ACRÓNIMOS


jueves, agosto 31, 2006
 
Es siempre tierno, atento, lindo. Lo aprecio realmente, adoro satisfacerlo.
 
 
El sueño tardío ablandará las leves asperezas, allanará raspaduras asquerosas, suavizándolas.
REGLA 1: La oración no tiene como acrónimo la última palabra de la frase anterior.
 
 
Si intentas negarme, tendrás infames estertores. Nadie dirá oraciones, tú estallarás.
 
 
Siempre amé recorrerte, reiniciar aquellas caricias en nuestra alcoba, sintiéndote.
 
 
Ofrezco bananas, lindas almendras, colación. Interesados, obténganlos nombrando estatuas sarracenas.
 
 
Sólo el ñandú ofrece raros espectáculos salvajes.

REGLA 3: La oración anterior tiene errores.
 
 
Oigo bestiales lamentos ante cada idea ofrecida. No exageren señores.

REGLA 2: La oración tiene faltas de ortografía.
 
 
Ese xenófobo puto ultima latinoamericanos solitarios. Arrepentido, no duerme, ofrece lánguidas oblaciones.
 
 
Entonces sería totalmente absurdo felicitarlo. Obraríamos mejor expulsándolo.
 
 
Esperaba tener el ratón nuevamente activado. Mentiras: ese nuevo técnico estafome.
 
 
Seré aire liviano, viento astral, meciéndote eternamente.
 
miércoles, agosto 30, 2006
 

Sí. Otro llanto lamentando otro zaino amante. ¡Sálvame!

 
 
¿Dónde estás, señorita coqueta? Ayer besé esos labios, los adoré. ¿Dónde, oculta, sollozas?
 
 
Olavia les explicó, ostentando sensatez: Innombrable diseñó acrónimos descabellados.
 
 

Estallaban xantomas cuando lo acariciaba; mi adolescente novio descargaba oleosidad.

 
 
Ocho bolivianos serruchaban troncos redondos, ululando y exclamando.
 
 
Aquel ñaque obstruye.
 
 
En ningún estado recuperaron ganancias. ¡Inclemente año!
 
 
Estoy xerografiando, casi instantáneamente, tantos anuncios... Necesito tener energía.
 
 
Nos escribíamos cartas inocentes, algunas mencionaban esa noche tan excitante.
 
 
Escuchaban su canto, un canto hecho amor. Bailaban acariciándose neciamente.
 
martes, agosto 29, 2006
 
Sabías ontología, serena infundías esas generalidades; alumnos temerosamente escuchaban.
 
 

Siento oírte renegando, porque realmente eres sereno. Apacíguate, sosiégate.

 
 
Aquel pobre asno ganó algunos regalos, luego obtuvo sorpresas.
 
 
Estoy sintiendo comezón, algunos piquetes asquerosos tengo. Odio rascarme, intentaré apagarlos.
 
 
¡Oh, farandulero! Esa negativa súbita impresiona. Vamos a matarte, energúmeno, no tienes escapatoria.
 
 
Oh, Cabeto, házmelo ofensivamente.
 
 
Estas xerocopias tienen extraños, raros matices. Imprimí nueve, inicialmente ocho.
 
 
Soy un traidor infame, los meses están numerados. Traeré exterminio.
 
 
Siete osos nos siguieron, olfateándonos sutilmente.
 
 
Sólo unos están ñoños. Otros, sonsos.
 
 
Entonces, ¿los ornitorrincos tienen extraños sueños?
 
lunes, agosto 28, 2006
 
En Xanadú comen elotes, les encantan. Nacarados, tiernos elotes.
 
 

¿Sabes acariciar bultos olorosos? ¿Realmente eres excelente?

 
 
Sus excitantes nalgas sobé, acaricié con inquietud. ¡Oh, nalgas excitantes saboreé!
 
 
Esas xecas cobardes están susurrando: intentan verbalizar oscuras sensaciones.
 
sábado, agosto 26, 2006
 
No entregué un telegrama. rlrm anuló los mensajes escritos nominalmente; tenía excesivos.
 
 
Siento ideas, ninguna falsa; imagino neutralmente.
 
 
En septiembre pediré aparatosos regalos renovados, así ganaré óbolos sinfín.
 
viernes, agosto 25, 2006
 
Seres ominosos silenciosamente irrumpieron; eran gitanos alemanes, traían espárragos.
 
 
Sus ocultos sentimientos irritan, esas gnósticas aseveraciones exasperan.

REGLA 1: La oración no tiene como acrónimo la última palabra de la frase anterior.
 
 
Odio sentir tu rabia. Anda, sosiégate.
 
 
No estoy comiendo insípidas ostras.
 
 
Sólo un cuento, urdido mientras bailamos, incitaría el romance, orondo necio.
 
 
El poeta insistió subversivo, todos aquellos xilofonistas inmediatamente sucumbieron.
 
 
Oigan, compañeros, un lobo terrorífico atacome. ¿Tendré epistaxis?
 
 
Si eres xenófobo, ocúltate.
 
 
Señorita, al nadar desnuda incitas al sexo.
 
jueves, agosto 24, 2006
 
Estaba su perro esperándola, royendo amarillentas naranjas. ¿Zamparía anaranjadas sandías?
 
 
Recuerdo esos paseos en Noruega, tristes, insanos. Nos amábamos mucho, éramos necios, teníamos esperanzas.
 
 
Su alegría la iluminó repentinamente.
 
 
Somos invisibles, la visión eludimos. Si tienes rencores, evitaremos salir.
 
 
Extraños xilófagos amenazan comerse esos robustos bosques. Acabarán demoliendo ocotes silvestres.
 
 
Sabes inspirar gozo indescriptible. La onerosa sensibilidad acrecentas, me estremeces negando temores exacerbados.
 
 
Enanos salvadoreños cogíanse unas chicas hondureñas; astutos nomos, operan sigilosamente.
 
 
¡Oh, poderoso, óyenos! No estés negándote tanto, escúchanos.
 
 
Sóbate, oso baboso, repipi. Intentaste, necio oponente.
 
 
Si osas liquidar intereses, darás asco, sobrino.
 
 
¡A freír rábanos! Estas necedades terminarán amistades sólidas.
 
 
No acostumbro reñir, resisto airoso bestiales afrentas.
 
 
Estuve leyendo un cuento ucraniano. Bestias rudas, aventureros caídos, increíbles odiseas narraba.
 
 
Suelen oponerse los amigos, mas estamos negando toda elucubración.
 
 
Si eres ñoño, obtendrás resultados apabullantes.

REGLA 3: La oración anterior tiene errores.
 
miércoles, agosto 23, 2006
 
Saldré, olvídeme. ¿Lo intentará? Vivimos increíbles aventuras, nos tuvimos amor, recuérdelo. Emigro, mi otomana señora.

REGLA 1: La oración no tiene como acrónimo la última palabra de la frase anterior.
 
 
Ofrezco buenas, nuevas, untuosas baratijas, increíbles lujurias a dos óbolos solamente.
 
 
Éramos nueve. Gritábamos abiertamente ternezas únicas, sabíamos abrazarnos dulcemente obnubilados.
 
 
Observa bien sus extremidades, su insistente vaivén. Así me envenena naturalmente, teniéndome engatusado.
 
 
Si ese repetitivo pensamiento enturbia nuestra ternura, evitemos abstraernos, no divaguemos obsesivamente.
 
 
Siempre ofrezco lindas invitaciones, visitas interesantes a nuevos territorios. Ávido recorro esos mares opalinos serpenteando.
 
 
Si objetas nuestras inquietudes, displicentes oyentes soliviantaremos.
 
 
Si ululas, das ansias frenéticas; recuerda iniciar con algunas novedades, altos sonidos.
 
 
Esa xenófoba contó lúgubres, absurdas mentiras. Algunos clientes ignorantes odiarán nuestras empleadas sudafricanas.
 
 
Sus últimos besos resonaban estrepitosamente, pues tronaban inquietos como inmensas aspiraciones, mientras ella no toleraba exclamaciones.
 
 
Suelo imaginar nuestro encuentro: si te entregas silencioso, inspirado, caeremos abrazados subrepticiamente.
 
 
Estoy sintiendo tu úlcera, podría identificarla dándote ondulaciones sinestésicas.
 
 
Nunca estuve contratado informalmente, ahora me están ninguneando. ¡Tontos! ¡Estúpidos!
 
 
Si un cretino urde mentiras, búrlate. Indignado, resolverá alabarte neciamente.
 
 
Soy alguien lascivo, venéreo. ¡Amárrense, damiselas, o sucumbirán!
 
 
Nunca amamos con irreverencia oculta, no amamos lánguidamente. ¡Estamos salvados!
 
 
Edificios sin techo rodeaban el malecón; eran cuarteles inhóspitos en ruinas, orgullos nacionales.
 
 
Ayer sentí esa suave ilusión nuevamente. Antiguos reparos me estremecieron.
 
 
Soñé imposibles liturgias, unos extraños tramaban asesinarme.
 
 
Soñé ojos lozanos, luminosos, ojos zarcos... Ansié nuevamente tu exquisita silueta.
 
 
Entre xilófonos que ululaban incesantemente, sentí iluminarse tus ojos sollozantes.
 
 
Soy extraño, definitivamente un caso incierto. Es natural despotricarme olvidando modales exquisitos.
 
martes, agosto 22, 2006
 
Así recuérdola: incansablemente dándose, oficiosamente seduciéndome.
 
 
Sin agua los días resultan áridos.
 
 
Óyeme, si comes uranio, roja orina saldrá.
 
 
En nuestro funeral eligieron ropajes muy oscuros.
 
 
¡Órale! Jamás estuviste tan enfermo.
 
 
¿Odiarme, dices? Ingrato, ojete.
 
 
Estoy sintiendo tu indiferencia. ¡La odio!
 
 
Sus argucias banales iniciaron acrónimos mediocres. Él no tiene estilo.
 
 
e., supiste trastornar ostentosa, monstruosamente, aquella cadena anterior. ¿Lo entenderán sabiamente?
 
 
Saborear insípidas empanadillas me produce retortijones estomacales.
 
 
Admitido, mal acrónimo; renegado, intenté levantarlo, lo odiaré siempre.
 
domingo, agosto 20, 2006
 
Ayer pude arreglar roturas en nuestros trajes amarillos.
 
 

Así me amaba, royéndome.

REGLA 3: La oración anterior tiene errores.
 
 
Al parecer, aun reditúa ese negocio tenebroso: amar.

REGLA 2: La oración tiene faltas de ortografía.
 
 

Óyeme, Jesús; intenta no espetar gansadas repetidamente, aparenta.

 
 
Estoy seguro, contigo añoro reírme; me inspiras emociones níveas, tú, ojinegra.
 
 

Sospechamos ideas nocivas. Cuidadosamente, elegimos reprimendas altamente maliciosas. Esos niños tendrán escarmiento.

 
 
Ombligos, los adoro sinceramente.
 
 
¡Sí, idiota! Lo encontramos nadando contra inclementes olas.
 
 
Sábados en Xochicalco, ustedes amábanse livianos, en silencio.
 
sábado, agosto 19, 2006
 
Siento ese xerez untado a la espalda, sofocante.

REGLA 9: Las frases deben contener únicamente palabras que se encuentren en nuestra referencia máxima. (O que sean globalmente conocidas)
 
 

Soy una reverenda ramera, ejecuto abundantes lamidas íntimas. Suelo tener aventuras sexuales.

 
 
Retomamos elementos y escenarios surrealistas.
 
 

Osaremos reír ante reyes.

 
 
Órdenes recibimos: orar.
 
 
Ayer supe que un energúmeno robó oro, sólo oro.
 
 
¿Sientes alguna bondad? Ojalá recapacites, eres asqueroso.
 
 
Odio los inmensos salmones que un enano astuto saborea.
 
 
¿Ahora me olisqueas?
 
 
A mis inseparables gatos amo.
 
viernes, agosto 18, 2006
 

No imites ñoños, amiga.

 
 
Sones oías, niña.
 
 

Sus ideas no contienen elementos razonables; absurdas son.

 
 
Esas xilografías tan artísticas son intentos abortados, denme opiniones sinceras.
 
 

Seremos amantes; consolaremos resentimientos internos. Frecuentemente intentaremos coger. Amándonos nuevamente, dolores olvidaremos, totalmente extasiados.

 
 
Sentí una calamidad invadirte, ahora sacrificándote.
 
 
Secretamente, esas morochas eligieron jugar a besarse aleatoriamente. Sucias.

 
 
Sola, intentaste no ufanarte; o sea, aburrirte semejabas.
 
 
Se aburrió la vedette, amigo. Debemos ofrecerle ron ahora.

REGLA 3: La oración anterior tiene errores.
 
 
Siendo idiota nunca usé otra salida auxiliar salvadora.

REGLA 2: La oración tiene faltas de ortografía.
 
 
Oyendo buitres tengo expertas nociones de rapaces ágiles, sinuosas.
 
 
Siempre insistes... Entiende, nunca tendrás amor, ¡nunca lo obtendrás!
 
 
Odio domesticar alcornoques.

REGLA 3: La oración anterior tiene errores.
 
jueves, agosto 17, 2006
 

¡Sí! intenta escuchar nuestro tema, apreciar nuestra lírica oda.

REGLA 2: La oración tiene faltas de ortografía.

 
 
Señoritas, oigan rock. Podría revolucionar el sistema. Inténtenlo, vívanlo, ¡así, siéntanlo!
 
 

El xenófobo profesor lo observó; sospechaba intrigas violentas, ocultas, sorpresivas.

 
 
Dos estudiantes borrachos intentaron darle al maestro exámenes nitrogenados, terriblemente explosivos.
 
 
Estoy soñando puras idioteces raras, ininteligibles. Tengo una ansiedad lasciva inaudita, debo automedicarme debidamente.
 
 
Ambos decían odiar la envidia. Sólo con entusiasmo notarán tu espiritualidad.
 
 
Espero sepas perdonarme; era rebelde ayer, niño zarabandista, adolescente.
 
 
Ahora puedo agradecer cada iniciativa benévola. Lamentablemente estoy muy enojado, no tengo esperanza.
 
 
Estas xecas te recordarán aquellos ñoquis añejos: regurgitarás apaciblemente.
 
miércoles, agosto 16, 2006
 
Ríes, incauto; no oyes cuando el rifle opera. Nadie te extrañará.
 
 
¿Sonríe ese rinoceronte?
 
 
Oscuros días: intento amanecer, mas olvido ser.
 
 
El xenófobo persigue rumanos en su aldea, riendo. Lo odiamos.
 
 
Esas tetas erectas realmente necesítolas aquí, me enardecen, no temo expresarlo.
 
 
Sólo ahora, cuando repito incansable fugas incandescentes como amores nuevos, disfruto. Ojalá tocara eternamente.
 
martes, agosto 15, 2006
 
Ay, tonto roedor, ocúltate. Con inyecciones dolorosas abusivos doctores experimentarán, sacrificándote.
 
 
Esos siete cabrones atacaron pérfidamente. ¡Asesinos... tontos! Odio recordar infames atrocidades.
 
 
Siete astutos gatos al zorro mataron. Esquinado, no tenía escapatoria.
 
 
Acrónimos creativos realizaremos, olvidaremos nimiedades insensatas. Memorizaremos oraciones sagazmente.
 
 
Santa Olavia, bendícenos ahora, reescribiremos los acrónimos.
 
 
Silbando ingeniosamente me unté la teta. Así ningún energúmeno osará sobarla.
 
 
Siempre enardecida, gozó masturbándose en nacarados tálamos, así disfrutó orgasmos simultáneos.
 
lunes, agosto 14, 2006
 
Siento esta náusea terrible, infame. Mis intestinos están negados, tienen organismos segmentados.
 
 
Es notable tu entereza, realza olvidados sentimientos.
 
 
Amada damisela mía, innumerables noches inclementes sueño tenerla, rodearla abrazándola, retenerla meses enteros.
 
 
Escapé nuevamente, ¡joder! Una nueva droga intentaron administrarme.
 
domingo, agosto 13, 2006
 
Supuestamente éramos dos, unidos con enjundia.
 
 
Su escote le envidian; causa tanta admiración... Seduce.
 
 
Antes creías admirar razonables ideologías. Casi invadiste antiquísimas reformas nacionalizando oposiciones selectas.
 
 
Oímos bonitas sinfonías con ella; necesitábamos acariciarnos.
 
sábado, agosto 12, 2006
 
Sí, obséquiame nueva indumentaria degenerada, obscena.
 
viernes, agosto 11, 2006
 
¡Oh, bendita época! Disfruto enormemente caminar entretenido.
REGLA 3: La oración anterior tiene faltas.
 
 
Si osas negarte, irás desatarás. ¡Obedece!
REGLA 1: La oración tiene faltas de ortografía
 
 
Sabes amar, no te intimida guiñarme. Una advertencia: nuestro Dios odia señoritas entregadas.

REGLA 1: La oración no es acrónimo de la anterior.
 
 
El xilófono cuesta exageradamente: doscientos euros. Nunca tendré ese sonido.
 
 
Si ayer nuestros tíos imaginaron ganar un ánfora nueva, debieron ofrendar sus excedentes.
 
 
Esa solitaria puta languidece entre nardos, dolorida invoca dioses oscuros santiguándose.
 
 
Suave eres, por tu imaginación elévanse maravillas brillantes, retoños espléndidos
 
 
Estuviste mirando otras chicas, imaginaste otro noviazgo en septiembre.
 
 
Soy un coqueto, un macho bien ilustre. Siempre tendrás emociones.
 
 
Otra inimaginable sensación te estremeció. Inmóvil, sucumbiste.
 
 
Olavia sostiene teorías extravagantes. Olavia las ofrece gratuitamente. ¿Oísteis?
 
jueves, agosto 10, 2006
 
¿El xilórgano te rompió algunos ñudillos? ¡Osteólogo!
 
 
¿Amándonos? Mi alma, no digas obviedades. Te extraño.
 
 
Añoro las mañanas amándote.
 
 
¡Alá! ¡lava las almas!
 
 
Oiga, póngase allá.
 
 
Así das miedo. Inspiras temor, estás lela, opa.
 
 
No eres gran repostero, admítelo.
 
 
Oye, xenófobo imbécil, ¿me oyes? ¿Rubia o negra?
 
 
Estuve saliendo con aquel rubio. Me inspiró este nuevo, terrible oxímoron.
 
 
Resbalaron al pisar intempestivas dos alfombras mojadas. Esas niñas tendrán escarmiento.
 
 
Si eres ñato, olvídalo rápidamente.
 
 
Obleas blancas se ofrecen leyendo el Testamento. Amén, Señor.
 
 
Soy orgullosamente ñoña, adoro nuestras discusiones obsoletas.
 
 
Obispos rumanos declamaban incoherentes narraciones. Alguien roncaba, inmodestamente apacible, soñando.
 
 
Esperé mucho para entregarte rosas ordinarias.
 
miércoles, agosto 09, 2006
 
Su única fuente informativa contenía incontables errores. No tipográficos, empero.
 
 
Siento algo bastante inmediato, elijo no darle atención suficiente.
 
 
¡Santísimo, esas ñoras olorosas resecan, irritan! Tómalas a sabiendas.
 
 
Sabrás a quien untar; elegirás a muy obsequiosas señoritas.
 
 
¿Zafiros, oro? ¿Qué utensilios encontraremos? Tumbas egipcias saqueamos.
 
 
Eran simples, tontos, unos pobres idiotas. Dos eran zoquetes.
 
 
Olvidaste las viandas, inútil. ¡Derrochas estupidez!
 
 
¡Seré animal: letra valiosa olvidé!
 
 
Revolución emancipadora, victoria obtendremos luchando. Unidos con insurgentes ofuscados, nadie estará salvo.
 
 
Somos obreros bolivianos, rebeldes. Exigimos vacaciones, intensas vacaciones. Inventaremos revoluciones.
 
 
Ofrezco bebidas. La idea gusta a chicos imbéciles, obnubilados. No esperan sobrevivir.
 
 
Salimos a bailar el lunes. Odio tener otras dolorosas obligaciones.
 
 
Olvidaste barnizar las elegantes alacenas, sabelotodo.
 
 
Es mentira; parece ayer cuando hacíamos obleas.
 
 
Soy orgullosamente bonaerense, repito infaliblemente algunas máximas enigmáticas. Nunca tengo empacho.
 
 
Sí, uso bellas lámparas. Ilumino mis espacios sobriamente.
 
 
Estoy lelo en vacaciones, es maravilloso observar nalgas. ¡Oh, sublimes!
 
 
Estás lavando el vaso equivocado, mentecato. ¡No ostentes senilidad!
REGLA 1: No es acrónimo de la anterior.
 
 
Llévame allá, valiente aeromoza... Roma, Tokio, elevémonos.
 
martes, agosto 08, 2006
 
Sí, encamando novatas superarás algunas complicaciones íntimas. Onanistas novatas amarán lavarte.
 
 
Siente este culo, ¿único, no? Dale algunas rozaditas, irrítalo. Olerá sensacional.
 
 
Acá pelotudos abundan, buenamoza. Unos lavan, limpian; algunos no tienen estudios secundarios.
 
 
Ayer decías odiarme. No dudes en quererme: unidos imaginaríamos escenas realmente apabullantes.
 
 
Adiós, lozanos amigos, buscaré al maestro adondequiera.
 
 
Soy Alabama; la tierna, agraciada, respetable, lindísima Alabama.
 
 
Señores, odio la infame letra "o". Quisiera ultrajarla, imposibilitarla o saltarla.
 
 
Ondulantes palabras alegran los encuentros. Sigo creyendo en nuestros tiernos, encantadores soliloquios.
 
 
Olvidé siete canicas; unas rojas, opalescentes
 
 
Ayer jugamos en nuestro jardín oscuro.
 
 
Oye, loca, al vino inyéctale ajenjo.
 
 
Éramos necias a morir, odiábamos reconocer aquellas mentiras inocentes. Ellos nos temían, Olavia.
 
 
Eres mía, olvida cuantas insensateces oíste. Nadie aquí refutará mi enamoramiento.
 
 
Sabías abrazarme, besarme, iluminar alegremente mis espacios. No temías emocionarme.
 
 
Ordenemos sus cucharas, usando los ojos sabiamente.
 
 
Estoy solo por imaginar grandes amantes dándome ósculos.
 
 
Estuve saliendo con una chica holandesa, alta, de mentón espigado.
 
 
Olorosos claveles os traigo, escuchadme.
 
 
Ese xilófago creció ingiriendo tanto ocote.
 
 
Ay, linda, eres graciosa, robusta, efervescente. Me excitas. ¿No te excito?
 
 
Estoy nadando con algunos nuevos delfines ibéricos, luego andaré recordándolo alegremente.
 
 
Si oras repetidamente, planteando ruegos estremecedores, se iluminará velozmente aquella majestuosa estrella. No te encandilará.
 
 
Semejantes individuos no valían el recio galope: un espadachín nativo zigzagueó, acabándolos sorpresivamente.
 
lunes, agosto 07, 2006
 
A galope recio arribaron cuatro individuos, avisándonos de asaltantes sinvergüenzas.
 
 
Observábamos las aves; volaban inmutables, agraciadas.
 
 
Imagino, no sueño. Olas magentas nos iluminan, Olavia
 
 
Yo ando con insomnio.
 
 
Salí, olí, yací.
 
 
Soy opa, boluda. Repetidamente estudio, no obtengo muy buenos resultados. Estúpida soy.
 
 
Este sexo caliente representa un problema, usemos los obligados sobrenombres.
 
 
¡Oye, bellaco! ¡Sírveme, estúpido! Sí, instílame vino abundantemente. Me embriagaré; no tendré escrúpulos.
 
 
El nuevo vigilante intenta descubrir innombrables ociosidades siguiéndonos obsesivamente.
 
 
Obediente limpiaste vitrinas. Imagínate destruyendo antigüedades soberbias, trapo envidioso.
 
 
Orgullosos reíamos, gozábamos untándonos lodo. ¿Lo olvidaste?
 
 
Nadie es ganador aquí, nadie detenta o libera orgullo.
 
 
Esa mañana osé comentar indecentemente: odios nigrománticos alimenté. Bromeo ahora, negándolo.
 
domingo, agosto 06, 2006
 
Observo inmaculadas galletas, ayer no me emocionaban.
 
 
¡Oh, dioses idiotas, óiganme!
 
 
Soy opa, lo odio.
 
 
Investigué maravillosos buques, embarcaciones canadienses inimaginables. Las estudié solo.
 
 
Alabama quiere ultimar imbéciles.
 
 
¡Oh! La vida inmoral de Alabama dejará imbéciles zafacocas aquí.
 
 
Ayer parecías odiosa y olvidadiza.
 
 
Soy empleado ñuco, obrero roto, incompleto. Tiéndanme apoyo.
 
sábado, agosto 05, 2006
 
Se enojó ilustre señorita.
 
 
Elocuentes señoras contaban relatos urbanos, por una limosna o seis.
 
 
Si inspeccionas levemente esa negra cómoda inglesa, observarás, seguramente, algunas mudas eróticas. Nunca tuve escrúpulos.
 
 
Ocúltate, padre, estas redadas acabarán. Con ideas opresoras nos exilian silenciosamente.
 
 
Odio realizar operaciones.
 
 
Ofrecías llevar franceses a Tobago en angostos navíos de oro.
 
 
Ocúltate con urgencia; los tusos están muy ofuscados, salieron ladrando, olfateando.
 
 
Somos amigos diferentes, irradiando sexo... mejor ocultémoslo.
 
 
Sólo ese negro ostenta sadismo.
 
viernes, agosto 04, 2006
 
Sus inquietantes nalgas imagino. Estoy soñando tetas, recuerdo olorosos senos.
 
 
Su áspera lengua acaricia mi entrepierna.
REGLA 3: La oración anterior tiene errores.
 
 
¡Sácalo idiota! No intentes estirarlo, ¡se te romperá! ¡Opa! ¡Salame!

REGLA 2: La oración tiene faltas de ortografía.
 
 
Si osas secuestrarla, ocurrirán siniestros.
 
 
Odio sacar conclusiones, uso razonamientos obvios, sosos.
 
 
Es feo escribir con Tyria: inventa versos oscuros.
 
 
Sufrí un breve rapto; el pobre tipo intentó cobrarme; insistió agresivamente. Me excusó: no tenía efectivo.
 
 
Oraciones raras escribimos. Jugábamos acrónimos subrepticiamente.
 
 
Solventes olisqueamos, luego volamos entre nubes tacuacas, admirándonos las orejas.
 
 
Sí, amor, tu inminente salida facilitará algunas conclusiones. Cuando inventes otro nuevo embrollo, solvéntalo.
 
 
Si alguna tarde, inspirado, su fuerte ansiedad comenta, encantados recordaremos nuestras oscuras satisfacciones.
 
jueves, agosto 03, 2006
 
Siempre apresuras lerdas, imbéciles opiniones.

REGLA 3: La oración anterior tiene errores.
 
 
Se acercó tímidamente, intentó sacudir frenéticamente aquél cuerpo en reposo. Nuevamente ofuscado, salió.

REGLA 2: La oración tiene faltas de ortografía.
 
 
¿Omitiremos besarnos santamente? Creo entender, no intimaremos, daremos amor demoniaco esperando satisfacernos.
 
 
Otro día intentaremos acariciarnos no diciendo obscenidades.
 
 
Si algún baboso ataca, dormiremos odiando.
 
 
Siempre odié representar papeles ruines. Espero no desilusionarme en nuestro teatro este sábado.
 
 
Sugiero un gran evento: rosas en nuestros techos, explosiones sorprendentes.
 
 
Sus amigos le trajeron obsequios sugerentes.
 
 
Sólo algunas bailarinas intentarán aeróbicos saltos.
 
 
Algunos lobos aúllan bellamente. Atiende: ningún zorro aúlla, ¿sabías?
 
 
Se alzan nuestras tristes alabanzas.
 
 
¿Oyes festejar? ¡Es Navidad! ¡Sígueme, intentaremos ver a Santa!
 
 
Señores adustos bailaban, rezando oraciones satánicas, ofensivas.
 
 
Ofrecí riquísimas tartas ovaladas, glaseadas; repostería artesanal finísima. ¡Imagina cuánta azúcar! ¡Sabroso!
 
 
Oye, ¿sabes cómo utilizar reglas ortográficas?
 
 
Oscureció lentamente. El ocaso sucedió.

REGLA 3: La oración anterior tiene errores.
 
 
Ofuscado sobo cuerpos untando raros óleos.

REGLA 1: La oración tiene faltas de ortografía.
 
 
Otro día increíblemente oscuro.
 
 
Siempre encuentro noticias tremendas: innumerables muertes, intensos enfrentamientos, necedad, tanto odio...
 
 
Algunos genios nauseabundos ostentan saber todo. Ignoran cada alegre sentimiento.
 
 
Odio decir idioteces o sandeces agnósticas.
 
 
Opera con una lentitud tan odiosa.
 
 
Llueve, luego escampa. Vuelo alto, siempre entendiendo lo oculto.
 
 
Es solamente para aquel ñandú overo. ¡Llévaselo!
 
 
No uses esa vara, ahí meteremos el nuevo telón español.
 
 
Si alguien logra tirarlo, algunos boxeadores alardearán nuevamente.
 
 
Eran nuevos. Con unos extraños nombres. Temblaban, reían o saltaban.
 
 
Avíseme cuando tenga una agenda libre. Madamisela, extraño nuestros tórridos encuentros.
 
 
Obro bien remunerado actualmente.
 
 
Su ubérrima jerga extenuó, terminó arruinando la obra.
 
 
Si el ñandú orina, remojará intensamente todo. Átalo, sujétalo.
 
miércoles, agosto 02, 2006
 
Ser irreverente conviene. Odiosos timoratos impugnarán cuando ofendamos señoritas.
 
 
Se ofrece recompensa por recuperar especímenes sibilinos. Absténganse sicóticos.
 
 
Estoy gozando, ¡oh! Íntimamente sigo teniendo algunas sorpresas.
 
 
Santo arcángel, no tiembles, ilumínanos. Fuerzas invisibles concatenan amenazas malignas, egoístas.
 
 
Amor mío, insisto: suelta tus anhelos, desnúdate, embelésame, santifícame...
 
 
Esperando se pasan eternidades; rogando a nada, zozobran amistades.
 
 
Si ese soldado ubica debidamente a mi enemigo, no tendré esperanza.
 
 
A los que usan impermeable les admiro reconocer lluvias antes, sesudamente.
 
 
El socio compró acciones; pero alguien tuvo otra rara idea: alquilarlas.
 
 
Entre xilófagos abejorros goza el ratón australiano. Devora, alevoso, maíz entero; no tenemos escapatoria
 
 
Estoy temeroso, estoy realmente nervioso... Aquí moriré, es natural temer exageradamente.
 
 
Ninguna utopía es válida eternamente.
 
 
Ochenta baúles enormes dejaron en casa; encontré nueve.
 
 
Acátalo con entereza porque todos obedecen.
 
 
Si el carro arranca, lo acepto.
 
 
Siempre intentas navegar con aguas terroríficas. Esta goleta obsoleta, renqueante, está mereciendo arreglos. Tiene intensas cicatrices. Arréglala, sécala.
 
 
Oigo frecuencias radiales, emisiones clandestinas escucho. Reporteros terroristas expresan lascivas opiniones sincategoremáticas.
 
martes, agosto 01, 2006
 
Zapatos ortopédicos recibí. Rehuso ofrecértelos.
 
 
Ahora ungiré delicadamente al zorro.
 
 
Su aura brilló, incluso durante un rato, intensamente audaz.
 
 
Siempre es notable saber iniciar buenas labores; es realmente interesante alcanzar sabiduría.
 
 
Odio sus torpes escándalos, no tolero oír sus odiosas sensiblerías.
 
 
Soy el cruento asesino, no duele obtener lagrimeos ostentosos.
 
 
Olisqueo rosas que un estío sereno tiernamente aportó.

REGLA 3: La oración anterior tiene errores.
 
 
Si este caballero ayudara, nadie dejaría abandonada la orquesta.

REGLA 1: La oración no tiene como acrónimo la última palabra de la frase anterior.
 
 
Sí, utópico boludo, tu intento titubeante último lo obstruyó, secándolo.
 
La última palabra del último post sirve de acrónimo para la frase del siguiente.
Debido a los cambios que está implementando Blogger, debes teclear /ncr al final de la dirección del dominio que tu navegador te muestre. Es decir, si en la barra de dirección de tu navegador muestra "http://acronimos.blogspot.com.ar", deberás teclear "http://acronimos.blogspot.com.ar/ncr".

Puntaje a partir del 1° de enero de 2008

Cabeto Administrador +1181
LaTurca +1054
Marthita +874
Ala +782
Emmanuel +618
Adriana +266
Gloria +168
Algo para recordar +136
Eli +122
Susy +089
Rubén +083
Diego +079
Sigilosa +053
Cecilia +029
TT +027
Francisco +012
Javier +011
Alabama Worley +010
Vylia +010
Dante Co-administrador +003
Juan +003
La Co +001
Nashira +001
Yue +001
Valeriana -002

PUNTAJE HISTÓRICO

Cabeto Administrador +2356
Emmanuel +1893
LaTurca +1736
Ala +1268
Marthita +1107
Adriana +335
Olavia Kite Fundadora y administradora +300
Diego +124
Dante Co-administrador +073
Vylia +072
La Co +039



Último recuento hecho el dos de abril de 2012 con el acrónimo de LaTurca terminado en 'acrónimo'.


- CAJA DE RESONANCIA -



¿QUÉ ES?

acrónimo.
(Del gr. ̚κρος, extremo, y -ónimo).
1. m. Tipo de sigla que se pronuncia como una palabra; p. ej., o(bjeto) v(olante) n(o) i(dentificado).
2. m. Vocablo formado por la unión de elementos de dos o más palabras, constituido por el principio de la primera y el final de la última, p. ej., ofi(cina infor)mática, o, frecuentemente, por otras combinaciones, p. ej., so(und) n(avigation) a(nd) r(anging), Ban(co) es(pañol) (de) (cr?di)to.
Real Academia Española © Todos los derechos reservados


Acrónimos empezó como un divertido juego de palabras en inglés que pronto fue adaptado al portugués, y ahora, al español. El objetivo es construir una frase a partir de las letras de la última palabra del post inmediatamente anterior. El carácter de la frase (serio, tonto, indecente) no importa. ¡Lo esencial es que la frase forme el acrónimo correctamente y tenga sentido! Cada frase correcta le otorga 1 punto al jugador.


JUEGA

¡Todos están invitados a jugar! Dejen un mensaje en la Caja de resonancia con su nombre, E-mail, la dirección de su página (en caso de tenerla) y su país de origen. El único requisito indispensable es tener una cuenta en Blogger. ¿Qué esperan? ¡Únanse y diviértanse!

Blogstop es el juego original. Acrônimo es el juego en portugués.


REGLAS
  1. Se otorgará un punto a una oración si ésta tiene sentido, buena ortografía y gramática, y si tiene como acrónimo la última palabra de la frase anterior.
  2. Se quitarán dos puntos a una oración que contenga faltas de ortografía o sintaxis.
  3. Se quitará un punto a una frase que parta de otra que contenga faltas gramaticales u ortográficas.
  4. Se quitará un punto a la frase que no tenga como acrónimo la última palabra de la frase anterior.
  5. Las oraciones deben ser completas, con sujeto y predicado. Los fragmentos serán tomados como faltas gramaticales.
  6. No se permite usar nombres propios, exceptuando el caso de nombres de jugadores de este blog, escritos tal como aparecen en la tabla de puntaje sí son permitidos.
  7. La última palabra de su frase no puede exceder los 20 caracteres, y debe ser puesta en negrita.
  8. Nuestra referencia máxima es, El Diccionario. La excepción a esta regla son los nombres propios aceptados (ver regla #6). Es decir, una palabra es válida ÚNICAMENTE si aparece en la lista de jugadores de Acrónimos o si aparece en el diccionario de la RAE, tanto en búsqueda directa o dentro de una definición.
  9. Un mismo participante no debe escribir dos frases seguidas; se parte siempre de la frase de alguien más.
  10. ¡Revisen bien sus frases antes de publicarlas! No quieren perder puntos, ¿o sí?
  11. Los posts no deben contener nada que no sean las frases del juego. La Caja de resonancia está abierta para cualquier otro tipo de conversación y avisos del administrador.
  12. Dado el caso de que dos o más personas escriban frases a partir de la misma palabra, sólo la primera en aparecer publicada será válida. Si varios minutos después aparece la otra oración, aunque ésta muestre una hora anterior, será inválidada, siempre que el hecho suceda cuando pueda ser válidado.
  13. Cuando un post no sea aceptado (si no cumple con alguno de los requisitos), el siguiente debe partir de la última frase correcta que se haya escrito.
  14. Para asegurar su permanencia en Acrónimos, los jugadores deberán hacer como mínimo un post cada tres meses. En caso de ser retirados del juego, pueden solicitar su reingreso con un comentario en la Caja de resonancia.
  15. NINGÚN jugador podrá borrar o modificar su oración publicada una vez que otro jugador haya publicado una nueva oración a partir de ésta.
  16. Cualquier discusión en torno al desarrollo del juego será moderada por el Administrador y resuelta por éste.

ARCHIVOS
agosto 2003 / septiembre 2003 / octubre 2003 / noviembre 2003 / diciembre 2003 / enero 2004 / febrero 2004 / marzo 2004 / abril 2004 / mayo 2004 / junio 2004 / julio 2004 / agosto 2004 / septiembre 2004 / octubre 2004 / noviembre 2004 / diciembre 2004 / enero 2005 / febrero 2005 / marzo 2005 / abril 2005 / mayo 2005 / junio 2005 / julio 2005 / agosto 2005 / septiembre 2005 / octubre 2005 / noviembre 2005 / diciembre 2005 / enero 2006 / febrero 2006 / marzo 2006 / abril 2006 / mayo 2006 / junio 2006 / julio 2006 / agosto 2006 / septiembre 2006 / octubre 2006 / noviembre 2006 / diciembre 2006 / enero 2007 / febrero 2007 / marzo 2007 / abril 2007 / mayo 2007 / junio 2007 / julio 2007 / agosto 2007 / septiembre 2007 / octubre 2007 / noviembre 2007 / diciembre 2007 / enero 2008 / febrero 2008 / marzo 2008 / abril 2008 / mayo 2008 / junio 2008 / julio 2008 / agosto 2008 / septiembre 2008 / octubre 2008 / noviembre 2008 / diciembre 2008 / enero 2009 / febrero 2009 / marzo 2009 / abril 2009 / mayo 2009 / junio 2009 / julio 2009 / agosto 2009 / septiembre 2009 / octubre 2009 / diciembre 2009 / enero 2010 / febrero 2010 / marzo 2010 / abril 2010 / mayo 2010 / junio 2010 / julio 2010 / agosto 2010 / septiembre 2010 / octubre 2010 / noviembre 2010 / diciembre 2010 / enero 2011 / febrero 2011 / marzo 2011 / abril 2011 / mayo 2011 / junio 2011 / julio 2011 / agosto 2011 / septiembre 2011 / octubre 2011 / noviembre 2011 / diciembre 2011 / enero 2012 / febrero 2012 / marzo 2012 / abril 2012 / mayo 2012 / junio 2012 / julio 2012 / agosto 2012 / septiembre 2012 / octubre 2012 / noviembre 2012 / diciembre 2012 / febrero 2013 / marzo 2013 / mayo 2013 / junio 2013 / julio 2013 / mayo 2015 / octubre 2015 /


Powered by Blogger