ACRÓNIMOS


lunes, junio 30, 2008
 
Sólo alguna boba ignoraría anos suculentos.
 
 
Sería asqueroso, bastante ridículo o simplemente ordinario, ¿sabías?
 
 
"Soy el níspero, soy un arbusto, lo aseguro seguramente..."
 
 
¡¿Se imaginan mamar penes largos, extremadamente sabrosos?!
 
 
Eli suele traer unos dibujos increíbles, otros sencillos o simples.
 
 
Informen nuevamente, con otra modalidad, ocúpense de acomodar redactores más estudiosos.
 
 
Ella logró incomodarme.
 
 
Ese señor perdió el compromiso inicial. Ahora lo menosprecian en nuestra tierra, Eli.
 
 
Las impostoras me irritan... tú, especialmente.
 
 
Desde allí nos indicaron el límite.
 
 
Si iniciamos nuestro cotorreo, ellos resolverán irse de acá, Daniel.
 
 
Ofrecen rápidas ganancias armando negocios insólitos. Confían en nuestra lealtad o sinceridad.
 
 
Observen bien sus expedientes, señores. Iniciálenlos, verifíquenlos, organícenlos.
 
 
¿Observas cómo tus amigos vacilan, imprudente obsesivo?
 
 
Olavia, ¿te respondió Octavio?
 
 
Octavio, ¿cómo hacemos otro?
 
 
Ojalá nos encuentres reunidos, Olavia; somos ocho.
 
 
Otro caso así sería oneroso.
 
 
El lejano Este genera algunas narraciones tan extravagantes, sensuales. --------- La oración no tiene como acrónimo la última palabra de la frase anterior.
 
 
Otros pintaron un sol; culminaron un lindo ocaso.
 
 
¿Recuerdas? Estábamos corrigiendo los últimos incisos del opúsculo...
 
 
Ahora yo estaré recluido.
 
 
¿Olvidarlo? Los vengo inspeccionando desde ayer...
 
 
Olavia la vió...iba desnuda, avergonzándose. --------- La oración tiene faltas de ortografía.
 
 
No, estimado general, andamos rezagados, ¿lo olvida?
 
 
La antigua mesa es nuestra. ¿Te atreves, ratero, a negarlo?
 
 
¿Sabadell? Ahora bajo a describirle el lejano lugar. --------- La oración no tiene como acrónimo la última palabra de la frase anterior.
 
 
Si aquellos brutos andan desnudos, ellos lo lamentarán.
 
 
Solamente usted anda vestido en Sabadell...
 
 
Ella lo enloqueció gozando aquellas nalgas tan extraordinariamente suaves.
 
 
Sin identificación nueva, un oso se alejó silenciosamente. -------- La oración anterior contiene errores.
 
 
Su oso remó de inmediato, dejando olas sinuosas. --------- La oración no tiene como acrónimo la última palabra de la frase anterior.
 
 
Siempre Olavia usa faldas fruncidas, largas, elegantes.
 
 
¿Oyeron bien? Vienen invitados asiáticos: no debemos ofrecerles las ostras soufflé.
 
 
Ocho mastodontes neoyorquinos intentaron sacudirme cuando ingresé obviándolos.
 
 
Esperamos su palabra experta, reveladora... ¿Algo nos dirá, omniscio?
 
 
Esperábamos su comentario oportuno, nos dejó esperando, Rabo. Seguiremos esperando.
 
 
Si aquel bruto acaba delatándome, entonces llorará. Él no sabe esconderse...
 
 
Son inmundos... Me parece algo terrible intentar culear al sabadellense.
 
 
Sos un bonachón divertido; incluso tenés ocurrencias simpáticas...
 
 
Si intentas ganarme, Marthita, utiliza nuevas disposiciones. --------- La oración no tiene como acrónimo la última palabra de la frase anterior.
 
 
Os bastará visitar inmediatamente aquel mundo oscuro, súbditos.
 
 
Sigmund, otro loco (uno con inclinaciones ocultistas) nos anda rondando... ¿Lo obviamos?
 
 
Oiga, sorda, ¿tiene interés o no en solucionarlo?
 
 
Su obesidad sí preocupa, Emmanuel. Coma hierba, obleas, saludables ostiones...
 
 
Andá, revisá al boludo: es sospechoso.
 
 
Es necesario conocer otra música. Intentaré escuchar nuevas danzas árabes.
 
 
Reza ahora, pide indulgencia. Decidieron, amigo, matarte... Es nuestra terrible encomienda.
 
 
Al yeguarizo usted debería atender rápidamente.
 
 
Intenta no salirte; incluso, si tienes ímpetu, resultaría interesante ayudar.
 
 
Si usted fuera razonable, insistiría.
 
 
Oh, boquiabierto sobrevivo... Es que un intenso orgasmo sufrí.
 
 
Ahora me interesa guardar obsequios.
 
 
Orina rápidamente, amigo.
 
 
¿Nadie ora?
 
 
Oímos ruidos intensos; nos asustaron. ¿Regresaremos o no?
 
 
Seis orangutanes la orinaron.
 
 
Sí, Octavio fifará instantáneamente: sus taras impedirían contener al demente... Acabará solo.
 
 
Si intentas matar becerros o liebres, inténtalo con armas sofisticadas.
 
 
Incluso nuestros maestros están dando importancia al método educativo nigeriano, tan eficiente. --------- La oración no tiene como acrónimo la última palabra de la frase anterior.
 
 
Sin insistir, me buscaré otro lindo inquilino con antecedentes sórdidos. ------------ La oración carece de sentido.
 
 
Se entendieron nuestros concejales ilustrando las letanías altamente simbólicas.
 
 
Su esposa, ña Olavia, repartió escarapelas sencillas.
 
domingo, junio 29, 2008
 
Ofrezco flores, explicando respuesta tardía, amada señora. -------- La oración anterior contiene errores.
 
 
Oye, linda, vives indignada. Diego acabará rechazando las ofertas. --------- La oración no tiene como acrónimo la última palabra de la frase anterior.
 
 
Soy el genial urólogo romano. ¡Obedézcanme, señores!
 
sábado, junio 28, 2008
 
Soy ese payaso amargo, riéndome absurdamente. -------- La oración anterior contiene errores.
 
 
Solo el genio une recuerdos o separa. --------- La oración tiene faltas de ortografía.
 
 
¿Reunirnos es una nefasta idea o no? Estén seguros...
 
 
Recién en un noticiario indicaban, ¡orden! No excederse siempre. --------- La oración tiene faltas de ortografía.
 
 
Ellos son capaces, Ala. Pueden arruinar reuniones.
 
 
Nos avisaron, debíamos intentar escapar...
 
 
A LaTurca conozco, Andy. No cree en nadie...
 
 
Si esperamos mucho, acaso nos alcancen.
 
 
Si antes no dominaba waterpolo, intentaré cómo hacerlo esta semana.
 
 
Son evidentemente más agradables nuestros aztecas. -------- La oración anterior contiene errores.
 
viernes, junio 27, 2008
 
Si anulo, no debo watt. Inmediatamente compraré hierro. ¿Esta semana? ------------ La oración carece de sentido.
 
 
Nosotros andamos recopilando canciones. Ofreceremos teatro infantil, zapateo americano... Deberíamos ofrecer sándwiches.
 
 
Siempre estoy navegando sobre una autentica laguna, en Suecia. -------- La oración anterior contiene errores.
 
 
Se oscurecieron los interiores... coquetos, indecentes, tendremos amores sensuales. --------- La oración no tiene como acrónimo la última palabra de la frase anterior.
 
 
Son infelices drogados o narcotizados...
 
 
¿Sos ateniense? Lamentarás, un día, andar rondando en Micenas o Sidón...
 
 
Solamente estamos nosotros seis. A cinco imbéciles (o novicios estúpidos) saludaremos...
 
 
Es su peor lado, ¿entienden? Nos dejará imbuidos de asquerosas sensaciones...
 
 
Siempre imagino noches gustosas, amaneceres nublados, días oscuros, tardes espléndidas...
 
 
Sueño ese xifoides utilizar, amándote, linda Eli, singándote...
 
 
El xilofonista pasó los órganos térmicos; al regresar exploró mis órganos sexuales...
 
 
Siempre improvisas, LaTurca. Estás negando cosas, intentando ocultarlas. Si alguien más está negándolo, todos explotaremos.
 
 
Los escuché; los oí silenciosamente...
 
 
¿Se excusan? ¿No sabían, acaso, cómo impedir otro nuevo aterrizaje, lelos?
 
 
Su amigo ganó aquella carrera. ¡Es sensacional!
 
 
Escribes, nuevamente, con esa facilidad, amigo... Leí intrigada tus ideas sagaces.
 
 
Su ingenuidad me parece levemente elemental, me estremece... ¿No tendrá encefalitis?
 
 
Sí, intenta matarlo... podrás luego escapar, simplemente.
 
 
Observo, para responder esto. Siempre intento volcar argumentos simples.
 
 
Oh, ya estoy satisfecho.
 
 
¡Ala, mándate! Intenta ganarla, ¿oyes?
 
 
Ella nunca te entenderá; retírate, amigo.
 
 
Adoro su espalda, su ingle, niña... Adoro recorrerla toda, entera...
 
 
Si insistes mandándome para Alemania, todos intentaremos asesinarte.
 
 
Adriana, generalmente, recibe algunos domingos; aunque realmente no ostenta simpatía...
 
 
El xilofonista peruano está, realmente, interpretando esas nuevas canciones intentando agradarnos.
 
 
Si algo les pasa, idiotas, consulten al rector: tiene experiencia...
 
 
Siempre escupo intentando salpicarte.
 
 
Si alguien me acompaña repartiremos invitaciones; tenemos algunas, nos ofrecieron seis.
 
 
Su amiga me ama realmente. Intentaré tenerla aquí, nalguéandola o somtiéndola. -------------- La oración tiene faltas de ortografía.
 
 
Se acercan bastante rápido... ¡Oiga, son osos samaritanos!
 
 
Si insisten, Marthita intentará. Les amasará ravioles especiales, sabrosos.
 
 
Su esposa no sabe amasar. Consígase inmediatamente otra, no escoja similares.
 
 
Oiga, busque otras lecturas, otras sensaciones...
 
 
Algunos filántropos inquietos (longevos, añosos) dieron óbolos.
 
 
Seguramente un cirujano use muy buen instrumental, realmente afilado...
 
 
Ella no ganará, amigo ñoño, aquí sucumbirá.
 
 
Oye, ¿bromeas, lindo? Insisten generalmente. Algunos, Rabo, obedecen... no me engañas.
 
 
Ocho putos obligáronme. Repito, teniente, ¡obligáronme!
 
 
¿Su abuela bebía esos licores o tomaba oporto? ¡Dije "oporto"!
 
 
Semanalmente oímos lamentables, insólitos comentarios... ¡Insisten tanto aquellos sabelotodo!
 
 
Las elijo gordas, inteligentes, bellas... Las escojo solícitas.
 
jueves, junio 26, 2008
 
Su amiga le trajo esa ñoñería, algo simple. -------- La oración anterior contiene errores.
 
 
Las editoras gritaban incesantemente, bebiendo especialidades salteñas. --------- La oración no tiene como acrónimo la última palabra de la frase anterior.
 
 
Encontré seis pañuelos estampados con iniciales apenas legibles.
 
 
Solamente Olavia los impulsa cuando inician tamaño acto. Marthita es, naturalmente, también especial.
 
 
Si alguien resulta dañado interiormente, nosotros actuaremos solícitamente.
 
 
En nuestra casa usamos rábano triturado, increíbles dulces, olorosas sardinas.
 
 
Nosotros usamos estos vegetales: achicoria, manzanas, escarola, nabos, tomates encurtidos...
 
 
Observo poca iniciativa... ¿No intentaron operarlo nuevamente?
 
 
Su odontólogo no espera tu opinión.
 
 
Olavia terminó rápidamente otro soneto.
 
 
Sus experimentos no toleran intromisiones de otros.
 
 
Eli lo entendió mejor; Emmanuel, no tiene otro sentido.
 
 
Si insistes en mentirme, primero reúne elementos.
 
 
Ojalá pudieras ubicarte, lindo; entonces, no terminarías alcoholizado siempre.
 
 
Adoro las griegas opulentas...
 
 
Sería interesante dejar resuelto algo...
 
 
Si ese ñoño ofrece rosas, ¡escúpele sidra!
 
 
Ofrecen poca ayuda, señores.
 
 
Ojalá juguemos ese ajedrez noruego decididamente, opas.
 
 
Se obstinó, pero así pudo escribir acrónimos... ¡Nos dejó ojeando!
 
 
Regulaciones excesivas generaron una locura agropecuaria. Con ideas ofensivas nos estaban sopapeando.
 
 
Decidir en consenso implica desestimar importantes regulaciones.
 
 
Recibí el ganado un luminoso atardecer. Cuando intenté ordenarlo nunca estuve solo. --------- La oración no tiene como acrónimo la última palabra de la frase anterior.
 
 
Si el nuevo salón impide buena iluminación lo ignoramos. ¿Debemos antes decidir?
 
 
Sí, elegir nos sabría interesante (bajo los estatutos): rigidez o sensibilidad.
 
 
Sentado o parado,alguien puede observarte siempre. ------------- La oración no tiene como acrónimo la última palabra de la frase anterior.
 
 
El sacerdote pide impedir necropsias agresivas con argumentos sensibleros.
 
 
Si usted se pone en necio, decididamente invitaré: debate o sopapos.
 
 
Si usted me acosa, reavivará los odios suspendidos.
 
 
Ay, hoy usted ya escribió novecientos treinta acrónimos realmente largos... Osé sumarlos.
 
 
Oí ruidos demasiado inquietantes, no ansío repetirlos... Intentaré ahuyentarlos.
 
 
Superé una difícil actuación, no demasiado ordinaria...
 
 
Si observas verás, inmediatamente, esos tres islotes con algunos sauzales. -------- La oración anterior contiene errores.
 
 
Es sumamente pendenciero. Intenta, naturalmenre, atacar con armas soviéticas. --------- La oración tiene faltas de ortografía.
 
 
Señora, estoy guisando unas remolachas ahora; mañana, escarolas, nabos tiernos, espinacas...
 
 
Ayer dejé inmensas viandas impresas, no alimenticias seguramente.
 
 
Oye, turquito o musulmán Ala, ¿no adivinas?
 
 
Algo me intriga, generosa otomana...
 
 
¿¡Solidaria!? Ojalá lograras intervenir diciendo algo realmente inofensivo, amigo.
 
 
Su esmero me enternece: jala al nuevo tan estimulada, solidaria...
 
 
¡Ah, bueno, señor! Únicamente Rabo dedica acrónimos semejantes... -------- La oración anterior contiene errores.
 
 
Otro tratado oneroso resultaría rubricado; inmediatamente nos opusimos. Las agencias resolvieron ignorarnos: nuestras ganancias operacionales, legítimamente obtenidas, generarán imposiciones absurdas. --------- La oración tiene faltas de ortografía.
 
 
¡Ah, bueno, señor! Únicamente Rabo dedica oraciones semejantes...
 
 
Otro tratado oneroso resultaría rubricado; inmediatamente nos opusimos. Las agencias resolvieron ignorarnos: nuestras ganancias operacionales, legítimamente obtenidas, generarán imposiciones absurdos.
 
 
Ocho beliceños intentan saber pura otorrinolaringología.
 
 
En su caso, le agradeceré recordar el contubernio indecoroso del obispo.
 
 
Si él revela verdades, intentaré creerle inmediatamente, amigos. Lo malo es no tenerlo esclarecido.
 
 
Sólo el cantinero atiende servicialmente.
 
 
Ahora recibiré muchas alcaparras secas.
 
 
¡A las armas!
 
 
Ojalá sea como usted relata, Ala.
 
 
Ayer les gané una nuez oscura.
 
 
Einstein no, tiene roto el garfio acerado... Déjale alguno.
 
 
Los amigos me estiman. Naturalmente, todos amablemente bendicen los encuentros. Merezco esa nueva ternura entregada.
 
 
Según ellos, no sabemos argumentar con inteligencia... ¡Oh, nos agravian, lamentablemente!
 
 
¿Siempre utilizas tu imagen lésbica? ¡Eres sensacional!
 
 
Sí, Eli, necesito sustancias únicamente aromáticas: lociones, esencias sutiles...
 
miércoles, junio 25, 2008
 
Soy el sexólogo. Inmediatamente ordenaré nueve exhibiciones sensuales.
 
 
¿Sabes, Eli?, no te esfuerces... Necesitas, creo, interrumpir algunas sesiones...
 
 
Ahora mi imaginación genera originales sentencias.
 
 
Olavia les advirtió: "Volverán impacientes, amigos".
 
 
Sería importante lograr ese nuevo contrato internacional, Olavia.
 
 
Señores, escuchen con atención, silencio.
 
 
Siempre Andy compra olivas secas.
 
 
El supuesto corredor rompió una puerta usando los ocho sacos.
 
 
Sí, incluso es muy probable reincidir encontrándonos... --------- La oración no tiene como acrónimo la última palabra de la frase anterior.
 
 
Emmanuel sabía cómo retribuir un piropo; ahora, lo olvida siempre. --------- La oración no tiene como acrónimo la última palabra de la frase anterior.
 
 
Amar me apasiona, no tengo escrúpulos.
 
 
¿Olvidaste las viejas ilusiones de amante?
 
 
Sin ofender, cuando una charla, olvida...
 
 
Oigo ruido de enceradoras... ¿No andarán, desorejados, ordenando rápidamente el socucho?
 
 
Ese necio decidió entrar, revolver esta casa, escupir los ordenadores...
 
 
¿Entonces no cierra, está golpeado? Usted, el catalanohablante, enderécelo...
 
 
Sientes enamoramiento, necio; tienes intenciones de amar, mas ese narcisismo te enceguece.
 
 
¡Ay, la amo sentidamente!
 
 
Sus orejas parecen alas.
 
 
Ala vio al nuevo cocinero escupir mientras ofrecía sopa.
 
 
¿Acaso vos ayudás? No, zonza, avancemos...
 
 
Sin ayuda nadie avanza... -------- La oración no tiene como acrónimo la última palabra de la frase anterior.
 
 
Sin ayuda nadie avanza...
 
 
Olavia bebe sin control, es necia. Intentemos darle apoyo, desea estar sana.
 
 
Octavio fue rápidamente: esos zafados cantaban obscenidades.
 
 
Oigan, les vendo increíbles dulces argentinos, los ofrezco.
 
 
Son olorosas; no, Ala, déjalo, olvídalo...
 
 
¿Olerle las ojotas? Tú estás sonado...
 
 
¿Se imaginan grandes urracas invadiendo Ecuador? Nosotros dejaríamos olvidados los olotes.
 
 
Odio decir idioteces, amigo neozelandés. -------- La oración anterior contiene errores.
 
 
Sus impulsividad genera, únicamente, inquietud entre nuestros dos osos: lo odian. --------- La oración tiene faltas de ortografía.
 
 
Otros jotos están tan entretenidos siguiéndolo.
 
 
Oigan, ¿intentamos romperles los ojetes?
 
 
Alguien te atacará, compañero; alguien lamentará oírlo...
 
 
Si aquel loco grita, atácalo.
 
 
Si usted sostuvo tal estupidez no tiene autoridad, doctora. Ahora, salga.
 
 
Ocho policías iniciaron nuevas indagatorias. Obtuvieron nuevas explicaciones sustentadas.
 
 
Oiga, lelo, venga inmediatamente; déjeme ayudarle, darle opiniones.
 
 
Oí las voces inquietas deseando estar lejos, olvidado...
 
 
Alguien me invitó, general... Olvídelo.
 
 
Olvide su tremendo esfuerzo, nosotros tenemos otras soluciones, amigo.
 
 
Sus ojos pueden ofuscarnos realmente. Intentemos felicitarla, es realmente ostentosa.
 
 
Escuchaba xilofones; parecían lejanos. Incluso, creo, alguien tocaba incesantemente villancicos... ¡Oh, soporífero!
 
 
Al tener revisiones oficiosas, pudimos estipular las leyes actuales de automovilismo mexicano en nueve tratados explicativos.
 
 
Olavia lo amaba verdaderamente, inclusive atropelladamente...
 
 
Escuché, no todo obviamente, nomás algunas necedades de Olavia...
 
 
Ellos se fueron... ¿Usted escuchó ruidos, zapateos americanos, tartamudos entonando?
 
 
Son interesantes esas materias; pero, Rabo, esfuérzate...
 
 
Solamente ella nada con increíble ligereza. La admiramos siempre.
 
 
Esos niños tan inútiles están necesitados de explicaciones sencillas.
 
 
Si estoy nadando cuando intentes llamarme, amigo, mejor es no telefonearme, ¿entiendes?
 
 
Solamente otros tendrán antojos; nosotros observaremos, sencillamente.
 
 
Observen bien, señores: el rey va a recorrer los oscuros sótanos...
 
 
Ahora sí obtuve muy buenos recuerdos; anden, deben observarlos.
 
 
El niño se asustó leyendo a Dante, asombrado.
 
 
Sin intenciones, no comeremos ensalada, rábano; además, me encanta no tener ensalada...
 
 
Oh, bonita, ¿jodemos? Esta tan inmensa verga obtendrás sinceramente.
 
 
Nosotros estamos guardando algunas noticias de otros lúcidos objetivos.
 
 
Incluso nuestro vanguardismo es somero: tendencias ínclitas gastaron argumentos reconociéndolo o negándolo...
 
 
Otros muchachos argentinos nunca investigaron.
 
 
Alguien bajó a joder, omaní.
 
 
Su enorme ñandú orinaba río abajo.
 
 
Soy un coqueto usurero. La estaré nalgueando tan amorosamente, señora.
 
 
Ocho fumadores empedernidos no saborearán almejas suculentas.
 
 
Ocho tipos oscuros recorrieron rápidamente incontables nichos, obteniendo las alhajas reales ilegalmente. Nosotros gozaremos observándolas, logrando olvidar grandes ofensas.
 
 
Sane aquella laringe gorda, otorrinolaringólogo.
 
 
Necesitaba esos comentarios especialmente dedicados... Agradecida de ellos, salgo.
 
 
Sus últimos comentarios, unos muy buenos, intentaron encontrar razones; obtuvo necedades.
 
 
¿Siguen armando las marionetas o sucumbieron?
 
 
Otros reyes antiguos, cuando intentanban orar, nunca entonaban salmos.
 
 
¿Siempre escribes necedades, tonto? Intenta delicadas oraciones...
 
 
Si inventas alguna mamada, estaré sentido.
 
 
El sexto tirador recibió esa nueva arma de origen siamés.
 
 
Sin inconvenientes estaremos mostrando pisos recientemente estrenados.
 
 
Siendo aún buenos amigos, nunca digamos insultos. Juntémonos aquí siempre.
 
 
¿No observaron cómo huían esas sabandijas?
 
 
Salimos a levantar muchachos otras noches...
 
 
Aquel comensal ordenó rabas doradas; además, salmón.
 
 
El sábado convidaban infusiones, ¿te acordás?
 
 
¿Incluyeron nuestra merienda? El domingo inmediatamente anterior tomamos al merendar ese nuevo té escita.
 
 
Salieron inmediatamente.
 
 
Epicuro, ¿no salieron algunos y otros ?
 
 
Olavia, buscando sus escritos, recuperó varios ensayos.
 
 
Se apersonaron nueve tipos inquiriendo al gerente... Uno era ñato, observé.
 
martes, junio 24, 2008
 
Entró Pablo intentando leer el periódico tucumano; insólitamente cogió otro, santiagueño...
 
 
El xenófobo trajo raros animales: ñandúes, anacondas sordas, teros epilépticos...
 
 
Eli no cantará ahora, no tiene ánimo. ¿Bailará, acaso? -------- La oración anterior contiene errores.
 
 
El xilofonista tocaba rápidamente. Al ñandu añoso su timbre encantaba... --------- La oración tiene faltas de ortografía.
 
 
Andy besa al niño. Insiste cálidamente al recogerlo: "¿Me extrañaste?".
 
 
Su otra novia sabe abanicarme...
 
 
Amigos, gracias... Nunca olvidaré su trato increíblemente cortés, obsequioso, sincero... -------- La oración anterior contiene errores.
 
 
Son ochos nuevos servidores agnósticos. --------- La oración tiene faltas de ortografía.
 
 
Soy intolerante, no considero esperarte. Rápido, acércate, sonsa.
 
 
Si eres como tu amigo republicano, intenta seguirnos musitando ofensas sinceras.
 
 
Si eres nuevo, sentirás algunos celos irracionales. Ojalá no atiendas los estúpidos sectarismos.
 
 
Sí, imagínate, generalmente usan (indicando el norte) diapasones o látigos ornamentados, solamente... -------- La oración anterior contiene errores.
 
 
Sus excusas no satisfacen al comisario, infelices... ¿Olvidaron nuestro arreglo? ¡Estaremos siguiéndolos! -------- La oración no tiene como acrónimo la última palabra de la frase anterior.
 
 
Ahí yo utilicé dos adornos relucientes, naturalmente ostentosos, sensacionales.
 
 
El policía omaní pudo escapar y ayudarnos.
 
 
Sus escritores no tienen intención de ahondar más en nuestra terrible epopeya.
 
 
Su amigo lo saludó inmensamente feliz, intentando estrecharlo sentidamente.
 
 
El nuevo edecán me intriga, general: orea salsifíes...
 
 
Odio ser tan extraño. No tengo otra salida, acabaré matándome. Entonces no tendré enemigos.
 
 
Siempre anda tachando... Intuyo, su felicidad es cortar hilos ostentosamente.
 
 
Seguramente, ese ñato orejudo, Rabo, estará satisfecho...
 
 
Amigos, regresemos. Recién encontré groseros, lamentables acrónimos; recurrentes errores mostraban. Olvidémoslos, señores.
 
lunes, junio 23, 2008
 
Solamente olvidaré las antiguas miserias en nuestro terrible encuentro... -------- La oración anterior contiene errores.
 
 
Ala recuperó recompensas exquisitas, grandes, luminosas. Algunas, regalos estupendos, medio ostentosos solamente. --------- La oración tiene faltas de ortografía.
 
 
¿Alguien tiene algún cuaderno así reescribo nuestras órdenes, señores? -------- La oración no tiene como acrónimo la última palabra de la frase anterior.
 
 
Ahora lo arreglaremos.
 
 
Oye, LaTurca, alguien viene intentando atacarnos. -------- La oración no tiene como acrónimo la última palabra de la frase anterior.
 
 
—Oye, LaTurca, alguien viene —indicó Ala.
 
 
Ojalá recibamos alguna noticia de Olavia.
 
 
Rabino, andan boludos orando...
 
 
Atienda mis objeciones, Rabo.
 
 
¿Sigue usted, fémina, reclamando amor?
 
 
Sé apreciar largas sesiones aunque sufra...
 
 
El sucio piso espera... Regresa, amada, bailemos aquí mambos o salsas.
 
 
Son unos bastardos. Los interrogué mientras esperábamos.
 
domingo, junio 22, 2008
 
Sol, eres como un ángel cíclico, eternamente sublime.
 
 
El senador tenía resentimiento, odio... Para amenazarnos, juntó ocho secuaces.
 
 
Solamente alejaremos los antiguos mil estropajos...
 
 
Si olvidas varios interruptores encendidos, tendrás incontables costos obviables, salame.
 
 
Sí, ensayan nuevas comedias infantiles; llegaron artistas soviéticos.
 
 
Su espectáculo no aparecía... dos oligofrénicos recibieron entradas sencillas.
 
 
Se aventuró Napoleón, dejando Washington inmediatamente. Con habilidad escapó, senadores.
 
 
El xilofonista tocó ruidosamente. Al ver a gendarmes, agarró nuestros trece enormes sándwiches...
 
 
Se unieron mil idiotas sacristanes a meditar esas nociones tan extravagantes.
 
viernes, junio 20, 2008
 
Señor, usted siempre inspiró respeto al barón alsaciano. -------- La oración no tiene como acrónimo la última palabra de la última frase válida.
 
 
El xilofonista, cuando usted se arrimó, suspiraba... -------- La oración anterior contiene errores.
 
 
Son unos maricas... Intenten suscribir acrónimos; Marthita, Emmanuel... Nadie tiene excusas... --------- La oración tiene faltas de ortografía.
 
 
Si Olavia les indica tomar algún remedio, ingratos, obedezcan sumisamente.
 
 
Somos ocurrentes para armar solitarios...
 
 
¿Sabes alguna buena receta o solamente olfateas sopas?
 
 
Su amigo contaba entusiasmado, relatos (de otros tiempos) a Liz. Eran sabrosos...
 
 
Oiga, resulta grosero, amigo... No intente zafar así de obligaciones sacerdotales.
 
 
Serán ocho los últimos caminantes. Ingresarán ordenados, no apurados. Retornarán limpios, organizados...
 
 
Su urgencia generó ese revuelo entre nosotros... Corrimos inútilmente a solucionarlo.
 
 
Antes los imitábamos; mientras, entre nosotros, trabajaremos otras sugerencias.
 
 
Nos urge decidir, inmediatamente, si traeremos alimentos.
 
 
Agustín, ¿cómo osas salir al balcón, atormentado nudista?
 
 
Ayer no te insistí (como otros muchachos). Unos no insistían, solamente te acosaban.
 
 
Algunos pretenden reivindicar endemoniados conceptos inherentes al rebrote anticomunista.
 
 
Se esperan nuevos comentarios, interesantes. LaTurca los apreciará.
 
 
Intermitentemente, nuestros temores evitan reflexiones. En situaciones angustiantes no tenemos escapatoria sencilla.
 
jueves, junio 19, 2008
 
Adriana lee libros interesantes.
 
 
Su última genial entrevista resumía el nuevo clima imperante allí.
 
 
Ojalá traigan, rápidamente, otra sugerencia.
 
 
Eli lee únicamente diarios ingleses; raramente lee otros.
 
 
Ese nativo tiene ideas especialmente nefastas; deberíamos eludirlo.
 
 
Su esposa requirió verme inmediatamente... Lo mataron en nuestro territorio, ¿entiende?
 
 
Este xenófobo calcula incorporar treinta adeptos. Deberán obedecerlo servilmente.
 
 
Sería útil frenar impulsos con inteligencia. Entendemos, naturalmente, tanto entusiasmo. Mejor es no terminar excitados.
 
 
"Omán" reabrió anoche. Nos gustaron unos travestíes avejentados, nos entretuvieron suficientemente...
 
 
Seguimos aguantando bastante a dos orangutanes.
 
 
Abrirá nuestra tesorería este sábado.
 
 
Increíblemente, no tuve otra xeroftalmia intensa como antes.
 
 
El licor intoxica.
 
 
Si este mes es seco, te resfriarás, Eli.
 
 
Olvidé pedir información a Chus el otro semestre.
 
 
Sus ojos ven increíbles espectros, todos imaginarios (comió opiáceos).
 
 
El menos ocioso consiguió, inmediatamente, otro nuevo auto de origen soviético.
 
 
Sus amigos nos avisaron, realmente emocionados.
 
 
Intentaré no ser tan agresivo, no corretear infantas. Así sanaré.
 
 
Se agotaron las instancias.
 
 
Aquellos feos irlandeses revolucionarios me asustaron. Con intención o no, espantado salí.
 
 
Opinaré... Parecen inconsistentes nuestras afirmaciones.
 
 
¿Olvidar la verdad? ¡Imposible! Decídete, Ala, luego opina.
 
 
No, olvídalo...
 
 
Es muy pedante el zapatero, además rencoroso. ¿O no?
 
 
Oigan, ¿ya empezaron?
 
 
¡Oh, bonita! Sóbame, enlódame... ¿Quieres untarme impúdicamente, oye?
 
 
Son unos juguetes espléndidos... ¡Tremendo obsequio!
 
 
Es siempre querido... un extraordinario, magnífico, apuesto sujeto.
 
 
Obraré para rápidamente imprimir mis esquemas...
 
 
El saber oprime...
 
 
Antes yo usaba dos armarios... recuerdo eso.
 
 
Aquí lo ayudaré.
 
 
No elijas grandes roperos, Ala.
 
 
¿Son acaso lindos esos rubios? Olvídalo, negra...
 
 
Otro buen sermón están recibiendo varios alumnos revoltosos. Los objetores salieron.
 
 
Sus ojos son tan expresivos... Nomás intenta, detenidamente, observarlos.
 
 
Oprímelo firmemente. Es necesario, sí. Insiste, Valeriana, así, sostenido.
 
 
Si intentas no claudicar, evitaré respuestas ofensivas.
 
 
¡Se ofenderán, bruto! Rabo, escucha sus advertencias... ¿Les tienes odio sincero?
 
 
He estado recordando raros acontecimientos mientras intentas entenderme, nena. Tendrás algunos sobresaltos.
 
 
Obtuvieron herramientas.
 
 

Oye, bebiendo estoy deleitándome. Estoy como inspirado, ¡oh!

 
 
Nadie obedeció.
 
 
Ofendido, frenó repentinamente el coche. Intentó elucubrar: ¿renunciaría o no?
 
 
Otra yerba ofrecieron.
 
 
Si usted estornuda, gritaré recio. ¿Oyó?
 
 
Ella quiso, unívocamente, introducir varias ordenanzas con autoritarismo: degollamos al suegro.
 
 
Espero no tener respuestas equivocadas.
 
 
Algunos gritos resonaron aquí. Dejando aquella bebida, lentamente, entré.
 
 
Se escucharon muchos anuncios, ninguno agradable.
 
 
Sus extraordinarias nalgas soñé ayer. Conmocionado intentaré obtener nalgas esta semana.
 
 
Otra idea recibe las otras sensaciones...
 
 
Ocho psicoterapeutas ingleses nos ayudaron. Nosotros decidimos oírlos.
 
 
Aparecieron con excusas cuando había algunos (nuevos) diputados opinando.
 
 
Se adivinan tus intentos sediciosos, Freud... Estás contra Hitler, acechando.
 
 
Sí, Andy toma infusiones sofisticadas, formidables; así conoció cien infusiones orientales. Nunca está satisfecha.
 
 
Olavia jamás ofrece satisfacciones.
 
 
¡Oh, bellezas sudamericanas! Cómo encantan nuestros ojos.
 
 
Sos odioso, cínico, impúdico, obsceno...
 
 
Odio reír intensamente. Es natural temer arrugarme. ¿Lo entiendes, socio?
 
 
Desde el mediodía ofrecen sopas, tartas realmente apetitosas, también incluyen verduras orientales.
 
 
Sus enunciados no son ingeniosos, bellos, inteligentes, LaTurca. Intente decirnos algo demostrativo.
 
 
¿Será el xilofonista italiano socialista? ¿Tendrá alguna sensibilidad?
 
 
Solamente el xenófobo utiliza acertadamente los enunciados sexistas.
 
 
Ningún experto freudiano admite sus temibles obsesiones sexuales.
 
 
Sigmund intenta tejer una alianza con intereses oscuros, nefastos.
 
 
Señores, escuchen, nos cuesta imaginar, llanamente, otra situación...
 
miércoles, junio 18, 2008
 
Olavia les ofreció redactar obituarios simples, objetivamente sencillos.
 
 
Sí, apestan los más olorosos...
 
 
Sigamos ahora con rezos. Intentemos fingir interés. Comencemos interpretando otro salmo.
 
 
Si algo gané rezando... ¿ahora debo ofrecer sacrificios?
 
 
Ahora me interesa guardar objetos sagrados.
 
 
Olavia les advirtió: "Vengan inmediatamente, amigos".
 
 
Son otras nuestras sensaciones, Olavia.
 
 
Seguro, Emmanuel, me interesaría... ¡Llámame ahora, sonso!
 
 
¿Zapallos? Ahora, prepararemos algunas legumbres; luego, otras semillas.
 
 
Ese mediodía, Pablo estaba reemplazando a TT; rebanaba inmensos zapallos.
 
 
Sus aliados la aprecian mucho, emperatriz.
 
 
Si él me insiste, no aceptaré ridículas invitaciones. ¿Oíste, salame?
 
 
Su experiencia resulta impagable. Ahora debería organizar seminarios.
 
 
El xilofonista trajo revistas abundantes, variadas. Ala guardó algunas, necesitaba consultar interesantes artículos seriados.
 
 
Andy muestra amabilidad. Emmanuel siempre tiende, rápidamente, a reiterar sus extravagancias.
 
 
El cuclillo leía algunos manuales prácticos. Sólo intentaba amaestrarse.
 
 
No atendió tu último requerimiento. Algo le molesta, entiendo... ¿No tendrá eclampsia?
 
 
Olavia bebía sake turco, rejoneando una yegua entre roedores oscuros, naturalmente.
 
 
Nuestros estudiantes no usaron (felizmente) aquel ridículo escrito sensacionalista. -------- La oración anterior contiene errores.
 
 
Oye, buena seguridad; tantos rusos unidos y encima robaron ocho nenúfares.. --------- La oración tiene faltas de ortografía.
 
 
¡Otra burrada, señora! ¿Tiene alguna contraseña, usted? Lo obstruyeron...
 
 
Al campo entraremos rescatando todo obstáculo.
 
 
Ahora, usted lo acertó.
 
 
Siento interrumpirte, Lou, únicamente encontré tu aula...
 
 
¡Apúrate, perra! Recuerda entregarte, naturalmente, desnuda. Estaremos retozando entretenidos. Mis orgasmos saborearás. -------- La oración anterior contiene errores.
 
 
Si usted logra utilizar ese telégrafo, aprenderemos. -------- La oración no tiene como acrónimo la última palabra de la frase anterior.
 
 
Nunca olvidé tu alargada silueta.
 
 
Si interroga, genere algunas notas...
 
 
Si ofrecen respuestas precisas, Rabo entenderá, naturalmente. Dante, Emmanuel, no tengan empacho, sigan...
 
 
Algunos locos andaluces bailan alzando novedosos zapatos, algunos sorprendentes...
 
 
Oye, Rabo, guarda inútiles alabanzas...
 
 
¡Oh, bellezas! Son tan atractivas. Comenzará una larga orgía.
 
 
Los inocentes veranean, implicando algún nuevo obstáculo...
 
 
El muy menso anda necesitando un empleo liviano.
 
 
Nadie alcanzará la gloria. Un empleado astuto recibiría trofeos, Emmanuel...
 
 
Ayer deseaba verte en ropas transparentes. Imaginé raptarte, adorarte, nalguearte.
 
 
Adriana parece responder enseguida, como inmediatamente advertirán...
 
 
Adriana los aprecia.
 
 
Es necesario saber el guaraní. Una idiotez, diría Ala...
 
 
Para organizarnos, debemos responderle enseguida.
 
 
Ahora, decididamente, podré...
 
 
Se arrepintieron los socios, ADP.
 
 
Solamente adentro bailaremos íntimamente alguna salsa...
 
 
Ellos no aprecian nuestras ofrendas, ¿sabías?
 
 
Nos observaban cuatro hombres, enanos.
 
 
Emmanuel no trajo el regalo, Andy. Regresaremos otra noche.
 
 
¡Al fin ingresa nuestra agrupación! ¿Recién se enteraron?
 
 
El xilofonista peruano es raro, intrigante. En ningún concierto intenta afinarse.
 
 
El xilofonista, Chus, está lejos. Él no tiene experiencia...
 
 
Siempre estamos dando una clase excelente...
 
 
El nubio tiene ojos negros. Con ellos seduce.
 
 
Sus actitudes no generaron rencores, amigo... No tema, entonces.
 
 
Sus ojos me enternecen. Tienen ese resplandor, ese morado orzuelo sangrante...
 
 
Opinaremos para responder esta simple, imbécil variación. Os someteremos...
 
 
Ahora nos temerán, imbéciles. Por ausentarse, tendrán infames castigos opresivos.
 
 
Escuchame, no te ufanes... ¿Sos idiota, acaso? Según mis amigos resultaste antipático...
 
 
Recientemente estuve investigando tus escapadas... Recordé aquellas demenciales acciones mías. Eso no te entusiasmará.
 
 
Ocurre con una regularidad realmente increíble, reiteradamente...
 
 
Si usted fuese realmente inteligente, ello no debería ocurrir.
 
 
Nunca oyen realmente un escarmiento... ¡Gansos, acabarán sufriendo!
 
 
Sus inconstantes gratificaciones no impiden funestas, indecentes cogidas, aventuras casuales. Intente obviarlas, necia. ---------- La oración no tiene como acrónimo la última palabra de la frase anterior.
 
 
Si intentas ganarme, no importa, fomentaré intervenciones con armas canadienses, incluso otras noruegas.
 
 
Nuestras opiniones tienen alta significación.
 
 
Aunque tienen excelente redacción, revisaré aquellas notas.
 
 
Se están generando rumores en Galicia alrededor del orfanato. Realmente aterran...
 
 
Si aceptas, nena, dejaremos atrás la insensata animosidad segregadora.
 
 
Seguramente ustedes importarán zapatos, ojotas, sandalias...
 
 
Sin otros recursos pudimos recorrer, en Navidad, doce iglesias de ortodoxos suizos.
 
 
Su arrojo nos dejó inmóviles, asombrados, sorprendidos.
 
martes, junio 17, 2008
 
Son animales nada dóciles. Inmdiatamente atacan saltando. --------- La oración tiene faltas de ortografía.
 
 
Algunas le guardaré. ¿Usted necesitará, además, sandías?
 
 
Espero, señora... pero entonces resérveme algunas.
 
 
No utilices esas verdes, espera...
 
 
Ocho peras inmaduras necesitaré; acaso nueve...
 
 
Obispos bien intencionados se preocuparon; ahora discuten, opinan.
 
 
Es muy buen reportero. Investigó algunas ganancias abultadas del obispado.
 
 
En nuestra barriga ríen intestinos algo gordos. Adiós, dormido ombligo... ---------- La oración no tiene como acrónimo la última palabra de la frase anterior.
 
 
¿Estará loco? Ese general atravesó nuestro territorio, embriagado.
 
 
Sin embargo mañana, aunque no almorcemos, la mesa estará notablemente toda elegante...
 
 
Sólo Ala lava uvas de Omán semanalmente.
 
 
En nuestro salón almorzamos los amigos, dándonos amorosos saludos...
 
 
Si Olavia lo acepta, Marthita estará, nuevamente, trayendo ensaladas.
 
 
Es necio tomar ron en noviembre, ¿acaso desean ofuscarse solamente?
 
 
Organizamos bien varios intentos. A mediodía estaremos nuevamente todos entrenados.
 
 
Ala lee cuentos oscuros, horribles. Ojalá le interese compartirlos, obviamente.
 
 
Los alemanes tienen un rey casi alcohólico.
 
 
¡Uf, no acabo! -------- La oración anterior contiene errores.
 
 
Lentamente, antes tomaremos un refresco cada una... ------------ La oración no tiene como acrónimo la última palabra de la frase anterior.
 
 
Se agrandó LaTurca...
 
 
Se ubicaron sobre piedras enormes... ¿Nos seguirían insultando o nos echarían sal?
 
 
Es su tarea unificar pedidos, incluir documentos, ordenar suspensiones.
 
 
Son unos bobos, lentos, inútiles, mamones, estúpidos...
 
 
Se usaron pantalones oscuros, sacos impecables, tan originales... Realmente impactante, objetivamente sublime...
 
 
En nuestra farmacia encontrarán remedios muy especiales. Desde allí distribuimos, especialmente, supositorios.
 
 
Es nuestro trabajo reportar enfermedades.
 
 
Se abrieron las últimas dos antesalas. Rodando modestamente entré.
 
 
¿Emmanuel, no conoces otros noruegos tan rencorosos o necios? Algunos, zonzamente, osan saludarme.
 
 
Olavia dice ignorar acuerdos recientes. Tendremos encontronazos.
 
 
Eso no tiene explicación. Nadie debe, infelices, decir obscenidades. -------- La oración anterior contiene errores.
 
 
Otro día insistiré: alguien atenderá, tengo entendido.------------ La oración no tiene como acrónimo la última palabra de la frase anterior.
 
 
Si ofendes, ñoño, aquí nosotros decidiremos odiarte.
 
 
El necio teniente repitió esa triste explicación nuevamente. Idiota... dormíamos, oscilábamos soñando.
 
 
Ocho jamelgos están trotando entretenidos.
 
 
Os planteo incluir nuestra información. O no... -------- La oración anterior contiene errores.
 
 
Aquí se quedó un economista ruso ofreciendo su opinión. ------------ La oración no tiene como acrónimo la última palabra de la frase anterior.
 
 
Ala se quitó unas enaguas rojas, ofreciendo su ojete.
 
 
Decidió, Andy, mostrarte inmediatamente sus eyaculaciones... Lucía asqueroso.
 
 
Soy un policía excelente. Realmente intento ofrecer refuerzos inmediatamente. Deseo ayudarle, damisela.
 
 
Ellos repiten el cuento con ignorancia; olvidan nuestra enorme superioridad...
 
 
Empero, recordar es estúpido. Celosamente contemplo imágenes olvidadas. No es sano. ------------ La oración no tiene como acrónimo la última palabra de la frase anterior.
 
 
Su entusiasmo crece recordando ese talle angosto, muy estrecho... Naturalmente tiene erecciones.
 
 
Oye, baboso, viajemos inmediatamente a Rusia. Lejos, operaremos secretamente.
 
La última palabra del último post sirve de acrónimo para la frase del siguiente.
Debido a los cambios que está implementando Blogger, debes teclear /ncr al final de la dirección del dominio que tu navegador te muestre. Es decir, si en la barra de dirección de tu navegador muestra "http://acronimos.blogspot.com.ar", deberás teclear "http://acronimos.blogspot.com.ar/ncr".

Puntaje a partir del 1° de enero de 2008

Cabeto Administrador +1181
LaTurca +1054
Marthita +874
Ala +782
Emmanuel +618
Adriana +266
Gloria +168
Algo para recordar +136
Eli +122
Susy +089
Rubén +083
Diego +079
Sigilosa +053
Cecilia +029
TT +027
Francisco +012
Javier +011
Alabama Worley +010
Vylia +010
Dante Co-administrador +003
Juan +003
La Co +001
Nashira +001
Yue +001
Valeriana -002

PUNTAJE HISTÓRICO

Cabeto Administrador +2356
Emmanuel +1893
LaTurca +1736
Ala +1268
Marthita +1107
Adriana +335
Olavia Kite Fundadora y administradora +300
Diego +124
Dante Co-administrador +073
Vylia +072
La Co +039



Último recuento hecho el dos de abril de 2012 con el acrónimo de LaTurca terminado en 'acrónimo'.


- CAJA DE RESONANCIA -



¿QUÉ ES?

acrónimo.
(Del gr. ̚κρος, extremo, y -ónimo).
1. m. Tipo de sigla que se pronuncia como una palabra; p. ej., o(bjeto) v(olante) n(o) i(dentificado).
2. m. Vocablo formado por la unión de elementos de dos o más palabras, constituido por el principio de la primera y el final de la última, p. ej., ofi(cina infor)mática, o, frecuentemente, por otras combinaciones, p. ej., so(und) n(avigation) a(nd) r(anging), Ban(co) es(pañol) (de) (cr?di)to.
Real Academia Española © Todos los derechos reservados


Acrónimos empezó como un divertido juego de palabras en inglés que pronto fue adaptado al portugués, y ahora, al español. El objetivo es construir una frase a partir de las letras de la última palabra del post inmediatamente anterior. El carácter de la frase (serio, tonto, indecente) no importa. ¡Lo esencial es que la frase forme el acrónimo correctamente y tenga sentido! Cada frase correcta le otorga 1 punto al jugador.


JUEGA

¡Todos están invitados a jugar! Dejen un mensaje en la Caja de resonancia con su nombre, E-mail, la dirección de su página (en caso de tenerla) y su país de origen. El único requisito indispensable es tener una cuenta en Blogger. ¿Qué esperan? ¡Únanse y diviértanse!

Blogstop es el juego original. Acrônimo es el juego en portugués.


REGLAS
  1. Se otorgará un punto a una oración si ésta tiene sentido, buena ortografía y gramática, y si tiene como acrónimo la última palabra de la frase anterior.
  2. Se quitarán dos puntos a una oración que contenga faltas de ortografía o sintaxis.
  3. Se quitará un punto a una frase que parta de otra que contenga faltas gramaticales u ortográficas.
  4. Se quitará un punto a la frase que no tenga como acrónimo la última palabra de la frase anterior.
  5. Las oraciones deben ser completas, con sujeto y predicado. Los fragmentos serán tomados como faltas gramaticales.
  6. No se permite usar nombres propios, exceptuando el caso de nombres de jugadores de este blog, escritos tal como aparecen en la tabla de puntaje sí son permitidos.
  7. La última palabra de su frase no puede exceder los 20 caracteres, y debe ser puesta en negrita.
  8. Nuestra referencia máxima es, El Diccionario. La excepción a esta regla son los nombres propios aceptados (ver regla #6). Es decir, una palabra es válida ÚNICAMENTE si aparece en la lista de jugadores de Acrónimos o si aparece en el diccionario de la RAE, tanto en búsqueda directa o dentro de una definición.
  9. Un mismo participante no debe escribir dos frases seguidas; se parte siempre de la frase de alguien más.
  10. ¡Revisen bien sus frases antes de publicarlas! No quieren perder puntos, ¿o sí?
  11. Los posts no deben contener nada que no sean las frases del juego. La Caja de resonancia está abierta para cualquier otro tipo de conversación y avisos del administrador.
  12. Dado el caso de que dos o más personas escriban frases a partir de la misma palabra, sólo la primera en aparecer publicada será válida. Si varios minutos después aparece la otra oración, aunque ésta muestre una hora anterior, será inválidada, siempre que el hecho suceda cuando pueda ser válidado.
  13. Cuando un post no sea aceptado (si no cumple con alguno de los requisitos), el siguiente debe partir de la última frase correcta que se haya escrito.
  14. Para asegurar su permanencia en Acrónimos, los jugadores deberán hacer como mínimo un post cada tres meses. En caso de ser retirados del juego, pueden solicitar su reingreso con un comentario en la Caja de resonancia.
  15. NINGÚN jugador podrá borrar o modificar su oración publicada una vez que otro jugador haya publicado una nueva oración a partir de ésta.
  16. Cualquier discusión en torno al desarrollo del juego será moderada por el Administrador y resuelta por éste.

ARCHIVOS
agosto 2003 / septiembre 2003 / octubre 2003 / noviembre 2003 / diciembre 2003 / enero 2004 / febrero 2004 / marzo 2004 / abril 2004 / mayo 2004 / junio 2004 / julio 2004 / agosto 2004 / septiembre 2004 / octubre 2004 / noviembre 2004 / diciembre 2004 / enero 2005 / febrero 2005 / marzo 2005 / abril 2005 / mayo 2005 / junio 2005 / julio 2005 / agosto 2005 / septiembre 2005 / octubre 2005 / noviembre 2005 / diciembre 2005 / enero 2006 / febrero 2006 / marzo 2006 / abril 2006 / mayo 2006 / junio 2006 / julio 2006 / agosto 2006 / septiembre 2006 / octubre 2006 / noviembre 2006 / diciembre 2006 / enero 2007 / febrero 2007 / marzo 2007 / abril 2007 / mayo 2007 / junio 2007 / julio 2007 / agosto 2007 / septiembre 2007 / octubre 2007 / noviembre 2007 / diciembre 2007 / enero 2008 / febrero 2008 / marzo 2008 / abril 2008 / mayo 2008 / junio 2008 / julio 2008 / agosto 2008 / septiembre 2008 / octubre 2008 / noviembre 2008 / diciembre 2008 / enero 2009 / febrero 2009 / marzo 2009 / abril 2009 / mayo 2009 / junio 2009 / julio 2009 / agosto 2009 / septiembre 2009 / octubre 2009 / diciembre 2009 / enero 2010 / febrero 2010 / marzo 2010 / abril 2010 / mayo 2010 / junio 2010 / julio 2010 / agosto 2010 / septiembre 2010 / octubre 2010 / noviembre 2010 / diciembre 2010 / enero 2011 / febrero 2011 / marzo 2011 / abril 2011 / mayo 2011 / junio 2011 / julio 2011 / agosto 2011 / septiembre 2011 / octubre 2011 / noviembre 2011 / diciembre 2011 / enero 2012 / febrero 2012 / marzo 2012 / abril 2012 / mayo 2012 / junio 2012 / julio 2012 / agosto 2012 / septiembre 2012 / octubre 2012 / noviembre 2012 / diciembre 2012 / febrero 2013 / marzo 2013 / mayo 2013 / junio 2013 / julio 2013 / mayo 2015 / octubre 2015 /


Powered by Blogger