ACRÓNIMOS


viernes, agosto 31, 2007
 
Ocho banderas lituanas izaron tercamente entre rumores amenazantes rubios militares esperanzados.
 
 
Otro día intentaremos olernos.
 
 
Aún me odio.
 
 
Aún me amo.
 
 
Ala la ama.
 
 
Otro armenio xilofonista acabó con Ala.
 
 
Siete indígenas guiaban una inspección en nuestra dulce Oaxaca.
 
 
Apúrate... Tu rastro andan siguiendo.
 
 
Al tener rencores, alejas viejas excelentes. Si amas, déjalos atrás.
 
 
Siempre introduces la llave atravesada.
 
 
Su amante consiguió otra silla.
 
 
El notario francés recuperó el noble trofeo al levantar ocho sacos.
 
 
Serás, Emmanuel, suficientemente guapo al no dejarlos oprimirte. Sólo enfréntalos.
 
 
El niño tenía una serpiente inofensiva. Asustada, se movía abruptamente, doblándose o sesgándose.
 
 
Oficiales rusos decidieron entrenarnos: nadamos, adquirimos destrezas, aprendimos maniobras, evasión nocturna... Trabajamos entusiasmados.
 
 
Sus ofensas verdaderamente insultan, Emmanuel. Tonto indecente, compórtese ordenadamente.
 
 
Seis oficiales fueron invitados, sin tener identificaciones certificadas, al desfile aeronáutico soviético.
 
 
Oportunamente, pude observar raras termitas usando nuevos, interesantes diques. Así desazolvaban excavaciones sofisticadas.
 
 
Sigue insistiendo. La vida incluye oportunidades.
 
 
Sus intenciones escabrosas nos extrañan, Silvio.
 
 
Si insistes en negarlo estarás sentenciado.
 
 
¡Opresores rumanos: algún día os rajaremos esas sienes!
 
 
Sí estoy cansada. Resultó espantoso tener agobiantes reuniones, infinitos oradores...
 
 
Al señor que usted encomia, recientemente, otros socios ofendieron, secretario.
 
 
Rudos onanistas nos dejaron asquerosos.
 
 
Yo osé ganar una ronda.
 
 
A nadie daré yogur.
 
 
Algo horrible ocurrió. ¿Recuerdas, Andy?
 
 
Sorpresas oculta, reina presumida. Recuerde esos secretos ahora.
 
 
¿Lloráis? Estúpidos griegos... ¿así rememoráis a Sócrates? ---------- La oración no tiene como acrónimo la última palabra de la frase anterior.
 
 
Llevaré largas estolas, guantes azules, ropas amarillas. ¡Sorpresa!
 
 
Sin apuro... llegarás.
 
 
Si además lo adobas, deberás agregarle sal.
 
 
¿Será así? Las algas dan asco, saladas.
 
 
¡Oh, riquísimo! Nos agasajaron dándonos algas saladas.
 
 
Ocho pendones ubicaron en sus torres ornadas.
 
 
¿Someterlo? ¿Olvidan mi estirpe? Trataría exclusivamente lo opuesto.
 
jueves, agosto 30, 2007
 
Si ese ñoño adora la economía, somételo.
 
 
¿No avistaron venados, impalas...? De esos ñus, ¿aparecieron señales?
 
 
Señales extraterrestres nos sorprendieron: avisaban, con insistencia, ofertas navideñas.
 
 
Siempre estás rica, revoleando un culo hermoso. ¿Arderá nuestro deseo? Obséquiame la adorable sensación.
 
 
Oigo ruidos infernales. Esos niños traen algunas latas, están serruchándolas.
 
 
Eres mi perra... Una jalada así nos dejaría oliendo lotos orientales.
 
 
So idiota, nunca cabrá ese ratón. Ayúdame metiéndolo entre nalgas tensas, empujándolo.
 
 
Oculto diamante, ignota aguamarina... ¿me odias sinceramente?
 
 
Nos odiamos.
 
 
¿Obreros yemenitas envasan ron? ¡Oh, no!
 
 
Estaré solo cuando aquellas ninfas decidan ignorarme. Niégome a volver, ¿oyeron?
 
 
Ayer le ofrecí casamiento, además de asociarnos mediante el nuevo tratado escandinavo.
 
 
¡Oh, ramera demoniaca! Eso no. Aquí no zapatearé alocadamente.
 
 
Sí, olvidaron las veneraciones en nuestro tercer aniversario. Recuérdame lacerarlos, ordenanza.
 
 
Rompí aquella jarra el martes. Olvidé solventarlo.
 
 
Si alguien los viera abrazados diría obnubilado: ¡Rajemos!
 
 
La eternidad va íntimamente trenzada al Salvador.
 
 
Era mucho mejor, aunque no usara elegantes levitas.
 
 
Olvidar lo vivido indica displicencia, amigo. Retráctate tácitamente, Emmanuel.
 
 
Ocho días intenté olvidarte.
 
 
Suelen obrar bien, aunque no dejen ordenada la oficina. ---------- La oración no tiene como acrónimo la última palabra de la frase anterior.
 
 
Sóbame, oh, bendito amigo. No denotes otro lamentable odio.
 
 
El sordo pianista anda ñuco, ojalá lo animemos sobándolo.
 
 
Ese xilofonista trabaja raudamente. Aquel ñato andaluz no domina otras tonadas españolas.
 
 
Siempre intento escoger mejores presentes recordándote, extrañándote.
 
 
Eres siempre tan amable, machote. Buenos regalos escoges, siempre.
 
 
Elegantemente le escogí gardenias; algunas no tenían estambres.
 
 
¿Elegante?.La elegancia, general, antes notaba tendencias europeas. --------- La oración contiene errores de ortografí­a.
 
 
Siempre Emmanuel nos sorprende... increíble, buen léxico, elegante.
 
 
Soy un yak altamente sensible.
 
 
Emmanuel, muy ofuscado, comentaba inquieto ocho notas abominables. Nos tentamos, eran suyas.
 
 
Sus únicos recuerdos reales están adormecidos. Le informo señor, tiene amnesia.
 
 

Sólo un fanático irlandés conocería inmediatamente esos nuevos teléfonos eléctricos. --------- La oración anterior contiene errores

 
 
El mejor opositor, como imaginarás, ocasionalmente nos agraviaría.... No tiene entidad suficiente. --------- La oración contiene errores de ortografí­a.
 
 
Estoy sintiendo cosas absurdas, pero emocionantes.
 
 
Opositores bien entrenados decían estar cerca; entonces me escapé.
 
 
Obedéceme, chico. ¡Obedéceme!
 
 
Observo, con horror, ocho.
 
 
Observo boludos saludando... El reportero ve, a nuestra derecha, ocho.
 
 
Ocho romanos inquietos están nadando; tres adolescentes diosas, observando.
 
miércoles, agosto 29, 2007
 
Oigan, realmente intenté explicarles… Nos tachará acrónimos desde “orientado”.
 
 
Ordenaron requisar dos establecimientos no autorizados. Nadie zumbó al salir. --------- La oración anterior contiene errores
 
 
Oye, recuerda inculcarle el Nuevo testamento, así declamará ordenanzas. --------- La oración contiene errores de ortografí­a.
 
 
El nuestro fue el remero mejor orientado.
 
 
Otra loca vidente intentó darme ánimo. Realmente, me enfermó.
 
 
Sólo un elefante lograría olvidarme.
 
 
Saca al loro, aquí manchará el suelo.
 
 
Sí... usted ya ofreció salames.
 
 
Al tú evitarla, se ofendió; recuerda aludirla, refiere los ojos suyos.
 
 
Siete amigas tímidas recortaban algunos periódicos, intentaban atesorarlos.
 
 
Son árabes... Nunca tendrán intención de adueñarse de esta satrapía.
 
 
Sus actos cochinos arman conflictos ominosos. Recordemos castigarlo, haciéndolo ovacionar santidades.
 
 
Orate... insistentemente me obsequias sacacorchos.
 
 
En nuestra familia recordamos esos novedosos temas andinos. Recién los oímos.
 
 
Si un buen instructor tuviese alta mi estima, no tentaría enfrentarlo.
 
 
Es sumamente tardado instruirte, luego olvidas súbitamente.
 
 
Nunca usaste buenos lienzos... Anda, recrea mejores estilos.
 
 
Siempre tienes algo lúgubre intentando nublarme.
 
 
El sindicalista pidió, enardecido, comparecer inmediatamente ante Stalin.
 
 
Esto sí como: arenque, queso untable, especias...
 
 
¿Acaso tomaste una reina del escaque?
 
 
Su increíble llanto aturde.
 
 
Deje ese saco en otra silla.
 
 

Aquí conocí tus intimidades, tus únicos deseos.

 
 
Al mirarla, no entendí su indiferente actitud.
 
 

¿Idiota dices, infeliz? Obviamente tienes amnesia.

 
 
¿Sos idiota?
 
 
Sí, estoy gozando unas nalgas deliciosas. ¡Oh, !
 
 
Sí, un segundo premio implicaría regresar, obviamente, segundos.
 
 
Sus ojos, recién delineados, intentan desprender algunos suspiros.
 
 
Estábamos lúbricos... El falo, agigantado, no temía estrecheces sórdidas.
 
 
¡Ánimo! Llegó el general retirado; estuvo meses en Nigeria tratando elefantes.
 
 
Sus estrechas nalgas ansío devorar o relamer alegremente.
 
 
Ofrezco bordar ese sensacional ojete, senadora.
 
 
Ahora mismo intentaré golpear obesos.
 
 
¿Son acaso los únicos derechos, amigo?
 
 
Otro gladiador, reverente, os saluda.
 
 
El xocoyote parece un engendro. ¿Seremos todos ogros?
 
 
Es natural deber estos únicos dineros. Arriesgando, resultaría muy expuesto.
 
 
¡Sí, estoy ganando! Úrgeme repetir aquella mano. ¿Es natural temer endeudarme?
 
 
Se estima grande... un ratón orgulloso, seguramente.
 
 
Opino, buen vecino, instalar en derredor algunas defensas. Estaremos seguros.
 
 
Sí, entiéndeme, no tengo ahora demasiadas ofertas. --------- La oración anterior contiene errores.
 
 
Ofréceme buen vino, insinúandote. Entonces, dócil amigo, desnudo, espérame sentado. --------- La oración contiene errores de ortografí­a.
 
 
Oh, pequeña, ¿realmente insististe? (Mamá inquiría demasiadas obviedades).
 
 
Si aplastan tu ideario, serás fusilado en cada hombre oprimido.
 
 
Opuse razones al creer, ilusa, otro necesario encuentro. ¿Satisfecho?
 
martes, agosto 28, 2007
 
Soy un fanfarrón, repitiendo insulsas epístolas, nunca dominando oraciones.
 
 
Si aparecieras lívida, muerta, occisa, no estaría sufriendo.
 
 
Oh, rlrm, ojalá nos dejes algunos salmones.
 
 
Es sumamente curioso reír, utilizar pretextos, usarlos locamente, obtener sonrisas orondas.
 
 
Al comer, oculto nueces tras el cachete, escrupuloso.
 
 
Eso no tiene explicación, raramente acontece.
 
 
Otra idiota se tapó entera.
 
 
¿Ya oíste?
 
 
¿Seré otro, yo?
 
 
¡Oh, jodido estoy! Tan enfermo, reprimido, así soy.
 
 
Otro comemierda usurpador llegará. Tentará arrebatarle, rastreramente, las ojeteras.
 
 
Él sí tiene un pito infausto, desearía ocultarlo.
 
 
Sos increíble, Emmanuel; me prometiste recibirme, ¡estúpido!
 
 
Decidí entregarme. Debo obedecer siempre.
 
 
Rojos, esos culos temerosos intentaban tragar unos dedos.
 
 
Al mangoneo opongo rectitud.
 
 
En nuestro tálamo estamos retozando. Evitemos zaherirnos, amor.
 
 
Epa, nene... si eres ñoño, adquiere más entereza.
 
 
Sí, aquí lámeme... a mamar enséñame.
 
 
¿Insultos? No... son, únicamente, los tratos obtenidos, salame.
 
 
Siempre agradezco los insultos.
 
 
Se acabó, puto ostentoso... ¡Salí!
 
 
Seis ogros rechonchos deambulan impacientes degustando algunos sapos.
 
 
El lord inglés, xenófobo irrecuperable, reguló extranjerías sórdidas.
 
 
Sus olores lo asqueaban; medio estúpido, nos trajo elíxires.
 
 
Olvida los olores raros, ¿oíste? Son asquerosos solamente.
 
 
Su única petición: oler nuevas granadas olorosas.
 
 
¿No osarás mangonearme alevosamente, supongo?
 
 
Son otros nomás.
 
 
Son otros, son olorosos, son...
 
 
Olvida los olores raros, ¿oíste? Son olores sosos.
 
 
Al bombardear Omán, me bebí algunos daiquiris olorosos.
 
 
Sí, eres ñoño... ¿Osarías renegarlo, abombado?
 
 
Si otro donjuán osa molestarla, inmediatamente asesínelo, señora.
 
 
El legislador es vil. Ayer decretó obligatorias sodomías.
 
 
Nunca un enano viajó a México en nuestros trenes elevados.
 
 
El rector examinó cada culo, investigando orgías nuevamente.
 
 
¿Se excusó directamente? ¿Acaso no tenía erección?
 
 
El xifoides continúa en lamentable estado. ¿No tienes ese sedante?
 
 
El xenón común enciende lámparás. Es natural tenerlo en salones. --------- La oración contiene errores de ortografí­a.
 
 
Sus exquisitos ñoquis alabo, los adoro realmente. ¡Excelentes!
 
 
Aquí relataré tus injusticias, sátiro. Todo intento casi agresivo, señalaré.
 
 
Espero sus propuestas, extranjeros. Realmente ansío nuevas zarzuelas artísticas.
 
 
Sus intrigas lelas, enfermizas, no condicionan. Intenta olvidarlo, será algo mejor entretenerte nuevamente. Ten esperanza.
 
 
El nubio negro explicó, gozoso, rituales extraños. Con incredulidad, Dante anotaba silenciosamente.
 
 
Sí, aquí buscamos insectos. Algunas moscas están nauseabundas, totalmente ennegrecidas.
 
 
Sus aforismos nos demuestran, Wilde, inteligencia certera. Ha escrito sabiamente.
 
 
Sería, entonces, ridículo pedírselo insistentemente. Él no traería esos sándwiches.
 
 
Sólo el ñandú osa rascarse entre serpientes.
 
 
El senador peruano estudia cada idea minuciosamente; es nuestro experto, señores.
 
 
Obtuve buenos estudios de esos cansinos especímenes.
 
 
Oye, fea, usa sus cosméticos. Obedece.
 
 
Andy no supo inscribirse. Olavia se ofuscó.
 
 
Soy otro loco ansioso.
 
 
Siempre acudes los últimos días... Ahora búscame, Lou, estoy sola.
 
 
¡Oh, fabuloso, está nevando! Deslicémonos entre renos locos, otrora saludables.
 
 
Ah, los zapearé, amigos. Déjenme ofenderlos.
 
 
Ella se te recostará encima, magreándote excitada, Cabeto. ¿Estás, realmente, alzado?
 
 
Esta verga ilustra tu antojo. Siéntela, te estremecerá.
 
 
e., normalmente andas muy ocupado… ¿Recuerdas ayer? ¡Me evitaste!
 
 
¡Enamórame!
 
 
Olvidaste besarme. Seguramente estarías, querida, urdiendo infidelidades. e.
 
 
Ocho yoyos obsequié.
 
 
Ordene retirarnos, general... Acá sonaremos. ¿Me oyó?
 
lunes, agosto 27, 2007
 
Dante escribía sonetos apasionados. Buscaba rimas insólitas: durazno, orgasmo...
 
 
El necio tamalero intentó darme atole desabrido.
 
 
Entre sus términos, uno, particularmente, invocaba demandar a mi edecán, no teniendo entidad.
 
 
Ocho ratones intentaron nadar, estúpidamente.
 
 
Sus ojos celestes, increíbles, acaso lascivos, incitaban sobremanera. Me oriné.
 
 
Será otro curso, intrincado, abrupto, la inefable senda tendida al socialismo.
 
 
Ondeamos banderas soviéticas con extraña necedad; intentábamos darte ánimos, deseándote éxitos socialistas.
 
 
Si otro lapón interfiere, diré obscenidades.
 
 
Aquí cayó aquel raro ovni sólido.
 
 
Si el ñu orina repetidamente, infiero tenga ácaros.
 
 
Es sumamente pendejo él, como todos aquellos caribeños. ¡Unos locos anacrónicos! Realmente exasperan, señorita.
 
 
Estos nuevos tenis impresionan. Están níveos, deslumbrantemente espectaculares.
 
 
Escaparme sería como argumentar paparruchadas. ¿Alguien te entiende?
 
 
Si está llorando, escápate.
 
 
Olvidé foliar esos números, sólo algunos sellé.
 
 
Siempre olvido los oprobios. --------- La oración anterior contiene errores.
 
 
Oye, fanático: ¿Estás ningunéandonos, Silvio? Acabarás solo. --------- La oración contiene errores de ortografí­a.
 
 
Si un fulano represor intenta encarcelarte, nunca digas ofensas.
 
 
Ocho burros vienen, inconscientemente, escupiendo doradas almendras. Déjalos, están sufriendo.
 
viernes, agosto 24, 2007
 
Siempre Andy liga, tiene ojete. --------- La oración anterior contiene errores.
 
 
Otras bailarinas viejas insitían en dar, algún día, ese salto. --------- La oración contiene errores de ortografía.
 
 
Ocho brujos sucios estaban rumiando verdades, aunque nos decían obviedades...
 
 
Sin investigar la evidencia, no captarás indicios ocultos. Sigue observando...
 
 
Silencioso, intenté levitar en nuestra cama, invocando oscuras santidades orishas. --------- La oración contiene errores.
 
 
Silvio intentaba leer esas notas; también e., silencioso.
 
 
Así penarán, eternamente, nuestras almas silentes.
 
 
Ayer pensaba...¿Era necesario aquel sinsabor?
 
jueves, agosto 23, 2007
 
Olavia leyó algunas viñetas, interesada apenas.
 
 
Lee, Ala, dice "Olavia".
 
 
Es su tierra. Recibe un consejo: ten un revólver al lado.
 
 
Sus ojos rojos, penetrantes, rápidamente estudian nuestro diseño estructural.
 
 
Es sobrecogedor, profesora... ¡Astronomía conceptual innovada! Al leerlo, e. sorprende.
 
 
Rojas estrellas alumbran los montes en nuestras tierras espaciales.
 
 
Asistiré, sí. Incluso sin ti iría, realmente.
 
 
Ojalá puedas asistir.
 
 
No esperes coitos, insistente opa.
 
 
¡Sos un cretino, un marrano, burro, inútil! ¿Entendiste? Realmente odiado, necio.
 
 
Sin apocamiento, los ulanos descollaron al batirse... Los eslovacos sucumbieron.
 
 
El xilofonista tiene ratas africanas vivas; intenta amaestrarlas dándoles alimentos saludables.
 
 
Ayer recordé días intensos, experimenté nuevamente tentaciones extraviadas.
 
 
A los tontos, úntales romero ardiente.
 
 
Los enanos, ¿ven interesante tanta altura?
 
 
Ojetes rijosos intentaron ganar, insultando neciamente al levita.
 
 
Obviamente, Silvio compró un regalo original.
 
 
Orgullosa, la vieja insiste desde algún lugar oscuro.
 
 
Si amaneciera lloviendo incesantemente, ¿volverías andando? No, Dante, olvídalo.
 
miércoles, agosto 22, 2007
 
Sus exquisitos ñames olemos; rápidamente acudiremos salivando.
 
 
Seguramente, el ñato odioso, relatará aquel suceso.
 
 
Otra fecunda, ubérrima sentencia consiguió al recomendar no ofuscar señoras. --------- La oración tiene falta de ortografía.
 
 
¿Intentas negarlo? Tienes ese nefasto talento, Ala, logras ofuscarnos.
 
 
Adórame, Silvio, inténtalo.
 
 
Era sencillo, pero Andy no toleraría otra sesión así.
 
 
¿Será así? La única duda admisible, boluda, luce espantosa.
 
 
¡Salud, amigos! Leí un tonto artículo: “Conseguir increíbles orgasmos no es saludable”.
 
 
Se infiere muy prudente la estratagema...
Salutaciones.
 
 
Omitió proponernos otra solución. Incluso, Cacaruli, inútilmente ocultaba nociones elementales, simples.
 
 
Ante tantos obispos, resolvió, mencionando el nuevo trato a nuestra diócesis, observar las oposiciones.
 
 
Al peor obispo sentenciaremos terriblemente, acusándolo sin inhibiciones, atormentándolo.
 
martes, agosto 21, 2007
 
Estábamos siguiendo, celosamente, al polaco. Algunos teníamos oscuros reconcomios... Intuíamos apostasía.
 
 
Ofrendas caníbales usaremos, remembrando rituales exóticos; nadie tendrá escapatoria.
 
 
Al mar iré, guantanamera ocurrente.
 
 
Ojalá fueras el nuevo secretario, amigo.
 
 
Obraste neciamente. Obraste mal. Al ser tan innoble, cometiste ofensa.
 
 
Sus amigos rebeldes rompieron algunos cristales en nuestro onomástico.
 
 
Oh, bastardo sionista... eres quien usurpa, infamemente, olivares sarracenos.
 
 
Soldados otomanos le dijeron adiós, dándole obsequios.
 
 
Sí, Olavia llegó diciendo atrocidades; demasiado ofuscada.
 
 
Así recuperamos ciudades, hundimos invasores feroces... Así combatimos. Intrépidas leyendas escribimos, soldado.
 
 
Odio decirte obviedades, nunca te ordeno largas oraciones. Generalmente indico cosas archifáciles.
 
 
¿Será, armar quilombo, una especialidad odontológica?
 
 
Son unos cretinos, unos malos bichos… Insistentemente recurren al saqueo.
 
lunes, agosto 20, 2007
 
No exageres, gerund, o caerás irremediablemente ofendido: sucumbirás.
 
 
Expresan xenofobia. Ahora suspendieron, para extranjeros residentes, algunos negocios.
 
 
Eres necio, Foucault. Esas respuestas me asombran, realmente me exasperan.
 
 
Rehúyo a ponerme aquellos zapatos mientras estén nuevos. Temo enfermarme.
 
 
Estudio sus temores; un día intentaré arrasarlos rapazmente.
 
 
Su escasa sabiduría usaba debidamente. Al menos, e. no temía estudiar.
 
 
Oigo las indicaciones. Voy anotándolas sesudamente.
 
 
Sin ofender, bedeles... ¿alguno cagó olivas?
 
 
Si intentas manosearme, puedes lavarme el sobaco.
 
 
Das indicaciones nefastas, e.. Rechazas oraciones simples.
 
 
Era sabido. Cada atardecer pasaba Andy besando amigos. ---------- La oración anterior contiene errores.
 
 
Sus alas le impedían rodar; torpemente escapaba. ---------- La oración no tiene como acrónimo la última palabra de la frase anterior.
 
 
Apronte usted su talego... El rey indicó darme algunos dineros.
 
 
Sus acrónimos, generalmente rebuscados, albergan demasiada austeridad.
 
 
Sacrificaré éste, nuestro cordero. ¡Infringiste la ley, antes, sagrada!
 
 
En sus frases, oraciones realmente cortas, existen muchas otras nociones; obviamente, sencillas.
 
 
Es nuestro campeonato, entonces ganemos un encuentro. ¡Corramos, esforcémonos!
 
 
¿Sueñas, amigo? La ilusión reiterada te enceguece...
 
 
Ahora dime, ingrato, ¿osarás salirte?
 
 
Obró, legalmente victoriosa, incluyendo dádivas. Adiós.
 
 
Oigan, bellacos, sus estratagemas realmente violan el movimiento original. ¿Se les olvida?
 
 
Oh... volvió indicándonos dónde iniciar. ¡Observémoslo!
 
 
Olvídelo por un segundo... Calcule únicamente los ordinales, Silvio. ---------- La oración no tiene como acrónimo la última palabra de la última frase válida.
 
domingo, agosto 19, 2007
 
Antes, ¿la tierra era zoomorfa, Andy? ---------- La oración anterior contiene errores
 
 
Es nuestro turno. El romano entrará zapateando, alteza. ---------- La oración no tiene como acrónimo la última palabra de la última frase válida.
 
 
Odas varias ingenió; dificulto interpretara opúsculos. ------- La oración carece de sentido.
 
 
El xilofonista compuso excelentes loas, sintiéndose Ovidio.
 
 
Sus orgasmos la agotaban mientras él ni transpiraba. ¡Excelso!
 
 
Al mejor impostor giraremos absoluciones solamente.
 
 
Al contar treinta inquiriré vuestra intimidad; sométanse, tiernas amigas.
 
 
Ocho ratones querían utilizar ideas de esa activista.
 
 
Al sacudirse, el sinsonte inseminó nuestra orquídea.
 
 
El nuevo teniente es realmente estúpido, zacatecanos asesinó.
 
 
Observé, de improviso, otro súcubo aparecer; me espanté... no tuve entereza.
 
 
Sí... el gay utiliza insidiosas demostraciones odiosamente.
 
 
Once rosarios invoqué en nuestro tedeum: a Dios oro seguido.
 
sábado, agosto 18, 2007
 
Otro razonamiento inoportuno esbozaba Nat, tratando así, de oponerse sistemáticamente. ---------- La oración tiene faltas de ortografía.
 
 
Dejamos el sucio poblado atrás... Creíamos ir orientados.
 
 
Si obstruyen la escalera dorada, accederemos despacio.
 
viernes, agosto 17, 2007
 
Opinó nuevamente. Al notarla indiferente, sintió tristeza, amargura, soledad...
 
 
Estábamos saliendo cuando abruptamente bajaron rodando ocho saltimbanquis onanistas.
 
 
Sé algo bastante escabroso...
 
 
Oiga, bribón: tengo un secreto oculto, ¿sabe?
 
 
Señora... usted elige lijadores obtusos.
 
 
Siempre, el ñato aquel, lija el suelo.
 
 
Sí... en nosotros tenemos infinitas marcas inconfundibles. En nosotros tenemos ominosas señales.
 
 
¡Energúmenos! ¿No entienden? Mi imaginación goza ocultando sentimientos.
 
 
Encontrarnos, siempre tiene increíbles repercusiones; parecemos enemigos.
 
 
¿Sábados? Incluso nos carcajeamos, enloquecidos, raramente, algunos martes. Es nuestra tarada estirpe.
 
 
Sí, Andy, bastante anormales... decimos odiarnos sinceramente.
 
 
Somos una familia rara. Intentamos reír algunos sábados.
 
 
Oh, inmunda rata anónima, sufrirás.
 
 
Oh... de irlandeses oirás.
 
 
Sólo a los irlandeses odio.
 
 
Sí, escuchamos muchos, innumerables llantos. Andy salió.
 
 
Si usamos tu imaginación lerda, esos zorros almorzarán semillas.
 
 
¿Es Silvio capaz? Ala, prepara el memorándum obviando sutilezas.
 
 
El señor trae un cadáver humano embalsamado. ---------- La oración anterior contiene errores.
 
 
¡El nuevo fagotista está robando mi estuche! ---------- La oración no tiene como acrónimo la última palabra de la frase anterior.
 
 
Esto no funciona, está raro, mejor escapemos.
 
 
Si estás, ruégote vengas inmediatamente. Recientemente me enfermé.
 
 
Olvidaré sus majaderías ofensivas si intenta servirme.
 
 
El sexo te une, por intensidad de ósmosis.
 
 
Oye... trajeron el automóvil. ¡Nos dejaron otro mensaje, estúpido!
 
 
Soñé un extraño ñandú oteándome.
 
 
No olvides, TT, aquel sueño.
 
 
Si algún ciego acude, repartiremos otras notas.
 
 
Os sacudieron, cagueta... Unas rupias os sacaron.
 
 
A Cabeto recordé en cuentos infantiles oscuros.
 
 
Ayer me besaron impresionantes gordas, unas amigas socialistas. ---------- La oración anterior contiene errores.
 
 
La última síntesis, insisto, tiene algunas nociones inquietantes, ambiguas... ---------- La oración no tiene como acrónimo la última palabra de la frase anterior.
 
 
Los últimos sismos inquietaron toda América; nuestro insomnio acreció.
 
 
Oigan, romanos, oculté persas en Lusitania.
 
 
¿Otro dije iraní? Sólo es oropel.
 
 
Ojalá te rapte Odiseo.
 
 
El sismo peruano arrasó. ¿Nosotros tendremos otro?
 
 
El suelo tembló ruidosamente, el piso inestable tronó ominoso. Salimos asustados, manoteando. El nuevo terremoto espantó.
 
 
Si un elefante ronca, temblará estrepitosamente.
 
 

Soy el mejor piloto inglés, tengo estrella. Realmente necesitarás abundante suerte.

 
 
Al mangonear impunemente, generas ojerizas sempiternas.
 
 
Sabremos escuchar cuando una novata diga algo realmente importante, amigos.
 
 
¿Necesitaste otras veces, escribiente, la entrada secundaria?
 
jueves, agosto 16, 2007
 
Filmé en siete tardes esa jodida aventura; bastaron actores noveles.
 
 
Feral, espantoso, salía tembloroso, era Juan Camilo. Andy bajaba anonadada, necia. ---------- La oración no tiene como acrónimo la última palabra de la frase anterior.
 
 
Seis hermanos estaban riendo intensamente, felices festejaban.
 
 
Al matar al zorro olvidé notificarlo al sheriff.
 
 
Avieso... recurres a burdas estratagemas. ---------- La oracion parte de una que contiene errores.
 
 
Ahora recuerdo aquellos besos, e. ---------- La oracion anterior contiene errores.
 
 
Sedúceme, omaní, no resistiré el influjo rotundamente árabe. ---------- La oración no tiene como acrónimo la última palabra de la frase.
 
 
Sus ojos nos recuerdan el impresionante río Amazonas.
 
 
Si una señora usa rodete rubio, otra sonreirá.
 
 
Ocho bisexuales lograron intenso gozo ayer. Cuando intentamos oírlos, nosotros escuchamos susurros.
 
 
¿Olvidaste buscar las ilustraciones? Generalmente, Andy, recordabas las obligaciones.
 
 
Él no felicitó a Dante, alguien debió obligarlo.
 
 
Eso no, amor. ¿Me olvidaste? Rogué, acercándome, recuperarte. ¿Sigues enfadado?
 
 
¿Esto no te recuerda, ingrata, sucios tratos? Es como enamorarse.
 
 
Eso nos arruinó. Jamás esperé nada así, realmente me entristece.
 
 
¿Ahora te retractas, eh? Vete, embustero, temo enajenarme.
 
 
Obremos limpiamente... Alguna vez, impostor, atrévete.
 
 
Si anhelas tener intervenciones satisfactorias, frecuenta ese colegio helénico, Olavia.
 
 
Sus estúpidas razones me ofenden, no estoy satisfecho.
 
 
Esperaré sentado porque estoy renuente a repetir esperas mayores oyendo sermones.
 
 
Sus amigas nos acusaron, regaños esperaremos.
 
 
Es sumamente penoso estar rengueando. Aquestos nuevos zapatos aquí dejaré, así sanaré.
 
 
A las abuelas besamos. Ellas nos mecen esperanzadas.
 
 
Soy otro líder inmaculado, desde aquí reinaré inequívocamente. ¡Alábenme!
 
 
Solamente así, los invasores, darán ayuda solidaria.
 
 
Eso, camarada, lo explico simplemente: iniciaremos atacando seis tanques. Intentaremos contraatacar obstruyendo salidas.
 
 
Siguen insistiendo, sistemáticos, tentar el militarismo. Aún tienen incondicionales: carcamanes, atorrantes, mercenarios, encubiertos nazis, taimados eclesiásticos...
 
 
Otros, felices, emprenden nuevos senderos armonizadores sistemáticamente.
 
 
Algunos balbuceaban. Sus objeciones remedaban terribles ofensas.
 
 
Ayer busqué sexo. Obviamente recibí tamañas objeciones. ---------- La oración tiene faltas de ortografía.
 
miércoles, agosto 15, 2007
 
El xilofonista cantó inspirado, tenía al diputado absorto.
 
 
Orgullosa soy tu esclava, no tengo otra salida a mano. Estoy normalmente tan excitada....
 
 
Ojalá regreses, golosa. Así seguiríamos masturbándonos ostentosamente.
 
 
Sí... inclínate más, briosa odontóloga. Lámeme, impúdica... ¡Siente mi orgasmo!
 
 
El sinvergüenza tomó una pieza increíble. Decía estar comparando el simbolismo.
 
 
Sed astutos... No ganaréis repitiendo estupideces.
 
 
Antes fuimos ogros raros, invasores, sembrando miedo, odio, sangre.
 
 
Oramos. Bendecimos los ídolos celestiales usando aforismos.
 
 
Sin ideales, la vida iría oblicua.
 
 
Si alguien calcula ese resultado, detendrán otro tren intentando sancionar a Silvio.
 
 
Zolster ubica real, rápidamente a deidades o sacerdotisas.
 
 
Si olvidamos los ideales, decididamente estaremos zurrados.
 
 
Aguantemos, general... No osarían sus tropas iniciar combate, oponiéndoles solidez.
 
 
Antes no gritaba, ululando sacaba turbios indicios agnósticos.
 
 
Aun no ganaste un solo torneo importante. ¡Arriésgate! ----- La oración contiene faltas de ortografiía.
 
 
Antes, me invadía, generando angustia.
 
 
Eso sí parece algo no terrenal, amiga.
 
 
Ojo, la valija invisible de Andy, me espanta.
 
 
¡Olvídame!
 
 
¿Ninguna o?
 
 
Nunca antes recibí intereses, ¿gané o no?
 
 
Osaste racionalizar algunas cuestiones imposibles, oportuno narigón.
 
 
"Sodomizar" es, naturalmente, correcta; infiero, luego, la oración...
 
 
Anima, marica, al negro efebo. Corromper esos retoños es sencillo.
 
 
Solíamos otear lindos amaneceres.
 
 
Silvio, e., Nat: ¿Saben acaso cuán intensamente Olavia necesitaba estar sola?
 
 
Si están nuestros sexos unidos, alguno logrará excelentes sensaciones.
 
martes, agosto 14, 2007
 
Estas negras frambuesas australianas dejan aromas dulces, olores sensuales.
 
 
No esperará, funcionario, aplazar nuestra demanda adrede, mientras estamos nosotros tan enfadados…
 
 
Simulando otro dolor olvidarás mi impúdica zampada. Anda, Cacaruli, intenta ordeñarme nefandamente.
 
 
Ese negro tiene impresionantes, estupendas nalgas. ¿Dolerá esa sodomización?
 
 
Solamente alguien nos guardaría rencor... ¿Entiendes?
 
 
“¡Sácamelos!”, ordenó. Los dedos apretados, doloridos, ostentaban sangre.
 
 
Son onerosas las deudas acumuladas desde octubre, sumariante. -------- La oración contiene faltas de ortografía.
 
 
Zapatos apretados ponen al teniente irritable. Salgamos tranquilamente ahora, soldados.
 
 
Son aguerridos gallos aquellos zapatistas.
 
 
Obviamente, bajo tierra en nuestra dimensión, robarás al sagaz.
 
 
Si insistes, la verga inmensa obtendrás.
 
 
Suéname el ilion, Silvio.
 
 
Obtuvimos seis curules. Unidos recibiremos otros seis.
 
 
Al brujo ugandés recordé ritos increíblemente dolorosos, oscuros.
 
 
No estoy nada aburrido.
 
 
Olvida cada acción subrepticia, intenta olvidar, nena.
 
 
Soy un esmerado lavandero de ocasión.
 
 
Si un petardo estallase, requeriré policías uniformados en su tribuna, augustos senadores. ---------- La oracion anterior contiene errores.
 
 
Obtuve su alianza matrimonial en Namibia. Traía amatistas superpuestas. ---------- La oración no tiene como acrónimo la última palabra de la frase.
 
 
Ocho sujetos americanos me entrevistaron, nunca tuve algún sueldo.
 
 
¿Sus armas blanden, intimidantes? ¡Horda ominosa! ¡Nos darán osamentas!
 
 
Si otro bruto reprime esta situación, acabaremos linchándolo inmediatamente. Entonces no te entrometas, sabihondo.
 
 
Él, siempre paciente, esperaba... Cabeto indicaría acrónimos sobresalientes.
 
 
Ojalá pudieras olerla; no escuece ni tiene especias.
 
 
Apesta, seguramente, quien usa estar apestando, distinguido oponente.
 
 
Sartre andaba tentando ropas al pasar, asqueado.
 
 
Eso sí tiene repercusión. ¿Oíste, fanfarrón? Aléjalo, sátrapa.
 
 
Es nuestro amigo marroquí orando, recitando alabanzas, repitiendo monótonas estrofas.
 
 
Es sólo corazonada, amiga, pero ahora recuerda apartarte. Temo enamorarme.
 
 
Ogros feos estaban nadando, dándome el mejor escaparate.
 
 
Amor mío, insúltame, grítame, oféndeme.
 
 
Soles amarillos le darán robustez, amigo.
 
 
Si un cabrón unta mantequilla barata intentando retarme, entonces mi odio saldrá.
 
 
Sus armas, compañeros, acabarán rugiendo libertarias... ¡O sucumbiremos!
 
 
Ahora usará sus tropas realmente, asesinará lindos indoamericanos aguerridos. No olvides sacarlos.
 
 
El supervisor prefirió aceptar dólares australianos.
 
 
¿Osaría yo envilecer mi espada?
 
 
El socorrista los oyó venir en nueve omnibuses. ---------- La oración no tiene como acrónimo la última palabra de la frase
 
 
¡Escúchame! Si lames ocotes, verás esto negro, óyeme.
 
 
Sin obstáculos, barrieron el reducto bosnio. Izaron, al mediodía, el nefasto trapo esloveno.
 
 
Sus ojos fascinantes inspiran; sus tetas incólumes casi anhelo. Deseo amarla soberbiamente.
 
 
Sus olorosos calcetines impedían otorrinolaringologías sofisticadas.
 
 
Equis... "xerófilo" contiene una. Sigamos adelante, socios.
 
 
Olvidé incluirlos: ríndoles mis excusas.
 
 
¡Se acabó, basta! ¡Ahora deberán oírme!
 
lunes, agosto 13, 2007
 
Siempre íbamos con otros familiares a nuevas tierras en sábado.
 
 
"¡Alguien cometió, aquí, latrocinio! ¡Os robó!", arriesgaron decir osados sicofantes.
 
 
Era nuestro encuentro regular. Generalmente íbamos acalorados.
 
 
Si oigo levemente a mis enemigos, no tendré energía.
 
 
Si ensayo nuevos saltos acrobáticos, cientos intentan ovacionarme; nerviosamente aclaro: los ensayaré solamente.
 
 
El xilofonista tenía a su izquierda a dos oboístas sensacionales.
 
 
En nuestro tálamo unámonos satisfactoriamente, iniciemos amoríos sublimes. Masturbémonos, acariciémonos, regocijémonos tan extasiados.
 
 
¿Sientes esa necesidad tan intensa de acariciar mi entrepierna? ¿No temes entusiasmarte?
 
 
Oremos reunidos con estas madres, oremos sentidamente.
 
 
¡Señor... icemos las velas inmediatamente! ¡Orcemos!
 
 
Esa xeroftalmia terminará. Recétale aditivos vitamínicos intravenosos. Ocúpate, Silvio.
 
 
Suministrémosle un barbitúrico intravenoso; tu anciana madre está nerviosa, tiene extravíos.
 
 
Su amanuense no tiene identificaciones debidamente autorizadas, doctora... ¡Escapad súbitamente!
 
domingo, agosto 12, 2007
 
Sobrios o borrachos, recordemos invocar oscuras santidades.
 
 
Ordenó ron de entrada. Nosotros estábamos sobrios.
 
 

Obedientemente pidió otro ron, tenía órdenes.
 
 
Silvio, un fulano realmente impresentable, miente. Indica, ebrio, no tomar oporto.
 
 
Aunque necesites estar sedada, tienes esa sensación intensa, aguda, de otro sufrimiento.
 
 
¿Sin anestesia? ¡Los incisivos duelen anestesiados!
 
 
Sin anestesia, boquearías rabiosa intentando alguna salida.
 
 
No es fácil, Andy. Si tuvieses amalgamas sabrías.
 
 
Aun viendo eso, resistirse supone intervenciones otrora nefastas.
 
 
Omitas decirlo o no, tratamientos odontológicos largos, odiosos, generan aversión.
 
 
Sigue un camino equivocado, señorita odontóloga.
 
 
A propósito, le advierto. Usted dejará Inglaterra raudamente, téngalo entendido.
 
 
Si, odontóloga bolacera, exhibieses más original semblanza, laudaría aplaudirte. ---------- La oracion anterior contiene errores.
 
 
Señores, una cabra está sollozando. Sobémosla. ---------- La oración no tiene como acrónimo la última palabra de la frase
 
 
Si únicamente cantaras, imagino otro suceso.
 
 
Sobre un barco lavamos incontables melones, estaban sucios.
 
 
Ala: las verdaderas, exquisitas odontólogas, logran orgasmos sublimes.
 
 
Odontóloga retorcida... tienes orgasmos, guarra, recurriendo a frotar infectados alvéolos.
 
 
Sí, e., gracias... usted indicó debida ortografía.
 
 
El xilofonista te estuvo nombrando, suele alucinar seguido.
 
 
Señor Ala: LaTurca, decididamente agradecida, moquea. Osó seguirla. ---------- La oracion anterior contiene errores.
 
 
Equis... xilofonista tiene equis. No sigo, así saldamos. -------- La oración contiene faltas de ortografía.
 
sábado, agosto 11, 2007
 
Sí, Olavia leía íntegramente cada ítem (todos artículos mal escritos, notas tediosas, extensas).
 
 
Esas noches, frecuentábamos un ruinoso establecimiento con incontables meretrices ofreciéndose solícitamente.
 
 
Al generar ruidos estruendosos, su impertinente vecino arruinó mis ensayos nocturnos. Todos enfurecimos.
 
 
Afuera, ugandeses detractores insultaban, enfurecidos, nuestra conducta, imprecándonos agresivamente.
 
 
Seis ingenuas madres pidieron al tutor, inútilmente, audiencia.
 
 
Salimos inmediatamente. Tantos ugandeses alborotando, contemplándonos, inquiriéndonos osadamente, no emanaban simpatía.
 
viernes, agosto 10, 2007
 
Otros funcionarios escribieron ridículos tratados acerca de ambiguas situaciones.
 
 
Rojas uvas están dando, ofertadas.
 
 
En suma, puedo esperar recuperarme... ¡Al ruedo!
 
 
Entonces leeremos otro cuento, un escrito no tan extenso. Muchos estudiantes no toleran esperar.
 
 
Secretos ocultos reprimes, por reacia. Es necesario decirlos en nuestras terapias, elocuentemente.
 
 
Soy otro raro pretendiente reconociendo enamorado: Nada deseo, entonces, no teniéndote enfrente. -------- La oración contiene faltas de ortografía.
 
 
Oro brillante ilumina cumbres escarpadas, ¡sorprendente!
 
 
Soy un sonso, un reverendo renacuajo. A nadie doy óbices.
 
 
Sueño estar nadando sobre intrépidas burbujas. Lentas ondulan, naturalmente están susurrando.
 
 
Rueda el coche oxidado, rueda dando azotones, rueda lastimando occipucios sensiblones.
 
jueves, agosto 09, 2007
 
Omitas decirlo o no, tratamientos odontológicos largos, odiosos, generan aversión, siempre. ---------- La oracion anterior contiene errores.
 
 
Recorro el cuarto obsesivamente. Realmente deprimen, al recordarlas, las odontólogas. ---------- La oración no tiene como acrónimo la última palabra de la frase
 
 
Solía escribir ridículos, interminables cuentos. Últimamente los tiré, odié recordarlos.
 
 
Sí, excelencia... recomiendo el nuevo atavío. Traeré al sericultor.
 
 
Se instalaron muy bien. Ocuparon las instalaciones sigilosamente mientras oíamos serenatas.
 
 
Susúrrame un sueño, préstame ese níveo deseo. Investigando descubriré oníricos simbolismos.
 
La última palabra del último post sirve de acrónimo para la frase del siguiente.
Debido a los cambios que está implementando Blogger, debes teclear /ncr al final de la dirección del dominio que tu navegador te muestre. Es decir, si en la barra de dirección de tu navegador muestra "http://acronimos.blogspot.com.ar", deberás teclear "http://acronimos.blogspot.com.ar/ncr".

Puntaje a partir del 1° de enero de 2008

Cabeto Administrador +1181
LaTurca +1054
Marthita +874
Ala +782
Emmanuel +618
Adriana +266
Gloria +168
Algo para recordar +136
Eli +122
Susy +089
Rubén +083
Diego +079
Sigilosa +053
Cecilia +029
TT +027
Francisco +012
Javier +011
Alabama Worley +010
Vylia +010
Dante Co-administrador +003
Juan +003
La Co +001
Nashira +001
Yue +001
Valeriana -002

PUNTAJE HISTÓRICO

Cabeto Administrador +2356
Emmanuel +1893
LaTurca +1736
Ala +1268
Marthita +1107
Adriana +335
Olavia Kite Fundadora y administradora +300
Diego +124
Dante Co-administrador +073
Vylia +072
La Co +039



Último recuento hecho el dos de abril de 2012 con el acrónimo de LaTurca terminado en 'acrónimo'.


- CAJA DE RESONANCIA -



¿QUÉ ES?

acrónimo.
(Del gr. ̚κρος, extremo, y -ónimo).
1. m. Tipo de sigla que se pronuncia como una palabra; p. ej., o(bjeto) v(olante) n(o) i(dentificado).
2. m. Vocablo formado por la unión de elementos de dos o más palabras, constituido por el principio de la primera y el final de la última, p. ej., ofi(cina infor)mática, o, frecuentemente, por otras combinaciones, p. ej., so(und) n(avigation) a(nd) r(anging), Ban(co) es(pañol) (de) (cr?di)to.
Real Academia Española © Todos los derechos reservados


Acrónimos empezó como un divertido juego de palabras en inglés que pronto fue adaptado al portugués, y ahora, al español. El objetivo es construir una frase a partir de las letras de la última palabra del post inmediatamente anterior. El carácter de la frase (serio, tonto, indecente) no importa. ¡Lo esencial es que la frase forme el acrónimo correctamente y tenga sentido! Cada frase correcta le otorga 1 punto al jugador.


JUEGA

¡Todos están invitados a jugar! Dejen un mensaje en la Caja de resonancia con su nombre, E-mail, la dirección de su página (en caso de tenerla) y su país de origen. El único requisito indispensable es tener una cuenta en Blogger. ¿Qué esperan? ¡Únanse y diviértanse!

Blogstop es el juego original. Acrônimo es el juego en portugués.


REGLAS
  1. Se otorgará un punto a una oración si ésta tiene sentido, buena ortografía y gramática, y si tiene como acrónimo la última palabra de la frase anterior.
  2. Se quitarán dos puntos a una oración que contenga faltas de ortografía o sintaxis.
  3. Se quitará un punto a una frase que parta de otra que contenga faltas gramaticales u ortográficas.
  4. Se quitará un punto a la frase que no tenga como acrónimo la última palabra de la frase anterior.
  5. Las oraciones deben ser completas, con sujeto y predicado. Los fragmentos serán tomados como faltas gramaticales.
  6. No se permite usar nombres propios, exceptuando el caso de nombres de jugadores de este blog, escritos tal como aparecen en la tabla de puntaje sí son permitidos.
  7. La última palabra de su frase no puede exceder los 20 caracteres, y debe ser puesta en negrita.
  8. Nuestra referencia máxima es, El Diccionario. La excepción a esta regla son los nombres propios aceptados (ver regla #6). Es decir, una palabra es válida ÚNICAMENTE si aparece en la lista de jugadores de Acrónimos o si aparece en el diccionario de la RAE, tanto en búsqueda directa o dentro de una definición.
  9. Un mismo participante no debe escribir dos frases seguidas; se parte siempre de la frase de alguien más.
  10. ¡Revisen bien sus frases antes de publicarlas! No quieren perder puntos, ¿o sí?
  11. Los posts no deben contener nada que no sean las frases del juego. La Caja de resonancia está abierta para cualquier otro tipo de conversación y avisos del administrador.
  12. Dado el caso de que dos o más personas escriban frases a partir de la misma palabra, sólo la primera en aparecer publicada será válida. Si varios minutos después aparece la otra oración, aunque ésta muestre una hora anterior, será inválidada, siempre que el hecho suceda cuando pueda ser válidado.
  13. Cuando un post no sea aceptado (si no cumple con alguno de los requisitos), el siguiente debe partir de la última frase correcta que se haya escrito.
  14. Para asegurar su permanencia en Acrónimos, los jugadores deberán hacer como mínimo un post cada tres meses. En caso de ser retirados del juego, pueden solicitar su reingreso con un comentario en la Caja de resonancia.
  15. NINGÚN jugador podrá borrar o modificar su oración publicada una vez que otro jugador haya publicado una nueva oración a partir de ésta.
  16. Cualquier discusión en torno al desarrollo del juego será moderada por el Administrador y resuelta por éste.

ARCHIVOS
agosto 2003 / septiembre 2003 / octubre 2003 / noviembre 2003 / diciembre 2003 / enero 2004 / febrero 2004 / marzo 2004 / abril 2004 / mayo 2004 / junio 2004 / julio 2004 / agosto 2004 / septiembre 2004 / octubre 2004 / noviembre 2004 / diciembre 2004 / enero 2005 / febrero 2005 / marzo 2005 / abril 2005 / mayo 2005 / junio 2005 / julio 2005 / agosto 2005 / septiembre 2005 / octubre 2005 / noviembre 2005 / diciembre 2005 / enero 2006 / febrero 2006 / marzo 2006 / abril 2006 / mayo 2006 / junio 2006 / julio 2006 / agosto 2006 / septiembre 2006 / octubre 2006 / noviembre 2006 / diciembre 2006 / enero 2007 / febrero 2007 / marzo 2007 / abril 2007 / mayo 2007 / junio 2007 / julio 2007 / agosto 2007 / septiembre 2007 / octubre 2007 / noviembre 2007 / diciembre 2007 / enero 2008 / febrero 2008 / marzo 2008 / abril 2008 / mayo 2008 / junio 2008 / julio 2008 / agosto 2008 / septiembre 2008 / octubre 2008 / noviembre 2008 / diciembre 2008 / enero 2009 / febrero 2009 / marzo 2009 / abril 2009 / mayo 2009 / junio 2009 / julio 2009 / agosto 2009 / septiembre 2009 / octubre 2009 / diciembre 2009 / enero 2010 / febrero 2010 / marzo 2010 / abril 2010 / mayo 2010 / junio 2010 / julio 2010 / agosto 2010 / septiembre 2010 / octubre 2010 / noviembre 2010 / diciembre 2010 / enero 2011 / febrero 2011 / marzo 2011 / abril 2011 / mayo 2011 / junio 2011 / julio 2011 / agosto 2011 / septiembre 2011 / octubre 2011 / noviembre 2011 / diciembre 2011 / enero 2012 / febrero 2012 / marzo 2012 / abril 2012 / mayo 2012 / junio 2012 / julio 2012 / agosto 2012 / septiembre 2012 / octubre 2012 / noviembre 2012 / diciembre 2012 / febrero 2013 / marzo 2013 / mayo 2013 / junio 2013 / julio 2013 / mayo 2015 / octubre 2015 /


Powered by Blogger