ACRÓNIMOS


lunes, marzo 31, 2008
 
Son otros boludos (rosarinos) intentando oponerse.
 
 
El xilofonista causó ese desastre, ¿estaría sobrio?
 
 
Noto abusos... Tus últimas redacciones alteran los mecanismos expresivos normales. Te excedes.
 
 
Su inexperiencia generó un increíble error. Rabo objetó, naturalmente.
 
 
Su amiga la abrazó... Después, ambas siguieron.
 
 
Nos ofrecieron muchas aceitunas saladas.
 
 
¿El notario tiene interés en nosotros? Déjenlo entrar, nomás...
 
 
Si insisten en molestar, prefiero retirarme, ¿entienden?
 
 
Entonces, ¿no terminará el rito nunca? ¿Estaremos como esclavos de otros, renaciendo esclavos siempre?
 
 
Siempre espero de usted comentarios enternecedores.
 
 
Ahora usa tus otros (mejores) atributos; tienes increíbles condiciones... ¡Osténtalos! ¡Seduce!
 
 
Nos ofrecieron varios automóviles, todos automáticos.
 
 
¿Obedecerte, bedela? Empieza dejando esos zapatos coquetos aquí, novata...
 
 
Niños, obedezcan.
 
 
El notario, felizmente, estuvo refrendando muchas actas remitidas oficialmente, ¿no?
 
 
Seis urracas feísimas intentaron comer insanos embutidos. Naturalmente, todas enfermaron.
 
 
Sería un buen acuerdo... ¿Cree usted, almirante, tener influencias? ¿Consiguió apoyo suficiente?
 
 
Aquel majestuoso iceberg surcó toda Australia dejando estelas subacuáticas.
 
 
Son esas raras amistades...
 
 
Empezaremos nuevamente, sin el ñoño afanando nuestros zapallos. Así será.
 
 
Nunca olvidaremos, Rabo, tus enseñanzas.
 
 
Según el guía, ustedes iban rumbo al norte.
 
 
Ahora, pueden repetir esa sonata (una rareza alemana); después otros seguirán.
 
 
Subíamos otros riscos pero, rugiendo, el narigón demandó iniciar descensos apresurados.
 
 
Ala nos invitó; Marthita aceptó sorprendida.
 
 
Estamos solos, ¿te animás?
 
 
Seguramente Olavia les ayudará; mándenle esas notas (también ésta).
 
 
Otro rey nubio armó muchos ejércitos. Nosotros tenemos algunas divisiones alanas, solamente...
 
 
Los atenienses tienen impresionantes góndolas ornamentadas.
 
 
Eso me molestó, Ala; nunca uses ese látigo.
 
 
Ocho camellos ugandeses lograron traer aquellas reliquias sudafricanas, Emmanuel.
 
 
Sinceramente, Olavia no supo ocultarse.
 
 
Ahora retírate o morirás aquí, sonso.
 
 
Entre nosotros, trata rápidamente el tema. Ese nabo despide repugnantes aromas...
 
 
Sí, un beso levantó esta verga. Así, recta, te entretendrá.
 
 
No estás cocinando, indina... ¿Osas sublevarte?
 
 
Oigan, compañeros, ¿acaso son idiotas o necios?
 
 
Seguramente, usted ganará el rally. Intentaré retratar la ocasión.
 
 
Efectivamente, no todas esas notas deben estar revisadas; lamentablemente olvidamos sugerirlo.
 
 
Siempre estoy checando aquellos manuscritos en náhuatl. Tiento entenderlos.
 
viernes, marzo 28, 2008
 
Entonces soplemos, pues... A las diez empezaremos a remojar esos morros oaxaqueños, ¿? -------- La oración anterior contiene errores.
 
 
¡Sólo es cerveza! Anda, marica, éntrale. Nosotros te espaldearemos. ---------- La oración carece de sentido.
 
 
Oigan, festejamos un sabroso contragolpe... ¡Andamos reuniéndonos, nos ofuscaremos secamente!
 
 
Si ofreces beber, respétalo. Intentemos ofuscarnos.
 
 
Oportunamente podrás olvidarlo. Recuerda tu obligación: sobrio.
 
 
Eh, ¿sin tomar? Inocentes, me urgen los oportos...
 
 
Sigues, Emmanuel, diciendo infamias. Cuando intentó olvidar su alcoholismo, muchos esperábamos (naturalmente) tu estímulo...
 
 
Ala bebe un raro ron intoxicante. Es necio, dejémoslo o nos ofenderá sediciosamente.
 
 
El xilófono percutía insistentemente, Rabo. Acabó realmente aburriéndonos.
 
 
Ala fue allá, nos olvidó. Seguramente ahí morirá, entre nenúfares tristes expirará.
 
 
Obsesivamente busca su enagua rosada, vieja, ajada; busca afanosamente.
 
 
Ofensores renanos nos amenazaron mientras el nuevo teniente observaba.
 
 
Olavia repite narraciones antiguas. Mientras, esos niños traen ofrendas suntuosas. ------------ La oración no tiene como acrónimo la última palabra de la frase anterior.
 
 
Olavia busca espárragos; no quiere usar esos salsifíes. -------- La oración anterior contiene errores.
 
 
Orzaremos rápidamente, no abatiremos... Mientras, ése navegante tensará obenques. --------- La oración tiene faltas de ortografía.
 
 
Además de eso, compañera, ¿usarás algún delicado ornamento?
 
 
Estoy segura, convencida: usar camisas holgadas, amplias, resulta adecuado.
 
jueves, marzo 27, 2008
 
Sí, Emmanuel, nos tienes intimidados. Dices aberraciones, mientes enérgicamente. Nadie te escuchará.
 
 
Si Emmanuel no tiene idea, Marthita intentará explicarle; no tenemos otra solución. -------- La oración anterior contiene errores.
 
 
Sí, él nos tiene intimidados. Dice aberraciones, miente enérgicamente. ¿No tiene otros sentimientos? --------- La oración tiene faltas de ortografía.
 
 
Es más bonito oír románticas romanzas, amigos. Cuando hemos amado, nunca decimos oprobios, nunca ofendemos sentidamente.
 
 
Si encuentras nuestro telar indio, recuerda limpiarlo, opa. -------- La oración anterior contiene errores.
 
 
El mejor beso ocurrió rápidamente. Recuerdo al chico aquél: negro, dócil, opulento. Nunca olvidaré sentirlo. --------- La oración tiene faltas de ortografía.
 
 
Ahora me interesa sólo tomar oporto, seguramente Ala me entiende. No terminaremos emborrachándonos.
 
 
A mi ignota sabinuría temen otros sabios. A mi ententimiento novedoso temen extraordinariamente. --------- La oración tiene faltas de ortografía.
 
 
Seis árabes beduinos ofrecen yoyos amistosamente.
 
 
Ante mediocres afirmaciones tener ideas sólidas trae amplias satisfacciones. -------- La oración anterior contiene errores.
 
 
Sólo Andy busca, siempre, ópalos y amatistas. ------------ La oración no tiene como acrónimo la última palabra de la frase anterior.
 
 
Se ocultaron muy bien, retirándose inmediatamente a Saboya.
 
miércoles, marzo 26, 2008
 
El xilofonista podía leer óperas turcas. Así descifró oraciones realmente extrañas, sombrías.
 
 
Oligarcas putos... ocupando rutas tiranizan una nación. ¡Argentina, mentirosos, es "nuestra" tierra... explotadores!
 
 
Olavia debió intentarlo, oportunamente.
 
 
¿Siguen ustedes pillando, oligarcas? No generen odio...
 
 
Si Olavia la invita, Valeriana intentará acercarse. No tuvo, antes, demasiadas oportunidades, supongo.
 
 
No, algunas rutas acapararon necios jacobinos... Andan soliviantados.
 
 
Le aviso: debo recibir ocho naranjas.
 
 
¡Saquen al ladrón!
 
 
Olavia probó. Cocinó insípidas ostras; no encontró sal.
 
 
Oiga, padre... ¿Comete, impuramente, onanismo? ¿Eyacula sobándose? ------------ La oración no tiene como acrónimo la última palabra de la frase anterior.
 
 
Ella no tiene un solo intento acertado, sólo malas opciones.
 
 
Sí, está riendo incansablemente... Al menos, el niño tiene entusiasmo.
 
 
Se están negando esas guapas actrices. Les explicaremos su escena seriamente.
 
 
Andy, generalmente apabullas cuando hablas; alardeas demasiado, ostentas sabiduría. -------- La oración anterior contiene errores.


 
 
No uses ese vestido amarillo, Marthita, el negro te estiliza. ------------ La oración no tiene como acrónimo la última palabra de la frase anterior.
 
 
El xilofonista tiene raros amigos namibios, jamaiquinos, eslovenos, rusos, omaníes, senegaleses...
 
 
Nuestro último estandarte voló, al mecerse entre negros toneles extranjeros.
 
 
Si eso decidieron ustedes, consideraré empezar nuevamente.
 
 
Oyeron bien, señores estudiantes. Revisarán vasos, arterias, riñones... Los occisos seducen.
 
 
Sus ojos realmente pueden reconfortar. En nublados días iluminan. Debes observarlos.
 
martes, marzo 25, 2008
 
Oiga, lo estamos revisando... -------- La oración anterior contiene errores.
 
 
Su olor, realmente penetrante, resulta espantoso; nadie disfruta; imposible de oler. --------- La oración tiene faltas de ortografía.
 
 
¿Osa besarme, señorita? Compórtese, es nocivo imaginarnos dulcemente acaramelados. Déjeme, estoy sorprendido.
 
 
¿Nadie aquí dice obscenidades?
 
 
Ala pisó las aguas sin tener aprensiones. Rápidamente, Ala nadó.
 
 
Reculá, estúpido... Si insistís, seguramente te aplastarán.
 
 
El xilofonista tiene estreptococos realmente infames. Ojalá resista.
 
 
Alguien guardó un zafiro azul de aquella mujer en nuestra terraza exterior.
 
 
Si el ñoño oculta rábanos, intentaremos tomarlos aguzadamente.
 
 
No ande zapateando intensamente, señorita.
 
 
Son autoritarios. Tienen instintos salvajes, fascistas; arremeten contra cualquier individuo opositor... nazis.
 
 
Otro loco ofuscado reprime osos sin obtener satisfacción.
 
 
Recorra ese sendero. Podrá encontrar tomates olorosos.
 
 
Sus amigos le tienen aún respeto.
 
 
Odio ser tan reacio a saltar.
 
 
A lo mejor usted encargó rabas, zapallo, ostras...
 
 
¿Zanahorias almibaradas para almorzar? TT, imagínate su triste almuerzo...
 
 
Sus expresiones no son algo tan evolucionado, zapatista...
 
 
Su amiga negra coge ostentosamente, chicos. ¿Acaso domaba ogros salvajes? ------------ La oración no tiene como acrónimo la última palabra de la frase anterior.
 
 
Sus artículos, compañero, ostentan sensatez.
 
 
Su amigo como ojos sancochados. --------- La oración tiene faltas de ortografía.
 
 
Oiga, señor... Tiene rajados aquellos sacos.
 
 
No estés comiendo inmundas ostras.
 
 
Ala come espagueti cantonés hasta abultarse. Necio.
 
 
Observa. Dos intrusos acechan.
 
 
Nos odia.
 
 
El vicio o la unción... cualquiera interesa, ¿o no?
 
 
La angustia me enerva. Naturalmente, tengo ansiedad. Boquiabierto, lamento el momento en nuestra terrible evolución.
 
 
Reflexiona, entonces, actúas lamentablemente...
 
 
Ocho reyes intentan nombrarme archiduque real.
 
 
El sumerio tiene un pedo increíble. Déjalo orinar...
 
 
Ala se fue, intentando xerografiar incontables acuerdos redactados manualmente. Estúpido.
 
 
¡Oh! La amarga vida intenta asfixiarme.
 
 
Olavia, buscamos su estupenda silla inglesa. Ojalá nos ayudes diligentemente, Olavia.
 
 
Otro rey ghanés instó al sacrificio... -------- La oración de la que parte contiene errores.
 
 
Ocho bonitas señoritas estan singando intensamente. ¡Oh nuevos amantes disfrutando orgías! --------- La oración tiene faltas de ortografía.
 
 
El xenófobo parece lidiar internamente con alguna tara importante. Vive obsesionado.
 
 
Sincérate, Emmanuel, ¿nos toleras? Invariablemente, doblegándonos, acabas metiéndote entre nosotros... tan explicativo.
 
 
Se ufana bastante, Rabo. Es penoso tener ilusiones contradictorias. Intente acotarse mediante estudios neurológicos. Tenga escrúpulos. ------------ La oración no tiene como acrónimo la última palabra de la frase anterior.
 
 
Oportunos pero odiosos realmente. Te utilizaron nomás; ofendiéronte sentidamente.
 
 
Nuestros encuentros fueron algo sublime, tan oportunos...
 
 
Si algún cristiano reza, intentará salvarte también, anatema nefasto.
 
 
Otro día intentaré atenderlo del ojete, sacristán.
 
 
Odiar debe importarnos o seremos odiados.
 
 
Admirarla dices, mas insistes reprobándola, odioso.
 
 
Opina con una levedad tan apabullante... La admiro.
 
 
Esa narración tan intensa es nuestra defensa, ocúltala.
 
 
—¡Sos un bruto! —replicó ella, prácticamente tiesa, intentando correr inmediatamente aquella mano entumecida—. ¡No te entiendo!
 
 
Su otra mano bajó, rápido, intentando acariciarla subrepticiamente.
 
 
Siempre andan buscando lugares arbolados, zonas oscuras, sombrías.
 
 
Aquellos burgueses son ultramontanos recalcitrantes... ¡Decapítenlos a sablazos!
 
 
Olavia busca estúpidas soluciones, absurdas...
 
 
Estoy sexando con alguien... Recuerda no importunarme, obesa.
 
 
Róbate el foco rápidamente, escóndelo. Si consigues apropiártelo, no tendrás escarnio.
 
 
Ella se perfumaba. Era coqueta. Tenía algunas colonias, una loción aromática, refrescante.
 
 
Sus ojos bailan rápidamente, impacientes al mirar el nuevo terreno espectacular.
 
 
Sus insinuaciones me enervan; tenga recato. Intente, caballero, alegar sobriamente.
 
 
El sueño pesado acaeció, recordándome tus adorables nalgas oblicuas, simétricas.
 
lunes, marzo 24, 2008
 
¿Oyen sonar tambores etruscos? No tienen otra salida: atacarán masivamente. ¡Esperemos nuestro triunfo, espartanos!
 
 
Observen señores: tenemos entradas numeradas; todos, oportunamente, se acomodarán. Mejor esperen; no tenemos elección. --------- La oración tiene faltas de ortografía.
 
 
Ala se cagó ostentosamente.
 
 
Ojalá lo veamos íntegro; daba asco.
 
 
Al salir, estalló su indigna nariz. Ahora no detenta olores, los olvida.
 
 
Ostrogodos con úlceras lo tiraron al barranco, asesinándolo.
 
 
Su esposa guardaba recetas en gavetas amarillas; las ocultaba.
 
 
No uses ese culo escuálido, segrégalo.
 
 
Sólo ofrecieron nueces.
 
 
En nuestra tienda encontrarás nueces de Eslovenia. Realmente asquerosas, son.
 
 
Recuérdalo, Emmanuel: imaginar toros esqueléticos responde a demencias alucinantes. Mejor estudia neurología. Te entenderás.
 
 
Realmente ese gol resultó espectacular. Sí, anoto reiteradamente.
 
 
Si Ala busca oro, tendrá excesos al regresar.
 
 
Son insistentes, mis primos; les encanta sabotear.
 
 
Otros reptiles comen algas simples.
 
 
Solamente unos brutos como aquellos milicos pueden estar ordenándonos nadar ante tantas orcas.
 
 
Nuestro equipo ganó, recientemente, otro subcampeonato.
 
 
Se abrieron las urnas; dentro, anidaban buitres andinos negros.
 
 
Otras bonitas señoras estuvieron repartiendo varios artefactos recién lavados; algunas saludaban.
 
 
Son otras condiciones, intentaré observarlas.
 
 
Si el ñu orina refunfuñando, esfúmate, socio...
 
 
Sí, esas palabras anulen. Recuerden escribir nombres listados. ¡Ojo, señores!
 
domingo, marzo 23, 2008
 
Su impresionante escroto nos tiene emocionadas. ¿Nos sopapeará, Emmanuel? -------- La oración anterior contiene errores.
 
 
Seguramente está preparando alguna receta española; Nat, LaTurca, Olavia, ¡siéntense! ------------ La oración utiliza palabras no válidas.
 
 
Se están nalguenado como infantes locos, lunáticos. ¡Oh, sepárenlos!
 
 
Recién entregaron vestidos importados sin tablas, únicamente con hombreras; adecuados, sencillos.
 
 
Solo, Ala leía impúdicas revistuchas.
 
 
Sus adeptos nos dijeron insultos al salir...
 
 
¡Soy una inmensa zanahoria! ¡Óiganme, sandías!
 
 
Debes impedir, manchego, ilegítimas atribuciones. Recluta inmediatamente otros suizos.
 
 
No olvides traer ostras rumanas. Intenta envolverlas, detesto abrir dimiarios.
 
 
Su único deseo: alcanzar notoriedad.
 
 
Alguien lo hizo estando los infantes en Sudán.
 
 
Ala riega rosas, endereza girasoles, lava azucenas, da alhelíes.
 
 
Ahora, les mostraré otra habitación, apropiada; debidamente arreglada.
 
 
Su esposa me olió la almohada.
 
 
Ocho bravucones sucios esperaban quesadillas. Uno, impaciente, ordenaba sémola.
 
 
Ofrecían raros obsequios.
 
 
Los alces gritaban reciamente, indefensos. Morirían en aquel navío de oro.
 
 
Ala nos inspiró mucha amargura, lagrimeando.
 
 
Su olor penetrante ofende, Rabo. Tenga, acicálese rápidamente, animal.
 
 
¿Se atribuye tal idiosincrasia? Redomado idiota, ¿cuántos azotes soportará?
 
 
Ayer, tú recordaste algunas palabras alegóricas, remembraste largas oraciones satíricas.
 
 
Si encuentran ñandúes o renos, intenten atraparlos.
 
 
Olavia vendió esas reliquias olvidadas, señoría.
 
 
El mejor perro olfateó los linces overos.
 
 
Ala me empolló.
 
 
A la zapatera amé.
 
 
Su alma liviana se alza.
 
 
Emmanuel sabe preparar algunos ñoquis; Olavia le encargó salsa.
 
 
Sus empresas no son usuales, amigo... ¿Logrará mejoras exportando nuestros toros españoles?
 
 
Si Adriana me besa, aullaré sensualmente.
 
 
Xilofonistas internacionales lograron obtener, felizmente, orquestaciones nuevas. Intentarán seguir tocando algunas sambas.
 
 
Solamente aquellos xenófobos adoptaron fraseología recomendando asesinar xilofonistas.
 
 
Ayer leí mil escritos neozelandeses. Describían recetas aplicando saxafrax.
 
 
Si usan frutas, recuerden incluir almendras.
 
 
Solía escupir grandes uvas rojas. Olavia sufría.
 
 
Andy buscó, rápidamente, un médico avezado; debía obtener remedios adecuados, seguros.
 
 
Sus extrañas manías intrigan. Nadie aquí recuerda imágenes sexuales tan abrumadoras.
 
sábado, marzo 22, 2008
 
Aquel general uniformado juzgó al seminarista.
 
 
Solamente el ñoño osaría retorcer agujas.
 
 
Son algunos lirios viejos, algunos jazmines ajados; déjelos allí, señora.
 
 
¿Ahora nos acusan? Recuerden que un israelí cometió aquellas salvajadas...
 
 
Su obra contiene ideas especialmente traicioneras; algunas resultan intrínsecamente anárquicas.
 
 
¿Seremos una empresa consolidada o societaria?
 
 
Se ofrecieron para leer algunos relatos latinos o suecos.
 
 
Se inclinaban los lirios al soplarlos.
 
 
Seguramente, Olavia no sabe ordenar sillas.
 
 
¡Levántense! ¡Erijan ya ese nuevo domo o nos obligarán, sonsos!
 
 
Sin una buena secretaria, es complicado resolver este trabajo. Ahora, resulta imposible obtenerla.
 
 
¡No objeten tanto al subsecretario!
 
 
El xilofonista ofreció nuevos espectáculos, realmente absurdos; repitió ocho notas.
 
 
¿Su instituto no tiene, entonces, tantos intelectuales zamoranos adoctrinando rapaces? ¿Los exoneraron?
 
 
Los estudiantes ya escucharon nuestro discurso; ojalá, no olviden sintetizarlo. --------- La oración tiene faltas de ortografía.
 
 
Ala lee cuentos ociosos. ¡¿Habrá ociosos leyéndonos?!
 
 
No estaban felices así, sin tomar alcohol...
 
 
Su amiga la insultó; era realmente ofensiva, nefasta.
 
 
¿Olvidó sus cartuchos? ¡Unos rinocerontes oscuros salieron!
 
 
Su única petición: estudiar raros langostinos antárticos. Tenía intereses verdaderamente oscuros.
 
 
Sus obras breves recuerdan esos excepcionales xilofonistas. Cada interpretación tenía algo distinto, obviamente superlativo...
 
 
Olavia lo inventó. Vamos, ¿acaso recuerdan estar sobreexcitados?
 
 
Rodearemos aquellos bajos olivares.
 
 
Si Emmanuel consigue una espada sarracena, tomará rehenes aquí. ¿Dónde ocultarnos, Rabo?
 
 
A la mañana, estaremos nosotros dos rastreando al secuestrador.
 
 
Sus uvas fueron ignoradas, casi indignamente. Esos nubios comían increíbles almendras.
 
 
Es sensacional. Tendrá un papel estupendo, fantástico. Actúa con instinto escénico, naturalmente. Tiene esa suficiencia...
 
 
Emmanuel me invitó, niños. Esa noche tomamos estupefacientes.
 
 
¿Recuerdas? Era tan insoportable... ¡Resultó otro matemático eminente!
 
 
¡Sólo opinaba, LaTurca! Ahora, retírome.
 
viernes, marzo 21, 2008
 
Si otros ponen las armazones, retírate al solar.
 
 
Si otros pudieron lograrlo, acéptalo Rabo, Ala sobrevivirá. --------- La oración tiene faltas de ortografía.
 
 
Oye, fantasma invisible, ¿cómo imaginas ofrecernos sustos? ¿Acaso soplarás?
 
 
Se olvidaron cómo organizar reuniones rápidamente, insisten escribiendo notas demasiado oficiosas.
 
 
Es su primo, algo ñengo, oloroso... Lo estamos socorriendo.
 
 
Sólo ofrecían novelas de escritores españoles.
 
jueves, marzo 20, 2008
 
Otra frecuente reacción era cagarse encima... ¿Reportará epilepsia? Mejor, oficial, sondee.
 
 
Sólo abriremos botellas ostentosas y algunas nueces ofreceremos.
 
 
Sus amigos buscaron rentar otro solar al saboyano.
 
 
Sus ubres mamé. Impresionantes, nacaradas, impecables... Se tambalean rápidamente. ¡Oh, sabrosas!
 
 
Ocho reyes de Europa necesitaban ayuda. De Oriente recibieron excepcionales suministros.
 
miércoles, marzo 19, 2008
 
Sabe usar bien el sistema, tiene imaginación... Manejó, antes, nuestros doce ordenadores.
 
 
Ojalá puedas interpretar nuestras ideas; obviamente, nos estás subestimando.
 
 
Su esposo, ¿creía religiosamente en tales opiniones?
 
 
Seguramente, Andy está tramando algo secreto.
 
 
Será una buena venganza, estimé. No consiguiendo imaginar otra nueva acción, disparé ocho saetas.
 
 
Sólo algunos jubilados obtendrán nuevos estipendios subvencionados.
 
 
Su asistente le mandó otros nueve escudos sajones.
 
 
Espero satisfacerlos: cocinaré, rápidamente, un pollo, una liebre, ocho salmones...
 
 
Sus empresas generaban una renta anual muy elevada. No tenía escrúpulos.
 
 
Son ocho comensales. Invitamos a los ingleses, solos; terminarán alcoholizados, seguramente.
 
 
Ojalá fuesen imparciales cuando interpelan a los escritores socialistas...
 
 
Obtuvimos recibos oficiales.
 
 
Solamente usted puede estar relajado mientras el rabino camina alrededor del oro.
 
 
Otro frutero entregó nueve sandías al supermercado.
 
 
Ahora, tendré relaciones. Alguna puta adorable reparará las ofensas.
 
 
Ese xilófago intenta socavar toda esa negruzca caoba. Intentaremos atraparlo.
 
 
Ojos patéticos (ojos níveos) están resolviendo mi existencia...
 
 
Los enanos ganaron, invencibles. Ojalá no amenacen Roma... intentaría oponerme.
 
 
Era mi mejor amigo, no un extraño legionario.
 
 
Seguramente intentarán escapar muy pronto; recuérdalo, Emmanuel.
 
 
Esa ventana abierta nos garantiza estar libres. Inspiren con ánimo siempre.
 
 
Salí a buscar iglesias anglicanas, modernas. Encontré, naturalmente, tantas evangélicas...
 
 
Él sí compra ropa uruguaya, pero usa lo obtenido sabiamente.
 
 
Algunos barrabravas interrumpieron el reciente torneo, amenazando, muy embriagados. No tuvieron escrúpulos.
 
 
¡Respira! Eso siempre fortalece. Respira intensamente, así, despacio, abiertamente.
 
 
Ahora, yo estoy resfriada.
 
 
Él sólo comió un camote helado ayer.
 
 
El xilófono tiene rara afinación, ñato. Escucha...
 
 
Déjame estrecharte con entusiasmo, nalgona. ¡Te extrañé!
 
 
No os tolero, os repruebo. ¿Intentará escribir diciendo algo decente?
 
 
Se ofrecieron los últimos capítulos, intentando obtener notoriedad.
 
 
Ojalá surgiera otra solución.
 
 
El sueco tiene una petición impresionante. ¿Domaremos osos?
 
martes, marzo 18, 2008
 
Seguramente, usted se conformaría recibiendo intereses bajos, estúpido.
 
 
Naturalmente, Ala tiene unas respuestas ácidas; luego, Emmanuel suscribe.
 
 
Esos niños ofrecían jazmines olorosos, naturales.
 
 
Aunque dijéramos mil idioteces, realmente, Ala, no deberías ofuscarte. ¡Toléranos, enojón!
 
 
¡Zapatea así, loco americano; me encanta reír admirándote!
 
 
Ella suele tener un poder increíble, divierte, es zalamera.
 
 
Sobre un bus te enamoré, ¿recuerdas? Reíamos admitiendo no estar aliñados. Moriría esa noche tanta estupidez...
 
 
Olavia busca reptiles alados subterráneamente.
 
 
¿Olvidaste los vuelos inteligentes? Deberías andar releyendo las obras...
 
 
Algunas veces, Ala nos zarandea. Andy, no debemos olvidarlo.
 
 
¿Se avivaron? ¡Los indios vienen avanzando!
 
 
Su espera no se acababa. Cuatro infantes odiosos nadaban ahí, lastimándolo, escupiéndole saliva.
 
 
Aparté raros, confusos artículos; algunos novedosos, otros sensacionales...
 
 
Algunos benedictinos uruguayos replicaban raramente. Interrogados, revelaron increíbles arcanos.
 
 
Espero no tener reumas, amigos. Realmente aburriría.
 
 
Sus exequias no serán usuales, almirante. Lo meteremos en nuestra tetera, ¿entrará?
 
 
Oye, bello, ¿ese sexo ofreces sensualmente?
 
 
¡Despejen el sector número uno de obesos!
 
 
Saca el ron, intoxícame. Este día acabaré desnudo.
 
 
¿Decidió eso justificando aquella risotada? Lamentable acto... -------- La oración de la que parte contiene errores.
 
 
¿Ahora cometéis tropelías organizados? ------------ La oración no tiene como acrónimo la última palabra de la frase anterior.
 
 
Sí, ella rió irónicamente. Él decidió abandonarla, dejarla... --------- La oración tiene faltas de ortografía.
 
 
Señor, usted (bien visto) es nuestro corresponsal internacional... Obviamente, nosotros esperamos seriedad.
 
 
Si eso sugieres tú, entonces recuperaremos con intereses otras subvenciones.
 
 
Así me inicié, ganando ochocientos sestercios.
 
 
Hemos ahorrado buena lana. Ahora reiniciemos, amigos.
 
 
Alguno hablará.
 
 
¡Oh, bonita! Siente esta recia verga... ¡Ah!
 
 
Retire ese tren inmediatamente... Rufián, ¿está manejándolo o solamente lo observa?
 
 
Si ese ñor ofende, retirémoslo.
 
 
Sus acrónimos, bastante rebuscados, ofenden. Suponen increíbles situaciones, insólitos momentos. ¿Oyó, señor?
 
 
Ayer comimos tacos olorosos... sabrosísimos.
 
 
Nunca obviaría tales actos.
 
 
Nuestros enemigos ganaron otro campeonato internacional. Aún recuerdo indignado aquella nota.
 
 
Ella lo esperaba con creciente impaciencia; obviamente negociarían.
 
 
¿Nuevos o viejos, eh? Decídete o simplemente acabarás mal. Es necesario tener elección.
 
 
Señores, olvidé contarles algo: reptiles recelosos opinaron novedosamente.
 
domingo, marzo 16, 2008
 
¿No estarás? ¿Una rara ocurrencia te impide comer aquí? -------- La oración anterior contiene errores.
 
 
Se ocultó con alguna razón, rídicula o neurótica. --------- La oración tiene faltas de ortografía.
 
 
Emmanuel se puso algún nuevo traje, ocultándose sin avisarnos, socarrón...
 
 
Olavia compuso tres únicas baladas, realmente espantosas.
 
 
Emmanuel, sí, pretenden incluirte aquí nuevamente (desde octubre).
 
 
Seguramente, otro los levantó... ¿Oíste, zonzo? Ahora, nos turnaremos espiando.
 
 
Estoy siempre contenta. Únicamente esos lunes amanezco sollozante.
 
 
Obtuvimos, finalmente, el necesario dinero. Esperamos reconstruir seis escuelas.
 
 
¿Realmente Andy leyó los artículos? ¡Debió ofenderse!
 
 
Se usa, generalmente, el rábano íntegramente rallado.
 
sábado, marzo 15, 2008
 
Ahora bien, señorita, utilizando recursos deplorables, ¿osa sugerir?
 
 
Ala, los buenos acrónimos no incluyen absurdos.
 
 
¿Entonces su madre está recorriendo Albania?
 
 
Aunque construye oraciones malas, oraciones decididamente absurdas, realmente se esmera...
 
 
Ojalá puedan acomodarse.
 
 
¿Ahora, mongólica, opinas? No escribas sin tener al rector leyéndote, opa.
 
 
Olavia brindó varios indicios. Aparentemente, Rabo intenta amonestarlo.
 
 
Alguien con esas pretensiones tan elementales lo obviaría.
 
 
Si usted consiguiera ubicarlo, mejor. Búsquelo; insistimos, Rabo, acéptelo.
 
 
Sí, Emmanuel generó unidad interna. Recordará estos momentos o sucumbirá.
 
 
Es siempre fácil utilizar esos recursos; zafaremos o seguiremos.
 
 
Oiga, facilite redactar estas cuestiones, ¿entiende? Realice los esfuerzos...
 
 
¿Se ocupará Rabo de ofrecerle...?
 
 
Si escuchase, ñor, obligadamente respondería. ¿Estará sordo?
 
 
Si escucha nuestra demanda, Emmanuel regresará oportunamente, señores.
 
 
Él labora oculto, calla... Uno esperaba no transitar estos senderos.
 
 
El xilofonista parecía repetir: "Emmanuel... sus acrónimos resultaban sumamente elocuentes".
 
 
Si imponemos más presión, lo entregarán, ¿me entienden? No teman expresarse...
 
 
Si Ala lo invita, deberá aceptar, simplemente.
 
 
Emmanuel seguramente podrá estar. Rabo encontrará modos o salidas...
 
 
Sí, insisto, Emmanuel me preocupa; ¿retornará?, esperemos...
 
 
Oigan, fíjense en nuestro discípulo; él realmente nos ofende, siempre.
 
 
No intenten ninguna grosería. Ustedes nos están asustando, no deben ofendernos.
 
 
Otro payaso izquierdoso nos anda ninguneando...
 
 
Oye, buscando interceder, siempre presionan, opinan...
 
 
¿Sólo adquirirá boletos en Londres o tiene otro destino, obispo?
 
 
Seguramente, Andy, nos dará indicaciones aquel sabelotodo...
 
 
¡Ocho fortachones están robando tus adoradas sandías!
 
 
Saldos, algún remanente, gustosos encontramos (naturalmente) tantas ofertas.
 
viernes, marzo 14, 2008
 
Se alejó lentamente... Usted debió ayudarnos reteniéndolo, no ocultándose, sargento.
 
 
Ala, fue Emmanuel... —Muy interesante —nos advirtió. Después olvidó saludarnos.
 
 
Otro bufarrón se entretuvo. Recorrió varias avenidas buscando afeminados.
 
 
Su único yerno observaba...
 
 
Sus alas batía revoloteando arriba suyo.
 
 
Oye, saca aquel diccionario; ojeándolo sabrás...
 
 
Olavia formó una sociedad con amigos demasiado osados.
 
 
Estás siempre ofuscado...
 
 
Su indecisión es muy previsible. Recuerde eso.
 
 
Ofrecen basura; lamentablemente es así, siempre.
 
 
Algún zafio usó caca al rellenar obleas...
 
 
Era salsa para aderezar ñoquis; Olavia la azucaró.
 
 
Se ofendió, fatuo orgulloso, con aquella novata torera española.
 
 
Seguiré insistiendo, Marthita. Una lamentable tarea ahora nos espera (agotadora, sofocante).
 
jueves, marzo 13, 2008
 
Seguramente, atacarán con reservistas. Inmediatamente, los exploradores griegos iniciarán ofensivas simultáneas.
 
 
Algunos cometen torpezas; otros, sacrilegios.
 
 
Sus amigos comprometen al rey impidiendo nuestros actos.
 
 
Según Emmanuel, resultará imposible obtener sacarina.
 
 
Su escuela de arte no tiene estudiantes serios.
 
 
¿Son ocho, realmente? Dos ofrecen maravillosos ungüentos, dos obsequian sedantes...
 
 
Recogieron el gabán ante los ocho sordomudos.
 
 
Ofrecieron increíbles regalos.
 
 
Oh, fácilmente entenderás nuestro dialecto... Intenta oír.
 
 
Aquello que usted escuchó, lamentablemente, la ofendió.
 
 
Andy, lamento aquello...
 
 
Aquel brasilero angustiado desapareció inmediatamente, Ala.
 
 
Sus oscuras fantasías reveló, interrogado en la abadía...
 
 
Agarra la zanahoria, acéitala; después, obviamente, sofríela...
 
 
Oteando los arenales, vieron indios alzados.
 
 
—Obviamente, si te escribió, no te olvidó —sentenció Olavia.
 
 
Rentamos ese nuevo auto con un aditamento japonés ostentoso.
 
 
¡Sí, algo lograste, insufrible renacuajo!
 
 
Esta noche te espero. Reiremos al salir.
 
 
Entonces no tienes entusiasmo. Recién estamos aprendiéndolo, señorita.
 
 
¿Recuerdas el laberinto azul? Jugábamos algunas tardes enteras...
 
 
Si el ñu orina, relájate...
 
 
Ayer vino el Señor.
 
 
Son enormes ñandúes; obviamente, rápidas aves.
 
 
Su ombligo necesita sol, odiosa señora.
 
 
Aquel fulano rompió, intencionalmente, cuatro aljibes. ¿No oyeron, sonsos?
 
 
¿El xenófobo te robó aquellos ñus africanos?
 
 
Su amiga colombiana usa dedales invisibles; realmente me extraña.
 
 
Seis elefantes intentaron sacudirme.
 
 
El xilofonista trajo esas nieves sabrosas. Ofreció seis.
 
 
¡El xenófobo tiene nuestros seis osos siberianos!
 
 
Intentaré, nuevamente, terminar esas notas, ¿sabes? Al menos escribiré nueve temas extensos.
 
 
Sólo algunos lo admiraron muy intensamente.
 
 
En su bolso, ¿introdujo requesón, raviolis o salami?
 
 
Él sí formó un ejército. Reorganizándose, zarandeó a tus esbirros.
 
 
Inténtalo nuevamente; sigue insistiendo. Si te interesa, Rabo, esfuérzate.
 
 
Amigos, siempre insistiré.
 
 
Alguien me indicó girar así.
 
 
Tus rasgos indígenas generarán odio, Nat. Odio mayúsculo, enorme. Te reprimirán indignamente, amiga.
 
 
Nunca aprendí trigonometría.
 
 
Ocho caballeros uruguayos lograron tumbar a Nat.
 
 
Seis osos lo ocultan.
 
 
Sí, intenta estrangularme. No temo, Emmanuel, languidecer así, solo.
 
 
Sus extrañas nalgas se agitan casi indignamente. Obsérvalas, no aparentes lejanía estoica; siéntelas.
 
 
Sí, esa noche cogimos increíblemente... Llegaron orgasmos sensacionales.
 
 
Ayer les advirtió Rabo: "Deben escribir acrónimos sencillos".
 
 
Oye, ¿siempre tientas esa nueva técnica o sólo alardeas?
 
 
Óyeme bien, nunca uses bisutería irlandesa. La alemana realmente luce ostentosa.
 
 
¿Sabes?, ensayé respuestas verdaderamente ingeniosas; créeme, intentaba obnubilarlo...
 
 
En nuestro taller arreglamos llantas americanas. ¿Deseas obtener servicio?
 
 
Siempre, en Grecia usan remeras amarillas; mientras en Nicaragua, trajes entallados.
 
miércoles, marzo 12, 2008
 
Sí, el xerógrafo usó algún líquido especial... seguramente.
 
 
Si ellos necesitan seducción, atiéndelos. Colgada, indefensa, obedecerás nuestras atrocidades lascivas. Intenta sobarnos, tenemos ansias sexuales.
 
 
Suelo experimentar nítidas sensaciones audiovisuales cuando inhalo opio nacional; alucino locas imágenes sureales: tortugas amasando sandías. --------- La oración tiene faltas de ortografía.
 
 
¡Esas son cabronadas! Retira inmediatamente tus oraciones sensacionalistas.
 
 
Oigan, busco siempre errores revisando vuestros escritos.
 
 
Su extraordinario xilófono observé.
 
 
Sus ojos pueden impresionarme, Luciérnaga. Ojalá tengamos excelente sexo.
 
 
Sobre un enorme ñandubay observo sopilotes.
 
 
Oigo respiraciones oclusivas, no dejan ostentar sueños.
 
 
Ocho puercos obesos retozan tan orondos.
 
 
Ala llena incontables vasos, ilusionado. Ala desea oporto.
 
 
Si Ala logra matar un elefante, respiraré aliviado.
 
 
Abrí una lata larga, intrigado. ¡Demonios, olí salmuera!
 
 
¡Oí los aullidos! Verdaderamente, impresionantes aullidos.
 
 
¿Realmente estuviste soñando una loma tenebrosa, Olavia?
 
 
¡Soporífera! Una función realmente insoportable resultó.
 
 
Siempre están dedicadas a sufrir.
 
martes, marzo 11, 2008
 
Realmente ahuyentas rabinos, impresionándolos. Se impacientan, molestos, ondeando sedas.
 
 
Si Emmanuel no tiene interés, debería alejarse. -------- La oración anterior contiene errores.
 
 
"Recuerdo aquel raro incidente, sí". Indicó, Marthita, obviamente sentida. --------- La oración tiene faltas de ortografía.
 
 
Siempre usamos buenos vinos en nuestra cocina, importados o nacionales; algunos rarísimos.
 
 
Libros interesantes, bien ilustrados, olvidaron subvencionar.
 
 
Sus enseres no son algo común; incluyen ocho nuevos abrelatas libios.
 
 
Ala guarda un jarabe azucarado, sensacional.
 
 
La administradora tiene un reloj con agujas.
 
 
Ala dice improperios chistosos, indecencias ostentosas. Nos alegra, LaTurca.
 
 
Preparen el refrigerio. Son ocho nuestros invitados. ¿Falta indicarles, carajo, algún detalle adicional?
 
 
¡Soy la infamia personificada!
 
 
Ninguna otra mujer bajó reciamente este slip.
 
 
El xilofonista pidió ron español. Solo, intentaba olvidar nombres.
 
 
Oscuras calles, un lento taxi... ahora recuerdo tu expresión.
 
 
Oigo la ópera reciamente. Ojalá sepas ocultarte.
 
 
Ese señor tiene un pito inmenso, duro, oloroso...
 
 
Ay, mamá, intenté ganarle al burro lamiendo el maíz entre nueces tostadas. ¡Estúpido!
 
 
Si el ñoño orina relajado, intenta tratarlo amigablemente.
 
 
No ande zapateando intensamente, señorita.
 
 
¿Oyó, brigadier? ¡Nuestro único bombardero inutilizó los aviones nazis!
 
 
Tus espasmos realmente me impresionan. Naturalmente, obnubilan.
 
 
Nuestra amistad terminó.
 
 
 Sus admiradores lograron acercarse muy interesados, Nat.
 
 
Su abstinencia lo tenía enfermo, Ala. Debió olvidar, realmente, el salamín.
 
 
¡Su espada conocieron, omaníes salteadores!
 
 
La abuela, Marthita, encontró nueve tomates (orejones) secos.
 
 
Siempre oigo lamentos.
 
 
Ahora, como antes, caminaremos incansablemente al sol.
 
 
El xilófago ha ingerido bosques inmensos. Comió, insistentemente, ocotes, nardos, incluso sábilas, también acacias.
 
 
Otro sería tu estado (no tan orgulloso) si ahora me enfrentaras... No tiembles, exhibicionista.
 
 
Oye, tonto, oculta resentimientos recelosos. Intenta no ofuscarte, lamentándote así; recobra ilusiones nostálgicas. Goza, olvida, levántate opulentamente... gana ostentosamente.
 
 
Andreita, consigue instrucciones del otorrinolaringólogo.
 
 
Si el ñoño orina riendo irónicamente, tírale ácido.
 
 
Ofender facilita encuentros, ¿no sabía? Inténtelo, vocifere altamente, señorita.
 
 
Ese niño fantoche está repitiendo mamadas ofensivas.
 
 
Se acostó con una dama irlandesa. Repentinamente, se enfermó...
 
 
Ahora herraremos unas yeguas escocesas. Nat tiene algunas no domesticadas. ¡Oh, no! Óyelas sacudirse.
 
 
Los estúpidos generales ingleses se lavaban allá, declamando odas raras, ahuyentándonos.
 
 
Ocho casas cayeron, inmediatamente, durante el nuevo temblor aquí, legisladora...
 
 
Si Olavia presenta algún proyecto, Emmanuel aceptará. Nat decidirá oponerse.
 
 
Soy otro puritano acapulqueño pensando en agilizar nuestra doctrina occidental.
 
 
Ocho bastardos japoneses estaban cantándonos improperios, otros nos estaban sopapeando...
 
 
Sólo una familia rumana intentó entrar; nadie demostró objeciones.
 
 
Señores, ayer no comí. Imaginándome obeso nomás estoy sufriendo.
 
 
Se esperan sesiones interesantes, oficiales. No efectuaremos sanciones.
 
 
Soy el nuevo teniente, infantes. Me interesa entrenarlos. Naturalmente, tendremos ocho sesiones.
 
 
Ahora, mis impulsos generarán oscuros sentimientos.
 
 
Sin imaginarlo, nueve veces estuve regodeándome, gozando unas extraordinarias nalgas zacatecanas, amigos.
 
 
Sería odioso lavar ochenta sillas. -------- La oración anterior contiene errores.
 
 
Se iniciaron nuestras vacaciones. Emmanuel recorrerá Grecia; ustedes, en Nueva Zelanda, aprovecharán solos. ------------ La oración no tiene como acrónimo la última palabra de la frase anterior.
 
lunes, marzo 10, 2008
 
Su ombligo cochino indigna, Ala. Lávelo, intente zambullirse aquí debajo. ¡Obedezca, sinvergüenza!
 
 
Sigan ese ñacurutú a los espartizales socializados.
 
 
Olavia buscaba espiritualidad, siguiendo once señales.
 
 
Retiren aquellos bombones, obesos...
 
 
El xilofonista tiene extrañas reacciones. Intenta obviarlo, Rabo.
 
 
El tarado está rompiendo, nuevamente, alguna maceta en nuestra terraza exterior.
 
 
El sol cae, ominoso. Noches de infamia tendremos eternamente.
 
 
¡Otro boludo viene, indefectiblemente, a mi estancia! ¡No tengo escondite!
 
 
Sólo Ala bebe ese licor oloroso. Todos omitimos degustarlo, obviamente.
 
 
El sufrimiento tiene algo bello. Lo experimentamos con intensidad mientras intentamos evadirlo... ¿No tienes opinión, sabelotodo?
 
 
Ocho camellos usaron largas tablas al robar tres establecimientos.
 
 
Oye, Dante, intenta ocultarte.
 
La última palabra del último post sirve de acrónimo para la frase del siguiente.
Debido a los cambios que está implementando Blogger, debes teclear /ncr al final de la dirección del dominio que tu navegador te muestre. Es decir, si en la barra de dirección de tu navegador muestra "http://acronimos.blogspot.com.ar", deberás teclear "http://acronimos.blogspot.com.ar/ncr".

Puntaje a partir del 1° de enero de 2008

Cabeto Administrador +1181
LaTurca +1054
Marthita +874
Ala +782
Emmanuel +618
Adriana +266
Gloria +168
Algo para recordar +136
Eli +122
Susy +089
Rubén +083
Diego +079
Sigilosa +053
Cecilia +029
TT +027
Francisco +012
Javier +011
Alabama Worley +010
Vylia +010
Dante Co-administrador +003
Juan +003
La Co +001
Nashira +001
Yue +001
Valeriana -002

PUNTAJE HISTÓRICO

Cabeto Administrador +2356
Emmanuel +1893
LaTurca +1736
Ala +1268
Marthita +1107
Adriana +335
Olavia Kite Fundadora y administradora +300
Diego +124
Dante Co-administrador +073
Vylia +072
La Co +039



Último recuento hecho el dos de abril de 2012 con el acrónimo de LaTurca terminado en 'acrónimo'.


- CAJA DE RESONANCIA -



¿QUÉ ES?

acrónimo.
(Del gr. ̚κρος, extremo, y -ónimo).
1. m. Tipo de sigla que se pronuncia como una palabra; p. ej., o(bjeto) v(olante) n(o) i(dentificado).
2. m. Vocablo formado por la unión de elementos de dos o más palabras, constituido por el principio de la primera y el final de la última, p. ej., ofi(cina infor)mática, o, frecuentemente, por otras combinaciones, p. ej., so(und) n(avigation) a(nd) r(anging), Ban(co) es(pañol) (de) (cr?di)to.
Real Academia Española © Todos los derechos reservados


Acrónimos empezó como un divertido juego de palabras en inglés que pronto fue adaptado al portugués, y ahora, al español. El objetivo es construir una frase a partir de las letras de la última palabra del post inmediatamente anterior. El carácter de la frase (serio, tonto, indecente) no importa. ¡Lo esencial es que la frase forme el acrónimo correctamente y tenga sentido! Cada frase correcta le otorga 1 punto al jugador.


JUEGA

¡Todos están invitados a jugar! Dejen un mensaje en la Caja de resonancia con su nombre, E-mail, la dirección de su página (en caso de tenerla) y su país de origen. El único requisito indispensable es tener una cuenta en Blogger. ¿Qué esperan? ¡Únanse y diviértanse!

Blogstop es el juego original. Acrônimo es el juego en portugués.


REGLAS
  1. Se otorgará un punto a una oración si ésta tiene sentido, buena ortografía y gramática, y si tiene como acrónimo la última palabra de la frase anterior.
  2. Se quitarán dos puntos a una oración que contenga faltas de ortografía o sintaxis.
  3. Se quitará un punto a una frase que parta de otra que contenga faltas gramaticales u ortográficas.
  4. Se quitará un punto a la frase que no tenga como acrónimo la última palabra de la frase anterior.
  5. Las oraciones deben ser completas, con sujeto y predicado. Los fragmentos serán tomados como faltas gramaticales.
  6. No se permite usar nombres propios, exceptuando el caso de nombres de jugadores de este blog, escritos tal como aparecen en la tabla de puntaje sí son permitidos.
  7. La última palabra de su frase no puede exceder los 20 caracteres, y debe ser puesta en negrita.
  8. Nuestra referencia máxima es, El Diccionario. La excepción a esta regla son los nombres propios aceptados (ver regla #6). Es decir, una palabra es válida ÚNICAMENTE si aparece en la lista de jugadores de Acrónimos o si aparece en el diccionario de la RAE, tanto en búsqueda directa o dentro de una definición.
  9. Un mismo participante no debe escribir dos frases seguidas; se parte siempre de la frase de alguien más.
  10. ¡Revisen bien sus frases antes de publicarlas! No quieren perder puntos, ¿o sí?
  11. Los posts no deben contener nada que no sean las frases del juego. La Caja de resonancia está abierta para cualquier otro tipo de conversación y avisos del administrador.
  12. Dado el caso de que dos o más personas escriban frases a partir de la misma palabra, sólo la primera en aparecer publicada será válida. Si varios minutos después aparece la otra oración, aunque ésta muestre una hora anterior, será inválidada, siempre que el hecho suceda cuando pueda ser válidado.
  13. Cuando un post no sea aceptado (si no cumple con alguno de los requisitos), el siguiente debe partir de la última frase correcta que se haya escrito.
  14. Para asegurar su permanencia en Acrónimos, los jugadores deberán hacer como mínimo un post cada tres meses. En caso de ser retirados del juego, pueden solicitar su reingreso con un comentario en la Caja de resonancia.
  15. NINGÚN jugador podrá borrar o modificar su oración publicada una vez que otro jugador haya publicado una nueva oración a partir de ésta.
  16. Cualquier discusión en torno al desarrollo del juego será moderada por el Administrador y resuelta por éste.

ARCHIVOS
agosto 2003 / septiembre 2003 / octubre 2003 / noviembre 2003 / diciembre 2003 / enero 2004 / febrero 2004 / marzo 2004 / abril 2004 / mayo 2004 / junio 2004 / julio 2004 / agosto 2004 / septiembre 2004 / octubre 2004 / noviembre 2004 / diciembre 2004 / enero 2005 / febrero 2005 / marzo 2005 / abril 2005 / mayo 2005 / junio 2005 / julio 2005 / agosto 2005 / septiembre 2005 / octubre 2005 / noviembre 2005 / diciembre 2005 / enero 2006 / febrero 2006 / marzo 2006 / abril 2006 / mayo 2006 / junio 2006 / julio 2006 / agosto 2006 / septiembre 2006 / octubre 2006 / noviembre 2006 / diciembre 2006 / enero 2007 / febrero 2007 / marzo 2007 / abril 2007 / mayo 2007 / junio 2007 / julio 2007 / agosto 2007 / septiembre 2007 / octubre 2007 / noviembre 2007 / diciembre 2007 / enero 2008 / febrero 2008 / marzo 2008 / abril 2008 / mayo 2008 / junio 2008 / julio 2008 / agosto 2008 / septiembre 2008 / octubre 2008 / noviembre 2008 / diciembre 2008 / enero 2009 / febrero 2009 / marzo 2009 / abril 2009 / mayo 2009 / junio 2009 / julio 2009 / agosto 2009 / septiembre 2009 / octubre 2009 / diciembre 2009 / enero 2010 / febrero 2010 / marzo 2010 / abril 2010 / mayo 2010 / junio 2010 / julio 2010 / agosto 2010 / septiembre 2010 / octubre 2010 / noviembre 2010 / diciembre 2010 / enero 2011 / febrero 2011 / marzo 2011 / abril 2011 / mayo 2011 / junio 2011 / julio 2011 / agosto 2011 / septiembre 2011 / octubre 2011 / noviembre 2011 / diciembre 2011 / enero 2012 / febrero 2012 / marzo 2012 / abril 2012 / mayo 2012 / junio 2012 / julio 2012 / agosto 2012 / septiembre 2012 / octubre 2012 / noviembre 2012 / diciembre 2012 / febrero 2013 / marzo 2013 / mayo 2013 / junio 2013 / julio 2013 / mayo 2015 / octubre 2015 /


Powered by Blogger