ACRÓNIMOS


martes, noviembre 28, 2006
 
Ay, niño tonto, intentaste ganarme, una auténtica sonsera. ------ La oración no es acrónimo de la anterior.
 
 
Algún nuevo testigo insinuó grandes ufanías al senador.
 
 
Extraños xilófonos corrompieron unas sonatas antiguas.
 
 
Ostentosamente bebimos vino italiano; amanecimos medio estúpidos, no teníamos excusa.
 
 
Observa bien. ¿Notas un brillo indefinido? La aurora despunta, obviamente.
 
 
Sensuales, obcecantes besos resuenan en su alcoba, lo tienen obnubilado.
 
 
Sentimos un frío repentino invadiéndonos. ¿Recuerdas aquel sobresalto?
 
lunes, noviembre 27, 2006
 
Oye, recuérdame gritarle al siguiente mimo, o sufrirás.
 
 
Sus ostentosas nalgas obnubilan, reproducen orgasmos.
 
domingo, noviembre 26, 2006
 
Onde xerografían impresiones digitales, ahí dejaré ocho softwares. --------- La oración anterior tiene errores.
 
sábado, noviembre 25, 2006
 
Sus oscuras noches oían relámpagos oxidados. ------- La oración no tiene sentido.
 
 
Oiga, intente repetir algo sonoro.
 
 
Si abres la terraza, aviones nubios despegando oirás
 
 
Oí, radiofónicamente, que un individuo de España acabó saltando.
 
 
Alguien le anunció buenos augurios, suerte tendría robando orquídeas.
 
 
Apareció bajo su umbrío rostro de alabastro.
 
 
Aquí hay otra represión absurda.
 
 
No apagues tu aparato, lo iniciaremos ahora.
 
viernes, noviembre 24, 2006
 
Oculta las viandas, impediremos dárselas al rey. Ocúltalas, Natalia.
 
 
Ayer dije muchas idioteces. Todas ellas las olvidaron.
 
 
Sus ideas negativas alteran tus razonamientos, admítelo.
 
 
Serías un cantante único, le enseñarías nuevas tonadas a Sinatra.
 
 
Es sensacional comer aceitunas, para abril recibirás algunas suculentas.
 
 
Soy un burro insolente, te aullaré mentiras estúpidas, no te escaparás.
 
 
Su intermitente luz le atrajo súbitamente.
 
 
Ahora los creativos orates han obtenido libertades. Iniciaron zafando amarras de obsoletas sillas.
 
jueves, noviembre 23, 2006
 
El vino indujo deseos exagerados; nos cogimos impresionantemente, alcoholizados.
 
 
Solamente oíste banales excusas, raras barbaridades intrigándote absurdamente. Mentiras esculpidas negando toda evidencia.
 
 
Sí, óyeme bien, este raro bicho inició aquella matazón en Nigeria, terrible escandalo. ------- La oración tiene faltas de ortografía.
 
 
¡Oh, lozanas, olorosas rosas! Ojalá se abran soberbiamente.
 
 
Ayer recibí rosas increíblemente bonitas, olorosas.
 
 
Soles explotaron, materia ardiente nos arribó
 
 
No estoy nunca ufana; fácilmente acabo recordando esa semana.
 
 
Su urbanidad caballerosa usuraba mil bellezas. Imparable, él regaló ochenta nenúfares.
 
 
Ningún indígena vive en las afueras rosarinas. Los aborígenes sucumbieron.
 
 
Zarpa ahora! Finalmente abriremos rutas oceánicas navegables. ------- La oración tiene faltas de ortografía.
 
 
Zaborreros apáticos fundieron antiguas rejas, olvidando nivelarlas.
 
 
Los uruguayos zafaron.
 
 
¡Suban otra luz!
 
 
Los amantes mienten. Ellos no tienen amores reales, tienen espejismos. --------- La oración anterior tiene errores.
 
 
Solo olvida lamentarte ------- La oración tiene faltas de ortografía.
 
 
El sábado comimos en nuestra inigualable terraza, al sol.
 
 
Oyendo los venenosos insultos de Azma, recuerdo tus escenitas.
 
 
Soy obsesiva, me estoy tornando incomprensible. Estúpidamente, no deseo olvidarte.
 
 
Su único camarada ultimó rosacruces sádicamente, así los estaba sometiendo.
 
 
Su único camarada incendió once sucursales.
 
 
Su único placer lo inició con impúdicos obreros sucios.
 
 
Si escapas no tendrás indulto. Motivarás indudablemente envidias nocivas, tormentos o suplicios.
 
 
Sus alegóricas loas desvelan otros sentimientos.
 
 
Zapatos ortopédicos pedí; en ningún comercio ofrecen saldos.
 
 
Alabáronse unánimemente dos alumnos zopencos.
 
miércoles, noviembre 22, 2006
 
Su interés: niñas vírgenes. Era realmente galán, un encantador nato, zalamero audaz.
 
 
Óyeme bien: juzgaremos esto todos, obsesivo sinvergüenza.
 
 
Su estuche nuevo tiene atados dos objetos.
 
 
Sólo uno juega. Espera tu oportunidad sentado.
 
 
Revísalo, ahí yacen oscuros sujetos.
 
 
Otra rata apareció. ¡Rayos!
 
 
Necesitas orar.
 
 
Solías ofenderme, súcubo; tus extrañas necedades inflamaban, ahora no.
 
 
Nuestros enemigos no usaban fusiles automáticos, relucientes espadas sostenían.
 
 
Seduciéndola estaba Dante. Una zagala cariacontecida arrojaba nenúfares.
 
martes, noviembre 21, 2006
 
Rubias edecanes paseaban, recibiendo insolencias. Mujeres impúdicas, déjense ovacionar, seduzcan.
 
 
Sí, es natural tener impulsos reprimidos.
 
domingo, noviembre 19, 2006
 
Recrearemos esta gesta. ¿Acaso lo olvidó, señoría? --------- La oración anterior tiene errores.
 
 
Siempre, en navidad, tenemos interesantes regalos. ------- La oración tiene faltas de ortografía.
 
 
Si ocultas ese corazón, evitas sentir.
 
 
Su único regalo fue ignorar siempre tus actitudes soeces.
 
sábado, noviembre 18, 2006
 
Naves acuáticas, velas enarboladas, ganan a muchos obstinados surfistas.
 
 
Ríos índicos exploramos rápidamente, océanos navegamos.
 
 
Al verte así, nuestros zurumbáticos abogados rieron.
 
 
Sólo observé cojera al verlo avanzar.
 
 
Si estás mintiéndome, espero jamás añorarte nuevamente. Tu estupidez socava.
 
 
Se ofuscó, nunca imaginamos dos ofensas semejantes.
 
 
Oír implica reconocer los onomasiológicos sonidos.
 
 
¡Retírate! Escuché cuatro últimos lamentos. ¡Ay! Nunca debí oírlos.
 
 
El sendero tenía extrañas runas. Todos observábamos, reculando.
 
 
Olvídalo, cabrón, lo ultimaré yo. Esta noche, delicadamente, olvidaré todo estertor.
 
 
Espero sentirte por el rabo, amasando nalgas zangoloteantes, amorosamente domándote, ocluyéndote.
 
 
No obtuve muy buenas rentas ayer; reiniciaré mañana, esperanzado.
 
 
Soñé algunas tonterías interesantes, soñé follarme a cuanta cantante inglesa osaba nombrarme.
 
 
Sobre aquellas infaustas nalgas obtuve satisfacción.
 
 
Subimos el cerro rocoso en tres obesos saínos.
 
 
Algo ruge, grita, ulula, mientras, en nuestra tierra ocultan secretos.
 
 
Sí, oigo mucha buya, risas. Incluso, oigo soyozos. --------- La oración anterior tiene errores. (Y ésta también).
 
 
Ahora resuena gravemente una melodía espeluznante. ¿Notais? Tonos oscuros, sombríos. ------- La oración tiene faltas de ortografía.
 
 
El supuesto padre esgrimió ruines argumentos.
 
 
Ayer mismo oí romances osados, sin asperezas, mientras, entendí nuestra terrible espera.
 
viernes, noviembre 17, 2006
 
¿Sientes algo triste? Alá nos indicó consolarte amorosamente.
 
 
Su interés me pareció apático, totalmente ido, como obra satánica.
 
 
Ningún ogro tiene amigos simpáticos.
 
 
El maestro observó con incredulidad ocho notas.
 
 
Obtuve nueve exenciones, raudo observé sus alcances, me estremecí. Naturalmente, tuve emoción.
 
 
Aquel rufián obró mal. Ayer tuvo inclinaciones zafias, actuó demasiado onerosamente.
 
 
Antes prefiero un refresco aromatizado.
 
 
Oye, renueva tu ortodoncia porque el dentista apura.
 
 
Olvida la mala experiencia del ortopeda.
 
 
Zambo, ahórrate más boludeces, obedece. Recién recibimos otras tremendas urracas del olmedo.
 
jueves, noviembre 16, 2006
 
El suelo tenía rajaduras en cuantiosas hectáreas, estaba zamborrotudo.
 
 
Olvidé cuántos amoríos sostuve. Insisto, olvidé nuestros amoríos. Legalmente, mi enamorada, no tenemos estrechez.
 
miércoles, noviembre 15, 2006
 
Orangutanes perversos ramonean ombúes, bananas, incluso ortigas selváticas. --------- La oración anterior es inválida.
 
 
Este nuevo entrenador me insulta gritando oprobios. ------ La oración no tiene como acrónimo la última palabra de la frase anterior.
 
 
Él no es mimo. Imita gente ocasionalmente.
 
 
Antes los ejércitos guerreaban rabiosamente. El miedo era no tener enemigo.
 
 
Siempre aquí, los indios desfilan alegremente.
 
 
Los amigos me excusan, no tienen otra salida.
 
 
Sólo oigo lamentos.
 
 
Otrora, la vida iba despacio. Antes, dormíamos al sol.
 
 
Obrando bien, recordarás algunas nimiedades demasiado olvidadas.
 
 
Es sabida tu utópica pretensión, intenta demostrarla obrando.
 
 
Si intentas empañar mi presencia, retírate, estúpido.
 
 
Obligado, besé las inmensas grasas amatorias. Cariñosamente intenté obedecerte, Natalia, estremeciéndote siempre.
 
 
Al ubicuo xenófobo inglés, le impondremos obligaciones.
 
 
Esta mañana besé ese sobaco tuyo, inmediatamente demandé auxilio.
 
martes, noviembre 14, 2006
 
Al romano asenté brutal embestida.
 
 
Ando leyendo literatura árabe.
 
 
Sendas oscuras llevan allá.
 
 
Recuerdos intensos me boicotean obsesivamente, mi buen amor, no temo estar sola.
 
 
Nosotros admiramos las guirnaldas, unos extraordinarios adornos rimbombantes.
 
 
¡Soy el superhéroe invencible, obsérvenme nalguear!
 
 
El miércoles obtuve, con inmenso orgullo, nuestra erótica sesión.
 
 
Señor obispo, me está tentando infernalmente el necio diablo, ofusca mis emociones.
 
 
El sordo, Perchagorn, está realmente ofuscado. --------- La oración anterior tiene errores.
 
 
Sus ojos me encandilan. Tiemblo. Imagino estrujarlo, nombrarlo... Debería olvidarlo mas espero. ------- La oración tiene faltas de ortografía.
 
 
Ayer le escuché ruidosos gritos, insultos catastróficos. Acabó sometiéndome.
 
 
Su antebrazo tiembla. Recomiendo angiografía, pruebas alérgicas...
 
 
Amigo, no hieras. Es lamentable ofender, sátrapa.
 
 
Superarás al licenciado ignorando dionisíacos anhelos.
 
 
Si insistes, no ganarás. Únicamente lograrás arruinar rápidamente esta salida.
 
 
Si antes tuviste insatisfacción, sufre, fanfarrona. Ahora, con conciencia, intentarás otras nuevas emociones singulares.
 
lunes, noviembre 13, 2006
 
Soy el nuevo terrateniente, indio. Me ilusiona este negocio tabacalero, ofrece satisfacciones.
 
 
Su último piropo estuvo romántico, así reiniciaba los ardorosos sentimientos.
 
 
El martes oímos cuatro increíbles ofertas, no esperamos superarlas.
 
 
Soy otro tipo extraño, recién recordé acaloradas discusiones. Ahora me encierro, no tengo emociones.
 
 
Su orgullo no sobresalió, ocultose soterradamente.
 
 
Aquí los imbéciles ñoños abundan, doquiera observas sonsos.
 
 
Ofréceme buena salsa con espárragos naturales aliñados.
 
 
No insistas, nena, ganarás una nalgada obscena.
 
 
Ningún unicornio blanco languidece así, ¡ninguno!
 
 
Sí, amor, los orgasmos nublan.
 
 
Antes, jugábamos en nuestro oscuro salón.
 
 
Siete enanos rejegos eligieron no atender trabajos ajenos.
 
 
El sonido permeaba el rodeo, esos músicos ofrecían serenata.
 
 
Si ellos no suenan una alarma, lo mejor es no temer. Esperemos.
 
 
Su uniforme bañador ultramicroscópico recuerda buenas aventuras, nos acalora sensualmente.
 
 
Ayer salimos a recorrer avenidas suburbanas.
 
domingo, noviembre 12, 2006
 
Si una crema unta la espalda, no te asarás.
 
 
Anoche te excitaste rápidamente con insinuaciones ofensivas, palabras espinosas. Las apunté, deseo amarte, suculenta.
 
 
Sádicos excitados ronronean en noches aterciopeladas.
 
 
Livianos ojos cafés avivan literarias ilusiones. Zacatecana, ábrelos; lee así, serena.
 
 
Observo raras intenciones en nuestra tertulia anual. Localízalas.
 
 
En sueños comprendí algo, Cabeto; hoy arrojaré rosas rojas al nebuloso Danubio oriental.
 
 
Obviamente bobeás. Sos estúpido, ruin. Vivís escacharrando.
 
 
Su extendida xeroftalmia observé.
 
 
Olvidaré la vivencia íntima de Alabama. Raramente admito sexo.
 
 
Otras personas ofrecen recordarte. ¿Tú olvidarás?
 
 
Es sábado. Tomaré oporto.
 
 
¡No! Estamos generando algo ridículo. ¡Terminemos esto!
 
 
Si alguien tímido intenta sorprenderte, finge agitación. Con chicos ingenuos, olvida negarte.
 
sábado, noviembre 11, 2006
 
Su osadía no siempre origina satisfacción.
 
 

Sus amigos reían idiotamente, sonsos.

 
 
Sus oropeles brillaban espléndidamente; ricos bordados indios, ostentosos saris.
 
 

Eran nueve; tenían relucientes espadas. Gruesas armaduras doradas ostentaban, soberbios.

 
 
¿Serían eclesiásticos? Raramente ellos nadan así, mansos, en nalgas, tan entregados.
 
 
Obispos rollizos decían el Nuevo Evangelio serenamente.
 
 
Así se cumplen órdenes.
 
 
Olí las viandas inglesas, daban asco.
 
 
Ojalá rezaras, agnóstico. Ningún Dios olvida.
 
 
Se arrodilló tras aquella naveta implorando, creyendo, orando.
 
 
Su única falla: reventar iracundo mientras inventaba experimentos nucleares. Tonto oculista satánico.
 
 
Sufrirás, al levantarte tan angustiado. --------- La oración anterior tiene errores.
 
viernes, noviembre 10, 2006
 
Oye vieja, estás jodida. Anímate, salta. ------ La oración no tiene como acrónimo la última palabra de la frase anterior. (Además tiene faltas de ortografía).
 
 
Olvida viejos enfrentamientos, Jesus. Ahórrate sufrimientos.
 
 
Ese xenófobo intenta traumatizar ovejas.
 
 
Los oí cuando andaban moviéndose entre nuestro trigo esplendoroso. ------ La oración no tiene como acrónimo la última palabra de la frase anterior.
 
 
Los ocho cantantes actuaron mal. Ellos no tuvieron éxito.
 
 
Si el novio se acerca con intenciones ominosas, no actúes locamente.
 
 
Siempre oro en calma, es sensacional.
 
 
Otro buen señor esloveno recordó viejas anécdotas. Rememoró épocas malas o soeces.
 
 
¡Olvídalo, bobo! Veremos, inmediatamente, aquellos retratos; los observaremos.
 
 
¿No eres cauto? Intenta obviarlo.
 
 
Soy incauto, soy ese antiguo bonachón ansioso, necio.
 
 
Sobre una caja, iguanas ovíparas siseaban.
 
 
Zancos altos fallaron a dos osos sucios.
 
 
Ahora tengo rojos ojos zafados.
 
 
Odio sentir aquel deseo increíblemente atroz.
 
 
Robar alfajores requiere osadía.
 
 
Sí, ese ñame olía raro.
 
 
Olavia, mira, no intentes protestar o trapisondear. Esta noche cantarás intensamente al señor.
 
jueves, noviembre 09, 2006
 
Sácate el ñuzco o reactivarás infernales omnipotencias.
 
 
El novio tomó orégano noruego con escaso señorío.
 
 
El niño lobo olisqueó queso uruguayo, estaba cazando escurridizos ratones entonces.
 
 
Aquí comeré un riquísimo rollo ucraniano. Comeré ansioso, nada dejaré, ¡oh, me enloqueceré!
 
 
Ondeo ligeramente al viento incesante, acurrucándome.
 
 
Recibimos estos lujosos espejos, vete a llevarlos, Olavia.
 
 
Si el ñoco ora, relévalo.
 
 
Así puedes orar con recogimiento interior. Feliz oración, señor.
 
 
Oscuras xerografías ilustraban dos adustos documentos apócrifos.
 
 
Aquel loco ganó una nevera oxidada.
 
 
Si alguien dice o menciona aforismos, se olvida que un idiota siempre tiene alguno.
 
 
Otro rey ganó al señor más odioso, sadomasoquista.
 
 
Este nuevo amorío recuérdame días extraños, cuando íbamos dándonos orgasmos.
 
 
Siempre así, bonico, intentaré amarte. Mostrarte este nuevo tálamo enardecido.
 
 
Siempre actuo bien, inclinadamente amable, medianamente enamorada. No te enojes. ------- La oración tiene errores de ortografía.
 
 
¿Recuerdas el planeta Urano? Los sabios intentaron verlo orbitar, sabiamente.
 
 
¡Oh, bonita! Tengo errores nefastos, errores repulsivos.
 
 
Soy oportunista, ladrón indecente. Tus atesoradas riquezas intentaré obtener.
 
 
Él no vendrá esta noche. Él necesita andar, deambular, absurdamente solitario.
 
 
Siete ovejas lamían impacientes dos arbustos, rumiaban incansables algunos matorrales, escupían nueces tamaricáceas, envenenadas.
 
 
El xenófobo caribeño está, literalmente, seducido, obsesionado, sometido. ------- La oración anterior tiene errores.
 
 
Señores o letrados ideáticos. Deseo amorosamente ratificar intensos acrónimos, mejorar estos nutridos trabajos excelsos. ------- La oración tiene errores de ortografía.
 
 
Sorteando atroces tempestades arribaron nueve inmigrantes clandestinos. Asistámosles solidariamente.
 
 
Siniestros esclavos bereberes obedecen sumisamente órdenes satánicas.
 
 
Al mediodía abriremos esta sucia tortería. Raudos almorzarán doscientos oficinistas sebosos.
 
 
Asaban patos, asaban tucanes, incluso amaestrados.
 
 
Algún ufano día actuaré con indiferente apatía.
 
 
Salta un escalón, libera tu audacia.
 
 
Se escapa la loca Alabama, dando órdenes retorcidas. ¡Está suelta!
 
 
Ordené parar a los obreros selladores.
 
miércoles, noviembre 08, 2006
 
Oí rodar ópalos
 
 
Sacaron oro reciclado para regalarlo en nuestra definitiva iniciación, demasiado oro.
 
 
Ovidio leyó versos itálicos, dejando a Doré ostensiblemente sorprendido.
 
 
Servirán al grial rezando a dioses olvidados.
 
 
El sendero taoísta recapitula, en novecientos aforismos rimbombantes, el máximo orden sagrado.
 
 
Nadie encuentra caracoles índigos. ¿Oísteis, sordos? --------- Esta oración no tiene como acrónimo la última palabra de la oración anterior.
 
 
Sí, ojalá luego amalgamemos muchos elementos nuevos, todos estrenaremos.
 
 
No estoy contenta, intento olvidar solamente.
 
 
En nuestros corazones hay algo raro, con ánimos rotos andamos necios.
 
 
Siento el río estremecerse. Nuestras anegadas riveras se encharcarán.
 
 
Su único peligro es responder alocadamente, definitivamente olvidando serenarse.
 
 
Supe, inmediatamente, navegar sin aparejos; barcas o remos están superados.
 
 
Ojalá se terminen rápidamente aquellos sinsabores.
 
 
Necesitamos ostras.
 
 
- Eres demasiado ultraderechista.
- ¡Comunista!
- ¡Anarquista!
- Cálmense, incautos oradores.
- ¡No!
 
 
Esos xenófobos ciudadanos londinenses ultrajaron siete inmigrantes. Vamos a multarlos. Ellos no tienen educación.
 
martes, noviembre 07, 2006
 
Estoy xerografiando con los últimos sellos índigos, voy a montar esto nuevamente, tendre exposición. ------- La oración tiene errores de ortografía.
 
 
Esta necesidad amorosa me ofusca. Recuerdo amarte, recuerdo tenerte exclusivamente.
 
 
¿Olvidarme? ¿Lo ves, indigna? Deseas alejarte, realmente temes enamorarte.
 
 
Siento un inmenso cansancio invadiéndome. Desearía alejarme nuevamente, definitivamente olvidarte.
 
 
Odiseo falleció en Normandía, se acabó suicidando.
 
 
Olavia, yo espero no desairarte. ¿Olvidarás las ofensas?
 
 
Este xilófono tiene rotos algunos ornamentos. Reparémoslo, dejémoslo impecable. Nuestros antepasados rieron incansables oyéndolo.
 
 
Si ese nuevo tren arranca rápido, será extraordinario.
 
 
No estoy contento, este sillón americano reclinable incomoda al sentarse.
 
 
Orando recibí algunas nuevas gracias, unas tan altamente necesarias.
 
 
Su último comentario irrita, orangután.
 
 
Sí, amigo botijón, olvida tus ansias. Jadear es sucio.
 
 
Ayer, nueve tenderos informaron de otros trecientos ochenta sabotajes.
 
 
Sobrevivimos a los últimos daiquiris. ------- La oración anterior tiene errores.
 
 
Ayer nos tomamos impresionanes daiquiris, olvidando tantos odios. ¡Salud! ------- La oración tiene errores.
 
 
Zafios ademanes no ayudarán. Hay otros remedios, incluso antídotos.
 
 
Sigue, observa esta zanahoria.
 
 
Soy un boludo, lerdo, idiota, muy estúpido, soez.
 
 
Algunas serían orgiásticas. Muchas batallas recuerdo. Orgías, sólo algunas sublimes.
 
 
Aquí haremos orgías realmente asombrosas.
 
 
Soltaré un extremo. La tengo alejada, libérala ahora.
 
 
Retira esa serpiente, padezco una enfermedad, siempre tengo asma. ¡Suéltala!
 
 
¿Sabes escribir números? Tendrás innumerables respuestas.
 
 
Si olvidas nuestro idilio, deberás olvidar sentir.
 
 
El nuevo cantante anunció nuevas tonadas. Al despedirse, ofreció repetir aquellos sonidos.
 
 
Nunca obsequié versos, incautamente estuve mecanografiando breves reseñas encantadoras.
 
 
Realizamos una fiesta increíble aquel noviembre.
 
 
Sos extremadamente ñiquiñaque, onanista rufián.
 
 
Sí, ustedes dan, a menudo, el rancho inflado con avellanas, nueces, ostras. ¡Señor!
 
 
Subarriendo apartamento rústico. Requiero arrendatarios calmos, educados, norteafricanos o sudamericanos.
 
 
Serruchos otomanos cortaron imponentes obeliscos sarracenos.
 
 
En septiembre me esmero robando a los dos amigos socios.
 
lunes, noviembre 06, 2006
 
Al mar arrojé mil esmeraldas.
 
 
Sí, acaríciame con insistencia, acaríciame delicadamente... Ámame.
 
 
Sólo espero su incitante ósculo, no estoy saciada.
 
 
Ahora voy entrando, no temas, urge reiniciar aquellas sesiones.
 
 
En mis oraciones cotidianas invoco orgías, nuevas aventuras.
 
 
Al río rodaron ocho gemas azules. ¿No te excita meterte, encontrarlas? ¿No te emociona?
 
 
Su orgullo comunista irrita. ¡Analiza las irregularidades socioeconómicas tan arrogantemente!
 
 
Al maestro, ámalo. Es su trabajo reformar al rojillo libertino, odioso socialista.
 
 
Algunos leones están gruñendo rabiosos. ¿Imaginas amaestrarlos?
 
 
El xilofonista cantaba, inspirado. Todos alrededor destilaban alegría.
 
 
Siempre estaré gustoso untándote raros aceites mientras estás nuda, totalmente excitada.
 
 
Si osas besarme, recuerda esto: soy alienígena. La infidelidad extraterrestre no te emocionará, seguramente.
 
 
Ahora compraré algunos leones o rentaré algunos más, intentaré enseñarles nuevos trucos, obviamente sobresalientes.
 
 
Octubre inició garantizando acaloramientos.
 
 
Es notable. Tan increíblemente estos ruidos repercuten. Oiga.
 
domingo, noviembre 05, 2006
 
Su entrañable gallina, un rubicundo animal, murió. Esta noche tenemos entierro.
 
 
Ojalá recordaras estos abrazos... los olvidarás, seguramente.
 
 
Once corazones ungidos laten tintineantes, agárralos, lávalos, oréalos.
 
 
Si operas su irritado esófago, guárdalo, ocúltalo.
 
 
Su alegre risa te estremece, no encuentras sosiego.
 
 
Seis ogros monstruosos entraron tirando insultos. Ellos no dejaron ollas limpias, ensuciaron sartenes.
 
 
Sí, eres xenófobo. Ultrajas a los extranjeros sometiéndoles.
 
 
Siento algo raro ante ósculos sexuales.
 
 
Oigo rock al desayunar. Oigo rumba en saraos.
 
 
Su aterradora leyenda inspira versos a nuestros diestros oradores.
 
 
Ahora ningún imbécil me aventajará salivando
 
 
Rosas espectaculares, claveles, azucenas, plantas aromáticas compraremos inmediatamente. ¿Te animas?
 
 
Algunos bueyes rondaban abatidos. ¿Zamarrearlos? Ay, recapacita.
 
 
En nuevos ojos juegan azucenas, dejándose abrazar.
 
 
Robó esmeraldas sensacionales, pero era tierna. Espero no muera enojada.
 
 
Soy un monstruo abominable. ¡Respétenme!
 
 
Anota: lechuga, espinacas, jamón, enchiladas, mortadela, ostras. ¡No olvides sumar!
 
 
Aquí huele oxidado. Rápido, alejémonos.
 
 
Oye, las aves vuelan, incluso ahora.
 
 
Esta semana cantarás alegremente, pequeña Olavia.
 
 
Oí disparates irrepetibles. A Roma me escapo.
 
 
El sábado te arrepentirás de odiarme.
 
 
San Emeterio, dime una cosa, indícame rápidamente mi estado.
 
 
Su aspiración tiene inconvenientes. Sea fiel a cuantas condiciones imponga, o no espere seducirme.
 
 
Soy inmoral. Mi pecado, las extremas satisfacciones.
 
 
Antes, los alumnos leían aventuras simples.
 
 
Supuestos arquitectos bebieron anís. Nadie desentonó, incluso jalearon alalás.
 
 
Las iglesias rococó ibéricas conquistaron al sabandija.
 
 
Seamos organizados, concibamos impecables alegorías líricas.
 
 
No aguanto cómo, intencionadamente, obvias nuestra amistad. Las "casi" amistades tienen organización: las iniciamos como obra social.
 
sábado, noviembre 04, 2006
 
¿Es mejor orar con iconoclastas o nacionalcatólicos?
 
 
Nos amamos tanto. Un romance abierto logramos. Mientras estemos nosotros, tendremos emoción.
 
 
Si amas la tierra, abónala naturalmente.
 
 
Alrededor de mil inmigrantes nuevos irrumpen saltando trincheras. Riesgos alarmantes corren. Inútilmente o no, ellos saltan.
 
 
El nuevo estatuto requería gran urgencia, mediaban elecciones, nuevas administraciones.
 
 
Soy absolutamente kantiana, energúmena.
 
 
El cuerpo le estallaba, sus intestinos ardían, si tomaba incauta café o sake.
 
 
Su esposa miente. Ayer no abandonó Levante. Mire, estaba nuevamente tocando eclesiásticos.
 
 
Suelo usar el coche oscuro semanalmente.
 
 
En noviembre tendré enemigos rusos o suecos.
 
 
Sus últimos sueños tenían ilusiones temerarias. Una, irse remando meses enteros.
 
 
No espero grandes avances. Tengo indigestión, ven a sustituirme.
 
 
Ámame un día, ingrata, con indiferencia o negativas.
 
 
Sí, esos ñoños oyéronme reír insistentemente; tienen audición.
 
 
Oíste raros gritos interrumpiendo aquella siesta. ¿Te imaginaste cosas aterradoras, señorita?
 
 
Seres incorpóreos levantaban enfermos niños con intenciones oscuras, seguramente orgiásticas. 
 
 
Nueve amarillentas zanahorias ingeriste silencioso.
 
 
Es xenófobo promover linchamientos. ¡Intenta construir armonía con innobles oscurantistas nazis!
 
 
Aceptaste guardar un arma robada, delinquiendo impunemente. Eso no tiene explicación.
 
 
Algunos beodos sólo temen ingerir naturales esencias. Normalmente cautivos, ingerirán aguardiente.
 
 
Se ilusiona. La esposa no considera importante observar sagrada abstinencia.
 
 
Siento ansias locas, últimamente, de abandonarte bajo la ensenada silenciosa.
 
 
Señor, orgasmos fantásticos, obnubilantes, conocí amando ninfas. Tenían entrepiernas saludables.
 
 
Señor, ahora no tengo orgasmos sofocantes.
 
 
Señoras estúpidas repetían plegarias inútiles. En nuestras tierras exaltan santos.
 
viernes, noviembre 03, 2006
 
Soy obsesiva, ñato. Adoro domesticar ofidios, reducir enormes serpientes.
 
 
Otra mañana inútil: no observé sus ojazos soñadores.
 
 
Ovejas bolivianas viajaban impecables a rastros lejanos, ominosos.
 
 
Oye, bailas increíblemente. ¿Será posible obviarlo?
 
 
Soy odioso, nefasto; riño incesantemente. Es necesario decírselo, obispo.
 
 
¿Sonrientes osos? ¡Nunca ríen! Imaginas, esos nunca te están sonriendo.
 
 
Orugas jalaban osos sonrientes.
 
 
Olvidaré sus elocuentes ojos.
 
 
Sus uñas septuagenarias tenían ese negro tono óseo.
 
 
Aquí las buenas intenciones no ofrecen sustento.
 
 
Ayer mojé indefensos gatitos albinos.
 
 
Esa serenidad cándida ayuda, pero ahora tienes otros recuerdos, inspirada amiga.
 
 
Es sumamente pretencioso, arrogante, negativo, terco, obstinado. Sus ataques me estremecen, no tengo escapatoria.
 
 
Ensució sus pantalones al negarse tocar. O sea, al mearse en nuestra terraza escapó. ------- La oración tiene errores.
 
 
Ansío follar o retozar, tengo unas nuevas amigas debidamente adiestradas, me esperarán nalgueándose terriblemente, espantosamente.
 
 
Nuestras uretras están vacías, afortunadamente.
 
 
Esa xerografía contiene una rara sombra. Intenta otra nueva.
 
 
Soñar en nuestros tiempos idílicos deja ascos. Mejor empecemos nuestra terrible excursión.
 
 
¡Oh, fanfarrón endemoniado! No dejes estos retratos, los ofenderías sentidamente.
 
 
Suecos indigentes gemían indefensos. Los olvidaremos sin ofenderlos.
 
 
El sabio preceptor estaba siempre atento, sigiloso.
 
 
Si observo parsimoniosos obos, retrataré todas aquellas ramas espesas.
 
 
Si acaso te intimidé, repréndeme inmediatamente. Crueles oprobios soportaré.
 
 
Estoy sumamente contrariado, ofuscado. Nunca decidimos, imbécil, decirnos oprobios satíricos.
 
 
Seres infernales lentamente entran, nuestra casa indefensa oscurecerán. Sus almas maquiavélicas ejemplifican nuestros temores escondidos.
 
 
Satisfáceme ahora, timorata indigna. ¡Satisfáceme, felona! Ese culo he ansiado silenciosamente.
 
 
Nuestros óvulos viejos engendrarán deidades a destajo. Estaremos satisfechas.
 
 
Oí buenos sonidos estando solo, increíblemente oí novedades.
 
jueves, noviembre 02, 2006
 
Ningún aviador turco ubicó Roma. Ah, lamentable. Manejan ebrios, no tienen educación. ------- La oración anterior tiene errores.
 
miércoles, noviembre 01, 2006
 
Orondas barraganas serán electas senadoras. Invirtiendo oro, naturalmente. ------- La oración tiene errores.
 
 
Esa señora publica extasiada: con tontos acrónimos calma una leve obsesión.
 
 
Seres alienígenas cantaron rumbas imaginativas. Los extraterrestres gorjeaban artísticamente mientras exterminaban naciones. Terrible espectáculo.
 
 
El señor conde ama lamentarse. Fabrica artimañas necias. ¡Deberías oírlo! Lo ahorcaría sacrílegamente.
 
 
En serio caíste a la farsa al negar deportaciones opacas. Los ayudaste, sinvergüenza. ------- La oración tiene errores.
 
 
Siempre estaré notablemente tenso en Noruega, cocinando insípidas acelgas noruegas de onerosos terrenos, escalfándolas.
 
 
¡Oye, sátrapa! Tus represiones acabarán sentenciándote.
 
 
Ningún emigrante camerunés ingiere ostras.
 
 
¡Oye, bestia! Los amores con indiferencia omítelos, necio.
 
 
Así vale inmensamente su oblación.
 
 
Requiero el comprobante ordenado mediante pagaré. Es nuestra sociedad, aviso.
 
La última palabra del último post sirve de acrónimo para la frase del siguiente.
Debido a los cambios que está implementando Blogger, debes teclear /ncr al final de la dirección del dominio que tu navegador te muestre. Es decir, si en la barra de dirección de tu navegador muestra "http://acronimos.blogspot.com.ar", deberás teclear "http://acronimos.blogspot.com.ar/ncr".

Puntaje a partir del 1° de enero de 2008

Cabeto Administrador +1181
LaTurca +1054
Marthita +874
Ala +782
Emmanuel +618
Adriana +266
Gloria +168
Algo para recordar +136
Eli +122
Susy +089
Rubén +083
Diego +079
Sigilosa +053
Cecilia +029
TT +027
Francisco +012
Javier +011
Alabama Worley +010
Vylia +010
Dante Co-administrador +003
Juan +003
La Co +001
Nashira +001
Yue +001
Valeriana -002

PUNTAJE HISTÓRICO

Cabeto Administrador +2356
Emmanuel +1893
LaTurca +1736
Ala +1268
Marthita +1107
Adriana +335
Olavia Kite Fundadora y administradora +300
Diego +124
Dante Co-administrador +073
Vylia +072
La Co +039



Último recuento hecho el dos de abril de 2012 con el acrónimo de LaTurca terminado en 'acrónimo'.


- CAJA DE RESONANCIA -



¿QUÉ ES?

acrónimo.
(Del gr. ̚κρος, extremo, y -ónimo).
1. m. Tipo de sigla que se pronuncia como una palabra; p. ej., o(bjeto) v(olante) n(o) i(dentificado).
2. m. Vocablo formado por la unión de elementos de dos o más palabras, constituido por el principio de la primera y el final de la última, p. ej., ofi(cina infor)mática, o, frecuentemente, por otras combinaciones, p. ej., so(und) n(avigation) a(nd) r(anging), Ban(co) es(pañol) (de) (cr?di)to.
Real Academia Española © Todos los derechos reservados


Acrónimos empezó como un divertido juego de palabras en inglés que pronto fue adaptado al portugués, y ahora, al español. El objetivo es construir una frase a partir de las letras de la última palabra del post inmediatamente anterior. El carácter de la frase (serio, tonto, indecente) no importa. ¡Lo esencial es que la frase forme el acrónimo correctamente y tenga sentido! Cada frase correcta le otorga 1 punto al jugador.


JUEGA

¡Todos están invitados a jugar! Dejen un mensaje en la Caja de resonancia con su nombre, E-mail, la dirección de su página (en caso de tenerla) y su país de origen. El único requisito indispensable es tener una cuenta en Blogger. ¿Qué esperan? ¡Únanse y diviértanse!

Blogstop es el juego original. Acrônimo es el juego en portugués.


REGLAS
  1. Se otorgará un punto a una oración si ésta tiene sentido, buena ortografía y gramática, y si tiene como acrónimo la última palabra de la frase anterior.
  2. Se quitarán dos puntos a una oración que contenga faltas de ortografía o sintaxis.
  3. Se quitará un punto a una frase que parta de otra que contenga faltas gramaticales u ortográficas.
  4. Se quitará un punto a la frase que no tenga como acrónimo la última palabra de la frase anterior.
  5. Las oraciones deben ser completas, con sujeto y predicado. Los fragmentos serán tomados como faltas gramaticales.
  6. No se permite usar nombres propios, exceptuando el caso de nombres de jugadores de este blog, escritos tal como aparecen en la tabla de puntaje sí son permitidos.
  7. La última palabra de su frase no puede exceder los 20 caracteres, y debe ser puesta en negrita.
  8. Nuestra referencia máxima es, El Diccionario. La excepción a esta regla son los nombres propios aceptados (ver regla #6). Es decir, una palabra es válida ÚNICAMENTE si aparece en la lista de jugadores de Acrónimos o si aparece en el diccionario de la RAE, tanto en búsqueda directa o dentro de una definición.
  9. Un mismo participante no debe escribir dos frases seguidas; se parte siempre de la frase de alguien más.
  10. ¡Revisen bien sus frases antes de publicarlas! No quieren perder puntos, ¿o sí?
  11. Los posts no deben contener nada que no sean las frases del juego. La Caja de resonancia está abierta para cualquier otro tipo de conversación y avisos del administrador.
  12. Dado el caso de que dos o más personas escriban frases a partir de la misma palabra, sólo la primera en aparecer publicada será válida. Si varios minutos después aparece la otra oración, aunque ésta muestre una hora anterior, será inválidada, siempre que el hecho suceda cuando pueda ser válidado.
  13. Cuando un post no sea aceptado (si no cumple con alguno de los requisitos), el siguiente debe partir de la última frase correcta que se haya escrito.
  14. Para asegurar su permanencia en Acrónimos, los jugadores deberán hacer como mínimo un post cada tres meses. En caso de ser retirados del juego, pueden solicitar su reingreso con un comentario en la Caja de resonancia.
  15. NINGÚN jugador podrá borrar o modificar su oración publicada una vez que otro jugador haya publicado una nueva oración a partir de ésta.
  16. Cualquier discusión en torno al desarrollo del juego será moderada por el Administrador y resuelta por éste.

ARCHIVOS
agosto 2003 / septiembre 2003 / octubre 2003 / noviembre 2003 / diciembre 2003 / enero 2004 / febrero 2004 / marzo 2004 / abril 2004 / mayo 2004 / junio 2004 / julio 2004 / agosto 2004 / septiembre 2004 / octubre 2004 / noviembre 2004 / diciembre 2004 / enero 2005 / febrero 2005 / marzo 2005 / abril 2005 / mayo 2005 / junio 2005 / julio 2005 / agosto 2005 / septiembre 2005 / octubre 2005 / noviembre 2005 / diciembre 2005 / enero 2006 / febrero 2006 / marzo 2006 / abril 2006 / mayo 2006 / junio 2006 / julio 2006 / agosto 2006 / septiembre 2006 / octubre 2006 / noviembre 2006 / diciembre 2006 / enero 2007 / febrero 2007 / marzo 2007 / abril 2007 / mayo 2007 / junio 2007 / julio 2007 / agosto 2007 / septiembre 2007 / octubre 2007 / noviembre 2007 / diciembre 2007 / enero 2008 / febrero 2008 / marzo 2008 / abril 2008 / mayo 2008 / junio 2008 / julio 2008 / agosto 2008 / septiembre 2008 / octubre 2008 / noviembre 2008 / diciembre 2008 / enero 2009 / febrero 2009 / marzo 2009 / abril 2009 / mayo 2009 / junio 2009 / julio 2009 / agosto 2009 / septiembre 2009 / octubre 2009 / diciembre 2009 / enero 2010 / febrero 2010 / marzo 2010 / abril 2010 / mayo 2010 / junio 2010 / julio 2010 / agosto 2010 / septiembre 2010 / octubre 2010 / noviembre 2010 / diciembre 2010 / enero 2011 / febrero 2011 / marzo 2011 / abril 2011 / mayo 2011 / junio 2011 / julio 2011 / agosto 2011 / septiembre 2011 / octubre 2011 / noviembre 2011 / diciembre 2011 / enero 2012 / febrero 2012 / marzo 2012 / abril 2012 / mayo 2012 / junio 2012 / julio 2012 / agosto 2012 / septiembre 2012 / octubre 2012 / noviembre 2012 / diciembre 2012 / febrero 2013 / marzo 2013 / mayo 2013 / junio 2013 / julio 2013 / mayo 2015 / octubre 2015 /


Powered by Blogger