ACRÓNIMOS


lunes, julio 31, 2006
 
Se escriben cartas, recetas, extensos tratados o subtítulos.
 
 
Seductores odiosos no saben ocultar secretos.
 
 
Olorosos burros se embestían, requería valor acercarse. Domesticarlos ofrecía retos espeluznantemente sonsos.
 
 
Si osas tocarme, atacarán nuestros observadores.
 
 
Anoche bajé un colchón hacia el oscuro sótano.
 
 
¡Aterradora tu espuria, recio rufián! Anda, discúlpate o recibe abucheos.
 
 
Sigues estando aterradora.
 
 
Abra la escotilla, General. Remaremos incansablemente, así sea.
 
 
Siempre insistiré más porque así tendré inmensas alegrías.
 
 
Soy alguien tenaz, infranqueable. Ruega, inténtalo, chance obtendrás simpatía.
 
 
Oí interpretar rara lírica, opúsculos satíricos.
 
 
Oscuros xilofonistas interpretaron genuinos esperpentos. Nos asustábamos de oírlos.
 
 
En Navidad contamos unas entretenidas novelas tomando ron oxigenado.
 
 
La ostentosa condesa alardeó miserablemente en nuestro terrible encuentro.
 
 
Oyéndote roer insignificantes geranios, intento no alucinar locamente.
 
 
Oyes las verdades idiotas de algún libreto original.
 
 
Ahora, cuando ríes, oigo nuevas idioteces. Mejor olvídalo.
 
 
Sírveme otro nauseabundo ron: intento sacar acrónimo.
 
 
No oigo tantas idioteces cuando incluyes alguna sonrisa.
 
 
Sabían inteligentemente guiarse. Ubicáronse intencionadamente en rededor obteniendo noticias.
 
domingo, julio 30, 2006
 
Ojos rojos guiñaron al subir Mandela, ovaciones siguieron.
 
 
Soy una prostituta excelente; realizo coitos hermosos, intensos. Doy orgasmos.
 
 
Solamente una persona este corazón roba; Ceryle, he imaginádote desnuda, ofrecida.
REGLA 1: No es acrónimo de la palabra anterior.
 
 
Aprendí lúdicos ingenios, estilos nuevos. Intentaré garrapatear este nuevo adjetivo: superchido.
 
 
Su autoridad tenaz interceptó rápidamente intentos conquistadores alienígenas.
 
sábado, julio 29, 2006
 
Oye, ¿recuerdas acaso cómo iba Otelo? ¿No era satírica?
 
 
¡Ay! Con razones obvias ni intento meter oraciones.
 
 
¡Supertonto, usaste palabra extrañísima! Razonaste cínicamente, haciéndonos infelices. ¡Detestable acrónimo!
 
viernes, julio 28, 2006
 
¡Rola esa yerba, está superchida!
 
 
Sus argucias legendarias tiranizaron a reyes.
 
 
Se asustaron los inocentes discípulos al saltar.
 
 
Refuerzos enemigos fraguan una emboscada rodeándonos. Zapadores, obstruyan salidas.
 
 
Superaste obstáculos bárbaros. Ahora deberás obtener refuerzos.
 
 
Estaba sobando papas en Jalisco, inocentemente. Siempre me ostento sobador.
 
 
Soy olvido, negación, ruinas. Imagino estar navegando tras espejismos.
 
 
Siendo ahora la vida así, juro estar sonriente.
 
 
Ningún organista vago, actuación tras actuación, dirá aleluyas salvajes.
 
 
¡Eh, xerógrafo pelmazo! Le insuflaste carbón al copiador. ¿Intentarías omitir novatadas?
 
jueves, julio 27, 2006
 
Estoy turulato: el río no amaneció mojado. Efectivamente, nadie tiene explicación
 
 
Si usted bajara la elevada ventana, actuaríamos rozándonos siempre, eternamente.
 
 
Ociosos bolivianos vitoreaban. Incautos, osaron sublevarse.
 
martes, julio 25, 2006
 
Obrad bien vosotros, iluminad otros senderos.
REGLA 2: La oración tiene faltas de ortografía.
 
 
Sólo estoy reclamando intereses obvios.
 
 
Amigos míos, incrédulos señores tienen abundantes dudas. Es serio.
 
 
Si otro ñandú atrapas, destruirás amistades.
 
 
Ni el uranio, tan radiactivo, alcanza la excelencia soñada.
 
 
Alguien corre entre paredes tumbadas, así como invade óbices neutrales.
 
 
Extrañados, no creímos imaginable mostrar aceptación.
 
 
Son así, tan inmundos. Realmente inmundos; cuesta amarlos. Me encantaría no tenerlos encima.
 
 
Así somos. Olemos mal, bebemos ron, ofrecemos sexo, amamos satíricamente.
 
 
El xenófobo perdió el raciocinio intentando exterminar neciamente culturas incomparables, asombrosas.
 
 
Su único brazo irguió tremebundo. Asustados, mentimos estúpidamente, negando tener experiencia.
 
 
Extraña salida para estos cien internos. Abrirían la edificación súbitamente.
 
 
Su idiotez empezó mientras poníamos remedios especiales.
 
 
Secretos ancestrales nacen constantemente invadiendo otros nuevos, engañando siempre.
 
 
Si insistes, te impondré odiosas sanciones.
 
 
Olímpicamente te ordeno, ñame inmundo: zapatea otros sitios.
 
 
Oprimir bellezas les impide ganar algunos días otoñizos.
 
 
Organizar buenos saraos es socialmente obligado.
 
 
Oye bien: si eres reacio, vendrán oscurantistas.
REGLA 1: No es acrónimo de la palabra anterior.
 
 
¿Obeso? ¡Bello! Eso soy, ¿oíste?
REGLA 1: No es acrónimo de la palabra anterior.
REGLA 6: La última palabra debe ir en negrita.
 
 
¿Osarás beberte solo ese ron, vagabundo obseso?
 
 
Sentado, un enorme ñame observo.
 
 
Olfateé podridas uvas, lamí escarabajos, negrumo tragué: ¡asqueroso sueño!
 
 
Sufrí una fatal realidad intercambiando mis ideales en novedosas tiendas opulentas.
 
 
Solamente una bebida y un gran amor destruirían o romperían este sufrimiento.
 
 
¡Zorra oxigenada! Oscureciste su pétreo ornamento, rompiste anaqueles subyugadores.
 
 
Siento algo gutural. ¿Acaso zoosporas?
 
 
Entre mil bestias, amo resto al zorro oscuro, sagaz.
 
 
Ahora ruedan ruidosamente infantiles triciclos. Mañosos infantes, ¡cómo adoran molestar! Espero no tener embarazos.
 
 
Señor, estos ñames orondos ruedan arrítmicamente.
 
 
Otras tonterías recurrentes oirás, señora.
 
 
Oigo decir innumerables objeciones sobre otros.
 
 
Sodomizando, ¡obvio! Dedito oleaginoso metí inquieto, zurrándote analmente. ¿No disfrutas? ¡Odioso!
 
 
¡Saca ese necio dedo! ¿Estamos retozando o sodomizando?
 
lunes, julio 24, 2006
 
Nunca estuvimos cerca. Ese día, ambos decidimos equivocar senderos.
 
 
Éramos siete tontos riendo a gritos, oyendo necedades.
 
 
No utilices ese vaso, acabarás mareado. Este no tiene estragón.
 
 
Oye bien: se escuchan risas, vítores, alabanzas; Buda apareció nuevamente.
 
 
Olvidar lo vivido implicaría dejar atrás rostros, lágrimas, ósculos.
REGLA 1: No es acrónimo de la palabra anterior.
 
 
Ojos ligeros veían, impávidos, dos amantes riendo; los observaban.
 
 
Ayer me abrazaste emocionado, susurrando ternezas. ¿Repentinamente amaneciste deseando olvidarlo?
 
 
Soy otro ladrón amaestrado.
 
 
No olvides venir. Estoy desnudo, abierto, dispuesto. ¿Estás sola?
 
 
Sabré olvidar las últimas canciones, imaginaré otras novedades.
 
 
Siempre extrañarás nuestra tierna intimidad. Mujer ilusa, eso no tiene otra solución.
 
 
Este sabor casero aviva lejanos, endulzados recuerdos, agridulces sentimientos.
 
 
Este Sol calcina, abrasa; lentamente enciende, requema. ¡Apágate Sol!
REGLA 2: La oración tiene faltas de ortografía.
 
 
Olvida las vagas instrucciones de armado: nadie decente osará traer escaleras.
 
 
Si así no gozas, un insatisfecho novio estará olvidándote.
 
 
Al besarte imagino el rojo torrente obrizo, sanguíneo.
 
domingo, julio 23, 2006
 
Actuar bajo inciertos estímulos, repercute torpemente, obstaculiza sanación.
REGLA 2: La oración tiene faltas de ortografía.
 
 
Sus ojos parecen abiertos.
 
 
Esta noche cenaré alubias. No tomaré otra sopa.
 
 
Si esa dulce unión cae, inmediatamente requeriré tus encantos.
 
 
Yazgo aquí con el recuerdo, entregándome más. Omitiré seducirte.
 
 
Aquí yaceremos.
 
 
Zalamerías ando haciendo. El ruinoso individuo dudó. ¡Ay!
 
 
Siento onerosas responsabilidades destacarse implacables, dejándome espantosamente zaherida.
 
 
Ante cualquier tropiezo, intenta volver intacta, dando alaridos de estrepitosa sordidez.
 
 
Respeto esa beatífica obsesión. Busco incansablemente nuevas actividades.
 
 
Si el gemido ululante interrumpe, rebobina.
 
 
Si esperas nuevos tiempos, imagina morir intentando encontrarlos: no tiene objeto seguir.
 
 
Otra búsqueda nos ubica bautizando imberbes, lacerando almas dúctiles, ofrendando sentimientos.
 
 
Su último suspiro urdió reales rarezas: androides nuevos despertaron obnubilados.
 
 
Su olor causa inmenso aluvión; le explico susurrando.
 
 
Sorpresas infames les esperan, negras corruptelas irán obstruyendo sus obras sociales.
 
 
Ese soberbio peluche es lindo. Últimamente zapateamos nuevas actuaciones, nuevos temas eróticos silenciosos.
 
 
Siento intensas emociones mientras preparo relatos espeluznantes.
 
 
Soy olvidadizo; lamentablemente ocurre siempre.
 
 
Se ocultaron. Precavidos algunos, prefirieron ocultarse solos.
 
 
Se indignó, me pegó; le esquivé sopapos.
 
 
Oíamos preguntas inocentes, no imaginábamos opiniones negativas. Éramos simples.
 
 
Estoy realmente enojado con tus opiniones.
 
 
Si otro loco amante puede acariciarme, déjame. Así me excitará no tenerte erecto.
 
 
¡Ojo con Alabama! Siempre intenta orinar nuestro asado, luego escupe solapadamente.
 
 
Obraste bien. Se envilece quien urde intrigas ocasionales.
 
 
Su único yoyó obsequió.
 
 
Suelo imaginarla cantando. Odio pensar algunas tonterías acerca suyo.
 
 
Olvidamos sedarte: tenías raras actitudes sicópatas.
 
 
Sí, estuve grave: una indigestión de ostras.
 
 
Estuve sintiéndome perfectamente. En realidad parezco enferma; necesito tomar opio seguido.
 
 
Somos objetos con ojales, remiendos rotos, energúmenos rastreros, terribles esperpentos.
 
 
¡No olvides! Voy inmediatamente a socorrerte.
 
 
Su actitud le mató once novias.
 
 
La osa comió otro salmón.
 
 
Somos once locos.
 
 
Anoche cantamos ritmos orientales. Bailamos alegremente, caímos inconscientes al sol.
 
 
Ayer lo encontraron gozando, realizando increíbles acrobacias.
 
 
Siento emociones nuevas. Tiernas esperanzas nacen con inmensa alegría.
 
 
El sabio poeta escribió romanzas apasionadas. Ningún zar aplicó sentencia.
 
 
Ayer soñé que un elefante rosa oraba silenciosamente. Al menos esta noche tendré esperanzas.
 
 
Soy obesa, no reprimo excesos; ingiero repollos índigo asquerosamente.
 
 
Si otro lunes el dulcísimo amigo descansara, ella sonreiría.
 
 
Oí buenas serenatas, espléndidos réquiem. Voy a regresar, escuchando música olvido soledades.
 
 
Si él gusta, un remanso observaremos.
 
 
Soy odiosa, bella, ostentosa. Repartiré nuevos amantes rápidamente; nadie objetará, seguro.
 
 
Sus ojos bonitos ocultaban relatos nada agradables, recuerdos necios oprimíanla sadisticamente.
REGLA 2: La oración tiene faltas de ortografía.
 
 
Si extrañas poder tener el mejor banquete real, intenta no olvidar sobornarnos.
 
 
Actores noruegos amenizaron los eventos septembrinos.
 
 
Solamente a los animales mamíferos acucian nefastos conflictos anales.
 
sábado, julio 22, 2006
 
Obnubilado, busqué una solución en Salamanca.
 
 
Ayer se oyeron morterazos, bombardeos, ruido atroz de obuses.
 
 
Estoy asombrado.
 
 
Si encuentro cuero, recoseré el traje. Ayer me enseñaron nuevas técnicas. ¡Ea!
 
 
Soy otro ñandú africano. Me odian secretamente.
 
 
Ese sufrido paciente acabó sucumbiendo. ¿Morimos o soñamos?
 
 
Rompí el geranio: una linda, amarilla rareza mediterránea. Enseguida, Nashira tuvo espasmos.
 
 
Sus almorranas lo irritaban regularmente.
 
 
¡Santo ultraje! Esas chicas amaban salir.
 
 
Alguien le mintió, entonces no dudó: rápidamente asesinó suecas.
 
 
Ayer gocé unas almendras.
 
 
Lastimé algunas vacas al no darles agua.
 
 
Sólo olemos lavanda.
 
 
Sol incandescente, cobíjame. Olvida meterte, olvida retirarte, olvídalo, sol.
 
 
Orondos besugos olisquean esos sicomoros.
 
 
Los indios toltecas usaban arcos, no oboes.
 
 
Si eres rápida, verás iluminarse las lámparas. Es tremendo acto, señorita.
REGLA 1: No es acrónimo de la palabra anterior.
 
 
La española ganó al lituano.
 
 
Sin orgullo, cabizbajo, instauré acusación legal.
 
 
Siempre estás regodeándote vilmente, imponiendo las leyes estúpidas. Tienes asco social.
 
 
Solías atragantarte bebiendo estúpidamente, ¿recuerdas? Nos ofrecían servilletas.
 
 
Avivaste una rota ilusión: casarnos, amarnos, sabernos.
 
 
Aquí urdimos romances infectos con alegría.
REGLA 1: No es acrónimo de la palabra anterior.
 
viernes, julio 21, 2006
 
Siembras orquídeas narcisistas regándolas entre imaginarias raíces áuricas.
 
 
Si ese graznido ululante intentas repetir, la oca sonreirá.
 
 
Soy el nuevo trompetista; enséñenme nuestras canciones, intentaré así seguirlos.
 
 
Ayer un señor estricto nos tuvo incontables segundos mirando oscuras sentencias.
 
 
¡Oh, rayos! ¡Los acrónimos no durarán! Odiaremos teclear orlando-torrecuadrada repetidamente. Rojos, enfermizos callos ultimarán algunos dedos; renunciaremos abruptamente, devendrán ausentismos.
 
 
Anduve por áridas ruinas, esperando al dulce orlando-torrecuadrada.
 
 
Sólo el ñandú ovula recién apareado.
 
 
Soy aquella bella, inteligente, obsecuente señora.
 
 
Si ellos dijeran unas cuantas coherencias, inmediatamente oirían nuestros ejemplos sabios.
 
 
Si él no teme insistir, repetiremos alegres seducciones.
 
 
¿Entre nosotros? Te robaré en la alberca. Zambullidos, amándonos, dos ósculos sentirás.
 
 
Si un amigo viene, e. me entretendrá. Nuevamente terminaremos entrelazados.
 
 
Aunque usamos sábanas tétricas espero reír. Arrópame suavemente.
 
 
¿Ocultarla con un lienzo? Tiendes a resoluciones livianas, austeras.
 
 
Siento añadir lejía. Intentaré ocultarla.
 
 
Al parecer, Olavia se tomó algunas 'margaritas', olvidándonos salió.
 
 
Esa sencilla canción es nueva. ¿Apostamos?
 
 
Si organizan la actuación zalameramente, acabaremos repitiendo su escena.
 
 
Al fin, iluminados, los antiguos dueños osaron solazarse.
 
 
Antes salvaba unicornios salvajes tomando adoquines de increíbles zafiros afilados.
 
 
Solíamos andar lentamente. Soy asustadiza.
 
 
El xilofonista ha armado un soberano tumulto, oyendo salsa.
 
 
Sacerdotes obesos limpian almas malditas, endemoniadas. Nunca terminan exhaustos.
 
 
Olisqueando busqué sabrosos camotes, en nuestros interminables días almorzamos dos elotes solamente.
 
 
Si obras pasionalmente, acabarás diciendo obscenidades.
 
jueves, julio 20, 2006
 
Al caer te indicó, temeroso, un desesperado escape: ¡Salta!

REGLA 1: La oración no tiene como acrónimo la última palabra de la frase anterior.
 
 
¡Abran, cabrones! ¡Tengo incontinencia! Tendré un día espantosamente sopado.
 
 
Su oscura fuerza oculta cambió algunas divertidas actitudes.
 
 
Oriente reza incesantemente. El nabab tiene a la esposa sofocada.
 
 
Ocho xenófobos intentarían descifrar algunos dialectos orientales.
 
 
En ningún aeropuerto meterían ornitorrincos; romperían algunas mamparas, imposibilitarían el necesario torniquete oxidado.
 
 
Siempre, en verano, entablo romances, amoríos mediocres. Encuentro necesario tanto enamoramiento.
 
 
-¡Nos ofendes, viejo estúpido!- le advertimos severamente.
 
 
Ayer un lituano loco asaltó bibliotecas. Ardieron novelas.
 
 
Alguien nos enteró con detalle, otros torpemente aullaban.
 
 
Ayer tuve escalofríos. Ruidos, roedores. Ahora debo otra ridícula anécdota.
 
 
¿Acaso viviste emociones nuevas? Tu última risa era realmente aterradora.
 
 
Se insinuaba sonriendo, tentando; era muy aventurera.
 
miércoles, julio 19, 2006
 
Amigo, muestra alegría de oírme.
REGLA 3: La oración anterior tiene errores.
 
 
Si insistes seré tuya, eres mi amado.
REGLA 2: La oración tiene faltas de ortografía.
 
 
En secretos planes el radical anarquista nombraba zafarranchos a desarrollar; odiaba rencorosamente el sistema.
 
 
Septiembre urdió alegres vientos esperanzadores.
 
 
Oscurecía su cutis un ligero ormesí suave.
 
 
Si otra mañana nos invita, Florkin espera recibir ósculos.
 
 
Siento entumecidas dos amígdalas, no tomé el somnífero.
 
 
Oigo poco; otorrinolaringólogos rumanos tienen una necia idea: darme algunos de esos sedantes.
 
 
No olvides: quien un error asume, da oportunidades.
 
 
Oyendo blues sentada, esperándole, reía viendo al botones avanzar noqueado.
 
 
Orlando-torrecuadrada, boludo serio, espera realmente vivir así; vamos a notificarlo.
REGLA 1: No es acrónimo de la palabra anterior.
 
 
No osaré quererte: una esposa anterior decía odiarte.
REGLA 3: La oración anterior tiene errores.
 
 
Oyendo blues sentada esperándole, reía viendo al botones avanzar noqueado.
REGLA 2: La oración tiene faltas de ortografía.
 
 
Orlando-torrecuadrada jugaba ese recreo, oficiales sigilosos observaban.
 
 
Ayer bebías ron. Andabas zocas, ojeroso.
 
martes, julio 18, 2006
 
Al Papa una religiosa abrazó.
 
 
Esa navaja afeita. ¡Joder! Esa navaja apura.
 
 
So, intenta escribir mejores palabras, repetir enajena.
 
 
Soy extremadamente ñoño, opa; repito acrónimos siempre.
 
 
Suelo escribir narraciones terroríficas en negros cuadernos, intentando asustar señoras.
 
 
Los abogados no ganan un importante dinero ocultando sentencias.
 
 
Siento orgasmos lánguidos.
 
 
Ayer no comí lapas al sol.
 
 
No olvidé volar. Estoy levando anclas.
 
 
Si adelanto la velada, atenderé con interés otra novela.
 
 
Sueles impulsar gargajos impresionantes; les ofreces salivazos osados.
REGLA 3: La oración anterior tiene errores.
 
 
Estaba sentado, pensativo. Un mono oculto se olía sigiloso.
REGLA 1: No es acrónimo de la palabra anterior.
 
 
Era sensual, putísima, una mujer ominosa; súcubo ostentando salvación.
 
 
¿Realmente escupo? Tengo interés: ¿realmente arrojo trozos espumosos?
 
 
Si al beber escupes, retírate.
 
 
Odio la ignorancia. ¿Ganaré algún rédito consagrándome al saber?
 
 
Sus ojos silenciosos posándose en catástrofes hipócritas, odian seres oligarcas.
 
 
Otro ridículo tormento. Ofuscada, guardó rencorosamente aquel filoso instrumento con aspecto sospechoso.
 
 
Olavia, cansada, ultimó las torpezas ortográficas.
 
 
Obedecerás juramentos eternos. Ahora reverenciarás lo oculto.
 
 
Hallé el diccionario internacional oculto. No debí ojearlo.
 
 
¡Olías hediondo!
 
 
Silba así, canciones amorosas, románticas, locas. ¡Oh!
 
 
Seductoramente ingenió nuevas caricias. Recorrió olfativamente nuestros inmundos zapatos. ¡Ay, después olvidamos sacarlo!
 
lunes, julio 17, 2006
 
Ayer tuve relaciones asombrosamente sabrosas, ambos disfrutamos orgasmos sincronizados.
 
 
En mis orgías, cuando intencionadamente "opero", no aludo débitos atrasados.
 
 
Seguramente estaba gustándome una insípida damisela arrepentida, mujer esperanzada, ninfa tiernamente emocionada.
 
 
Recuerdo esas contiendas; usamos esos rencores dañándonos, arrepintiéndonos seguidamente.
 
 
Odiamos ferozmente, eso nos dejó exhaustos. ¿Recuerdas?
 
 
Si insiste, le enseñaré nuestra colección internacional. Obraré sin ofender.
 
 
Orangutanes panzones rompen el silencio implacablemente. ¿Oyes? Ninguno está silencioso.
 
 
Necesitaba escribir. Rimó versos incongruentes. Ocultó secretos oscuros.
REGLA 1: No es acrónimo de la palabra anterior.
 
 
No entiendo razones, vivo intensamente. Osado, sobreviviré opresiones
 
 
Escozor, sí, castigándome urticante el culo. Estoy nervioso.
 
 
¿Sufres almorranas gigantes? ¿Almorranas zafias? Muchacho, ¿estás nervioso? ¿Te escuecen?
 
 
Sepultaron al despreciable impostor sodomita, tras asesinarle sagazmente.
 
 
Olorosos rusos tenían órdenes: golpear rumanos. Así fueron iniciándose conflictos altamente sadistas.
 
domingo, julio 16, 2006
 
Saboteador, abusas brutalmente oscureciendo temblorosas esperanzas ortográficas.
 
 
Soy orgullosamente ruin. Publico represalias enardecidamente. No dudo en nombrar torpes equivocaciones, saboteo.
 
 
Emocionados reíamos recordando ocurrentes respuestas. Éramos sorprendentes.
 
 
Eres ruda, ruín. Ofendido, revelaré estos sustantivos.
REGLA 2: La oración tiene faltas de ortografía.
 
 
Sigo insistiendo en mejorar porque reconozco errores.
 
 
No olvides: vamos el domingo ocho. Salimos apurados siempre.
 
 
Sentimos intensamente, estudiamos neciamente tentaciones estúpidamente novedosas.
 
 
Somos estúpidos: no sabemos amar con inteligencia; odiamos neciamente. ¿Acaso los estúpidos sienten?
 
 
Ojalá junten esas románticas almas sensacionales.
 
 
El miércoles pasado amaneciste con hondas ojeras.
 
sábado, julio 15, 2006
 
Olías hediondo.
REGLA 6: La última palabra debe ser puesta en negrita.
REGLA 3: La oración anterior tiene errores.
 
 
Está muy penosa ahora con hipo. ¡Oh!
REGLA 2: La oración tiene faltas de ortografía.
REGLA 6: La última palabra debe ser puesta en negrita.
 
viernes, julio 14, 2006
 
Está muy penosa ahora con hipo. ¡oh! Regla #2: La primera letra de una oración debe llevar mayúscula.
 
 
Oh, x, intento darte acrónimos; resistes sin empacho.
 
 
Ojos con umbría luminosidad te odian.
REGLA 3: La oración anterior tiene errores.
 
 
Es sensato proyectar; algunos no tienen ahorros, dinero oculto.
REGLA 1: No es acrónimo de la palabra anterior.
 
 
Ese sublime pederasta anda nadando, tratando ansiosamente de oxidarse.
 
 
El toro embistió rudamente nuestro auto mientras el niño tiritaba espantado.
 
 
Odio la vida; imagino dormir eternamente.
 
 
Ocho meses intenté tener increíbles riquezas. Luego olvidé.
 
 
El silencio tiene un poder estremecedor; no duele omitirlo.
 
 
A lo mejor opero rinitis crónicas. ¡Estupendo!
 
 
La última torta está riquísima. Ayer no almorcé.
 
 
ioPasita me buscó en cada iglesia luterana.
 
 
¡Suéltame, imbécil!
 
 
Saldremos ya.
REGLA 1: No es acrónimo de la palabra anterior.
 
 
¡Obvio! Cada alegoría sirve. Incluso otras notas anecdóticas logran enseñarnos. ¡!
 
 
Solíamos amarnos libremente. Aún recuerdo idilios ocasionales.
 
 
Ayer tomé ron, alcoholizado sucumbí.
REGLA 1: No es acrónimo de la palabra anterior
 
 
Necesito esas ganancias ahora. Con incrementos ocasionales, nivelaré el salario.
 
 
Superman estaba duchándose. Una canción tarareaba. Olvidó restregarse atrás.
REGLA 3: La oración anterior tiene errores.
 
jueves, julio 13, 2006
 
¡No entres! - gritó al comandante. Inhibida, ocultóse; no era seductora.
REGLA 2: La oración tiene faltas de ortografía.
 
 
Osadas fantasías envuelven nuestro destino entre negaciones.
 
 
¡Serás iluso! Las esperanzas no convienen, incluso ofenden.
 
 
Siempre evades nuevos temores. Intentas mejorar esquivando neutrales terrenos. Asoman lágrimas en silencio.
 
 
Sí, en nuestras tímidas incursiones me inquietas. Eres novato, tienes obsesiones sentimentales.
 
 
Ardía, rezaba, gemía. Usaba medias escolares. No toleraba ocultar sentimientos.
 
 
¿Osaste sacudirla cruelmente, usando reproches amenazantes? ¿No te importaron sus torpes argumentos?
 
 
Abandoné una mermelada exquisita: no tenía oligoelementos.
REGLA 3: La oración anterior tiene errores.
 
 
Oye, se cobrarán unas retribuciones atrasadas. No tengo inconveniente saldar tu aumento.
REGLA 2: La oración tiene faltas de ortografía
 
 
Secretos espeluznantes guardaba un ruin oscurantista.
 
 
Zagales asturianos no ganan aún ningún óbolo, seguro.
 
 
Seguramente alguien gozará azotando zánganos.
 
miércoles, julio 12, 2006
 
Robó, escapó, a los incrédulos detectives astutamente despistó. Era sagaz.
 
 
Salen algunas locas imaginando realidades.
 
 
Estaba saludando cuando avizoré la onda fría resquebrajando implacable. Odié salir.
 
 
Ocasionalmente, cuando invento oraciones, siento asco. Mientras escribo nauseo, tengo escalofríos.
 
 
Aquel mediocre ignorante gobierna ociosamente.
 
 
Ayer le dije: "¡Eh, amigo!".
 
 
Subiendo aquella colina un duende encontró la aldea.
 
 
Si una persona entra ruidosamente intentando obstaculizarte, respóndele ensordecedoramente, sacúdela.
 
 
Ocho pesos recibí ofreciendo bonitos instrumentos originales, superiores.
 
 
Silenciosamente introduje línea escrita. No consideré ingeniar oprobios.
 
 
Aquel zócalo usado zafiamente, aquel ruidoso ladrillo azul, silenció.
 
 
Sensuales odaliscas recibiéronme. Puse resistencia, es sabio azuzarlas.
 
martes, julio 11, 2006
 
Su ignominiosa lengua era negra, con increibles ocelos sibilinos.
No es acrónimo de la palabra anterior.
La oración tiene faltas de ortografía.
 
 
Su insistencia los enmudeció. No callaba intentando ocultar sorpresa.
 
 
Acaso las estrellas, guardianas respetables, iluminen aquellos silencios.
 
 
Sentados en reposo, observar los océanos garantiza infinitas alegrías.
 
 
Si él gusta unirse, realizaremos otra serología.
 
 
En Senegal tienen unos penes impresionantes, dan orgasmos seguros.
 
 
Algunos contadores creen economizar devaluando euros. ¡Ricachones estúpidos!
 
 
Si añoras besos increíbles, deliciosos, únicamente responde. Invariablemente accederé.
 
 
Algunos zorros ultiman lobos.
REGLA 3: La oración anterior tiene errores.
 
 
Soy aquel bisexual intrépido, denodado. Uso rimel intensamente azul.
REGLA 2: La oración tiene faltas de ortografía
 
 
Son inteligentes, los entiendo. Ningún concepto, idea, obstaculiza su omnipotente sabiduría.
 
 
Ominosos relatos avisaban negras guerras, utilizando terroríficas amenazas. Nosotros escuchábamos silenciosos.
 
 
Sería un serio problema intentar robar orangutanes.
 
 
El necio, fiel enamorado, repetidamente merodeaba esperando recoger algún suspiro.
 
 
Señora excelentísima, generosamente usted regaló al magisterio enormes nosocomios. ¿Tendrán enfermeras?
 
 
¿Sobrantes ofreces? Busca, revuelve, algo nuevo tendrás escondido, seguramente.
 
 
Soy obeso, bamboleante. Ruedo en colinas, ondeo grasa imparable. Deseo ofrecerles sobrantes.
 
 
Sanaré ante nuevos alimentos. Reconfortan ánimos sobrecogidos.
 
 
El xenón provoca esa rinitis. Intenta estornudar, no carraspees innecesariamente; así sanarás.
 
 
Sórdida, oscura, la inexperta taumaturga arrojó rauda invenciones absurdas. Mintió evocando nocivas, terribles experiencias.
 
 
Alguien me ordenó no escuchar simplezas. Terminé acatando, con ineficacia, órdenes necias: ensordecí solitariamente.
 
 
Si ese ñoño orondo rompe objetos, no alborotes.
REGLA 3: La oración anterior tiene errores.
 
lunes, julio 10, 2006
 
Ay, maestra Olivia, nosotros estamos sonsos, tecleando acrónimos con irregular ortografía. ¿Nos enseñaría, señorona?
REGLA 5: Uso de nombres propios.
 
 
e. sacó cruelmente a patadas a todos. Ofuscado, repartía insistentes amonestaciones.
 
 
Sus últimas palabras utilizó en susurrar terribles amenazas: "Morirán, estúpidos... no tienen escapatoria."
 
 
Ayer pude leer algo con anteojos robados... Los olvidaron, supuestamente.
 
 
Hace instantes sentí tus estrepitosos ronquidos. Intenta controlarlos, aplacarlos.
 
 
Eres histérica.
 
domingo, julio 09, 2006
 
¿Esa histérica?
REGLA 4: La oración no está completa.
 
 
Nuestras uvas engendran vinos aromáticos. Mejores enervantes no tendrás, eh.
 
 
¡Sos un cretino, un maldito bribón! Intentaste robarme, asaltarme nuevamente.
 
 
Sucio el mantel, iremos lamentándonos. Los alimentos sucumbirán.
 
 
Alabama rompió astutamente nuestros durazneros. Ahora no obtendremos semillas.
 
 
La lima es vecina a los arándanos.
 
 
En supermercados peruanos encontrarás comida inca. ¡Aprovecha, llévala!
l llllll12:06 PM e.
 
sábado, julio 08, 2006
 
La incontinencia general es rara. Actualmente me enorgullece no tener efluvios.
REGLA 3: La oración anterior tiene errores.
 
 
Entonces solo propón el capricho irracional: acometeré ligeramente.
REGLA 2: La oración tiene faltas de ortografía.
 
 
Ofrezco recompensa especial.
 
 
Soy actor con referencias. Interpreté finos idilios, con arrojo los oré.
 
viernes, julio 07, 2006
 
Sería atroz. Capaz rebanarlo "incidentalmente"... Florkin, imagina cortarle algunos lunares ojivos...
REGLA 2: La oración tiene faltas de ortografía.
 
 
Si el gobernador umbrío intenta dañarnos, asesínalo, sacrifícalo.
 
 
¡Oh, rayos! Gustaríame accederte siempre... muchas orgías seguidas.
 
 
Si en nuestra tórrida intimidad me indispongo, entonces no tendré orgasmos.
 
 
Entonces, no amaré más. Otro romance apagose de improviso. ¡Zozobra otro sentimiento!
 
 
¿Olvidaste recapacitar interiormente? No aguanto requiebros enamoradizos.
 
 
¿Sacarlo? Acabaré cuando acabe. Luego orinaré.
 
 
Ese fluido intestinal me está royendo. Oye, sácalo.
 
 
Estoy siempre pensando en romances ardientes, rápidos, efímeros...
 
 
Río encantado: inserté traganíquel. En radio automático, desde ahora música escucharé. No te esperaré.
 
 
Oscuros rezos alzaron reiteradamente.
 
jueves, julio 06, 2006
 
Ostentabas pretencioso un lujo excesivo. Necio, te orlabas suntuosamente.
 
 
Reventamos incansables, opulentos.
REGLA 3: La oración anterior tiene errores.
 
 
¿Orar, rezar? ¡Antes río!
REGLA 2: La oración no termina en negritas.
REGLA 14: NINGÚN jugador podrá modificar su oración publicada una vez que otro jugador haya publicado una nueva oración a partir de ésta.
 
 
Obnubilada razón, que urdes ennegrecidos sentimientos. ¿Te acordarás de orar?
 
 
Él sabe quién urdió el lío electoral, temiblemente orquestado.
 
 
Otra risa torcida ocultaste, girando repentinamente. Acordate, fuimos incondicionalmente amigos.
REGLA 3: La oración anterior tiene errores.
 
 
e. Supe que un estúpido letrado estaba tomando ortografía.
REGLA 2: La oración tiene faltas de ortografía.
 
sábado, julio 01, 2006
 
El xenón puede lubricar intestinos. Con ayuda, refresca tu esqueleto.
 
 
¿Eh? No tengo idea. Es nefastamente duro explicarte.
 
La última palabra del último post sirve de acrónimo para la frase del siguiente.
Debido a los cambios que está implementando Blogger, debes teclear /ncr al final de la dirección del dominio que tu navegador te muestre. Es decir, si en la barra de dirección de tu navegador muestra "http://acronimos.blogspot.com.ar", deberás teclear "http://acronimos.blogspot.com.ar/ncr".

Puntaje a partir del 1° de enero de 2008

Cabeto Administrador +1181
LaTurca +1054
Marthita +874
Ala +782
Emmanuel +618
Adriana +266
Gloria +168
Algo para recordar +136
Eli +122
Susy +089
Rubén +083
Diego +079
Sigilosa +053
Cecilia +029
TT +027
Francisco +012
Javier +011
Alabama Worley +010
Vylia +010
Dante Co-administrador +003
Juan +003
La Co +001
Nashira +001
Yue +001
Valeriana -002

PUNTAJE HISTÓRICO

Cabeto Administrador +2356
Emmanuel +1893
LaTurca +1736
Ala +1268
Marthita +1107
Adriana +335
Olavia Kite Fundadora y administradora +300
Diego +124
Dante Co-administrador +073
Vylia +072
La Co +039



Último recuento hecho el dos de abril de 2012 con el acrónimo de LaTurca terminado en 'acrónimo'.


- CAJA DE RESONANCIA -



¿QUÉ ES?

acrónimo.
(Del gr. ̚κρος, extremo, y -ónimo).
1. m. Tipo de sigla que se pronuncia como una palabra; p. ej., o(bjeto) v(olante) n(o) i(dentificado).
2. m. Vocablo formado por la unión de elementos de dos o más palabras, constituido por el principio de la primera y el final de la última, p. ej., ofi(cina infor)mática, o, frecuentemente, por otras combinaciones, p. ej., so(und) n(avigation) a(nd) r(anging), Ban(co) es(pañol) (de) (cr?di)to.
Real Academia Española © Todos los derechos reservados


Acrónimos empezó como un divertido juego de palabras en inglés que pronto fue adaptado al portugués, y ahora, al español. El objetivo es construir una frase a partir de las letras de la última palabra del post inmediatamente anterior. El carácter de la frase (serio, tonto, indecente) no importa. ¡Lo esencial es que la frase forme el acrónimo correctamente y tenga sentido! Cada frase correcta le otorga 1 punto al jugador.


JUEGA

¡Todos están invitados a jugar! Dejen un mensaje en la Caja de resonancia con su nombre, E-mail, la dirección de su página (en caso de tenerla) y su país de origen. El único requisito indispensable es tener una cuenta en Blogger. ¿Qué esperan? ¡Únanse y diviértanse!

Blogstop es el juego original. Acrônimo es el juego en portugués.


REGLAS
  1. Se otorgará un punto a una oración si ésta tiene sentido, buena ortografía y gramática, y si tiene como acrónimo la última palabra de la frase anterior.
  2. Se quitarán dos puntos a una oración que contenga faltas de ortografía o sintaxis.
  3. Se quitará un punto a una frase que parta de otra que contenga faltas gramaticales u ortográficas.
  4. Se quitará un punto a la frase que no tenga como acrónimo la última palabra de la frase anterior.
  5. Las oraciones deben ser completas, con sujeto y predicado. Los fragmentos serán tomados como faltas gramaticales.
  6. No se permite usar nombres propios, exceptuando el caso de nombres de jugadores de este blog, escritos tal como aparecen en la tabla de puntaje sí son permitidos.
  7. La última palabra de su frase no puede exceder los 20 caracteres, y debe ser puesta en negrita.
  8. Nuestra referencia máxima es, El Diccionario. La excepción a esta regla son los nombres propios aceptados (ver regla #6). Es decir, una palabra es válida ÚNICAMENTE si aparece en la lista de jugadores de Acrónimos o si aparece en el diccionario de la RAE, tanto en búsqueda directa o dentro de una definición.
  9. Un mismo participante no debe escribir dos frases seguidas; se parte siempre de la frase de alguien más.
  10. ¡Revisen bien sus frases antes de publicarlas! No quieren perder puntos, ¿o sí?
  11. Los posts no deben contener nada que no sean las frases del juego. La Caja de resonancia está abierta para cualquier otro tipo de conversación y avisos del administrador.
  12. Dado el caso de que dos o más personas escriban frases a partir de la misma palabra, sólo la primera en aparecer publicada será válida. Si varios minutos después aparece la otra oración, aunque ésta muestre una hora anterior, será inválidada, siempre que el hecho suceda cuando pueda ser válidado.
  13. Cuando un post no sea aceptado (si no cumple con alguno de los requisitos), el siguiente debe partir de la última frase correcta que se haya escrito.
  14. Para asegurar su permanencia en Acrónimos, los jugadores deberán hacer como mínimo un post cada tres meses. En caso de ser retirados del juego, pueden solicitar su reingreso con un comentario en la Caja de resonancia.
  15. NINGÚN jugador podrá borrar o modificar su oración publicada una vez que otro jugador haya publicado una nueva oración a partir de ésta.
  16. Cualquier discusión en torno al desarrollo del juego será moderada por el Administrador y resuelta por éste.

ARCHIVOS
agosto 2003 / septiembre 2003 / octubre 2003 / noviembre 2003 / diciembre 2003 / enero 2004 / febrero 2004 / marzo 2004 / abril 2004 / mayo 2004 / junio 2004 / julio 2004 / agosto 2004 / septiembre 2004 / octubre 2004 / noviembre 2004 / diciembre 2004 / enero 2005 / febrero 2005 / marzo 2005 / abril 2005 / mayo 2005 / junio 2005 / julio 2005 / agosto 2005 / septiembre 2005 / octubre 2005 / noviembre 2005 / diciembre 2005 / enero 2006 / febrero 2006 / marzo 2006 / abril 2006 / mayo 2006 / junio 2006 / julio 2006 / agosto 2006 / septiembre 2006 / octubre 2006 / noviembre 2006 / diciembre 2006 / enero 2007 / febrero 2007 / marzo 2007 / abril 2007 / mayo 2007 / junio 2007 / julio 2007 / agosto 2007 / septiembre 2007 / octubre 2007 / noviembre 2007 / diciembre 2007 / enero 2008 / febrero 2008 / marzo 2008 / abril 2008 / mayo 2008 / junio 2008 / julio 2008 / agosto 2008 / septiembre 2008 / octubre 2008 / noviembre 2008 / diciembre 2008 / enero 2009 / febrero 2009 / marzo 2009 / abril 2009 / mayo 2009 / junio 2009 / julio 2009 / agosto 2009 / septiembre 2009 / octubre 2009 / diciembre 2009 / enero 2010 / febrero 2010 / marzo 2010 / abril 2010 / mayo 2010 / junio 2010 / julio 2010 / agosto 2010 / septiembre 2010 / octubre 2010 / noviembre 2010 / diciembre 2010 / enero 2011 / febrero 2011 / marzo 2011 / abril 2011 / mayo 2011 / junio 2011 / julio 2011 / agosto 2011 / septiembre 2011 / octubre 2011 / noviembre 2011 / diciembre 2011 / enero 2012 / febrero 2012 / marzo 2012 / abril 2012 / mayo 2012 / junio 2012 / julio 2012 / agosto 2012 / septiembre 2012 / octubre 2012 / noviembre 2012 / diciembre 2012 / febrero 2013 / marzo 2013 / mayo 2013 / junio 2013 / julio 2013 / mayo 2015 / octubre 2015 /


Powered by Blogger