niñas fiesteras aunque deseas excitar señoras.

 
 
Obstinadas razones desmienten imaginarias negaciones. Aunque razones insistentemente, ambos mentimos. Entonces no te enfades.
 
 
Al beber, un eructo largó ordinariamente.
 
 
Entonces, su peor enemigo resultó aquel nefasto, zorro abuelo.
 
 

Rufianes armados usurparon dos anaqueles mediante estafas: no tenemos esperanza.

 
 

Sediciones enormes deben unificarse con tormentas ordenadas raudamente.

 
 
Eres sucio cuando rompes una promesa. Usas ladinos, oscuros sentimientos. ---- La oración no es acrónimo de la anterior.
 
 

“Sus amoríos nunca causaron intrigas”, observó nuestro estimado seductor.

 
 

Siempre empiezo diciendo utópicas correlaciones teóricas. Opciones rechazadas enfrentan sanciones.

 
 

Estos sirvientes comilones realizaron unas pláticas únicas: ¡locos onanistas seductores!

 
 

Reservo especiales situaciones públicas, evitando tomar únicamente opciones saludables. Así me enriquezco. No tengo escrúpulos.

 
 
Sobre estos ñoquis opinaré respetuosamente.
 
 
Siete excelentes ñandúes ocultáronse raudamente. ------ La oración tiene faltas de ortografía.
 
 
¿Se ufana pregonando ridículas, excéntricas, medidas anacrónicas, señor?
 
 

Exhibo suficientes teorías utópicas para inmortalizar dignamente amigas supremas.

 
 
Su ulular socarrón, ufano, reavivó realmente aquellas rencillas marcadamente estúpidas.
 
 
Soporté algunos necios decentes. Espero comprenderlos escuchándolos susurrarme.
 
 
Estabas soñando con oscuros nardos. Dichas imaginaciones, deben obedecer sandeces.
 
 
En nuestras fantasías actuamos tiránica, implacablemente. Cada acción muestra, edípicamente, nuestros terrores escondidos.
 
sábado, junio 23, 2007
 
Estoy recibiendo gustosa un inspector de audacia sexual. ------ La oración anterior contiene errores.
 
 
Entre niñas fiesteras, amó tiranas idealistas: consideró, ardorosamente, mansillar esas níveas tetas erguidas. ------- La oración contiene faltas de ortografí­a.
 
 
Surcaron intrépidos estos mapas para retroceder enfáticamente.
 
 
Oyeron propuestas únicamente estúpidas: susurraron taradeces atroces siempre.
 
 
Simplemente ignoremos nuevos dichos, intentando calcular atroces teorías opuestas.
 
 
Ayer, mis abogados recapitularon, ganándole una rencilla al sindicato.
 
 
Realmente esperaba, amor, las incontables zalamerías. Ahora, recuento las amarguras.
 
 

Así, con orgullo, revelo risueña alguna locura. ¿Ambicionas realizarla?

 
 
Nunca intenté ñandúes acorralar.
 
 
Situaciones únicamente fugaces registraremos. Idilios recordaremos ambas, niña.
 
 
Sus usurpadores pensaron ufanos en sustraerle todo orgullo. Sufrirán.
 
 

Estas xilografías transforman retratos: ambiciosamente novedosas, juzgan en rojo otros supuestos.

 
 
Los incontables trabajos engendraron raras amistades: loable mejoría entre numerosos trabajadores extranjeros.
 
 

Aclaración: nunca cuento eficazmente situaciones trabajosas. Reitero afirmaciones literalmente.

 
 
Sois, amada, la adorable dulzura ancestral.
 
 

Aspirinas coloradas revelarán oscuras búsquedas ambiguas. Traguémoslas inmediatamente con agua salada.

 
 
Senos impresionantes nos tormentan, anuncian cogidas terriblemente impuras, cogidas acrobáticas.
 
 
Oye, buscaba solamente explicaciones; quizás una indicación ortográfica, sintáctica.
 
viernes, junio 22, 2007
 
Ofrecieron doce inestimables obsequios.
 
 
Seis agentes zainos, oscuros, nos alcanzaban. Nat dijo: ¡oh, los odio!
 
 
Al bistec, recuerda untarle mantequilla, así sazonándolo.
 
 
¡Ah, zopenco, me abrumas!
 
 
¿Sabrás entender mis absurdas necedades, Azma?
 
 
Ahora, cada hombre indique cuándo ha asistido. Recuerden registrarse aclarando día o semana.
 
 
El sol tomamos, un poco incautos. Despertamos achicharrados.
 
 
Sus ilusiones generan una extraña melancolía estúpida.
 
 
Ahora nos acercaremos. Cameraman, reporteros, organícense. Nuestro informe comenzará. Olavia, sígueme.
 
 
Organistas lusitanos acordaron vandalizar institutos anacrónicos.
 
 
Si e. no confirma, indígnate. Llámalo, Olavia.
 
 
Soy un yucateco ordenado, sencillo.
 
 

Sumamente inducida con opiáceos, tropiezo inútilmente con objetos suyos.

 
 
El silencio puede exasperarme. Realmente añoro, necesito, zumbidos abiertamente sicóticos.
 
 
Su infección no cedía. Estaba realmente acabado, muy enfermo, no tenía esperanzas.
 
 
Ogros borrachos se embutían renacuajos viscosos. Era monstruoso oírlos salivar, los odiaba sinceramente.
 
 
Seres extraterrestres rondan Irán, observémoslos.
 
 
¡Oye! ¡Di algo serio!
 
 
Amigos míos, bellos indigentes, gritemos unas odas.
 
 
Es sencillamente tonto redactar un comentario teniendo un razonamiento ambiguo.
 
jueves, junio 21, 2007
 
Sus extrañas nalgas son impredecibles. Botan ligeramente, están medio escuálidas, no tienen estructura.
 
 
Su enseñanza nos sugiere interesante bondad, leamosla en muchas escuelas. No tardaremos, empecemos. ------- La oración contiene faltas de ortografía.
 
 
Ser amable con alguien resulta loable; actúen sensiblemente.
 
 
Su odontólogo le analizó caries el miércoles. Opinó sacarlas.
 
 
Soles iluminan nuestro crepúsculo. Reposemos enaltecidos, todos iguales; seamos muy ociosos, solacemos.
 
 
Su escuela realmente valora intelectos castos. Invariablemente orienta sincretismos.
 
 
Ocho propiedades están razonablemente administradas. Como inquilino obtengo nuevos excepcionales servicios.
 
 
Sesudos empresarios manejan interesantes negocios; algunos rigen importantes operaciones.
 
 
Sus amigos tienen algunas nuevas inquietudes. Comenzaron otro seminario.
 
 
Nosotros ocultamos secretos ominosos. Tenemos recuerdos oscuros, satánicos.
 
 
¡Socorro! Un gato inquieto está rondando entre nosotros.
 
miércoles, junio 20, 2007
 
Recién escribieron citas increíbles; buena amistad sugieren.
 
 
Eso supuse, pues esta cofradía tiene amigables condiciones. ¡Un largo abrazo recibas!
 
 
Olvídalo, forzarte estaría negado. Siempre intentaré vitorearte, así mantendremos esto neto, tremendamente espectacular.
 
 
¿Zopenco? ¿Osas posicionarme en nuestra comunidad ofensivamente?
 
 
Ordinario resulta describirse instintivamente, nunca ayuda. Retratos intangibles esperamos, zopenco.
 
 
Sus acciones bien intencionadas hablan ostensiblemente. Nunca demuestra ordinariez.
 
 
Esta xerografía tiene expresiones nihilistas. Suprímela oportunamente, sabihondo.
 
 
Salieron un barco y un galeón a recorrer mares extensos.
 
 

Oscura fe enardecida, no debo idealizarte. ¿Deberías oportunamente subyugarme?

 
 
Siempre un funeral resulta interesante. Recuerdo algunos sensacionales. ------- La oración anterior contiene errores
 
 
Olvídalo; fumar es narcotizarse. Devuélvelos inmediatamente, drogón, o sufrirás. ------- La oración contiene errores.
 
 
Señalaban inquietos, lejos. Volvían increíblemente ofendidos.
 
martes, junio 19, 2007
 
Ese bajista rasguea impecablemente; óyelo, Silvio.
 
 
¿Se imagina la excitación nuestra cuando iniciábamos otro seminario? Asistirían muchos enólogos no tan ebrios.
 
 
Lejos están tus amigos lituanos, escaparon silenciosamente.
 
 
Seis estúpidos xilofonistas usaron ácidos letales.
 
 
Intento no terminar, eyacular resultaría mortal. Imagino nueces, alcachofas, coles; imaginándolas olvidaré nuestra excitación sexual.
 
 
Sola, urdo conspiraciones. Una mujer busca interminaciones.
 
 
Ocho dedos inmundos osaron seducirme analmente. Sucumbí.
 
 

Incluso nuestras soberbias ideas sostienen tantas imbecilidades odiosas.

 
 
Sólo el nuevo teniente insistió.
 
 
Obtuve cuatro estrellas anoche, no imaginas cuánta alegría sentí.
 
 
Oscuros buzos surcan orondos las endiabladas tormentas oceánicas.
 
 
Este xilofón trae raras advertencias, ¡ñaque obsoleto!
 
 
Sorbía oporto, bebía exasperado. Realmente borracho, intentaba ahogar mis esperanzas. ¡No te extraño!
 
 
Odio con un reservado rencor, espero nunca cometer imprudencias actuando soberbiamente.
 
 
Olvidé decirle, idiota: odio sus ocurrencias.
 
 
Sus ínfulas lo volvieron idiota, odioso.
 
 
Si obras bien, recibirás elogios suficientes. ¿Acaso las interminables elegías no te estimulan, Silvio?
 
 
Eso sólo pasa aquí, no tienen oraciones sensacionales o sobresalientes.
 
 
Odio redactar folletos, escribí borradores realmente espantosos.
 
 
Esa suntuosa casa está por tu infausto colegio inglés; síguenos, maestro orfebre.
 
 
Debieron esperar cinco interminables días. Incluso, durante algunos minutos, enfrentaron nuestro total escepticismo.
 
 
Señor, ese nuevo intento lo invalidaron, deberá aprender decididamente.
 
 
Olavia recordó que una inflamación testicular indicaba senilidad.
 
 
Estás sensible, tienes orquitis.
 
 
Siento interrumpirte, rlrm: vengo a mostrarte esto.
 
 
Oiga, cantinero, tráigame algún vino austriaco. ¡Sírvame!
 
 
Ningún otro quiso unírsenos. Entrábamos, aunque rezagados, liderando octavas.
 
 
Oye, recuerda, gañán, aquí no indemnizamos zopencos ansiosos cuando intentan obcecadas necedades. ------- La oración no tiene como acrónimo la última palabra de la frase anterior.
 
 
Oceanógrafos rumanos golpearon al nadador italiano, zarandeándolo abruptamente. Con infamia osaron noquearlo.
 
lunes, junio 18, 2007
 
Oiga, reverendo estúpido: ¿ganará algo nuestra organización?
 
 
El más pequeño, el que usaba esa ñocha, estaba consumiendo infusiones de orégano.
 
 
Al nombrarte, otros cuantos han empequeñecido.
 
 
Oiga, fanfarrón, usted se comprometió a bailar anoche.
 
 
En su funeral un mariachi ofuscaba.
 
 
Aquí conocí el rencor, cuando aquel romance se esfumó.
 
 
Ese feliz evento resultó verdaderamente espantoso. Sus cuñados, ebrios, nos cansaron intentando acercarse.
 
 
Ahora brincaremos, recuerden integrarse gozosos, así tendremos efervescencia.
 
 
Si el martes amanece nublado, abrígate.
 
 
Si esas nalgas consigo, insisto, lloraré otra semana.
 
 
Xilógrafos ilustres lograron obras fantásticas obteniendo novedosos ornamentos sencillos.
 
 
xilófonos. ------- La oración no tiene como acrónimo la última palabra de la frase anterior.
 
 
Oigo xilófonos.
 
 
Olimos porongos; imaginamos observarlos. ------- La oración no tiene como acrónimo la última palabra de la frase anterior.
 
 
Se inició la batida avícola numerando diversos "¡ox!".
 
domingo, junio 17, 2007
 
Los únicos coños hermosos están mojados o silbando.
 
 
Seres extraterrestres nos sacaron algunas colonias. Intentemos organizarnos. ¡No abandonemos! ¡Luchemos!
 
 
Sucios urinales contemplaba, unos meados brillaban. Intenté, masoquista, olerlos. ¡Sensacional!
 
 
Obligados, fuimos entregándonos. Nuestros soldados, indefensos, volvieron. Obligados sucumbimos.
 
 
Anoche leía tranquilo, intempestivamente sonaron improperios muy ofensivos.
 
 
Sí, e., recuerdo esa noche. Alguien tocaba altísimo.
 
 
Sonidos infames nos torturaban. Algún xilofonista impartía serenata.
 
 
Aunque mis acrónimos erróneos sean tachados, releyéndolos aprenderé reglas, léxico, ortografía, sintaxis...
 
sábado, junio 16, 2007
 
Ocho reclutas torturaron once gatos rabiosos. Así fue, intentaban amaestrarlos.
 
 
Olimos rosas tibias, olimos geránios rutilantes; aquellas flores incitan amor. ------- La oración contiene faltas de ortografía.
 
 
e., muy paternal, les avisó, zonzos. Aunque muchos intentamos escribir negando toda ortografía.
 
 
Sería estúpido retirarnos. Ignoremos al mortal enemigo, no tiene emplazamiento.
 
viernes, junio 15, 2007
 
En síntesis: parecen estar realmente atrapados, nadie zafará ahora. ------- La oración anterior contiene errores.
 
 

Su estúpida reverencia ¿Indica algo? ¡Mucha enfermedad! ¡No tenemos esperanza

! ------- La oración contiene faltas de ortografía.
 
 
Está muy bien resumido. Olavia lo leyó. Óptima síntesis. ------- La oración anterior contiene errores.
 
 
Su enorme rencor intenta arrastrame, meterme en nuevos, terribles embrollos. ------- La oración contiene faltas de ortografía.
 
 
El nocivo cíclope imaginó comerse los odiosos pueblerinos. Ese día ignoró advertencias. ------- La oración anterior contiene errores.
 
 
Si escriben relatos imaginarios aunque mediocres, editaremos nuestra tediosa enciclopedia.
------- La oración contiene faltas de ortografía.
 
jueves, junio 14, 2007
 
Sendos olores lo ofuscaban seriamente.
 
 
Son ordinarios. Lloran observando zepelines aterrizar. Mejor observémoslos solos.
 
 
Nos atacaron zancudos, infectados sollozamos.
 
 
Este xilógrafo imita letras irónicamente. Anúlenlo, repite obras nazis.
 
 
Otra buena noticia: un burócrata italiano leyó anticipadamente reglamentos. Lo exiliaron.
 
 
Otro día intentaremos obnubilarle.
 
 
Siempre anda lamiendo unos dulces argentinos; realmente lo odio.
 
 
Su excesiva ñoñez ocasiona repetitivos incidentes. Todos omiten saludarlo.
 
 
Ocho competidores corrieron inmediatamente sobrepasando obesos señoritos.
 
 
Nos atraparon. La guerra únicamente dejó occisos.
 
 
¡Obsecuente rechoncho! ¡Grandilocuente adiposo! ¡No ingieras zanahorias ahumadas, come insuficientemente! ¡Obeso nalgudo!
 
 
Al sentirse obligado, Mario buscó rápidamente otra sencilla organización.
 
miércoles, junio 13, 2007
 
Sentí ese vello excitante, realmente asombroso.
 
 
En realidad, otras teorías indican, contrariamente, anorexia severa.
 
 
–Ofertas baratísimas en departamento "Íntimos"– escuchamos. Nos tentaron, es magnífico escoger níveas tangas eróticas.
 
 
No usemos estupefacientes. Sin tenerlos reposemos obedientemente.
 
 
Su universo ridículo gira incesante, romántico, alrededor nuestro.
 
 
Si intento nimiedades tardaré; otros, más apresurados, surgirán.
 
 
Sufría una paranoia rara, irracional. Médicos idóneos dedujeron otros síntomas.
 
 
El malagueño parece estar realmente involucrado. Falsificó obligaciones llenando espacios suprimidos.
 
 
No uses ese vestido aún. Mañana estrenaremos, no te emperifolles.
 
 
Eso sólo puede lanzarse intentándolo nuevamente.
 
 
Refléjanme espejos tristes imágenes raídas; aparento tener esplín.
 
 
Si acaso la irritas, retírate.
 
 
El señor calladamente objetó, pedía esas tortas al salir.
 
 
¡Arrojan granadas, refugiémonos adentro del asilo! ¡Busquen las escopetas!
 
 
¿Sufre Olavia bronquitis recurrentes? Entonces medícala, Andreita. Ninguna enfermedad resulta agradable.
 
martes, junio 12, 2007
 
Antes, nuestros amigos labriegos, ilusionados, zarparon alegres: recomenzar les agradaba sobremanera.
 
 
Simplifiquemos ideas, con intereses loables intentemos analizarlas.
 
 
Sobre un enorme ñandú observamos Sicilia.
 
 
Estaba sentada cantando algunas letras olvidadas, Florkin recordaba ilusiones o sueños.
 
 
Sobre inestables mamparas puse las esquelas mortuorias; era noche, tenía escalofríos.
 
 
Asistieron nueve alumnos replicando que únicamente iniciarían sencillas tareas, acudirían simplemente.
 
 
Ocho reporteros tenían órdenes de ocultar xerocopias anarquistas.
 
 
Oscuro futuro imagino, con idiotez ortodoxa.
 
 
Suecas impúdicas nos tenían interesados, exhibiéndose naturalmente, demostrando oficio.
 
 
Sufriste amoríos; no distraigas ese corazón, estimúlalo sintiendo.
 
 
Si ofendes ñoños, alégrate. Diles oscuras sandeces.
 
 
Subamos un cerro. Elevémonos sobre ocasos soñados.
 
 
Aquí tus extraños relatos realmente aterran. ¿Dónde oíste relatar esos sucesos?
 
 
Sueño insistentemente en torres ominosas. ------- La oración anterior contiene errores.
 
 
Antes traía esas rosas rojas, ahora detesto olerlas. Repugnancia, éso siento.------- La oración contiene faltas de ortografía.
 
lunes, junio 11, 2007
 
Sus escritos resultan aterradores.
 
 
Si un perro entra rabioso, ignóralo. Otra raza extinta será.
 
 
Sus obras benéficas aplaudieron ruidosamente los orgullosos superiores.
 
 
¿Sabes, e.? No oses sobarlos.
 
 
Suéltate unos botones, linda. Intentaré mamar esos senos.
 
 
Según entendí, cada capítulo incluía ocho narraciones. Algunas de autores sublimes.
 
 
Indios nahuas forjaban armas mediante espinas seccionadas.
 
 
Sus antepasados comunes unían décadas infames.
 
 
Ordené recovecos descuidados, esos negros estantes sacudí.
 
 
Odio reiterar órdenes.
 
 
Nueve osos veían el dado oscilando sobre oro.
 
 
Es muy imaginativo. Genera rápidamente acrónimos, buscando algo novedoso.
 
 
Ninguna urraca era visible ayer. Muchas estaban nostálgicas; tristemente emigraban.
 
 
Rompí otro novedoso diván. Arreglémoslo nuevamente.
 
 
Sabia observación, ñoños americanos rondan.
 
 

Sobre unos restos, el ñoño ansiaba soñar.

 
 
Andreita tiene razón: anoche pudiste alimentarnos, rostizando largas aves sureñas.
 
 
Alarma tener recuerdos angustiantes, pero ahora respondo logrando ahuyentar suceptibilidades. -------- La oración contiene faltas de ortografí­­­­a.
 
 
En Xochimilco conocí extrañas larvas, era natural conocerlas. Intenté atraparlas.
 
 
Este novedoso toldo evitará nuevos diluvios inundando sus terrenos, excelencia.
 
 

Esperaré mientras buscas otro baboso aquí, diciendo obscenidades

. ------- La oración anterior contiene errores.
 
 
Ese nocivo traidor está nuevamente desesperado, invoca sus tótemes embobado. -------- La oración contiene faltas de ortografí­­­a.
 
 
Será, ese nuevo solar azul, tu aparcadero, mi estimado niño terrible. ¿Entendiste?
 
 
Si algunos lituanos violentos entorpecen mi obsevación, no opinaré sensatamente.
 
 
Amigos, busquemos soluciones, tenemos raros acrónimos con tremendos absurdos. ¡Salvémonos!
 
domingo, junio 10, 2007
 
Soñé animales larguiruchos alimentándose. Reían incesantemente, osados. ------- La oración anterior contiene errores.
 
 
Alguien bondadoso seré, tu respétame. Así cobrarás tu abultado salario. -------- La oración contiene faltas de ortografí­­­a.
 
 
Orates, locos, vanos, imaginaban dejar atrás deidades abstractas.
 
 
Su escritura guarda una ilusión difícilmente olvidada.
 
 
¡Adiós, mi osito rechoncho, escribiré seguido!
 
sábado, junio 09, 2007
 
Si un suspiro pudiera irradiar renovadas opciones, suspiraría. ------- La oración anterior contiene errores.
 
 
¡Arriba mujer! Orgullosamente, ruidosamente, emitamos suspiros. -------- La oración contiene faltas de ortografí­­­a.
 
 
Ahora no tengo intención especial sobre ti. Estoy totalmente indispuesta cultivando amores.
 
 
¡Esa lagartija es grosera! A ningún caimán imites, ¡antiestética!
 
 

Espero, niño, respuestas insumisas que utilicen enigmas, comprendan elogios. Requiero elegancia.

 
 
Obtengo irrisorias raciones, tardíamente enriqueceré.
 
 
Espero, sosegada, oírte.
 
 
Su interesante lección enseña: "nunca comas insuficientemente o sufrirás anorexia". Mario, estúpido, ninguneó todo eso.
 
 
Sobre una rama estaban ñacaninás, observándonos silenciosamente.
 
 
Silvio entrena ñandúes, avestruces. Lindos ejemplares sureños.
 
 
Esta soledad tiene un pequeño inconveniente: deja obvias señales.
 
 
Sus amigos, tan ingenuos, son felices. Aman cenar en nuestra mesa. Estúpidos.
 
 
Sé ortografía, largos acrónimos satisfácenme.
 
 
Su acrónimo corrigió rápidamente, a solas.
 
 
Ogros bizcos jugaban en carretas inmundas, ondeando nuestras efigies sacras.
 
 
Así, liberalmente, espero juntar objeciones.
 
 
Soy un dulce amante feliz. Robo intempestivamente corazones, a nadie alejo.
 
 
Otro raro objeto perdieron en la expedición sudafricana.
 
viernes, junio 08, 2007
 
Ojetes diáconos impedían orar sin oropeles.
 
 
Se ufanaba con una muy buena idea, odioso.
 
 
¡Oh, no! Odín mató a Thor ocultando pirañas en yates. Ahí sucumbió.
 
 
Oye Nat: Olavia, Mario, Azma, también otros; pensaron, escribieron y armaron situaciones. -------- La oración contiene faltas de ortograf­­í­­a.
 
 
Simplemente olvidé locutar onomatopeyas.
 
 
Sus ideales baratos acabaron realmente inquietándonos. Terminó absolutamente solo.
 
 
Estos sucios tacos realmente están maravillosos. En cualquier esquina recibirían alabanzas sibaritas.
 
 
Oh, bribón, sabíamos eso. ¿Quieres una idea? Ahórrate regalarla, te estremecerás.
 
 
Sin intrigas, la verga intentaré obsequiarte.
 
 
Entre nosotros tres resultó extremadamente malo. Olvídalo, Silvio.
 
 
Ahora, mi amor, busco lograr excitarte más, en nuestro tálamo entremos.
 
 
Robemos amor muy amablemente.
 
 
Sufrí un susto por intentar romper aquella rama.
 
 
Al caer en redondas camas, amémonos. Retozando, no olvides suspirar.
 
 
En nuestra vida íntima debemos intentar acercarnos.
 
 
Sus amigos lituanos usan dos anillos brillantes. ¿Los envidia?
 
 
El martes buscaremos obtener treinta armas de otro surtidor. ------- La oración anterior contiene errores.
 
 
Sólo algunos licántrapos usan dientes afilados, ¡busquemos los embotados! -------- La oración contiene faltas de ortografí­­­a.
 
 
¡Deja esa caca, inútil! Sácala inmediatamente o no estarás saludable.
 
 
Si estás generando utopías, realmente intenta delegar algunas decisiones.
 
 
Sus únicos bienes responderían. Entonces, por tus inútiles compañías inversoras, ora seguridad.
 
 
Son antiguas legiones olvidadas necesitando espacios subrepticios.
 
 
Amablemente miremos imaginarias goteras ornamentando salones.
 
 
Iré despacio, estimados amigos.
 
 
Ahora quisiera una idea.
 
 
Si ese ñoño ora, reiremos indiscriminadamente aquí.
 
 
Sobre olas, ballenas ríen incontenibles. Nos ofenden, señoría.
 
 
Son amigos nuestros tus otros sobrinos.
 
 
En Noruega se ilustran mediante inmensos soliloquios maniqueístas, algunos dicen observar santos.
 
jueves, junio 07, 2007
 
Seis elegidos leyeron el Corán con interés. Otros nueve, arrodillados, rezaban ensimismados.
 
 
Solías escribir magistrales anuncios. Noto abandono. ------- La oración anterior contiene errores.
 
 
Se esperan nuevas cosechas. Inesperadamente llovió otra semana. -------- La oración no tiene como acrónimo la última palabra de la frase anterior.
 
 
Sollozando admito bajos resultados, otra simple oración seleccionaré.
 
 
Si hoy observamos rituales, terminaremos sollozando. ------- La oración anterior contiene errores.
 
 
Sus amigos tuvieron esta loca idea: tirarse en shorts. -------- La oración no tiene como acrónimo la última palabra de la frase anterior.
 
 
Soy ateo, tú eres luterano. Invariablemente tendremos encontrones sabrosos.
 
 
Ahora la bestia está rompiendo concienzudamente algunos satélites.
 
 
Los astutos masones entubaron ríos, lagos, albercas.
 
 
Andreita, conozco tus intensiones, tus útimos deseos. ------- La oración anterior contiene errores.
 
 
Los acrónimos mas expresivos reflejan lamentable actitud. -------- La oración contiene faltas de ortografí­­­a.
 
 
Si es nieve, intenta lamerla.
 
 
Sus enormes nudillos sobresalen artríticos como indicando otro norte ¿Estará senil?
 
 
Recuerdo estar siempre partiendo una espantosa salamandra, teniendo asquerosas sensaciones.
 
 
Se esmeran cuando uno les arranca respuestas.
 
 
Olvídalo, bonita, los indios ganaron. Ahora comienza, indudablemente, otra nueva etapa secular.
 
 
Olvidaron personas oportunistas responder tremendas obligaciones.
 
miércoles, junio 06, 2007
 
El negro turco estaba nadando; daba inútiles manotazos, intentando emerger. Nosotros tomábamos oporto.
 
 
Esta x atiborra sus pensamientos. El resultado alcanzado no tiene entendimiento.
 
 
Aquellas diferencias reanudaron ese debate exasperante.
 
 
La oportunista creó usinas radiactivas adrede.
 
 
Sus ojos cálidos irradiaban alegre locura.
 
 
El xecudo presidente repitió encendidas sentencias, incluso ofendiendo nuestra empresa social.
 
 
Silvio únicamente intervino con incorrectas declaraciones o sencillas expresiones.
 
 
Soldados ocultos lo atacaron, pidiéndole ayuda. Dante, ofendido, suicidose.
 
 
Sus obligaciones laborales incluían dirigir obreros solapados.
 
 
Esta rencilla obstruye sus intentos ostensiblemente nobles al desdeñar acuerdos sólidos.
 
 
Olvidadas culturas urbanizaron lejanas tierras áridas, repoblaron superficies erosionadas.
 
 
Si un bribón utiliza raros bigotes, intenta ocultarse.
 
 
Sobre islas mediterráneas imagino liberarme. Abandonaré rápidamente este suburbio.
 
 
Sobre islas mediterraneas imagino liberarme. Abandonaré rápidamente este suburbio. -------- La oración contiene faltas de ortografí­­­a.
 
 

Superamos inicialmente multitudinarios pedidos. Logramos organizar nuevos envíos similares.

 
 
Sobre una nariz torcida utilicé osadamente sucios anteojos simplones.
 
 
Recuerdo ese cuento uruguayo. Él realmente domina orbes suntuosas.
 
 
O bebían licor o negra gaseosa amarga. ------- La oración anterior contiene errores.
 
 
Nunca estuviste gorda, acaso demasiado oblonga. -------- La oración no tiene como acrónimo la última palabra de la última oración válida.
 
 
Si el nadador sarcástico actúa como ídolo, obtendá negativos augurios. Lo esperamos sosegado. -------- La oración no tiene como acrónimo la última palabra de la frase anterior.
 
 
Su alteza busca olvidados recuerdos.
 
 
Odio los olores raros. Odio su ostensible sabor.
 
 
Nunca el ganador aduló dioses olorosos.
 
 
Sus ilusiones generan una insatisfacción estúpida. Recordémoslo, olvidemos necesidades. -------- La oración no tiene como acrónimo la última palabra de la frase anterior.
 
 
Siempre intento ganar. Úrgeme iniciar este reto otrora negado.
 
 
El londinense empezó, vos arrancaste después. Ambos siguieron.
 
 
Subí una barranca lejana, intentaré montañas elevadas.
 
 
Recuerdo un idilio novedoso, absolutamente sublime.
 
 
Rescatemos esos cinceles ordinarios, redecoremos después aquellas ruinas.
 
 
Recuerdo esas cosas, odio recordarlas. Debemos abolir recordar.
 
 
Sus últimas siete peticiones indicaban rarezas al recordar.
 
 
Ámame más. Ámame, rlrm. No olvides suspirar.
 
 
Sube al tren rápidamente, allá podremos amarnos.
 
 
Óyeme bien: sí, encuentro ridículo vivir así, dándote órdenes. Reflexiona, estúpido sátrapa.
 
 
Opinan por ignorancia, no andan netamente de observadores.
 
 
Amanecen los gallos opinando.
 
 
Decidí iniciar sin tus argumentos necios; confío instaurar algo.
 
 
Si el xenófobo utiliza aliados los indígenas deberán agenciarse distancia.
 
 
Aún puedo recordar el tema. Alabama dijo: ¡Idiota! ¿Tienes otra sexualidad?
 
martes, junio 05, 2007
 
Si ofreces besos ricos, entonces mejor acércate, nena, estaremos realmente apretaditos.
 
 
Si esperas mejorar buscando las antiguas notas, te esforzarás sobremanera.
 
 

Simplemente olvidemos luchar. Unamos con infantil obediencia nuestros esperanzados semblantes.

 
 
Ellos siempre tuvieron un poder extremo, negociaban decidiendo osadas soluciones.
 
 
Sabios ídolos erigen muchos palacios realmente estupendos.
 
 

Abramos nuestras almas. Logramos obtener grandes ideas así siempre.

 
 
Alegremente ridiculiza rulos, ignorando bestiales analogías.
 
 
Sacó alguna carta, usando dedos índices arriba.
 
 

Osé seguir cuando una libertad ominosa sacudía.

 
 
Seré impertinente, te imploraré ósculos.
 
 
Seis enormes ñandúes obesos rompieron el sitio.
 
 
Odas victoriosas abiertamente cantamos, ilusionados. ¡Oigan nuestro escándalo, señores!
 
 
Olvídalo, bonita, seré el reservista; vamos a lograr ovaciones.
 
 
Ese recto está correctamente torneado, obsérvalo.
 
 
Acaríciala con ardor, regodéate. Insistiré con intenciones alevosas. Resistiré erecto.
 
 
Siento orgasmos besándola; ahora la acariciaré.
 
 
¿No estás gozando, amor? Tengo inmensa verga alistada. ¡Sóbala!
 
 
El señor comendador utiliza estratagemas cuando escucha negativas.
 
 
Indios norteños se indignaron seriamente. Tus imprecaciones realmente escuecen.
 
 
Ahora sí insistiré.
 
 
Sos obsesivo, besás reiteradamente en mis axilas. Nunca experimenté regocijarme así.
 
 
Saborear algo bueno... ¡Oh, realmente estoy ansioso! Lo ansío sobremanera.
 
 
Entonces sálalas, ponles estragón. Cómelas inmediatamente. Ahora saboréalas.
 
 
Son aquellos bizcochos insípidos, algo mal enharinados. Necesitan tener especias.
 
 
Su única función, reestructurar instituciones rancias, adecuándolas sabiamente.
 
 
Ese xilofonista quiere una invitación, será insistente. Tramítala o sufrirás.
 
 
Seguramente usas prendas extrañas, diseñadas imaginativamente, tienes algunos ropajes sencillamente exquisitos.
 
 
Antier le expliqué nuestro trabajo al reacio Latinlosers, ordenándole supeditarse.
 
 
Siempre ansié tener ropas argentinas para alentarlos.
 
 
Su investidura no interesa, es sumamente tacaño, ruin, odioso, sátrapa.
 
 
Ojalá podamos escuchar rock alternativo, recordando esos momentos oscuros, siniestros.
 
 
Su último problema, obviamente, no es respiratorio: lo operaremos.
 
 
Espantoso sería padecer asma, siempre me ofusca suponerlo.
 
 
Si osas lamer aquella maldita estera nórdica, tendrás espasmos.
 
lunes, junio 04, 2007
 

¿Estoy siendo paciente? En realidad, ansío nuevos zapatos abrigados solamente.

 
 
Sí, amor, reís tiernamente, regalás esperanzas.
 
 
Repite ese verso, enúncialo nuevamente. Tus oraciones nos excitan, Sartre.
 
 
Recuerdo el zumo: anaranjado, rico, opulento, natural. ------- La oración anterior contiene errores.
 
 
Algunas lindas mujeres observáronme repartir zurras, algunas rezaron. -------- La oración no tiene como acrónimo la última palabra de la frase anterior.
 
 
Ahí los meseros organizaron raros zafarranchos, atrevidos reventones.
 
 
Sus amigos le indicaron dónde almorzar.
 
 
Siempre están negando tener intenciones malvadas. Intentemos entenderlos, no tenemos otra salida.
 
 
Señor embajador: no tiene inquietos, muy inquietos, ese nuevo trato obsesivo suyo. ------- La oración contiene faltas de ortografí­­­a.
 
 
Obsesiona creerlo. Unos locos también ocultan sentimientos.
 
 
Estoy sorprendida pues algunos niños tienen oscuros sentimientos ocultos.
 
 
E. sospecha por anónimos. Navratilova tiene obsesiones sobre observarlo. --------- La oración contiene errores.
 
 
Envíame quince uniformes inmediatamente; vimos otros con algún retoque terrible, espantoso.
 
 
Sin ortografía brillante reiteradamente escribes simpáticos acrónimos, Latinlosers. Insiste entonces, no temas equivocarte.
 
 
Si insistes, estarás masturbándote plenamente, recibirás estremecimientos. ------- La oración anterior contiene errores.
 
 
Sin ortografía brillante reiteradamente escribes simpáticos acrónimos, Latinlosers. Intenta entonces, no temer equivocarte siempre. -------- La oración no tiene como acrónimo la última palabra de la frase anterior.
 
 
¿Soy estúpido? ¡Cometo repetidos errores teniendo ortografía sobresaliente!
 
 
Seré alguien tolerante, impasible. Si fumas aquí, comprenderé. Espero recordarlo, lo odio sinceramente. -------- La oración no tiene como acrónimo la última palabra de la frase anterior.
 
 
Son anticuados tus intentos. Será fácil acercarme, conocerte enteramente, recuperar los ocultos secretos.
 
 

Siempre atiendo tus impetraciones sonriendo, feliz. Adoro cuando tienes otros reclamos insatisfechos, amo satisfacerlos.

 
 
Si obramos bruscamente, resignaremos ideas o sensaciones. ------- La oración anterior contiene errores.
 
 
Siempre abre tu imaginación si fumas aromas considerados tolerablemente opiáceos. Recién iniciados, absténganse sobrios. ------- La oración contiene faltas de ortografí­­­a.
 
 
Su erección no satisfizo a Circeromana. Intentó, obviamente, nuevas erecciones satisfactorias.
 
 
Sus últimas fantasías revelaban intensos momentos, infames encuentros. No tuvo otras sensaciones.
 
 
Sobran intenciones destructivas, requeriremos amparo. ------- La oración anterior contiene errores.
 
 
¿Abro un tinto o reventamos esa sidra? -------- La oración no tiene como acrónimo la última palabra de la frase anterior.
 
 
Aquí ultimaron tantos obreros; recuerdo espantosos sufrimientos.
 
 
Son unos cuantos ilustres autores.
 
 
¿Abro un tinto o reventamos esa sidra? ------- La oración anterior contiene errores.
 
 
Sólo unos cuantos ilustres autores. ------- La oración contiene errores de gramática.
 
 
Siento una comezón indigna o sucia.
 
 
Observas duchos árabes licenciosamente, incluso si cometen asesinatos sucios.
 
 
Sus amigos, todos idiotas, siempre fingen estar con hermosas odaliscas.
 
 
Otro bato jarocho estuvo comiendo insípidas ostras. No estuvo satisfecho.
 
 
Si insiste, le enviaré notas comunicándolo. Incluso omitiré sus objeciones.
 
 
Este xilofón tintinea incesantemente, ¿no tenés otro silencioso?
 
domingo, junio 03, 2007
 
Ojos bellos se encuentran, recordando visiones alucinantes, remembrando sueños extintos.
 
 
Ornitorrincos brincan incesantemente sin poder observarse.
 
 
Oí tus oraciones, ñoño obispo.
 
 
Son oscuros los días aquellos de otoño.
 
 
Oscuras batallas logran opacar nuestras gratas apreciaciones, soldado.
 
 
Sólo obtengo líneas oblongas.
 
 
Odio nuestra imbécil relación, imagino cómo andaría solo.
 
 
Simplemente oye laudes, saciarás tu ira conociendo imágenes oníricas.
 
 
¡Oh, besaremos ranas al solsticio!
 
 
Oiremos seis tenores regordetes, obesos, gritar otras dos obras.
 
 
Sólo algunas tortas incluyen salami francés. Esas, chorizo ostrogodo.
 
 
Odio cuando usted los trae atados. No debe ocultarlos. Mejor exhíbalos. -------- La oración no tiene como acrónimo la última palabra de la frase anterior.
 
 
Siempre estás renegando, e. ¿Nunca acabas tus amoríos satisfecho?
 
sábado, junio 02, 2007
 
Ojalá beses sabroso, ensalives rico, vueles al coger. Inténtalo, o no exijas serenatas.
 
 
Obtener bienes sustrayéndolos es robar, ¿vas a cometer ilícitos o negociaras emprendimientos simples? ------- La oración contiene faltas de ortografí­­­a.
 
 
Ahora mientes, odioso. Replanteas íntegras observaciones.
 
 
Libidinosos ósculos comienzan un rijoso amorío.
 
 
Secretas emociones nacen silenciosamente. Amémonos con imaginación, obedezcamos naturalezas añadiendo locura.
 
 
Ayer me impresioné, sobando tus amígdalas. Dante, eres sensacional.
 
 
Oídme, ningún amigo necesita instrucciones sobre traicionar amistades.
 
 
Sobre una cama umbría le enseñé nuestra técnica onanista.
 
 
En su cumpleaños Andreita nos dio ágapes lujuriosos. Opíparo servicio, onomástico suculento.
 
 
El nuevo reportero insinuó que una eminente corresponsal intentó silenciar testimonios escandalosos.
 
viernes, junio 01, 2007
 
Sí, algo ganaste, amigo zorro. Me enteré: nuevamente te enriqueciste.
 
 
Sueldos ínfimos nos dan infames caciques, algunos lugartenientes incluso saquean tierras ajenas sagazmente.
 
 
Son incunables muy ilustrados, libros antiguos, raros ejemplares sofisticados. ------- La oración anterior contiene errores.
 
 
Sácate inmediatamente nuestro déshabillé indostaní celeste. Ahora luces improlijo. Siempre tienes actitudes similares. -------- La oración contiene faltas de ortografí­­­a.
 
 
Seis operarios buscaban reconocimiento. Era necesario acabar tareas urgente. Recurrieron a los esquivos sindicalistas.
 
 
Sus ojos bizcos resultaron encantadores; viéndola a los ojos reivindiqué a dios. ¡Ojazos sobrenaturales!
 
 
Olvide sus curiosas urgencias, reverendo, aquí no tenemos instrumentos sexuales tan altamente sobrevalorados.
 
 
Olvidé leerte versiones inverosímiles de algunos locos oscurantistas.
 
 
¿En serio? ¿Tienes un peso inmenso? ¡Déjalo! ¡Olvídalo!
 
 
Entonces no, Cabeto. Obesas nalgas tengo, realmente asquerosas; renuncia, estúpido.
 
 
Si exquisitas nalgas tienes, intenso regocijo encontraré.
 
 
¡Oh! ¡Riquísimo! Gracias, ansiaba saborearla. Más orgasmos sentiré.
 
 
Ahora cómete ésta, para tener así largos orgasmos.
 
 
Sensaciones intensas necesitas: vergas enormes, realmente gruesas. Usarlas es necesario, zorra, acéptalo.
 
 
Su otro novio intentó dejarla olvidada. ¡Sinvergüenza!
 
 
Los eximios juglares ostentaron sonidos.
 
 
Ostentaba renovado ímpetu en nuestro tálamo, allá lejos.
 
 
Estas xerocopias opacaron rápidamente cada impresión zacatecana oriental.
 
 
Sé experimentar sensaciones únicas. Domino artes místicas, esotéricas, nigrománticas; te exorcizo.
 
 
Obviamente ahora sí investigaremos sesudamente.
 
 
El númida fue ritualmente exhumado; nunca tantos árabes rondaron los oasis.
 
 
Sí, aquel ñu usó dos astas mientras embestía. Naturalmente temo enfrentarlo.
 
 
Sé interpretar tus insinuaciones, alevosa depravada. Ódiote sañudamente.
 
 
Ordeno replegarse, dé estas noticias. Estamos sitiados.
 
 
Soy un fracasado, recibo órdenes.
 
 
Estuve nueve noches esperándote, gerund. Recibí el cablegrama indicándome dónde. Óyeme: sufro.
 
 
Su único boleto intercambió. También ahora me entregó nueve tiquetes ennegrecidos.
 
 
Su úlcera implica colostomía inmediata; debe intentar operarse súbitamente.
 
 
Esa llamada ocasionó suicidios.
 
 
Es sumamente farandulero, un embustero recio. Zahiere a todos ellos.
 
 
Si alcanzas la iguana, será tuya. ¡Esfuérzate!
 
 
O sea: entraste, almorzaste, saliste.
 
 
Seis osos babosos osaban romper narices óseas.
 
 
Ese soborno permitirá el rápido arresto; nunca, zapatero alguno, sobornó.
 
La última palabra del último post sirve de acrónimo para la frase del siguiente.
Debido a los cambios que está implementando Blogger, debes teclear /ncr al final de la dirección del dominio que tu navegador te muestre. Es decir, si en la barra de dirección de tu navegador muestra "http://acronimos.blogspot.com.ar", deberás teclear "http://acronimos.blogspot.com.ar/ncr".

Puntaje a partir del 1° de enero de 2008

Cabeto Administrador +1181
LaTurca +1054
Marthita +874
Ala +782
Emmanuel +618
Adriana +266
Gloria +168
Algo para recordar +136
Eli +122
Susy +089
Rubén +083
Diego +079
Sigilosa +053
Cecilia +029
TT +027
Francisco +012
Javier +011
Alabama Worley +010
Vylia +010
Dante Co-administrador +003
Juan +003
La Co +001
Nashira +001
Yue +001
Valeriana -002

PUNTAJE HISTÓRICO

Cabeto Administrador +2356
Emmanuel +1893
LaTurca +1736
Ala +1268
Marthita +1107
Adriana +335
Olavia Kite Fundadora y administradora +300
Diego +124
Dante Co-administrador +073
Vylia +072
La Co +039



Último recuento hecho el dos de abril de 2012 con el acrónimo de LaTurca terminado en 'acrónimo'.


- CAJA DE RESONANCIA -



¿QUÉ ES?

acrónimo.
(Del gr. ̚κρος, extremo, y -ónimo).
1. m. Tipo de sigla que se pronuncia como una palabra; p. ej., o(bjeto) v(olante) n(o) i(dentificado).
2. m. Vocablo formado por la unión de elementos de dos o más palabras, constituido por el principio de la primera y el final de la última, p. ej., ofi(cina infor)mática, o, frecuentemente, por otras combinaciones, p. ej., so(und) n(avigation) a(nd) r(anging), Ban(co) es(pañol) (de) (cr?di)to.
Real Academia Española © Todos los derechos reservados


Acrónimos empezó como un divertido juego de palabras en inglés que pronto fue adaptado al portugués, y ahora, al español. El objetivo es construir una frase a partir de las letras de la última palabra del post inmediatamente anterior. El carácter de la frase (serio, tonto, indecente) no importa. ¡Lo esencial es que la frase forme el acrónimo correctamente y tenga sentido! Cada frase correcta le otorga 1 punto al jugador.


JUEGA

¡Todos están invitados a jugar! Dejen un mensaje en la Caja de resonancia con su nombre, E-mail, la dirección de su página (en caso de tenerla) y su país de origen. El único requisito indispensable es tener una cuenta en Blogger. ¿Qué esperan? ¡Únanse y diviértanse!

Blogstop es el juego original. Acrônimo es el juego en portugués.


REGLAS
  1. Se otorgará un punto a una oración si ésta tiene sentido, buena ortografía y gramática, y si tiene como acrónimo la última palabra de la frase anterior.
  2. Se quitarán dos puntos a una oración que contenga faltas de ortografía o sintaxis.
  3. Se quitará un punto a una frase que parta de otra que contenga faltas gramaticales u ortográficas.
  4. Se quitará un punto a la frase que no tenga como acrónimo la última palabra de la frase anterior.
  5. Las oraciones deben ser completas, con sujeto y predicado. Los fragmentos serán tomados como faltas gramaticales.
  6. No se permite usar nombres propios, exceptuando el caso de nombres de jugadores de este blog, escritos tal como aparecen en la tabla de puntaje sí son permitidos.
  7. La última palabra de su frase no puede exceder los 20 caracteres, y debe ser puesta en negrita.
  8. Nuestra referencia máxima es, El Diccionario. La excepción a esta regla son los nombres propios aceptados (ver regla #6). Es decir, una palabra es válida ÚNICAMENTE si aparece en la lista de jugadores de Acrónimos o si aparece en el diccionario de la RAE, tanto en búsqueda directa o dentro de una definición.
  9. Un mismo participante no debe escribir dos frases seguidas; se parte siempre de la frase de alguien más.
  10. ¡Revisen bien sus frases antes de publicarlas! No quieren perder puntos, ¿o sí?
  11. Los posts no deben contener nada que no sean las frases del juego. La Caja de resonancia está abierta para cualquier otro tipo de conversación y avisos del administrador.
  12. Dado el caso de que dos o más personas escriban frases a partir de la misma palabra, sólo la primera en aparecer publicada será válida. Si varios minutos después aparece la otra oración, aunque ésta muestre una hora anterior, será inválidada, siempre que el hecho suceda cuando pueda ser válidado.
  13. Cuando un post no sea aceptado (si no cumple con alguno de los requisitos), el siguiente debe partir de la última frase correcta que se haya escrito.
  14. Para asegurar su permanencia en Acrónimos, los jugadores deberán hacer como mínimo un post cada tres meses. En caso de ser retirados del juego, pueden solicitar su reingreso con un comentario en la Caja de resonancia.
  15. NINGÚN jugador podrá borrar o modificar su oración publicada una vez que otro jugador haya publicado una nueva oración a partir de ésta.
  16. Cualquier discusión en torno al desarrollo del juego será moderada por el Administrador y resuelta por éste.

ARCHIVOS
agosto 2003 / septiembre 2003 / octubre 2003 / noviembre 2003 / diciembre 2003 / enero 2004 / febrero 2004 / marzo 2004 / abril 2004 / mayo 2004 / junio 2004 / julio 2004 / agosto 2004 / septiembre 2004 / octubre 2004 / noviembre 2004 / diciembre 2004 / enero 2005 / febrero 2005 / marzo 2005 / abril 2005 / mayo 2005 / junio 2005 / julio 2005 / agosto 2005 / septiembre 2005 / octubre 2005 / noviembre 2005 / diciembre 2005 / enero 2006 / febrero 2006 / marzo 2006 / abril 2006 / mayo 2006 / junio 2006 / julio 2006 / agosto 2006 / septiembre 2006 / octubre 2006 / noviembre 2006 / diciembre 2006 / enero 2007 / febrero 2007 / marzo 2007 / abril 2007 / mayo 2007 / junio 2007 / julio 2007 / agosto 2007 / septiembre 2007 / octubre 2007 / noviembre 2007 / diciembre 2007 / enero 2008 / febrero 2008 / marzo 2008 / abril 2008 / mayo 2008 / junio 2008 / julio 2008 / agosto 2008 / septiembre 2008 / octubre 2008 / noviembre 2008 / diciembre 2008 / enero 2009 / febrero 2009 / marzo 2009 / abril 2009 / mayo 2009 / junio 2009 / julio 2009 / agosto 2009 / septiembre 2009 / octubre 2009 / diciembre 2009 / enero 2010 / febrero 2010 / marzo 2010 / abril 2010 / mayo 2010 / junio 2010 / julio 2010 / agosto 2010 / septiembre 2010 / octubre 2010 / noviembre 2010 / diciembre 2010 / enero 2011 / febrero 2011 / marzo 2011 / abril 2011 / mayo 2011 / junio 2011 / julio 2011 / agosto 2011 / septiembre 2011 / octubre 2011 / noviembre 2011 / diciembre 2011 / enero 2012 / febrero 2012 / marzo 2012 / abril 2012 / mayo 2012 / junio 2012 / julio 2012 / agosto 2012 / septiembre 2012 / octubre 2012 / noviembre 2012 / diciembre 2012 / febrero 2013 / marzo 2013 / mayo 2013 / junio 2013 / julio 2013 / mayo 2015 / octubre 2015 /


Powered by Blogger