ACRÓNIMOS


viernes, marzo 31, 2006
 
Ojeras rojas ominosas necesitaban de acurrucarse, soñar.
 
 
Estoy saboreando fabulosas uvas, engullí recién zarzamoras orondas.
 
 
Su orto blanco estaba reluciente. Buscamos imágenes amables, mas era nimio tanto esfuerzo.
 
 
Regresó el grajo, regresó excelso. Sus alas relucientes agitó soberbiamente.
 
 
Sube allá, loco, invariablemente regresarás.
 
 
Ahora zambulliremos unas cámaras acuáticas recién adquiridas, después ordenaremos salir.
 
 
Anoréxicas jovencitas evitaron napolitanos azucarados.
 
 
Odio limpiar mierda, excremento, caca ajena.
 
 
Señora estupenda, ¿no teme al Dios olmeca?
 
 
Ríe último, boludo; intentaré esperarte sentado.
 
 
Supo el ñoño ofrecerme rubíes.
 
 
¡Oh, Dios infame! ¡Orificios salivados! ¡Alíviame, Señor!
 
 
Siempre intenté lamer buenos anos, nunca dejáronme. ¡Odiosas!
 
 
Alguien limpia armarios, recoge mugre, asea nuestro techo. Está silbando.
 
 
Ahora, siempre que unto empanadas, reconozco otros sabores alarmantes.
 
 
¡Siempre almorzamos la sardina asquerosa!
 
jueves, marzo 30, 2006
 
¡A comer, cochinos! Intenten devorar ese niño, tráguenlo en salsa.
 
 
Ahora, concluyes cada inútl día escapando, negando tu existencia sublime.

REGLA 2: La oración tiene faltas de ortografía.
 
 
Ridículo aquel zigzagueo, ocasionó nueve accidentes.
 
 
¿Realmente esperas sobreponerte pensando insensateces? Reflexiona, aprende, ¡razona!
 
 
Siento una debilidad oyéndote respirar.
 
 
Ahora mi olfato recorre otros sobacos, otro sudor.
 
 
Sus ojos bonitos recuerdo, eran verdes, intensamente verdes, inmensos… Recuerdo instantes amorosos.
 
miércoles, marzo 29, 2006
 
Sabes ofrecerte, bombón; regando el vino italiano, virtiéndolo inmoralmente, robándome indecentemente anoche.
REGLA 2: La oración tiene faltas de ortografía.
 
 
Sonreiría eternamente; nunca desfallecería: el romance oscuro sobreviviría.
 
 
Rodando encontré caminos únicos, entonces, recorría diariamente otros senderos.
 
martes, marzo 28, 2006
 
Imposibles metas intenté tocar. Así dejé olvidados recuerdos.
 
 
Ahora, quisiera un imitador.
 
 
Estoy notablemente triste; rehuí esa conmoción, opté rompiendo todo aquello dejado aquí.
 
viernes, marzo 24, 2006
 
Ahora le esperamos, juegos antes no deseamos. ¡Oh, la atención sobrepasamos!.



REGLA 3: La frase anterior tienen errores.
 
jueves, marzo 23, 2006
 
Entre nosostros, TT, resistiré estas calumnias olvidando raudamente todas aquellas denuncias; alejándolas.

REGLA 2: La oración tiene faltas de ortografía.
 
 
Amantes, gozamos alocadamente cada hora asesinada, ¿dijimos algo?

REGLA 1: La oración no tiene como acrónimo la última palabra de la frase anterior.
 
 
Siento un suspiro, una rápida respiración entrecortada.
 
 
Supe escribir dos últimas crónicas; "traeré otros relatos", apenas susurré.
 
 
¿Respirar entre suspiros? Preferiría inspirarte ricas oraciones seductoras...
 
 
Ayer me acosté necesitando ese calor entre respiros.
 
 
Níveas ilusiones nacieron formándole ósculos mágicos al nuevo amanecer.
 
 
No ingerirás nada frío, más aún, nada azucarado.

REGLA 1: La oración no tiene como acrónimo la última palabra de la frase anterior.
 
 
Sensual ombliguera lucías, untándote cremas impermeables, oleosa ninfómana.
 
 
Esta xeroftalmía tiende raramente a verter agrias gotas azules, necesitamos tratarla; encontrarle solución.
 
 
Atentamente solicito orden, los acrónimos nos derivan odios medianamente extravagantes.
 
 
Sentí un brusco impacto terminándome, asolándome.
 
 
Anticomunistas, leguleyos, canónigos andaban nombrando zonzos. ¡Al río! ¡Exterminio masivo! ¡Oscuridad súbita!
 
 
Sí, amor, la victoria alcanzaremos.
 
 
Amor, únicamente la lucha armada salva.
 
 
Eres sumamente puta. Andas serpenteando, meneándote orgullosa, diciendo incoherencias cuando aúllas.
 
miércoles, marzo 22, 2006
 
Esta soledad pasmante abruma mis ortodoxos días iniciando cada amanecer

REGLA 2: La oración tiene faltas de ortografía.
 
 
Su incandescente lira envolvía nostálgicas caricias intentando olvidar salvajes anécdotas, mientras ella, naturalmente, temblaba espasmódica.
 
 
Estreméceme mientras buscas abrazarme, regálame aquel zarpazo agridulce; dámelo así: silenciosamente.
 
 
Sabores extraños dan urticaria, cortan intestinos, rompen matrices embarazadas.
 
 
Sus ojos lo intuían, los ojos que un invierno osaron seducirme.
 
 
Sutil olvido: ¿bajarás, acaso, raudamente los abnegados soliloquios?
 
 
Sentidas ubres febriles, rojizas, inflamadas, me impresionaron. Elegí no tentarlas, osé sobarlas.
 
 
No alcanzan rudos reproches a calmar incontenible opresión nacida entre sufrimientos.
 
 
Odio reescribir; gracias al necio intendente zafado aborté cartas importantes, olvidé narraciones.
 
 
El nuevo vicario idiota da ideas ostentosas sobre organización.
 
 
¿Eres xenófobo, Cabeto? Intentaste traumatizarme acusándome neciamente; terriblemente envidioso.
 
 
Intentamos no coger, aguantarnos noches, sólo aparentábamos. Besabas lentamente el miembro erecto, niña tremenda, excitante.
 
martes, marzo 21, 2006
 
Susúrrame incansablemente.
 
 
Siempre odiamos buscar acrónimos con “o”, .
 
 
Succionó un pene enorme, rico, muy exuberante. Rascó con ahínco dos olorosos sobacos.
 
 
- ¡Santos autoservicios, Batman! Robaron ocho supermercados. ¡Ocho supermercados!
 
 
Sacó unos buñuelos tiernos, eran realmente ricos. Algunos no estaban absolutamente sabrosos.
 
 
Sigo articulando bajos ruidos, oscuros sonidos, onomatopeyas subterráneas.
 
 
Esos simpáticos peruanos entregan ricos aperitivos, novedosos zumos de olores sabrosos.
 
 
Ayer caminé entre pétalos tan ásperos, brindemos los esperanzados.
 
 
Sarcásticamente aludió boludeces: interrumpió duramente un ríspido intercambio aceptable.
 
 
Soy otro monje budista. ¿Realmente alcanzaré sabiduría?
 
 
Soles ulteriores estallarán luminosos, absorbiendo sombras.
 
 
Otros ríos insípidos les lamieron aquellas suelas.
 
 
Suelo otear las orillas.
 
 
Y ahora me baño, oscuro, solo.
 
 
Sueñas oscuros yambos.
 
 
Durante incalculables años fui al neuropsiquiátrico; orate soy.
 
 
Sólo oscuros liberales esperan días amenos, diáfanos.
 
 
Los indios más idiotas terminaron en soledad.
 
 
Eres soberbio. Totalmente intransigente, exiges ridiculeces colmando, ostentosamente, límites.
 
 
Sólo un boludo inmenso tomaría, al menos en nuestra tierra, estiércol.
 
 
Sólo oscuros lirios iluminarían tanta angustia. ¡Rara ironía, asáltanos súbitamente!
 
 
Ayer fui oso rojo intentando seducir muchas osas solitarias.
 
 
Estas ninfas celestiales intentan mortales aforismos.
 
 
Entonces nos casamos. Ahora, ¿no tendrás algo dorado o realmente amarillo? Me excita no tenerte encima.
 
 
Suelo estimular dulcemente, usar corpiños excitantes, manosear encantadoramente.
 
 
Siempre estuve cuando usabas esa lencería. Ahora sedúceme.
 
 
Salpiqué este cuadro único a conciencia. Espero secuelas.
 
 
Oro ruin, ganas inmundos amigos, secuaces.
 
 
Su ingenua madre permitió oscuros sucesos: interminables orgías.
 
 
Siete indios nómadas, feos, osaron no ir al simposio.
 
 
Estos siberianos tienen interminables melodías. Ululares lastimeros amalgaman, nunca tan espectrales sinfonías.
 
 
Soy un boludo. Recién estuve por toser inconscientemente, cuando ingerí alcohol. Mi estómago no tenía estimulantes.
 
 
Soy un estúpido realmente; terminé usando demasiados amigos subrepticiamente.
 
lunes, marzo 20, 2006
 
Otrora mis bellas, lindas, ingenuas gónadas, oscilaban suertudas.
 
 
Suaves ósculos nacieron risueños, inquietos, entre nuestros dos ombligos.
 
 
O sea, excepciones aceptamos. ¿Seguro?

REGLA 3: LA frase anterior tiene errores.
 
 
Somos obtusos nombres sonriendo, intrépidamente, entre nuestras delimitaciones óseas.

REGLA 1: La oración no tiene como acrónimo la última palabra de la frase anterior
 
 
No, orlando-torrecuadrada, reprimiremos más alegatos sonriendo.
 
 
¿Seguimos omitiendo normas?
 
 
Los idiotas no dan esperanzas, zopencos amigos son.
 
 
¿Siempre oyendo lindezas?
 
domingo, marzo 19, 2006
 
Azul mar, acoge rojos insectos livianos. Llévalos al sol.
 
 
Realmente es neurótico: usa esas negras corbatas imaginándolas amarillas.
 
 
Odiosa levedad vital, impones desidia, apatía, renuencia.
 
 
E. sigue creando acrónimos para olvidar.
 
sábado, marzo 18, 2006
 
Amores raros me atosigan. Rodando escapo.
 
 
No andaré, te usurparé recuerdos alargando la espera, zafarranchos armaré.
 
 
Aves graciosas revoloteaban en silencio idílico. ¡Onírica naturaleza!
 
 
Ojeé sus cuadernos. Uno relataba expresivamente cruentos intentos de agresión.
 
viernes, marzo 17, 2006
 
Sácame esa xerocopia oscurecida.
 
 
Siete espléndidos xilofonistas ovacionáronlo.
 
 
Sólo acabaré bien adentro. No amor, sexo.
 
 
Ósculo sabroso; cuando usas rímel indeleble desfallezco. Amor, desnúdame entre sábanas.
 
 
Ayúdame, fiel lacayo, intenta guiarme incansablemente, disipando oscuridades.
 
jueves, marzo 16, 2006
 
Apareciste pronto, robaste este corazón indefenso, así dejándome afligido.
 
 
Es notable tu enseñanza, realmente apreciada.
 
 
Eres sensual, coqueta, rebelde. Indecente belleza impía. Recuérdame tomarte entera.
 
 
Olvidé los viáticos, iré de autoestop… Recordaré escribirte.
 
 
Es sutil tu ironía, la olvidaré.
 
 
Olvídalo, mejor imitaré tu estilo.
 
 
Si una norma transgrede una obligación, se omite.
 
 
Sabes entrar como rey, eres todo oropel suntuoso.
 
 
Ahora, cuando acabo, urdo demasiadas aranas leves. Antes, dejaba oír secretos.
 
 
¡Oro puro! Imagínate, nosotros acaudalados.
 
 
El xenófobo calumnia raleas enfermas, mientras el normal también opina.
 
 
En Tamaulipas existen riachuelos negros, asquerosos. Mira ese nadador, trae excremento.
 
martes, marzo 14, 2006
 
¿Eres xenófobo? Aparentemente ganas en racismo. Aparte, discriminas a mujeres, estúpidos, niños, todos enfermos.

REGLA 3: La frase anterior tiene errores.
 
 
Esperanzas, traerá esta redentora naturaleza a mí. Esperemos no tarde exageradamente.

Regla 2: La oración tiene faltas de ortografía.
 
 
Ahora podré recomenzar. Empezaré nombrándome de inmediato zar, así jorobaré eternamente.
 
lunes, marzo 13, 2006
 
Es sumamente tonto ufanarse presumiendo inquietudes de otorrinolaringología.

REGLA 3: La frase anterior tiene errores.
 
 
A puros raquetazos el niño defendióse, iracundos zánganos atacaban. ¡Jabardo estúpido!

Regla 2: La oración tiene faltas de ortografía.
 
 
Si un consejo enseñas, darás aprendizaje.
 
 
¿Nuestra unión estallará vibrante? Ojalá suceda.
 
 
Si estamos, naturalmente, todos enojados, no cabrá inventar acrónimos nuevos.
 
 
Es laudable ufanarse cuando uno bebe, riesgoso al comer. Incontables observaciones necroscópicas eso sentencian.
 
 
Lamento asesinar majestuosas expresiones; no temo asesinarlas, bendigo leerlas… Es mejor entender nuestras tremendas elucubraciones.
 
 
Entre nosotros, toda otra noción cualitativa es superficial.

REGLA 3: La frase anterior tiene errores.
 
sábado, marzo 11, 2006
 
Estas xilografías cuentan el pasado: certezas inmortales, oscuras narraciones aberrantes, lamentablemente.
 
 

Ayer tuviste aquella magia excepcional.

 
 
¡Escúpeme, sacúdeme! ¡Trátame rudamente! Ansío tenerte entera, gozando ingenuamente. ¡Átame!
 
 
¡Oh! Intuyo saber tu estrategia.
 
 
Si oyeras los últimos chismes intuirías odio, nerviosa antipatía. ¿Los oíste?
 
 
No encuentro grandes oberturas con intensas ovaciones. ¡Soluciónalo!
 
 

Siete inmensas torres, ubicadas allá, colisionaron inhabilitando ocho negocios.

 
 
Sí, intento manipular pedantemente la estúpida situación.
 
 

Sabré interrumpir nuestra infinita espera, siempre trayendo ridículas aventuras simples.

 
 
Otra noticia de un ladrón asustado dio órbitas siniestras.
 
 

Afuera fabricaré los ocho rehiletes ondulados.

 
 
El naranjo cobijó aquellas naranjitas, todas amarillas, rubicunda ilusión afloró.
 
 

Si esta nueva tentación infringiera realidades, me encantaría.

 
 
Dame imágenes sublimes, te abriré nuevos caminos invitándote a sentirme.
 
 

Ojalá quisieras unir estas dos abismales distancias.

 
 

Ansío conocer aquella secreta oquedad.

 
 

Siento intensa química uniéndonos inevitablemente, ¿es real acaso?

 
viernes, marzo 10, 2006
 
Estaba sentado comiendo arroz sin opinar siquiera.
 
 
Esto se torna oscuro. Realmente, buenos acrónimos resultan escasos.
 
 
Intento no forzar ineficazmente nuestra intimidad. Ten, alza mi espíritu, no te estorbaré.
 
 
Sublímame infinitamente.
 
 
Si espero no te ilusiono, me ilusiono; entonces no tardarás, ¿o ?
 
 
Omitir besos, sobre todo ante cuantiosas, ubérrimas lágrimas, opaca sentimientos.
 
 
Estando sin ti, invento los obstáculos.
 
 
Oboes bellísimos se escuchaban, clavijas usadas, estruendosas notas. Todos estaban muy ensimismados. No tenían estilo.
 
 
Orangutanes trastornados olieron restos ruines, infectados. Notablemente, olfatearon los asquerosos restos, insertando narices ganchudas onde los otros guiaron, obsecuentemente.
 
 
Él recetó grageas, último invento del otorrinolaringólogo.
 
 
Su último trago inició la muerte esperada. Nunca terminaría erguido.
 
 
Su última canción inició orquestada sutilmente.
 
 
Suaves obleas fueron ingeridas sobre trastes asquerosamente sucios.
 
 
Ovidio redactó grandes interpretaciones aristotélicas, sofistas.
 
jueves, marzo 09, 2006
 
Su última frase redactó: "Id, mozalbetes imberbes, es necesario tener orgías".
 
 

Sobrevivir a nuestro trauma ocasiona sufrimiento.

 
 
Es xenofóbico tener remedios eternos, mientras ideas deliran algunos dementes entre santos.
 
 
Obsesos besos sentí entre ropas, visitando extremidades.
 
 
Oíd buen servidor, este rapazuelo volverá enseguida.

Regla 2: La oración tiene faltas de ortografía.
 
 
Sobran unas cuantas ilusiones, observé.
 
 
Risueño, otro ñandú osó salivarme. ¡Animal sucio!
 
 
¡Siempre acabo lamiendo tus articulaciones roñosas!
 
 
Sin una razón ese ñandú optó saltar.
 
 
Otro pueblo indómito, aquí crecen enormes orates sureños.
 
 
Orlando-torrecuadrada lamió voraz insectos deleznables, al retirársele los opiáceos.
 
 
¡Ahora no! Únicamente lo olvidaremos...

REGLA 3: La frase anterior tiene errores.
 
 
Olvidar las vicisitudes inmundas decidió. Antes, ruinmente las anuló.

REGLA 1: La oración no tiene como acrónimo la última palabra de la frase anterior.
 
 
Sí, imposible manejarlo por otra salida. Intentemos olvidarlo.
 
 
Eres realmente ruin. Opacaste raudamente este simposio.
 
 
¿Osan seguir? Terminemos esto, noten terrible ortografía salvaje, acrónimos malamente escritos. Nótenlo, tenemos errores.
 
miércoles, marzo 08, 2006
 
Extraños xilofonistas concretan lúdicas uniones, intentando duos ardientes.

REGLA 3: La frase anterior tiene errores.
 
 
Otra sensacion tan escalofriante nos turba, odio sentirme así, me encuentro nuevamente tristemente excluida.

Regla 2: La oración tiene faltas de ortografía.
 
 
Orquídeas rojas galante usabas los lunes, ostentosamente.
 
 
Ruego en zarzuelas alcanzar nuestro disminuido orgullo.
 
 
Revitalízate; entrega ilusiones rezando.
 
 
Suspirar, últimamente, siempre parece inspirarme risas. Amo reír.
 
 
Soñé ojos bellísimos; radiantes estaban vitoreando inagotable vida intensamente. Reviví esa meditación osando suspirar.
 
 
Siento obscenas brisas rasgando estas vestiduras, incitándome vivazmente. Recibo estos mimos silenciosamente.

REGLA 1: La oración no tiene como acrónimo la última palabra de la frase anterior.
 
 
Si olvidamos las onomatopeyas, sobreviviremos.
 
 
Entre nosotros, Tyria, resultaría encantador generar un encuentro más o nos oscureceríamos solos.
 
 
Siento alguna leve voz amiga jadeando; excitado me encuentra... No temas, entreguémonos.
 
 
Siento interrumpirlos, la última esperanza también acaba salvajemente.
 
 
Obscenamente besé su culo, esas ninfas inquieto degusté… Amalgamé deseoso estas siluetas.
 
 
Esa lúdica esperanza va alegrando dulces obscenidades.
 
 
Siempre anotamos notables goles, reclutamos inmediatamente esos nuevos talentos. Así mantenemos el nivel totalmente elevado.
 
 
¿Olvido beber sangre? En realidad, vivo asesinando sangrientamente.
 
 
Es sujeto tácito, implícito. ¿Lo observas?
 
 
Empecemos todos escribiendo raras notas al mestizo empedernido, nadie tiene estilo.
 
martes, marzo 07, 2006
 
Obituarios buenos escribiré. Describiré escenas catastróficas, ¡estaré riendo eternamente!
 
 
Oblígame con un látigo; todo obedeceré.
 
 
Su amor buscaré en lo oculto.
 
 
Si empiezas no te intimidaré, mejor intentaré entender nuestra turbada obsesión. Sábelo.
 
 
Aquellas mentes obtusas reprimieron ingenuamente otros sentimientos.
 
 
A menudo imagino gloriosos amoríos.
 
 
¡Oh, mi ninfa! Incestuosamente pienso reprimir esta soledad enervante… Necesito conquistarte, inquietante amiga.
 
 
Oscuros ríos gorgoreaban ubicuos llantos: lastimera omnipresencia.
 
 
Entonces no tardaré, utilizaré sus incitantes amabilidades, seguiré mostrando orgullo.
 
 
Enamorarte no acarrea mayores obstáculos. Ríe amigo, ríe. Muestra entusiasmo.
 
 
Sus inquietantes extremidades me prendaron... Rechazo enamorarme.
 
 
Soy el gran último inquisidor. Derribando otras religiones estaré siempre.
 
 
Soy un buen revolucionario, este país tendrá incipientes combates. Iniciaré acarreando seguidores.
 
 
¡Salame! ¡Idiota! No irrumpas espiándome, sólo trata. Revelas acciones subrepticias.
 
 
Sigamos inoculando, tenemos una alerta. Cada inoculación obstruye nuevas enfermedades siniestras.
 
 
Si ella no tardara importantísimos minutos intentando entrar, no tendríamos oscuras situaciones.
 
 
Esos senos conmueven enormemente, nublan antiguos sentimientos.
 
 
Será ella dulce utopía, con ideas retorcidas, tontas escenas.
 
 
Oblígame, bendita ramera, a seducirte.
 
 
Emulando mis propias acciones, crearé hacinadas obras.
 
 
¡Olvídalo! Repito terminantemente: olvídalo. Guerras racistas apaciguaré finalmente, insistiré combatiendo a maleantes energúmenos, nunca tendré empacho.
 
 
¡Ahora, Cabeto! ¡Atrévete, senténciame ortográficamente!
 
 
Ruido unísono, increpante, ¿no obrarás silenciosamente, acaso?
 
 
¿Cuándo renovaremos esta casa? Está ruinosa.
 
 

¡Otro ansioso xilófago tomando el postre! ¿Esperará crecer?

 
lunes, marzo 06, 2006
 
Odiosas liendres venían incrustadas desde Oaxtepec.
 
 
Olvidaste callar unos ruidos recriminadores; insisto, dame olvido.
 
 
Obedecí benévolamente viscerales intenciones; ahora reprimo lo ocurrido.
 
 
Sigo intentando levantar esta nación, considero injusto obviarlo.
 
sábado, marzo 04, 2006
 
¡Obreros irlandeses, gauchos argentinos! ¡La aristocracia sucumbirá!

REGLA 3: La frase anterior tiene errores.
 
 
Sí idiota, le estoy narrando canciones insospechadas. Óigalas.

Regla 2: La oración tiene faltas de ortografía.
 
 
Sólo en nuestras silenciosas almas, caben inolvidables obituarios nunca antes loados en silencio.
 
 
Sonriendo ahora gozo, recién acumulé doscientos acrónimos sensacionales.
 
 
Siento una furia reprimida, inconsciente; mi interior está negándola, tolerando ofensas sagradas.
 
viernes, marzo 03, 2006
 
Olvidadizo corazón, ¿Inventarías odio si ofuscara sufrimientos?
 
 
Sigo inclinado leyendo encíclicas nuevas con inquietud, olvidando sucesos ociosos.
 
 
Suavemente, el niño tornó incandescente. Rojizo levantose, anduvo silencioso.
 
 
Rechazo esas zalamerías, odio sentirlas.
 
 
Amor, no obstruyas cada hechizo; entrégate, culmina estos rezos.
 
 
Ofrecías besos cálidos en cada anochecer.
 
 
Siento opresión por oír reproches inútiles, fatuos. Escuchar reproches obceca.
 
 
No inhalé gases extraños... Recuerdo inhalar algún notorio olor soporífero.
 
 
Siento alguna tonta insatisfacción. Sólo fui al concierto cuando irrumpieron ocho nigerianos.
 
 
Es sugerente tener opciones incestuosas cuando ansiamos satisfacción.
 
 
Es sumamente tonto, Orlando, incluso cuando aceptáramolas silenciosamente.

REGLA 5: Sólo están permitidos los nombres de jugadores tal como aparecen en la tabla de puntaje.
 
 
Según obstinadas normas, reír es infringir reglas estoicas.
 
 
-¡Ojo por ojo, rata!
-Tu ultimátum no intimida -dijo-. Antes de eliminarte sonreiré.
 
 
Siento obnubilarte, belleza; ahora no doy oportunidades.
 
 
Si el xilofonista usara anticonceptivos, lo estarían sobando.
 
 
Oseznos novatos alcanzaron novatas intensamente salidas. Tenían ansias sexuales.
 
jueves, marzo 02, 2006
 
Osos libidinosos veneran, idolatran, dioses onanistas.
 
 
Silbando una canción uniré mis brazos implorando olvido.
 
 
Sus ojos están cerrados, ella sucumbió.
 
 
Repetí elocuentemente cinco opciones. No fueron objetivos, rechazaron todas; algunos no tan elocuentemente. ¡Soeces!
 
 
Siempre es gozoso untarse infusiones reconfortantes.
 
 
Abriré puertas, ahuyentaré sufrimientos, inmediatamente olvidaré nuestro amor, no tiene explicación seguir.
 
 
Antes hacía obras realmente apasionantes.
 
 
Es sensacional, camaradas, a Phantom alcancé. Tengo otros retos, iniciaré ahora.
 
 
No entiendo. Generé alternativas tácitas; intuí, válidamente, muchos escapes. ¿No tienen escapatoria?
 
 
Estoy sumamente trastornado, repetí acrónimos grotescos, obré negativamente.
 
 
Salmones olorosos lamí apetitosamente. Me encantaron; no tenían estragón.
 
miércoles, marzo 01, 2006
 
Su olvidó lamentaré. Ahora moriré esperando, neceando… Tengo esperanza.

Regla 2: La oración tiene faltas de ortografía.
 
 
Salmo ilustrado: la esencia no contiene iluminaciones, oscuridad solamente.
 
 
Sus únicos sentimientos placenteros intentaban cambiar algunas cosas indeseables, algunos silencios.
 
 
Otro xilofonista iracundo manoseó ojetes resueltamente. Olvidó no evitar suspicacias.
 
 
En nuestras tertulias usábamos silogismos inductivos. Armábamos, sabiamente, maliciosos oximorones.
 
 
Silenció un beso. Rezó enérgicamente para tener ilusión. Cada imagen atraía momentos esplendorosos. Necesitaba tener entusiasmo.
 
 
Sacó ocho botellas; recién entonces sacó agua ligeramente impura. Escanció nuestras tazas emborrachándonos subrepticiamente.
 
La última palabra del último post sirve de acrónimo para la frase del siguiente.
Debido a los cambios que está implementando Blogger, debes teclear /ncr al final de la dirección del dominio que tu navegador te muestre. Es decir, si en la barra de dirección de tu navegador muestra "http://acronimos.blogspot.com.ar", deberás teclear "http://acronimos.blogspot.com.ar/ncr".

Puntaje a partir del 1° de enero de 2008

Cabeto Administrador +1181
LaTurca +1054
Marthita +874
Ala +782
Emmanuel +618
Adriana +266
Gloria +168
Algo para recordar +136
Eli +122
Susy +089
Rubén +083
Diego +079
Sigilosa +053
Cecilia +029
TT +027
Francisco +012
Javier +011
Alabama Worley +010
Vylia +010
Dante Co-administrador +003
Juan +003
La Co +001
Nashira +001
Yue +001
Valeriana -002

PUNTAJE HISTÓRICO

Cabeto Administrador +2356
Emmanuel +1893
LaTurca +1736
Ala +1268
Marthita +1107
Adriana +335
Olavia Kite Fundadora y administradora +300
Diego +124
Dante Co-administrador +073
Vylia +072
La Co +039



Último recuento hecho el dos de abril de 2012 con el acrónimo de LaTurca terminado en 'acrónimo'.


- CAJA DE RESONANCIA -



¿QUÉ ES?

acrónimo.
(Del gr. ̚κρος, extremo, y -ónimo).
1. m. Tipo de sigla que se pronuncia como una palabra; p. ej., o(bjeto) v(olante) n(o) i(dentificado).
2. m. Vocablo formado por la unión de elementos de dos o más palabras, constituido por el principio de la primera y el final de la última, p. ej., ofi(cina infor)mática, o, frecuentemente, por otras combinaciones, p. ej., so(und) n(avigation) a(nd) r(anging), Ban(co) es(pañol) (de) (cr?di)to.
Real Academia Española © Todos los derechos reservados


Acrónimos empezó como un divertido juego de palabras en inglés que pronto fue adaptado al portugués, y ahora, al español. El objetivo es construir una frase a partir de las letras de la última palabra del post inmediatamente anterior. El carácter de la frase (serio, tonto, indecente) no importa. ¡Lo esencial es que la frase forme el acrónimo correctamente y tenga sentido! Cada frase correcta le otorga 1 punto al jugador.


JUEGA

¡Todos están invitados a jugar! Dejen un mensaje en la Caja de resonancia con su nombre, E-mail, la dirección de su página (en caso de tenerla) y su país de origen. El único requisito indispensable es tener una cuenta en Blogger. ¿Qué esperan? ¡Únanse y diviértanse!

Blogstop es el juego original. Acrônimo es el juego en portugués.


REGLAS
  1. Se otorgará un punto a una oración si ésta tiene sentido, buena ortografía y gramática, y si tiene como acrónimo la última palabra de la frase anterior.
  2. Se quitarán dos puntos a una oración que contenga faltas de ortografía o sintaxis.
  3. Se quitará un punto a una frase que parta de otra que contenga faltas gramaticales u ortográficas.
  4. Se quitará un punto a la frase que no tenga como acrónimo la última palabra de la frase anterior.
  5. Las oraciones deben ser completas, con sujeto y predicado. Los fragmentos serán tomados como faltas gramaticales.
  6. No se permite usar nombres propios, exceptuando el caso de nombres de jugadores de este blog, escritos tal como aparecen en la tabla de puntaje sí son permitidos.
  7. La última palabra de su frase no puede exceder los 20 caracteres, y debe ser puesta en negrita.
  8. Nuestra referencia máxima es, El Diccionario. La excepción a esta regla son los nombres propios aceptados (ver regla #6). Es decir, una palabra es válida ÚNICAMENTE si aparece en la lista de jugadores de Acrónimos o si aparece en el diccionario de la RAE, tanto en búsqueda directa o dentro de una definición.
  9. Un mismo participante no debe escribir dos frases seguidas; se parte siempre de la frase de alguien más.
  10. ¡Revisen bien sus frases antes de publicarlas! No quieren perder puntos, ¿o sí?
  11. Los posts no deben contener nada que no sean las frases del juego. La Caja de resonancia está abierta para cualquier otro tipo de conversación y avisos del administrador.
  12. Dado el caso de que dos o más personas escriban frases a partir de la misma palabra, sólo la primera en aparecer publicada será válida. Si varios minutos después aparece la otra oración, aunque ésta muestre una hora anterior, será inválidada, siempre que el hecho suceda cuando pueda ser válidado.
  13. Cuando un post no sea aceptado (si no cumple con alguno de los requisitos), el siguiente debe partir de la última frase correcta que se haya escrito.
  14. Para asegurar su permanencia en Acrónimos, los jugadores deberán hacer como mínimo un post cada tres meses. En caso de ser retirados del juego, pueden solicitar su reingreso con un comentario en la Caja de resonancia.
  15. NINGÚN jugador podrá borrar o modificar su oración publicada una vez que otro jugador haya publicado una nueva oración a partir de ésta.
  16. Cualquier discusión en torno al desarrollo del juego será moderada por el Administrador y resuelta por éste.

ARCHIVOS
agosto 2003 / septiembre 2003 / octubre 2003 / noviembre 2003 / diciembre 2003 / enero 2004 / febrero 2004 / marzo 2004 / abril 2004 / mayo 2004 / junio 2004 / julio 2004 / agosto 2004 / septiembre 2004 / octubre 2004 / noviembre 2004 / diciembre 2004 / enero 2005 / febrero 2005 / marzo 2005 / abril 2005 / mayo 2005 / junio 2005 / julio 2005 / agosto 2005 / septiembre 2005 / octubre 2005 / noviembre 2005 / diciembre 2005 / enero 2006 / febrero 2006 / marzo 2006 / abril 2006 / mayo 2006 / junio 2006 / julio 2006 / agosto 2006 / septiembre 2006 / octubre 2006 / noviembre 2006 / diciembre 2006 / enero 2007 / febrero 2007 / marzo 2007 / abril 2007 / mayo 2007 / junio 2007 / julio 2007 / agosto 2007 / septiembre 2007 / octubre 2007 / noviembre 2007 / diciembre 2007 / enero 2008 / febrero 2008 / marzo 2008 / abril 2008 / mayo 2008 / junio 2008 / julio 2008 / agosto 2008 / septiembre 2008 / octubre 2008 / noviembre 2008 / diciembre 2008 / enero 2009 / febrero 2009 / marzo 2009 / abril 2009 / mayo 2009 / junio 2009 / julio 2009 / agosto 2009 / septiembre 2009 / octubre 2009 / diciembre 2009 / enero 2010 / febrero 2010 / marzo 2010 / abril 2010 / mayo 2010 / junio 2010 / julio 2010 / agosto 2010 / septiembre 2010 / octubre 2010 / noviembre 2010 / diciembre 2010 / enero 2011 / febrero 2011 / marzo 2011 / abril 2011 / mayo 2011 / junio 2011 / julio 2011 / agosto 2011 / septiembre 2011 / octubre 2011 / noviembre 2011 / diciembre 2011 / enero 2012 / febrero 2012 / marzo 2012 / abril 2012 / mayo 2012 / junio 2012 / julio 2012 / agosto 2012 / septiembre 2012 / octubre 2012 / noviembre 2012 / diciembre 2012 / febrero 2013 / marzo 2013 / mayo 2013 / junio 2013 / julio 2013 / mayo 2015 / octubre 2015 /


Powered by Blogger