ACRÓNIMOS


lunes, febrero 25, 2008
 
Si inventas geniales narrativas, intentaré filmarlas inmediatamente. Cuando acabe, dos Óscares sacaremos. --------- La oración tiene faltas de ortografía.
 
 
Emmanuel, sus comentarios ridículos ofrecen, también, otros significados.
 
 
Sí, Ala besa escrotos.
 
 
Sólo algunos tienen reales amistades; probablemente, Ala sabe.
 
 
El secreto para amar sé. ¿Me oirán, sátrapas?
 
 
Su esposo no supo apreciarla con interés o, naturalmente, amarla. La mujer extrañaba, nuevamente, tener espasmos.
 
 
El secretario contaba relatos únicos, pues usaba la ortología sensacionalmente.
 
 
Su esposa generaba un indecente deseo. A mi entender, no tenía escrúpulos.
 
 
Oigo tus reclamos, olvidándolos seguidamente.
 
 
Discutieron intensamente por una turra, amante de otros.
 
 
Oportunamente pedí ocho rones triples. Usted no impedirá debacles alcohólicas, diputado.
 
 
Seguramente, Emmanuel comprendió rápidamente; espera tener oportunidad.
 
 
Su única petición: estudiar rocas ígneas o revisarlas en secreto.
 
 
El xenófobo concentra estas particularidades: cobardía, irracionalidad, odio, nacionalismo aberrante, lectura escasa, sosería...
 
 
El xilofonista consiguió entrar, parsimonioso, con intenciones obvias. Necesitaba aprovechar los estudios superiores.
 
 
Olavia lee viejos idearios de autores rumanos. ¡Excepcionales!
 
 
Olvidaré lo vivido, ingrata, durante aquellos días. Olvidaré...
 
 
Eso sí podría estar raro, Ala. Dejémoslo olvidado.
 
 
Otro fugaz encuentro nos dará ese regocijo tan esperado...
 
 
Aceptar, camarada, es patético. Temo ofenderte.
 
 
¡Ah, has osado retarme! ¡Acepto!
 
 
Ocho pulpos oceánicos solicito, intendente. Tráigamelos, ¿oyó?, rápidamente. ¡Ahora!
 
 
¿Recuerda esa alianza? La impulsó, zarevich, aquella reina lapona opositora.
 
 
Siempre ansié lograrlo, intentarlo, realizarlo...
 
 
¡Ojalá los olores repugnantes os sigan al salir!
 
 
El sucio tonel resguardaba algunas guirnaldas olorosas.
 
 
Observaremos los vestigios identificables del estrago.
 
 
Nuevamente olvidé.
 
 
Oye, como uno lo trae a rastras, otro no.
 
 
Olavia buscaba sin entusiasmo. Rabo, Valeriana, Emmanuel lo ocultaron.
 
 
Ese niño tiene un susto increíble. Anda solo, meándose... Obsérvelo.
 
 
Emmanuel no tenía esperanzas. Rabo anuló su torpe entusiasmo.
 
 
En serio, TT, únicamente Phantom (esa noche decididamente alcoholizado) miraba estupefacto. ¿No te enteraste?
 
domingo, febrero 24, 2008
 
De esas canciones increíbles, decidí interpretar dos. Ahora mismo estudiaré notas, tocaré estupendamente.
 
 
¡Salvemos el nuevo santuario indígena, brigadier, intentando lo imposible! ¡Debemos actuar decididamente!
 
 
"Ahora necesito tiempo, ingenio, hombre; ideas geniales", incómodo, Emmanuel nos increpó con obvia sensibilidad.
 
sábado, febrero 23, 2008
 
Aún usa su traje raído al limpiar inodoros antihigiénicos.
 
 
Andy guardó un amuleto raro de Australia.
 
 
Otro piquete, armado con algunos rifles, lo aguarda.
 
 
Si Andy no tuviera un admirable reloj, intentaría opacarla...
 
 
Intenté nadar un trecho impensadamente largo.
 
 
Su adorable niña te usará ahora; recuérdalo, inútil.
 
 
Alguien más aparecerá. Recuerda ir los lunes al santuario...
 
 
Ese nene comió incontables manzanas amarillas.
 
 
Si intervenía, nuestro capitán era raramente amable. Mejor era no tenerlo encima...
 
 
¡Silencio, escuche cómo ronca! Es tan ordinario, sinceramente...
 
 
Su intimidad tiene interesantes, oscuros secretos...
 
 
Son ocho jugadores; una zona grande; algunos rastros, naturalmente... ¡Ocupen sitios!
 
 
Señora, Israel no acreditó grandeza o genialidad al sojuzgarnos...
 
 
Otros buscan refugio en sinagogas.
 
 
Emocionada, murmuró: "Obra con interés o no obres".
 
 
Obviamente, cuando una persona acusa romance, me emociono...
 
 
Otro día intentaré ocuparme...
 
 
Lee, Ala: "Tus intervenciones generan odio".
 
 
El mayoral me aconsejó no utilizar el látigo.
 
 
¿Yace aquí, con Emmanuel?
 
 
Señores, el xenófobo yace.
 
 
Eligió las enaguas coloradas con incrustaciones oro, necesitaba estar sexy.
 
 
Los unionistas griegos (unos boludos) reclaman elecciones.
 
 
Sos oscuro, lúgubre.
 
viernes, febrero 22, 2008
 
Rumbo al cabaré, imaginaba sus tetas al sol...
 
 
Olavia pidió igualdad, no ataques racistas.
 
 
Impidiendo nuestra unión, ¿nos dejarán opinar?
 
 
Argentina se inundó.
 
 
Intenten no tirar rápido... ¡Intenten ganar al baloncesto así!
 
 
Su ano lamí ayer; me intrigaba.
 
 
¿Alguien se quedará untando el roquefort o solamente ocuparemos salami?
 
 
Olavia fuma esos nabos duros. Están realmente asquerosos.
 
 
¿Ahora saben quiénes urdieron esa ruindad? Olavia se ofenderá.
 
 
Semejante acontecimiento, bastante insoportable, dejó un resabio inmundo, asqueroso.
 
 
Sus intervenciones nos sonaban a buena oratoria, reflexiones elaboradas, sabiduría...
 
 
Son oscuros los días aciagos, dejan odiosos sinsabores.
 
 
Ellos reclamaron guardias uniformados. Inmediatamente, destacamos ocho soldados.
 
 
Los anfibios no caminan erguidos.
 
 
Es mi mejor amiga... No urdiré ese lance.
 
 
Sus ojos la ayudan, miran enternecidamente. Necesito tenerla, Emmanuel.
 
 
¿Observó, cabo? Las unidades inglesas recorren las orillas solamente.
 
 
Ahora pondré resina en culos, intentando ocluirlos.
 
 
Insista, general... Usted amerita nuestro aprecio.
 
 
Ahora quiero una iguana.
 
 
Siempre observo la luna. Otros zascandilean admirando bajezas aquí...
 
 
Recientemente estaba contándole un episodio realmente doloroso; Andy sollozaba.
 
 
Oye, me interesaba tener intimidad, ¿recuerdas?
 
 
Emmanuel, su propuesta (lamentablemente expresada, no demasiado interesante) debió omitir.
 
 
¿Servirá uvas con ubres maceradas? Bien ideado, restaurador, espléndido.
 
 
En serio, Lou, ojalá vuelva esta noche o sucumbiré.
 
 
¿Oyen las voces increíbles de aquellos seis tenores eslovenos?
 
 
Oye, las viandas inglesas dejaste allá. ¿Las olvidaste?
 
 
Olvídalo; sería tristemente estéril no teniendo opciones seguras... ¡Olvídalo!
 
 
Otro traje resultaría ostentoso.
 
 
¿No es gris? Recoge otro.
 
 
Tengo un nuevo traje, uno negro.
 
 
Navegas al tuntún...
 
 
Oye, cocina un lomo (te aconsejo bien adobado), Nat.
 
jueves, febrero 21, 2008
 
Ocho pinos ingleses nos ocultaban.
 
 
Señor, el xenófobo opinó.
 
 
Sólo Olavia le ofreció sexo.
 
 
Opositores bienintencionados iniciaron su protesta operando solos.
 
 
Ala, tu rabia indigna obispos.
 
 
Siempre empieza barriendo o regando rápidamente el atrio.
 
 
Suelo usar pantalones extremadamente rotos, Valeriana. Intenta sentir aquí, donde oculto seborrea.
 
 
Se escaparon de una cárcel tunecina ocho reclusos especialmente supervisados.
 
 
Se amaron largamente aquellos dos amigos seductores.
 
 
Ama las algas saladas.
 
 
Soy un pato rebosante. En marzo apareceré con impresionantes alas.
 
 
Ninguno anhelaba riquezas, dinero o supremacía...
 
 
El xilófago atragantose mientras engullía nardos.
 
 
Al buen universitario recurrí, reclamando inspeccionara rápidamente mi examen.
 
 
Su eterna ñoñez origina ratos insulsos. Temo aburrirme.
 
 
Su ulular bélico me aterra; realmente intento no oírlo, señorita.
 
 
Ondean banderas lituanas en aquellos submarinos.
 
 
El gran ilusionista peruano come increíbles obleas.
 
 
Así, no intentarán mudarse a territorio egipcio.
 
 
Ahora temes escuchar mis oraciones rimbombantes, irónicas... Zaherirte, amigo, decidí. Olvida rencores, anímate.
 
 
Su insistencia genera una inquietud extraña, raramente atemorizadora...
 
 
Siento ofrecer los últimos conciertos itinerantes, ojalá nuestro espectáculo siguiera...
 
 
Si insisten, ganarán. Ahora, Marthita ofrecerá soluciones.
 
 
Obrar por intuición no implica obrar nulamente, educandos. Sigamos...
 
 
Seguramente Andy buscará algunas diferentes opiniones.
 
 
Su avión bajará el sábado.
 
 
Andy, cuando regrese Olavia, buscará ayuda. Creo importante asistirla, ¿sabes?
 
 
Ocho brincadores libaneses intentaban ganar aquel torneo obstinadamente, realizando impresionantes acrobacias.
 
 
Algunas remotas zonas olvidadas (barrios indigentes) serán parada obligatoria.
 
miércoles, febrero 20, 2008
 
Algún reportero zahirió opiniones banales, intentando sofocar posiciones ofensivas. -------- La oración contiene errores.
 
 
Otro señor tenía recuerdos oscuros guardados. Obviamente decidió apuñalarse. ------------ La oración no tiene como acrónimo la última palabra de la frase anterior.
 
 
Ocho sacerdotes, teólogos reconocidos, obtuvieron grandes obsequios del arzobispo.
 
 
El niño somalí aprende la zarzuela ostrogoda.
 
 
¡Oh, Dios! Intento oírte. Sí, Altísimo, me estremece nombrarte. ¡Te ensalzo!
 
 
Olavia ríe odiosamente.
 
 
Señoritas, Olavia necesita su estupenda ayuda. Nuevamente denle oro.
 
 
Odio decidir inmediatamente o siempre andar sonseando.
 
 
El niño francés estaba repasando matemáticas odiosas.
 
 
Entonces nadie tenía remedios, ese niño andaba tan enfermo...
 
 
Si intentas ganarme, Andy, mejor entrénate.
 
 
¿Recuerda el cuento, usted? Era raro. Debería anotarlo, sígame.
 
martes, febrero 19, 2008
 
Anoche ya estaba, ¿recuerdas?
 
 
Yo encontré gemas únicas ayer.
 
 
Andy nos dejó, ¡yegua!
 
 
—Oye, LaTurca, alguien viene —indicó Andy.
 
 
Espere su turno; únicamente podrá ingresar Diego, Olavia.
 
 
Sueles insistir severamente; tienes enojos múltiples. Actúas tan idiotamente, compañero. ¡Anda, mentiroso! Eres necio, tan estúpido...
 
 
Señor intendente, lavaré esta nave carguera. Impecable, olerá suavemente a menta. Esta nave tendrá espectadores. ------------ La oración no tiene como acrónimo la última palabra de la frase anterior.
 
 
En nuestro taller reparamos esos trenes eléctricos novedosos. Incluso diseñamos algunos sistemáticamente.
 
 
Es necesario festejar. Reunidos en nuestra terraza armaremos, rápidamente, tertulias especiales, muy entretenidas.
 
 
Si intentas lastimarme, entonces no conocerás, ingrata, otras satisfacciones amatorias. Me encabronaré, Nat, temerás enfrentárteme.
 
 
Si encuentran ñandúes americanos, limítense a domesticarlos, obsérvenlos silenciosamente.
 
 
No andes con indecisiones. Obviamente, nunca alcanzarás los esquemas señalados.
 
 
Siempre oportuna, LaTurca usa cosméticos importados o nacionales.
 
 
Andy rogaba, rabiosa (una grosera), alguna solución.
 
 
Sus ojos tenían algunas nítidas arrugas.
 
 
Ella se puso el jubón usado; él, la oscura sotana.
 
lunes, febrero 18, 2008
 
Ocho burros vienen, impávidos. ¡Ahí, míralos! ¿Ese negro tiene espejuelos?
 
 
Si Olavia regresara te escribiría, obviamente.
 
 
Ahora me interesaría ganar otro sorteo.
 
 

Ayer nosotros tuvimos invitados. Comimos un asado delicioso, amigos.

 
 
Ayer le grité una necedad anticuada.
 
 
Llamaron ofreciendo revistas; ahora buscaremos alguna.
 
 
¿Se enteraron? Nuestro seminario arrancó con increíbles ovaciones; naturalmente, Andy lloraba.
 
 
En su carro acudimos prontamente. Estuvo sensacional.
 
 
¡Se acabó! Realmente, compañero, acábala. Si tienes interés, cretino, aguárdame meses enteros; no te escapes.
 
 
Nunca, amigos, usan sus escritos amablemente. ¿Bromean utilizando nuestras desafiantes oraciones sarcásticamente?
 
 
Siempre acaban los dos revolcándose alcoholizados, Nat. -------- La oración anterior contiene errores.
 
 
Nosotras acomodamos unos sillones en aquel bar. Ustedes no desordenen, o saldrán. --------- La oración tiene faltas de ortografía.
 
 
Son (esos gusanos) unos insectos realmente inmundos, acaso nauseabundos.
 
domingo, febrero 17, 2008
 
Ese xilógrafo habría aceptado un sencillo trabajo; otros seguirían.
 
 
¿Siempre objetarás nuestros razonamientos? ¡Increíble, Emmanuel, nos tienes exhaustos!
 
 
Olavia buscaba su conveniencia; Emmanuel no intentó detenerla. Ala (distraído) esperaba sonriente.
 
 
Olavia decía, irritada, obscenidades.
 
 
Su estatua neoclásica tiene, incrustados, diamantes africanos. Mil esclavos negros trabajaron esculpiéndola. ------------ La oración no tiene como acrónimo la última palabra de la última frase válida.
 
sábado, febrero 16, 2008
 
Olavia buscó seis entradas; reservó varios asientos, naturalmente. -------- La oración anterior contiene errores.
 
 
Observen; dos indios observan. --------- La oración tiene faltas de ortografía.
 
 
Los indígenas nos demostraron odio.
 
 
Siente otra caricia... Intenta alegrarte, lindo.
 
 
Sí, en las escuelas, cada comisión investigará otros nuevos aspectos del ordenamiento social...
 
 
"Seria estúpido leer esos cuentos cortos intentando olvidar novelas apasionantes", decían otros seriamente. --------- La oración tiene faltas de ortografía.
 
 
Ese, que usa impermeable verde, ofreció quince uniformes especialmente seleccionados.
 
 
¿Eres quien usa impropios vocablos o quien escribe sobriamente? --------- La oración tiene faltas de ortografía.
 
 
Sería algo tan impropio, señor funcionario. ¡Acabará con ellas!
 
viernes, febrero 15, 2008
 
Olavia busca esmeraldas sensuales, ópalos suntuosos. ------------ La oración no tiene como acrónimo la última palabra de la última frase válida.
 
 
Seguramente ansiás lijar, impotente... Andá. -------- La oración anterior contiene errores.
 
 
El que último intentó violarla, observó que un excremento salía. -------- La oración contiene errores.
 
 
-Seguramente enseñarán nuevos temas -indicó Diego algo molesto-. Emmanuel, no te equivoques.
 
 
Sí, aquí conocemos usureros, defraudadores, insensibles recaudadores. Los odio sentidamente.
 
 
Aquí cerca están reunidos quienes usuran en México. Oigan, ¿no osaremos sacudirlos?
 
 
La ansiosa vecina anda nadando desnuda, acerquémonos.
 
 
Algún zambo usó lavanda.
 
 
Ayer pudo estrenar su taza azul.
 
 
Opiniones de otros no tendrían objeto; la opinión general, insisto, apesta.
 
 
Otros defeños inútiles osan saber odontología.
 
 
Nunca encontrarás cien esferas, sos inútil... también odioso.
 
 
Su olor necesito.
 
 
Ojos bellos esos, sus ojos, son...
 
 
El xilofonista tiene raros amigos: ñoños obesos.
 
 
Alguien busca un radio; resulta extraño...
 
 
Ahora sabemos que un extraterrestre aburre.
 
 
Su obra breve reivindica el matriarcado; a nuestro entender, realmente asquea.
 
 
Si osas mentirnos, Emmanuel, tendrás eterno repudio. Nos ofenderás sobremanera.
 
 
¿Sí, intuyes nuestras intenciones? Esperamos salir triunfantes rebelándonos; odiamos someternos.
 
 
Son algunos períodos oscuros, siniestros.
 
 
Observamos peces raros, ofidios bastante interesantes, orugas, sapos...
 
 
Ayer le grité oprobios.
 
 
Ala, consentido, ¿osarás gastar ese dinero? ¡Os romperé algo!
 
jueves, febrero 14, 2008
 
Este silencio es nuestra casa... inmaculada, acogedora.
 
 
Odio besarnos sin cariño entre nosotros; ámame, me estás negando tu esencia...
 
 
Odio pedirte ósculos. ¡Reacciona, tómame obscenamente!
 
 
Amigo, me interesa guardar oporto.
 
 
Olvida las angustias. Vive intensamente, amigo.
 
 
Ojalá tengas recompensa, Olavia.
 
 
¡El xifoides que usted intervino se infectó terriblemente, obcecado! ------------ La oración no tiene como acrónimo la última palabra de la frase anterior.
 
 
El xilofonista quiere una invitación. Si insiste, tocará otro.
 
 
Ayer guisamos un arroz nicaragüense tan apetitoso, realmente exquisito.
 
 
Acá lo aguantaré.
 
 
Eso sí puede ofenderme sumamente, Ala.
 
 
Lo agarraron regurgitando gargajos ante tu esposa.
 
 
Oye, farandulero, ¿intentas confundirnos? Imbécil, ahora lárgate.
 
 
Siento un frío realmente insoportable. Me introduciré en nuestra trinchera, oficial.
 
 
Siempre estaré nalgueándote tan amorosamente, rlrm. No obtendrás sufrimiento.
 
 
Su esposa nos ofreció sentarnos.
 
 
Siempre ansío besar incesantemente aquellos senos.
 
 
Les estamos ganando a los ecuatorianos, ¿sabías?
 
 
Soy el ñoño oficinista, reviso insulsos acuerdos legales.
 
 
Otros cien uruguayos lucharon tan arduamente. Recuperaron nuestro oro señorial.
 
 
Se abren zaguanes oscuros. Nosotros acudiremos, deseando ocultarnos.
 
 
Originalmente se comieron un ratón altamente sazonado.
 
 
Alguien nos tiró a ñangas oscuras.
 
 
Ámame como antaño.
 
 
Siento un calor intenso acá.
 
 
Siempre andas babosa. ¡Eres sucia!
 
 
Andy, mejor olvidar; recordar amarga la existencia, ¿sabes?
 
 
Anoche no dormimos. Revolcándonos estuvimos intensamente, tan amorales...
 
 
Su ansiado trofeo recibió acompañado por Andreita.
 
 
Otro recuerdo genial inspiró al sátrapa.
 
 
Siempre intento tener intensas orgías.
 
 
Otro pelotón entró rápidamente al sitio.
 
 
El xilofonista pudo interpretar, rápidamente, óperas.
 
 
Su último suspiro, camaradas, resonó increíblemente, bien intensamente. Recia, sonoramente, expiró.
 
 
Sí, estúpido ñoño, otro recurso es suscribirse.
 
 
Siempre encuentro ñandúes olfateanodo rosas especialmente seleccionadas. --------- La oración tiene faltas de ortografía.
 
 
Oí bastantes enunciados derivativos, encontré casos extraordinarios. Realizaron escritos muy ostentosos, señores.
 
 
Acataremos con alegría, toda aclaración, Rabo; las obedeceremos.
 
 
Si algo nuevo decido, intenten acatarlo.
 
miércoles, febrero 13, 2008
 
Olavia nos escribió recordándonos otras situaciones, anécdotas simpáticas. -------- La oración anterior contiene errores.
 
 
Es nuestra facultad establecer rutas menos onerosas. ------------ La oración no tiene como acrónimo la última palabra de la frase anterior.
 
 
Sí, Andy, quiero una ensalada aderezada; Diego, ostras rebozadas, escalopes, sandía...
 
 
Se internan lentamente en nuestros campos intentando observarnos; son ominosos saqueadores.
 
martes, febrero 12, 2008
 
Sí, amasaré tus increíbles senos. Finalmente estaremos cogiendo hasta aburrirnos. ------------ La oración no tiene como acrónimo la última palabra de la frase anterior.
 
 
Olavia lo vio irse, dejándonos amargados, deprimidos, oprimidos, silenciosos...
 
 
Estábamos solos... olvidados.
 
 
Nunca antes vimos eso.
 
 
Son ocho lunáticos; unidos construyeron, increíblemente, otra nave.
 
 
¿Satisfechos ante tamaña ignominia? Sólo Francisco espera, completamente hastiado, otra solución.
 
 
¿Son acaso los únicos deudos? Anda, respóndeme, Nat. Obsérvalos, satisfechos.
 
 
Ala, debemos entender cuando un amigo distraído olvida saludarnos.
 
 
Sí, al tercer intento, simplemente, fracasamos; esperamos construir hornos adecuados...
 
 
Olavia recibió dos esculturas; no estaba satisfecha.
 
 
¿Obedecerás fielmente? En nuestra destinada intimidad, daré órdenes.
 
 
Olavia lo vio irse, demasiado ofendido.
 
 
Ella no fue, estaba recuperándose. Mejor olvidó.
 
 
Sientes odio, reconócelo... porque regresa ebrio, siempre igual. Vives aguantándolo, Marthita; es nauseabundo, totalmente enfermo.
 
 
Se obsesiona, recurrentemente, por revivir esa situación irrepetible: ver aquella mamadera en nuestro estante. ------------ La oración no tiene como acrónimo la última palabra de la frase anterior.
 
 
¡Sácalos! Unos cuantos insectos atacarán sorpresivamente.
 
 
Solamente uno nos trajo una olla sin asas sucias.
 
 
Recuerdo esas palabras risueñas; intento moldearlas imaginativamente, recobrando nociones oscuras, suntuosas.
 
 
Sí, un día ordenó reprimirnos.
 
 
Se abren nuevos días, estamos contentos exudando sudor.
 
 
Intento no decir idioteces o sandeces.
 
 
Ahí hay indios.
 
 
Siento ansiedad, TT. Intentaré salir. Fresco aire, con tremendo olor, respiraré. Imagíname ahí.
 
 
Obraré rotundamente agradecido; cada inspirada oración nos es satisfactoria.
 
 
El xecudo parece inspirado redactando oraciones.
 
 
Obviaremos ir; su tía expiró.
 
 
Esos niños corren alocadamente, rlrm, cálmalos enérgicamente. LaTurca ayudará; Marthita intentará entretenerlos. Necesitaremos talento, ¿oíste?
 
 
Su escuadra nos sacó a tiempo; al menos, evitamos nuestro temido encarcelamiento.
 
 
Emmanuel, Marthita, intenten ganarme redactando acrónimos. Deseo opacarlos sensatamente.
 
 
Andábamos por ahí, repartiendo tortazos a roñosos emigrados...
 
 
Si otros brutos ansían robármela, me esconderé, la apartaré.
 
 
No espero grandes aventuras; tampoco intentaré volver a seducirte.
 
 
¡Nuestro equipo ganará al tuyo, imbécil! ¡Ven a sobármela!
 
 
El xenón puede liberar, intensamente, cargas altísimas, cargas inmensas. Obviamente, negativas.
 
 
¿Será esa su urgencia? Desde ayer, me está negando toda explicación.
 
 
Oí ruidos, decidí investigar. Naturalmente, anduve receloso, inquieto, ocultándome sesudamente.
 
 
Suelen usar esos gorros rayados, ordinarios.
 
 
Su única esposa callaba al suegro.
 
 
Salí el sábado, ilusionado. Obtendría nueve esposas suecas.
 
 
Se oponían, burlándose, a reanudar las amistosas sesiones.
 
 
Sus ubres están ñangas, olvidemos sobarlas.
 
 
Soledad o lejanía... en alguna dejé algunos sueños.
 
 
Se iluminan bellas escenas relucientes. Imagínalas alumbradas, níveas, asombrosamente soleadas.
 
 
Solamente un tarado invadiría las estepas siberianas.
 
 
Se están pudriendo algunas rosas. Así decaen: olorosas, sutiles.
 
 
Oraban juntos; orarán separados.
 
 
Sus ocho perros rabiosos arrancaron nuestros ojos.
 
 
Ofrecieron discursos interminables; Olavia se ofendió. -------- La oración anterior contiene errores.
 
 
Sinceramente, Olavia, ¿porqué recibieron al narigón odioso? --------- La oración tiene faltas de ortografía.
 
 
Se aglomeraron los admiradores de aquella soprano.
 
 
Estaban sentados comiendo alcachofas. LaTurca ofreció fideos, ravioles, incluso olivas saladas.
 
 
Sus intereses no coincidían, entonces recurrieron al maestro; estaban nulos, tenían escalofríos...
 
 
Ojalá siempre te recuerde así, sinceramente.
 
 
Andy come caracoles; Emmanuel decidió ingerir ostras.
 
 
Aunque le expuse mil argumentos, no accedió.
 
 
Siempre escucho la versión alemana.
 
 
Señor, esa noche, ¿salió usted a la escarpada selva?
 
lunes, febrero 11, 2008
 
Seis indios me usaron lascivamente. Tenían asquerosas necesidades... eran asombrosamente sensuales.
 
 
Esperen las órdenes, granaderos; iniciaremos ofensivas simultáneas.
 
 
Sí, increíblemente, el mejor patinador recibirá elogios.
 
 
Seis obispos los observan, siempre.
 
 
Debemos estar un día allá, solos.
 
 
¿Son ustedes capaces? ¿Intentarán escapar, dejando atrás deudas?
 
 
Si intentaras barrer el rincón, idiota, acaso notarías otra suciedad...
 
 
En su teatralización, usted podrá incluir dos osos siberianos.
 
 
Esta noche cogeremos ostentosamente. No tendremos recelos estúpidos.
 
 
Recorriendo el puente, una noche te encontré.
 
 
Sin Emmanuel, nuestro amorío daría otro repunte.
 
 
Sí, un gobernador entró; rompió, en nuestra cara, informes al senador.
 
 
Recuerda escribir, si puedes, un extenso semanario. Tengo algunas sugerencias...
 
 
Ahora, yo espero respuestas.
 
 
Solamente usaremos el generador reparado ayer.
 
 
Su último encargo compraremos aquí, suegra.
 
 
Al menos, estaban nuestras amigas suecas.
 
 
Estuve nadando con aquellas nalgonas tan amenas.
 
 
Otro día, invítame al río; me encanta.
 
 
Estoy sumamente triste. Andy decidió odiarme.
 
 
Esa mujer borracha, orinada, rajó rápidamente al coche; huyó al reconocer su estado.
 
 
Sí, amigos, bebamos. Intentemos andar muy entusiastas. ¡No teman emborracharse!
 
 
Ayer, mis invitados griegos opinaron sabiamente.
 
 
Ahora habrá otros rencores, amigos.
 
 
Sigan, ingratos, generando aflicciones... -------- La oración anterior contiene errores.
 
 
¿Se imagina nuestras tristes anécdotas, xerógrafo? Inténtelo, siga. ------------ La oración no tiene como acrónimo la última palabra de la última frase válida.
 
 
Son entorpecedoras tus intervenciones, Emmanuel. Mejor bríndanos, rápidamente, explicaciones. -------- La oración anterior contiene errores.
 
 
Su ímproba tarea inició, algún lunes, en setiembre. ------------ La oración no tiene como acrónimo la última palabra de la última frase válida.
 
 
Soy ictiófago. Necesito guachinangos ungidos, los añoro repetidamente. ------------ La oración no tiene como acrónimo la última palabra de la última frase válida.
 
 
Obtuvimos pases especiales, recibimos entradas, tarjetas asignando sitiales. -------- La oración anterior contiene errores.
 
 
Su actividad teatral incluyó satisfacciones, fue actor con trescientas obras representadas, incluyendo operetas. ------------ La oración no tiene como acrónimo la última palabra de la última frase válida.
 
 
Ala no sabe iluminar. Así destruye acuarelas. ------------ La oración no tiene como acrónimo la última palabra de la última frase válida.
 
 
Se estudiaron doce úteros con tumores operables, rectora. -------- La oración anterior contiene errores.
 
 
Lloré intentando dejarlo; era romántico, exquisito, seductor... ------------ La oración no tiene como acrónimo la última palabra de la frase anterior.
 
domingo, febrero 10, 2008
 
Oye, pendejo, intenta no acudir bebido ahora.
 
 
También el romano, muy introvertido, no opinaba.
 
 
Nuestro amor terminó.
 
sábado, febrero 09, 2008
 
¿Tienes raras anémonas? Intento descubrir otros Ranunculáceos. -------- La oración anterior contiene errores.
 
 
¡No! Ala traidor... ----- Regla 5.
 
 
¿Anoche verdaderamente intentabas ocultarte, Nat?
 
 
¿Recuerdas aquel raudo avión?
 
 
Aquella yegua estaba rara.
 
 
Ayer no salí, igual antes de ayer.
 
 
Si oyes ruidos, prepárate, recibirás esa sorpresa ansiada.
 
 
Ahora podemos esperar, Nat, alguna sorpresa.
 
 
Sus opiniones no atraerían mucho, bastarían unos laboristas, apenas.
 
 
Era durante un concierto... apareció desnuda, obviamente sonámbula.
 
 
¿Reís insolentemente? ¿Os parece lógico, atenienses, teniendo educación, no ser educados?
 
 
Sólo intento no golpear una lujuriosa antigüedad rioplatense.
 
 
Su insolencia nos fortalece, ofenden nuestras instituciones con osadía singular.
 
 
Orquestas polacas ofrecieron singulares interpretaciones. Tocaron ocho renombrados estudios sinfónicos.
 
 
¡Ay, mataron al ruso! ¡Investigarán los lituanos opositores!
 
 
El xilofonista cubano usa sombrero amarillo.
 
 
Omite comportarte indignamente o sucumbirás ardiendo, mujer escandalosa. No tienes excusa.
 
 
Olavia te recuerda ociosamente.
 
 
Necesariamente Ala buscará otro.
 
 
¡Olvidé comprar las uvas y el nabo!
 
 
Sus ojos no se ocluyen.
 
 
Soy otro, lo lamento, oloroso zacateca... ¿Al muerto olvidaste, sonso?
 
 
Ocultos, leímos indignantes volantes oscurantistas; sollozamos.
 
 
Otro buen indicio, sargento: plantan olivos.
 
 
Olavia regresó esas gemas al nuevo obispo.
 
 
Enebro no encontré; buscaré rápidamente orégano.
 
 
Siempre anda buscando enebro.
 
 
Nat, Olavia se ocupará, tienes razón; Olavia sabe.
 
 
¿Ordena boludeces el decano? ¡Ese zote comparecerá ante nosotros!
 
 
¡Niños, obedezcan!
 
 
¿Rendimos incondicionalmente nuestra caserna o no?
 
 
Ojalá revisaran aquel rincón...
 
 
Ocho boludos siempre esperaban que uno intentase orar.
 
 
Siempre unos enormes libros obsequio.
 
 
Sus únicos espejuelos cayeron al suelo.
 
 
Andy guarda revistas antiguas; varias inglesas, otras suecas.
 
 
Sus amigos nos dijeron injurias, agravios...
 
 
Es muy previsible. Algunos comerán helado, otros, sandía.
 
 
Sí, adoro besarla, incluso al mear. Ella no tiene empachos.
 
viernes, febrero 08, 2008
 
—Señor, ¿alguien nos guiará? Una indicación nos ayudaría, realmente —intervino Olavia sabiamente.
 
 
Su ira le estorba; no controla impulsos odiosamente sanguinarios.
 
 
El xenófobo canadiense intentó tirarme agua.
 
 
Su última inversión cuidaba intuitivamente. Decidió ocultar su empresa. -------- La oración anterior contiene errores.
 
 
Su indiferencia la enloqueció; con irracional odio, suicidóse. --------- La oración tiene faltas de ortografía.
 
 
Intento no hacer otro soliloquio, pero insisten tejiendo absurdos silencios.
 
 
Realmente estamos cansados Olavia; recorrimos regiones inhóspitas.
 
 
Aquellos zapatos usé cuando África recorrí.
 
 
Está siempre comiendo algo; la descubrí al buscar azúcar.
 
 
Algunos reían diciéndonos improperios; elegimos no dejarnos ofender... -------- La oración anterior contiene errores.
 
 
Él sabía cómo hacernos lamentar, dejaba aquellas brasas ardiendo. ------------ La oración no tiene como acrónimo la última palabra de la frase anterior.
 
 
¿Recuerdas al párroco inquisidor dándonos azotes mientras ese novicio te escaldaba?
 
 
Si ella no accede, Dante, olvídala rápidamente.
 
 
Solamente ustedes conseguirán imputar al senador.
 
 
Si encuentro xenófobos, armaré reyertas. -------- La oración anterior contiene errores.
 
 
Se unieron, casi inmediatamente, a sexar. --------- La oración tiene faltas de ortografía.
 
 
Odio juntar ostras sucias.
 
 
Sin aquellos rasgos genéticos, ella no tendría ojos.
 
 
El xecudo teniente rugió ante ñoños aspirantes, sargento.
 
 
Aparentemente pudieron, al recorrer ese nuevo territorio, encontrar muchas especies nuevas, tan extrañas...
 
 
El niño sí estuvo gritando. Un intenso dolor, aparentemente.
 
 
¡Oh, bonita! Esas nalgas quiero. Unámonos enseguida.
 
 
Su esposa nunca supo amarrar tantos obenques.
 
 
Sólo aquel bruto ataca ñoños obesos, nunca es sensato.
 
 
Si untas nuestros torsos, úntalos, odalisca, sin obviar sabañones.
 
 
Si un peruano esperanzado recupera aquella dote, ofrecerá regalos espectaculares, suntuosos.
 
 
Sí, un buen dirigente intentará tener objetivos superadores.
 
 
Soy un dios amoroso, fino. Recuerden implorar con alegría... ¡No oigo, súbditos!
 
 
Nunca estuve con ingleses o sudafricanos.
 
 
Seguramente algunos nos crean idiotas o necios.
 
 
Si el ñaruso osara retobarse, inmediatamente tendría alguna sanción.
 
 
Se escuchan carcajadas ominosas, señoritas.
 
jueves, febrero 07, 2008
 
¿En serio comes uvas con higos especialmente secos?
 
 
Oye, Rabo, intuye, no escuches.
 
 
Adriana, me oriné.
 
 
Andy lo amó.
 
 
Antes me imaginaba ganando, Ala.
 
 
Andy, hay otros recursos, amiga...
 
 
Nuestro inspector general recomendó operar más armónicamente, no tan individualmente como ahora.
 
 
Ojalá puedas imaginar nuestra increíble ofrenda nigromántica.
 
 
Espero su opinión.
 
 
Ala miente, Adriana. Nuestro último estudio no señala eso.
 
 
Su estupidez generó una indignación descontrolada, amanuense.
 
 
Oye, bello, sóbame el rabo. Ven ahora, disfrútame o retírate en seguida.
 
 
Su intuición lo encaminaba, no concebía inocentes observadores.
 
 
Nuestros ojos ven el día abriéndose, destellando en silencio.
 
 
—¿No oyen? —vociferaba Emmanuel desesperado— ¡algunos, decididamente, están sordos! --------- La oración tiene faltas de ortografía.
 
 
Mejor olvídalo, Latinlosers, el sábado tendremos algunas novedades.
 
 
Realmente, los ruidos molestan.
 
 
Ámame más. ¡Oh, rlrm!
 
 
Al buen amigo tendrás, incondicionalmente, dándote amor.
 
 
Olavia busca siempre errores. Realmente vive abatida.
 
 
Es suyo, tiene ínfulas, ¿lo observa?
 
 
Seis osos rabiosos persiguieron ratones en Nicaragua. Desde entonces Nicaragua tiene estilo.
 
 
Oh, bromeaba, lindo; eres asombroso, sorprendente...
 
 
Siempre olvida sus obleas.
 
 
¿Ella quiere un indio vivaz o quiere un español soso?
 
 
El turquesa es realmente novedoso: amplio, muy escotado... ¡no te equivoques!
 
 
Su intención es muy precisa: recordarlos eternamente.
 
 
Oigan, fíjense en nuestro discípulo; él realmente nos ofende, siempre.
 
 
Siempre estás con reticencias, Emmanuel. ¿Temes ofendernos?
 
 
Los indios buscan al negro en secreto.
 
 
Seis exacerbados xenófobos ultimaron al libanés.
 
 
Ocho jotos obesos tienen abstinencia sexual.
 
 
Otros lo vieron irse dando, al remendón, las ojotas.
 
 
El niño tiene intenciones eufemísticas. No debes olvidarlo.
 
 
¿Es su mujer esa ramera? ¡Ahora sí, te entiendo!
 
 
Estoy sintiento mucha emoción. Relacionémonos aquí, será tan exitante. --------- La oración tiene faltas de ortografía.
 
 
Escribiste seis frases; una era ridícula, zonza; ¿acaso te esmeraste?
 
 
Ahora sí intenta salir, TT. Inténtalo realmente. ¡Esfuérzate!
 
 
Yo asistiré.
 
 
Hombre, olvídala ya.
 
 
Opérame hoy.
 
 
Es sumamente cochino, un canadiense harapiento, ¡oh!
 
 
De acuerdo, Nat, te escucho.
 
 
Ella no tiene intención de amarte, Dante.
 
 
Solamente un boludo seguiría insistiendo sin tener entidad.
 
 
Siempre omito los ornamentos suntuosos. ------------ La oración no tiene como acrónimo la última palabra de la frase anterior.
 
 
Siempre obtusa, la oquedad subsiste.
 
 
El nuevo rico irlandés quiere un encuentro con esa doncella omaní, reclama estar solos.
 
 
Opinando puedes inventar nuevos argumentos realmente enriquecedores.
 
 
Oigan, yo opinaré.
 
 
Es fácil usurpar sitios inhabitados, vecino. ¿Oyó?
 
miércoles, febrero 06, 2008
 
El xilofonista también recordaba al ñandú al regresar efusivo.
 
 
Nunca olvidaré todos aquellos besos... los extrañaré.
 
 
Zoilos atrevidos generaron un abucheo notable.
 
 
Aquel tarado recorrió otro zaguán.
 
 
Adriana no dudaba, recordaba ese incidente tan atroz.
 
 
¿Osas decir idioteces, Andreita?
 
 
Su oponente lo odia.
 
 
El señor parecía estar callado, tan atento circulaba ufanado; los amasios recordaba, estaba solo...
 
 
Aunque pareciera amarte, se imagina otras noches (acaso demasiado aburridas) monótonas; evidentemente, no tan espectaculares.
 
 
Andy me interrumpió gritando apasionadamente.
 
 
Aquellos dichos me inspiraron románticamente, amiga.
 
 
Eres lujosa, elegante, graciosa... Andy, nuestro concubinato, innegablemente, admira.
 
 
Decía, incesantemente, sucias obscenidades. Nunca atendió nuestra tradicional elegancia.
 
 
Sólo oigo los estudios de acordeón disonante.
 
 
Dígame, infeliz, ¿es gracioso ofender? -------- La oración anterior contiene errores.
 
 
Si olvidas la explicación, difícilmente apruebes, Diego. --------- La oración tiene errores de gramática.
 
 
La infinita visión interior agranda nuestra oscura soledad.
 
 
Señor, escuche nuestra sugerencia: use ambos livianos.
 
 
Solo estoy; nunca sentí un amor leal, ¡con un carajo! ------------ La oración no tiene como acrónimo la última palabra de la frase anterior.
 
 
Oh, bromeaba, lindo. Ideas generalmente acrónimos tan originales; redactas, incluso, oraciones simples. ------------ La oración no tiene como acrónimo la última palabra de la frase anterior.
 
 
Ojos bien lindos imagino. Gustoso, Andy, te observaré. Recrearemos idilios, odalisca sensual.
 
 
Eso no tiene utilidad, solamente impide algunos servicios mecánicos obligatorios.
 
 
Señor, escúchenos, ¿nos cree idiotas? Lamentablemente, los acrónimos mejor escritos nos tachó escandalosamente. ------------ La oración no tiene como acrónimo la última palabra de la frase anterior.
 
 
Sos errática, neurótica, caradura, indolente, lenta, ligera... Andy, mejor enemistémonos. Nunca tenemos entusiasmo.
 
 
Saca algún turrón, repártelo ahora. Puedes alimentarnos sencillamente.
 
 
Sí, aquéllos nunca dejan el contubernio. ¡Esos sátrapas!
 
 
Sí, el ñato, otrora responsable, escribe sandeces.
 
 
Ala lee algunas boberías anarquistas. Necio zarrapastroso, ¡ayúdenle, señores!
 
 
Ese nuevo feligrés reza enérgicamente. No teme, aclama, repite las alabanzas.
 
 
Sería adecuado buscar incansablemente a Marthita. Encuéntrala, no temas enfrentarla.
 
 
Emmanuel, si tienes una penitencia incumplida debes acatarla sabiamente.
 
 
Si ellos leyeran esto, compañero, comprenderían inmediatamente (o no armarían revueltas estúpidas).
 
 
Ningún acrónimo utilizaré si es aburrido. Buscando unirnos, nuevos, destacados acrónimos seleccionaré.
 
 
Oímos y escuchamos, regularmente, ofensas nauseabundas.
 
 
Amigos bienaventurados, aquí no domina o ningunea alguien loco, ¿oyeron?
 
 
Oye, ¿fumas eso, niño sabandija? ¡Abandónalo!
 
martes, febrero 05, 2008
 
Ala: ¿no odias realmente mirar atrás, lejos? -------- La oración anterior contiene errores.
 
 
Oye, Francisco: eres necio, sonso, anormal... --------- La oración tiene faltas de ortografía.
 
 
Ala, tu onanismo me indigna; causa ofensa.
 
La última palabra del último post sirve de acrónimo para la frase del siguiente.
Debido a los cambios que está implementando Blogger, debes teclear /ncr al final de la dirección del dominio que tu navegador te muestre. Es decir, si en la barra de dirección de tu navegador muestra "http://acronimos.blogspot.com.ar", deberás teclear "http://acronimos.blogspot.com.ar/ncr".

Puntaje a partir del 1° de enero de 2008

Cabeto Administrador +1181
LaTurca +1054
Marthita +874
Ala +782
Emmanuel +618
Adriana +266
Gloria +168
Algo para recordar +136
Eli +122
Susy +089
Rubén +083
Diego +079
Sigilosa +053
Cecilia +029
TT +027
Francisco +012
Javier +011
Alabama Worley +010
Vylia +010
Dante Co-administrador +003
Juan +003
La Co +001
Nashira +001
Yue +001
Valeriana -002

PUNTAJE HISTÓRICO

Cabeto Administrador +2356
Emmanuel +1893
LaTurca +1736
Ala +1268
Marthita +1107
Adriana +335
Olavia Kite Fundadora y administradora +300
Diego +124
Dante Co-administrador +073
Vylia +072
La Co +039



Último recuento hecho el dos de abril de 2012 con el acrónimo de LaTurca terminado en 'acrónimo'.


- CAJA DE RESONANCIA -



¿QUÉ ES?

acrónimo.
(Del gr. ̚κρος, extremo, y -ónimo).
1. m. Tipo de sigla que se pronuncia como una palabra; p. ej., o(bjeto) v(olante) n(o) i(dentificado).
2. m. Vocablo formado por la unión de elementos de dos o más palabras, constituido por el principio de la primera y el final de la última, p. ej., ofi(cina infor)mática, o, frecuentemente, por otras combinaciones, p. ej., so(und) n(avigation) a(nd) r(anging), Ban(co) es(pañol) (de) (cr?di)to.
Real Academia Española © Todos los derechos reservados


Acrónimos empezó como un divertido juego de palabras en inglés que pronto fue adaptado al portugués, y ahora, al español. El objetivo es construir una frase a partir de las letras de la última palabra del post inmediatamente anterior. El carácter de la frase (serio, tonto, indecente) no importa. ¡Lo esencial es que la frase forme el acrónimo correctamente y tenga sentido! Cada frase correcta le otorga 1 punto al jugador.


JUEGA

¡Todos están invitados a jugar! Dejen un mensaje en la Caja de resonancia con su nombre, E-mail, la dirección de su página (en caso de tenerla) y su país de origen. El único requisito indispensable es tener una cuenta en Blogger. ¿Qué esperan? ¡Únanse y diviértanse!

Blogstop es el juego original. Acrônimo es el juego en portugués.


REGLAS
  1. Se otorgará un punto a una oración si ésta tiene sentido, buena ortografía y gramática, y si tiene como acrónimo la última palabra de la frase anterior.
  2. Se quitarán dos puntos a una oración que contenga faltas de ortografía o sintaxis.
  3. Se quitará un punto a una frase que parta de otra que contenga faltas gramaticales u ortográficas.
  4. Se quitará un punto a la frase que no tenga como acrónimo la última palabra de la frase anterior.
  5. Las oraciones deben ser completas, con sujeto y predicado. Los fragmentos serán tomados como faltas gramaticales.
  6. No se permite usar nombres propios, exceptuando el caso de nombres de jugadores de este blog, escritos tal como aparecen en la tabla de puntaje sí son permitidos.
  7. La última palabra de su frase no puede exceder los 20 caracteres, y debe ser puesta en negrita.
  8. Nuestra referencia máxima es, El Diccionario. La excepción a esta regla son los nombres propios aceptados (ver regla #6). Es decir, una palabra es válida ÚNICAMENTE si aparece en la lista de jugadores de Acrónimos o si aparece en el diccionario de la RAE, tanto en búsqueda directa o dentro de una definición.
  9. Un mismo participante no debe escribir dos frases seguidas; se parte siempre de la frase de alguien más.
  10. ¡Revisen bien sus frases antes de publicarlas! No quieren perder puntos, ¿o sí?
  11. Los posts no deben contener nada que no sean las frases del juego. La Caja de resonancia está abierta para cualquier otro tipo de conversación y avisos del administrador.
  12. Dado el caso de que dos o más personas escriban frases a partir de la misma palabra, sólo la primera en aparecer publicada será válida. Si varios minutos después aparece la otra oración, aunque ésta muestre una hora anterior, será inválidada, siempre que el hecho suceda cuando pueda ser válidado.
  13. Cuando un post no sea aceptado (si no cumple con alguno de los requisitos), el siguiente debe partir de la última frase correcta que se haya escrito.
  14. Para asegurar su permanencia en Acrónimos, los jugadores deberán hacer como mínimo un post cada tres meses. En caso de ser retirados del juego, pueden solicitar su reingreso con un comentario en la Caja de resonancia.
  15. NINGÚN jugador podrá borrar o modificar su oración publicada una vez que otro jugador haya publicado una nueva oración a partir de ésta.
  16. Cualquier discusión en torno al desarrollo del juego será moderada por el Administrador y resuelta por éste.

ARCHIVOS
agosto 2003 / septiembre 2003 / octubre 2003 / noviembre 2003 / diciembre 2003 / enero 2004 / febrero 2004 / marzo 2004 / abril 2004 / mayo 2004 / junio 2004 / julio 2004 / agosto 2004 / septiembre 2004 / octubre 2004 / noviembre 2004 / diciembre 2004 / enero 2005 / febrero 2005 / marzo 2005 / abril 2005 / mayo 2005 / junio 2005 / julio 2005 / agosto 2005 / septiembre 2005 / octubre 2005 / noviembre 2005 / diciembre 2005 / enero 2006 / febrero 2006 / marzo 2006 / abril 2006 / mayo 2006 / junio 2006 / julio 2006 / agosto 2006 / septiembre 2006 / octubre 2006 / noviembre 2006 / diciembre 2006 / enero 2007 / febrero 2007 / marzo 2007 / abril 2007 / mayo 2007 / junio 2007 / julio 2007 / agosto 2007 / septiembre 2007 / octubre 2007 / noviembre 2007 / diciembre 2007 / enero 2008 / febrero 2008 / marzo 2008 / abril 2008 / mayo 2008 / junio 2008 / julio 2008 / agosto 2008 / septiembre 2008 / octubre 2008 / noviembre 2008 / diciembre 2008 / enero 2009 / febrero 2009 / marzo 2009 / abril 2009 / mayo 2009 / junio 2009 / julio 2009 / agosto 2009 / septiembre 2009 / octubre 2009 / diciembre 2009 / enero 2010 / febrero 2010 / marzo 2010 / abril 2010 / mayo 2010 / junio 2010 / julio 2010 / agosto 2010 / septiembre 2010 / octubre 2010 / noviembre 2010 / diciembre 2010 / enero 2011 / febrero 2011 / marzo 2011 / abril 2011 / mayo 2011 / junio 2011 / julio 2011 / agosto 2011 / septiembre 2011 / octubre 2011 / noviembre 2011 / diciembre 2011 / enero 2012 / febrero 2012 / marzo 2012 / abril 2012 / mayo 2012 / junio 2012 / julio 2012 / agosto 2012 / septiembre 2012 / octubre 2012 / noviembre 2012 / diciembre 2012 / febrero 2013 / marzo 2013 / mayo 2013 / junio 2013 / julio 2013 / mayo 2015 / octubre 2015 /


Powered by Blogger