ACRÓNIMOS


martes, julio 29, 2008
 
El sabio tenía reticencia en la laguna azul. -------- La oración anterior contiene errores.
 
 
Sabiondos indios lo educaron. Nosotros contribuímos impartiéndole obras socráticas. Ahora, Malthus es nuestro traductor estrella. -------- La oración tiene faltas de ortografía.
 
 
Su único yerno observaba silenciosamente.
 
 
Sus únicos familiares insisten. Cabría incluirlos en nuestro torneo exclusivo... -------- La oración anterior contiene errores.
 
 
Sigan, ustedes ya oblaron suficiente. -------- La oración tiene faltas de ortografía.
 
 
¿Acaso regresaste micos al zoo? ¡Opa, no eran suyos!
 
 
¿Su amante nunca trabajó en Roma instalando armazones?
 
 
Solamente intenté ganar. No importa, finalmente iremos con amigos rabiosos. Son eufemismos... --------- La oración no tiene como acrónimo la última palabra de la frase anterior.
 
 
Adentro iremos rápidamente, o saldremos antes; mientras el nieto tenga expectativas. -------- La oración anterior contiene errores.
 
 
Son ágiles, niños, tan ejecutivos...Ruego intervenir airosamente. -------- La oración tiene faltas de ortografía.
 
 
Sonsas anacondas llegaron velozmente a Niza. Deseaban orar lentamente, ostentando santería.
 
 
Son esos perros, arañas, ratones, águilas, ratas... Les abriremos salvándolos.
 
 
Estas xerocopias ponlas en carpetas; también aquellas, TT. Intentemos volver a separarlas...
 
 
Ocho salvajes turcos estaban nadando. También otros salvajes andaban medio enfurecidos. No tenían expectativas...
 
 
Ocho babuinos sesionan en Ruanda. Viajaron ostentosamente.
 
 
Opulentos turcos reían, otros sollozaban. -------- La oración anterior contiene errores.
 
 
Olavia bañó siete enanos. Rabo vió otros... -------- La oración tiene faltas de ortografía.
 
 
Siempre el cocodrilo aparenta nadar despacio. Olavia lo observó.
 
 
¿Se están robando mi opio? ¡No, están secándolo!
 
 
¿Os parece aconsejar con obvios sermones?
 
 
Si opina, ñoño, ofenderá. Le impediremos, entonces, nombrar tratados opacos.
 
 
Ojo, pues el rey anda soñoliento.
 
 
Esas sucias tarántulas recuerdan espectáculos maravillosos. En Zaire conocieron óperas.
 
 
Se agitan los álamos... Me estremezco.
 
 
Son alcohólicos como Olavia, salame...
 
 
Sus amigos beben en sacos.
 
 
Sí, intento no tener esa soberbia intelectualista, ¿sabes?
 
 
Así resulta muy escueto... ¿No imaginas otra síntesis?
 
 
Seis osos leen increíbles diarios armenios.
 
 
¿La última no es suya?
 
 
La unión no es sólida.
 
 
Entonces me marcho... Anda, ¿nos unimos el lunes?
 
 
No es común intentar amarme. Me enterneces notablemente, tierno Emmanuel.
 
 
Solamente Olavia luce una capa invisible, ondeándola neciamente.
 
 
Entonces, ¿tienen interés o pospondrán esa solución?
 
 
Es como usted afirma, las ideas de Ala sorprenden.
 
 
De ese cuento, imagino dulces esposas tan escuálidas.
 
 
Si intentas ganar, mejor usa nuevos dispositivos.
 
 
Decidí educarme. Conocí institutos de Europa, también etíopes.
 
 
¿Seguirás intentando generarme molestias únicamente, necio? ¡Decídete!
 
 
Sigmund arrojó redes de otro... ¿Nos importará condenarlo a Sigmund?
 
 
Sólo algunos raros domingos oro, nunca intento comenzarl algún sábado.
 
 
Sócrates imaginó letanías extensas, nena. Con interés explicativo, maquinó odas narrativas, óperas sardónicas.
 
 
Si expresamos nuestros sentimientos, alguien con intenciones oscuras nos arrebatará la esperanza... Silenciémonos.
 
 
Amor mío, intentaré gozar orgasmos sensacionales.
 
 
El xilofonista tiene extrañas necesidades sexuales, amigos.
 
 
Ocho fuertes enfrentamientos nos dejó esta revolución tan extensa.
 
 
Soy un diablillo amoroso, no deseo ofenderte.
 
 
!Oh, bésame! Siente cómo estoy, nena. Intento disminuir aqueste deseo. ¡Estoy sudando!
 
 
Solamente Andy nalguea, seguramente con rituales interminables. Tremendas obscenidades...
 
 
Andy generalmente recibe algunos daneses, alemanes, belgas; les enseña sánscrito.
 
 
Oye, no andes nalgueando institutrices, son tan agradables.
 
 
¡Ahora bebo a tu indecencia, demoníaca onanista!
 
 
A nuestra escuela concurrieron dos obispos, tres antiguos sacerdotes... -------- La oración anterior contiene errores.
 
 
Seguramente armarán nuestro álbum recopilando anécdotas. --------- La oración no tiene como acrónimo la última palabra de la frase anterior.
 
 
Si Ala no ayuda, renunciaré abatido.
 
 
Su estado revaloraremos inmediatamente, así sanará.
 
 
A cuatro universidades suspendieron ayer. Detectaron ochenta rajaduras, algunas serias.
 
lunes, julio 28, 2008
 
Ácidas críticas, urticantes sarcasmos, alevosos dichos, ocasionan remordimientos ahogados silenciosamente. -------- La oración tiene faltas de ortografía.
 
 
Entiendo su consternación, actuaremos prontamente. Ahora tomaremos opiniones realmente interesantes, acusadoras.
 
 
Sos iluso, socio. Te empecinas. Me apena tener ideas críticas, ácidas. Me empeño. No tienes escapatoria.
 
 
¿Ese xenófobo cree en Dios? En realidad nos ofende sistemáticamente...
 
 
Olavia presentó once nutrias embalsamadas. Reiremos, sin excedernos...
 
 
Si Ícaro la besara, Andy no debería oponerse.
 
 
Obviamente, cuando Adriana regresó, inmediatamente Narciso asombró silbando...
 
 
Solamente el gerente reponía elementos garantizados, unos encendedores, mucho opio, seis livianas ocarinas...
 
 
Su eminente gracia refulgía en Grecia. Un ejército medo, otro osco, lo obsequiaban. --------- La oración no tiene como acrónimo la última palabra de la frase anterior.
 
 
Ala come olorosos ratones diariamente. Es ofensivo, ¿no? Intentemos sacarlo tranquilamente, Adriana, segreguémoslo.
 
 
Siempre aquesta larga verga ansiaste degustar, Olavia. ¡Saboréala! -------- La oración anterior contiene errores.
 
 
Al correr once ratones, dejamos estar once nutrias. Inmediatemente salimos todos. Animales salvados... -------- La oración tiene faltas de ortografía.
 
 
¿Son aquellos los únicos dos acordeonistas?
 
 
No observamos rubios. Un enorme germano os saluda...
 
 
El xilofonista portugués logró interpretar (con acierto) cuatro impromptus originales, noruegos.
 
 
Ojalá regreses inmediatamente, esto no tiene explicación.
 
 
Seguramente otro ñoño acercará nueces de Oriente.
 
 
Sí, obeso ñoño, andas nomás diciendo obcenidades. -------- La oración tiene faltas de ortografía.
 
 
Anduve levitando esta mañana... Ahora no, estoy soñando.
 
 
Su único amigo zapatea incesantemente. Lo aplauden nomás dos incautos alemanes.
 
 
Los estúpidos generales atacaron Laos, Ecuador, Suazilandia...
 
 
Seguramente el xilofonista usó armas legales.
 
 
Si extraordinario xilofón usó aquí largamente. -------- La oración tiene faltas de ortografía.
 
 
Ayer pasé a saludarte. Inconscientemente, otro niño acortó nuestro tórrido encuentro sexual.
 
 
Arremeter repetidamente relaja, Emmanuel. Mi ejercicio también entrama reales intrigas apasionantes.
 
 
Sólo algún ñato arremetería.
 
 
Suelo oponer resistencia para reavivar encuentros. No dudo en negar toda escondida saña.
 
 
Sus ojos negros observo... recuerdo otros sorprendentes.
 
 
Olavia se tiró infames, olorosos, nocivos eructos sonoros.
 
 
Ahora comeremos ostias salteadas, también ostiones.
 
 
En nuestro jardín un inglés caminó. Iba a meterse en nuestro terreno obstruído... ---------- La oración parte de una con errores.
 
 
Olavia se acostó.
 
 
Son otros los argumentos, mi estimado nieto. Tendremos enjuiciamiento. --------- La oración no tiene como acrónimo la última palabra de la última frase válida.
 
 
El xilofonista turco repitió algunas ñoñerías aterradoras. --------- La oración no tiene como acrónimo la última palabra de la última frase válida.
 
 
Aquel loco generaba odio. -------- La oración anterior contiene errores.
 
 
¡Ojalá, Señor Algo! -------- La oración tiene faltas de ortografía.
 
 
¿Salvaremos a la vieja osa?
 
 
¿No es genial? ¡Regresaste, Ala, salvo!
 
 
Operarios rusos aparecieron con increíbles orquídeas negras.
 
domingo, julio 27, 2008
 
¡Sonseras, Emmanuel! ¿Crees realmente errada tamaña oración?
 
 
¡Sus ideas se tornaban en materia! Aquél tipo, increíblemente, convirtió algunos megalitos en nueces... ¿Te extraña? ---------- La oración parte de una con errores.
 
 
Ese secreto conocerá, obispo, no diga infamias. ¡Deseamos ocultarlas sistemáticamente! --------- La oración no tiene como acrónimo la última palabra de la frase anterior.
 
 
Sí, Eli cocina riquísimas empanadas. ¿Tendrá algún secreto?
 
 
Ocho beodos vaciaron íntegramente el desván. Apartaron doce escrituras secretas.
 
 
Andy pudo objetar su tonto argumento; decía obviedades...
 
 
Sorprendimos a tres ingleses sollozando. Fallaron en Canadá, habían apostado.
 
sábado, julio 26, 2008
 
Eli necesitaba conseguir orquídeas negras, tulipanes rojos o nunca estaría satisfecha.
 
 
Se impusieron, muy potentes, los ex marinos. Esa noche tuvimos encontrones...
 
 
¿Es necesario guardar algunos ñoquis? Olavia, sírvete. -------- La oración anterior contiene errores.
 
 
Son imberbes? Me parece loco empezar mintiendo. Eli no tolera engaños. -------- La oración tiene faltas de ortografía.
 
 
Solamente ocho rumanos pidieron ron exclusivamente noruego. Dos imberbes decidieron otear simplemente.
 
 
Siete ofuscados marineros bebían ron impulsivamente. Los lugareños acompañaban sorprendidos.
 
 
Olavia regaló gallardetes azules, nuevas insignias, zapatillas amarillas, remeras negras, ocho sombrillas...
 
 
Siempre Eli me busca. Repite angustiada: "Debemos organizarnos".
 
 
Recién estábamos viendo el sembrado...
 
 
Siete armenios leen todo al revés.
 
 
Eli, Liz, Olavia: cuando usen esos nuevos tacones, eviten saltar.
 
 
Adriana, cuando olvido resulta de ayuda releer memorandos elocuentes.
 
 
Suelo olvidar fiestas intrascendentes, salidas tediosas, interminables comidas. Asimismo, deseo acordarme...
 
 
Aves gigantes invadieron la espesa selva. -------- La oración anterior contiene errores.
 
 
Seis ogros fueron invitados. Subieron todos increiblemente, con asombrosa destreza, ágiles. -------- La oración tiene faltas de ortografía.
 
viernes, julio 25, 2008
 
Nueve ordenanzas compraron toallas amarillas, mantelería blanca, una larga alfombra sofisticada...
 
 
Sorprende encontrar desarrollos ulteriores cuando Cecilia interlinea oraciones noctámbulas.
 
 
Su amabilidad bastaba. Era linda, ocurrente, tenía osadas demostraciones, original seducción...
 
 
Observo bravas sentencias, escucho rudos vituperios, analizo bellas leyendas entre sabelotodos.
 
 
Son informales los españoles, no cometen informalidades observables...
 
 
El sargento coreaba orgulloso nuestra décima insignia. Después ordenó silencio.
 
 
Entonces no tengamos enojos ni discordias intensas. Elijo no desenmascarar oscuros secretos escondidos.
 
 
Según informó nuestro concejal, esa reunión acabó mal. ¿Escucharon? No terminaron entendiéndose...
 
 
Oculto bellotas sin tener argumentos. Como un lunático opero, sinceramente.
 
 
Somos ocho locos. Igualmente trabajaremos abajo, recordando infinitos obstáculos...
 
 
Nunca Ala logró ganar al solitario.
 
 
Olvida la virginidad, intenta dar esas nalgas.
 
 
Os pido: insistan, nunca olviden.
 
 
Sólo el xilofonista opinó.
 
 
Olavia me ama; no importa el sexo...
 
 
Adriana usa tacones o medias, Ala tiene interesantes choclos omaníes.
 
 
Sí, ella ganó un increíble demoledor automático.
 
 
Usted, belleza inmaculada, consigue asombrarme. Con indecencia, ofrézcole nalguearla en seguida.
 
 
Intentaré guardar las ubicaciones.
 
 
Ala quiere un iglú.
 
 
Ocho polacos tan indecentes mostraron inmediatamente sus taparrabos aquí.
 
 
Emmanuel, sigue tu impulso más optimista.
 
 
¿Incomodarme? No, ¿cómo osas manifestarlo o decirlo? Amigo, realmente te estimo.
 
 
¿Suelo incomodarte?
 
 
Oh, la vid inmensa de Andy realmente es majestuosa. ¡Oh, !
 
 
Nunca olvidaremos.
 
 
Si Olavia fuera inteligente, seguramente terminaría incluyendo cuatro acrónimos con ideas originales, ¿no?
 
 
Objetos creados en Laos oriental tienen espectacular sofisticación.
 
 
Once críos tienen once guepardos. El nene alto, rubio, imagina ocelotes.
 
 
Ocho sudamericanos cortaron un roble octogenario.
 
 
Ocho reyes esperaron a las odaliscas. -------- La oración anterior contiene errores.
 
 
Oye, sonso, cuando uses repollo, orealo.- -------- La oración tiene faltas de ortografía.
 
 
Siempre uso el lino oscuro.
 
 
Se utilizaron postes endebles. Reparemos inmediatamente o retumbará el suelo.
 
 
Sí, es cierto, realmente ellos tienen ordenadores superiores...
 
 
Ala y una damisela austriaca recogieron nuevos oficios secretos.
 
 
Seguramente usted comprende, Emmanuel: debemos ayudarnos.
 
 
Opina sensatamente cuando una rencilla ofensiva suceda.
 
 
En nuestro garaje usamos los lugares oscuros...
 
 
El xilófago comió inmensos troncos americanos, nardos de Oriente... ¡Todo engulló!
 
 
Si insistes, golosa, usaré estas manos... excitándote.
 
 
Los ideales son otros, nosotros jamás aceptaremos sindicalistas... --------- La oración no tiene como acrónimo la última palabra de la frase anterior.
 
 
Lisonjero intento ser, ¿oíste? No jodas, amigo, ¡sígueme!
 
 
Eres mojigato, mamarracho, algo necio. Únicamente entiendes lisonjas.
 
 
Eso no tiene explicación. No deberías exponerlo realmente, Emmanuel.
 
 
Si una bella lituana intenta mamarme, entenderé...
 
 
Si ella no te enamora, no conocerás, idiota, algo sublime.
 
 
Su última propuesta era recorrer incontables oasis, repitiendo extrañas sentencias.
 
 
Seguramente usted se propone escribir nuevas diatribas; ¿intenta demostrar odio? -------- La oración anterior contiene errores.
 
 
Si un participante escribe rimas idiotas ó rutinarias, ¿es suspendido? --------- La oración tiene faltas de ortografía.
 
 
Retiraron esas luces amarillas carbonizadas. Inmediatamente ordenaron nuevas; eran superiores.
 
jueves, julio 24, 2008
 
Si amas, Lou, vivirás asombrosamente; gozarás una ardiente realidad, deseando amorosas relaciones.
 
 
¡Salve Alto Lama! Vuestra autoridad garantiza una absoluta riqueza. ¡Danos amor, Rey! --------- La oración tiene faltas de ortografía.
 
 
Su organización (realmente precisa) representa esa superioridad a salvaguardar.
 
 
Si abres bolsas elegantes, recibirás excelentes sorpresas.
 
 
Si insistes, no seguiremos, Emmanuel. Nuestra tradicional idiosincrasia demora otros saberes.
 
 
¿Se acuerdan, tantas ideas sonsas? Fueron estupideces chistosas, algunos sinsentidos.
 
 
Son imposibles mis ilusiones; las anteriores recién estaban satisfechas...
 
 
Nuestros ojos son oscuros, tristes... ¿recuerdas ojos similares?
 
 
Si alguien lo utiliza después, entonces nosotros sólo esperaremos. ---------- La oración parte de una con erorres.
 
 
Nosotros organizándonos siempre, otros transcribiendo ridículas oraciones sinsabor. --------- La oración no tiene como acrónimo la última palabra de la última frase válida.
 
 
No, Olavia, si otros tienen rabia, olvidémoslos, sencillamente. --------- La oración no tiene como acrónimo la última palabra de la última frase válida.
 
 
Nadie os saluda, otros tienen razones obvias; salúdense... ----------- La útima palabra debe ir en negritas.
 
 
Ellos siempre prefieren esperar. Retírense, esperaremos nosotros.
 
 
Seguramente alguien les avisará; mientras, esperen.
 
 
Ninguna amiga luce gorda o nalgona adrede, salame.
 
 
Ella siempre tiene raras amigas gordas o nalgonas.
 
 
Ocho colonos usufructuaron las tierras aquellas, regaron, sembraron estragón...
 
 
Ahora podré localizar a un demonio intentando ocultarse.
 
 
Solamente el rey aplaudió.
 
 
Orando siempre tendrás remedio. ¡Así será!
 
 
Susurras ideas livianas, espléndido nácar construyes imaginando ostras.
 
 
Si ese ñoño ora, rezaremos en silencio.
 
 
El necio fanfarrón impidió encuentros sabrosos, tan anunciados. Dejémoslo odiando, señores.
 
 
Su extraordinario gol, un remate acrobático, me estremeció. Naturalmente, terminamos enfiestados.
 
 
En su país, ese camino iba abajo; lejos estarán, seguramente...
 
 
Su único amor viajó ese marzo, eludiendo nuevas trampas especiales.
 
 
Son otros campos; irá oscureciendo suavemente...
 
 
Ese señor panameño agregó dudas, acosando socios.
 
 
El niño grita asustado. Ñandúes asesinos regresan, tienen espadas.
 
 
Os reitero: desde esta nación ayudaremos, diariamente, a múltiples escuelas norteñas, totalmente excluidas. --------- La oración no tiene como acrónimo la última palabra de la frase anterior.
 
 
Odias reír desaforadamente, Eli. ¿No anhelas decirlo abiertamente, mi estimada? No temas engañarte.
 
 
Saca algunas nueces, sácalas con rapidez. Irán tomándolas ordenadamente.
 
 
Ocho capataces elegían a nuestros operarios. -------- La oración anterior contiene errores.
 
 
Son algunos naufragos, sin comida; revisando intensamente tanto océano... --------- La oración tiene faltas de ortografía.
 
 
Once reconocidos diáconos enseñaban numismática en sánscrito.
 
 
Once soldados andaban dando órdenes...
 
 
Siempre alguien bailaba alegre, descalzo, osado...
 
 
Eli, serénate, puedes escoger: rústicos mocasines, algún tamango, ojotas, zuecos o ir descalza el sábado.
 
 
Ocho científicos universitarios lograron televisar a tres espermatozoides.
 
 
Ofenden tus opiniones, ñoño. Ocúltate.
 
miércoles, julio 23, 2008
 
Otro lector ofreció rezar otro salmo o sepultarlo. -------- La oración anterior contiene errores.
 
 
Otro tarado ofreciendo ñoquis olorosos... --------- Las oraciones deben ser completas.
 
 
Recordaré ese otoño.
 
 
Sos un reo.
 
 

El nadador dijo inteligentemente: "Viajaremos ininterrumpidamente al sur".

 
 
Suelo iniciar el mediodía probando ricas endivias.
 
 
Adriana suele tener respuestas oportunas, siempre.
 
 
Su establecimiento no tiene elegancia. Nunca consiguen invitar astros.
 
 
Son obviamente buenos observadores; Rabo no observa, sentencia...
 
 

El rey obtuvo tierras indígenas con oscuros sobornos.

 
 
El Mesías es realmente generoso; edificó nuevos tugurios eróticos.
 
 
Omitan filmar imágenes con intencionalidad oscura; sabremos apreciar, muchachos, el nuevo talento emergente.
 
 
Ayer me amarraste, nena, esperando rasurarme ahí debajo oficiosamente.
 
 
El coordinador, Chus, era medio amanerado.
 
 
Se inflamaron esas nalgas tan asombrosas. ¿Tendrán eccema?
 
 
El xilofonista puede ejecutar, con tremenda audacia, tus increíbles valses, Andy. Siéntate.
 
 
Oficiales bolivianos están diciendo estupideces. Zonzos, con anterioridad nos minaron expectativas.
 
 
Si ustedes se ubicaran rápidamente, realmente ayudarían, niños díscolos. ¡Obedézcanme!
 
 
Es sensato coger ocultos, no deseamos exhibirnos; regresarían los onanistas susurrando.
 
 
Releyendo el cuaderno oscuro, redescubrí deseos antiguos. No deseaba olvidarlos. Temía esconderlos...
 
 
El xenófobo indicó: "Saldré temprano en nuestro camión". Iba a llevar incontables sillas, taburetes, algunos sillones... -------- La oración anterior contiene errores.
 
 
Recién estuve con Olavia. Rabo dió algunas noticias de otros tres existencialistas... --------- La oración tiene faltas de ortografía.
 
 
Ala, yo estoy recordándote...
 
 
Se ofreció Francisco, ayer.
 
 
¡Se están matando! ¡Impídelo, llévalos al sofá!
 
 
Nadie operó recientemente mi avión. Llevaré mariscos, encurtidos, nafta, tequila, semillas...
 
 
Son enormes ñandúes, Algo. Las aves (raudas, insectívoras) anidan, normalmente.
 
 
Siete idóneos mercenarios partieron al trópico. Ignoraban cuántos objetivos señalarían.
 
martes, julio 22, 2008
 
Eran seis; todos escribieron lindos artículos, simpáticos...
 
 
Si imagino el mar, pienso: rompientes, estelas...
 
 
¿Reos? Estarían orando siempre.
 
 
Si usted fuera rey, indultaría reos.
 
 
Aquel niño gordo odiaba suplicar, tener amigos, sufrir...
 
 
Alcánzame las zapatillas azules, Rabo, las angostas.
 
 
No intente, ñoño, alzarla.
 
 
El lejano Este conocí cuando intentaba olvidarte, niña.
 
 
Aunque le ofrecí, ciertamente, algunos dátiles acaramelados, Marthita eligió nueces... ¡Tremenda elección!
 
 
Sóbame aquí, nena, tócame alocadamente.
 
 
Olavia reza adecuadamente, con ímpetu o necesidad estrictamente santa.
 
 
Aunque bosteces, Adriana, ¿no deberías oír nuestras oraciones?
 
 
Aquel lúgubre ambiente realmente denota el abandono...
 
 
¿Se ufana Rabo? ¡Ese ñoño alardea!
 
 
Oí fuertes improperios cuando intenté nalguearte, amiga sureña.
 
 
Ordenamos diariamente inmensas oficinas.
 
 
El nuevo farol alumbra demasiado. ¡Ah, resplandor, lo odio!
 
 
Decir una locura conseguirá enfadarlo.
 
 
¿Oí bien? Juguemos entonces, te invito. Vamos, intentemos decir algo dulce.
 
 
Dije eso, compañero, intentando mostrarle objetividad, ni odio ni indiferencia, compañero, ¡objetividad!
 
 
¿Acaso gritarás reprimiéndome, eh? Si intentas vituperarme, inténtalo diciéndome algo decimonónico.
 
 
Aguarda, gruñón, recién empiezo; si insistes verás agresividad...
 
 
¿Acaso puedes estar siempre tan agresiva?
 
 
Sí, estoy; generalmente usted, Rabo, apesta...
 
 

¿Es necesario gritarme, amiga ñoña? ¿Estás segura?

 
 
Eres xenófobo, taimado, retrógrado, apestoso... Oh, repulsivo, degenerado, idiota, necio, abyecto, ¿realmente intentas alarmarnos? ¡Mientes, estúpido, no te engañes!
 
 
Ella me babeó aquí, luego acá... Jodimos extraordinariamente.
 
 
Admiré maravillada aquellas realmente geniales adquisiciones medioevales, empero naturalmente tenían embalaje.
 
 
Así, mamame así, reina. Garganta abierta, me excitas, necesito tenerte escupiendo.
 
 
Ahora lloraré amargamente.
 
 
Ojalá bombardeen Noruega... unos babosos infames llegaron allá.
 
 
Sí, el xilófono obnubila.
 
 
Si Adriana logra usar dedales, ofrécele sexo.
 
 
Seguramente acabaremos todos (imagino) satisfechos. Felices acaso, con creciente ilusión, ofreceremos nuestros elogiosos saludos.
 
 
Siendo algo tan increíble, satisfactorio, fabuloso, ameno... compremos cien inmediatamente o nunca estaremos sastisfechos. --------- La oración tiene faltas de ortografía.
 
 
Señores, amemos la vida austera, dejemos onerosas satisfacciones.
 
 
Si el ñoño ora, realmente estamos salvados.
 
 
Su iniciativa novedosa generó un logotipo asombroso; revísenlo enseguida, señores.

 
 
Expulsaron siete cubanos anoche; nadie dispuso acallar la opinión. -------- La oración anterior contiene errores.
 
 
Sería algo tan impropio, señor funcionario... Argumente cada tema; opóngase. Revise, investigue aquellos memos; evite, naturalmente, tanto escándalo. --------- La oración no tiene como acrónimo la última palabra de la última frase válida.
 
 
El xilofonista pudo lustrar otros seis importantes vástagos; originaban sonidos. -------- La oración anterior contiene errores.
 
 
¿Se ofendió, bestia? Recuerde estarse sosiego, agradecer los increíbles elogios nuestros, tan explosivos. --------- La oración no tiene como acrónimo la última palabra de la frase anterior.
 
lunes, julio 21, 2008
 
El xilógrafo perdió litografías, imágenes con importantes tallas algo singulares.
 
 
Sócrates asociaba tantas ideas... Sin faltarle algo convincente, tenía otras razones, ideas anteriores muy enriquecedoras, no tan explícitas...
 
 
Ella sí puede estar rabiosa, amigo. No zoncees, ámala satisfactoriamente.
 
 
Se organizaron buenas reuniones empresariales; sólo Adriana logró invitación. Eli no tiene esperanzas.
 
 
Sus oraciones (fuertes, impactantes) son tan imaginativas, compañero; además, de ortografía sobresaliente...
 
 
Ahora los amigos rumanos detestan escribir acrónimos sofisticados.
 
 
Oye, ¿siempre tientas esa nueva técnica o sólo alardeas?
 
 
Ocho reptiles feroces atacaron nuestra aldea tan ostentosa.
 
 
Ocho lavanderas venezolanas iban diariamente a buscar algas.
 
 
Olavia recordaba facilmente a "nube"; Andy todo olvidaba...
 
 
Seis españolas caminaban recordando el triste orfanato.
 
 
Ahora me interesa guardar algún secreto.
 
 
En su casa, Andy parodiaba a todas; obviamente, reía imitando amigas...
 
 
Señores, escuchen con atención: no tienen escapatoria.
 
 
Seguramente arreglarán las válvulas; aquellas válvulas inmensas de aceite secante.
 
 
Siete inteligentes mexicanos pudieron aterrizar totalmente ilesos. Zafaron algunos nativos teniendo el salvavidas.
 
 
Solamente un pibe obtuvo su invitación. Todos objetamos. Rápidamente iremos ocho simpatizantes...
 
 
Seguramente ocho ladrones intentarán legalizar otro quirófano, una incubadora, ochocientos supositorios...
 
 
Nos iremos. Miraré intensamente el dique; además, diré estos soliloquios...
 
 
Soldados orientales leyeron un cartel indicador, ordenaba nimiedades.
 
 
Al partir Olavia se enfermó. No tenía otra solución...
 
 
Siete odaliscas recién peinadas reían en sus aposentos.
 
 
Sí, Andy les traerá otra sorpresa.
 
domingo, julio 20, 2008
 
Esa niña tiene estupendas nalgas, deliciosamente excitantes. Debe observarlas, ¡rebotan entre saltos!
 
 
Son algunos buenos entendedores...
 
 
Ahora me intriga su tono, Octavio; suena ofensivo, ¿sabe?
 
 
El niño se imagina mil ídolos socarrones, monstruos alados, demonios amistosos...
 
 
Esclavos negros, simulando invalidez, masacraron inocentes sudafricanos, mañana anunciarán datos antropométricos.
 
 
Olvidé pedir otra receta. Tuve un nuevo aviso mientras estaba nadando, tan ensimismada.
 
 
Aquello que usted espera llegará, oportunamente.
 
 
Ni un español verá aquello.
 
 
Seguramente Olavia lucirá una camisa íntegramente ornamentada, nueva.
 
 
La urgencia no es solución.
 
 
Nos aconsejaron tomar un ron aquel lunes.
 
 
Siete uruguayos pidieron licores ingleses, como accesorio, bebían agua natural.
 
 
¡Los escuché yo, Eli, suplicaban!
 
 
Siete elegantes ñoños aplicaban leyes.
 
 
Nueve uruguayos estaban viendo otra señal.
 
 
Seis uruguayos solían participar inventando refranes, algunos buscaban acrósticos nuevos.
 
 
Sentados atrás, los amigos de Adriana suspiraban.
 
 
Algo compró ostras naturales. Diego intentó conseguir importadas o nacionales. Adriana descubrió ostras saladas.
 
 
A cuatro oftalmólogos no dejaron ingresar con ideas obsoletas, nadie aporto datos o soluciones.
 
 
Oiga, fumando, idiota, contaminará incluso otros salones acondicionados.
 
 
Olavia fuma tabacos argentinos, los mezcla o los olea, generalmente oficiosa.
 
 
Es, seguramente, como usted comenta, honorable oftalmólogo.
 
 
Señor, ignórela; esa miopía parece reversible... ¿Escuchó?
 
 
Su amabilidad logrará ocultar nuestro enojo, siempre.
 
 
Su única creación iluminaba oscuros salones.
 
 
Sus exquisitos ñoquis, Olavia, regurgité. ¡Estaban sucios!
 
 
Sopa o puré: este régimen aburre, señores.
 
 
Si usamos tu increíble lavaplatos, esmerilaremos soperas.
 
 
Seleccioné excelentes libros españoles cubiertos con importantes ornamentos nacarados, además de arabescos sutiles.
 
 
Adriana nos trajo interesantes libros, obras prohibidas, especialmente seleccionadas.
 
 
Otro león atacó varios indefensos antílopes.
 
 
"Si esperan prepararé algunos ricos arándanos", nos dijo Olavia.
 
 
Sebastián, es para andar rápido; afortunadamente, nada de obstáculos...
 
 
Ocho rufianes intentaban guardarse ilegalmente nuestras armas, las estaban separando.
 
 
Durante ese rato reciente obtuve tantas entrevistas ricas, originales...
 
 
Siete ingleses no conocieron España, Rusia, Italia, debido al derrotero.
 
 
Recién estuve pensando una gran narración; al narrarla tendré extrema sinceridad...
 
 
Adriana guisó unas alcachofas (nuevas) tan amargas, repugnantes.
 
 
Seguramente Olavia responderá primero, Rabo. ¿Eli sabrá aguantar?
 
 
Si Emmanuel respondiera, Eli nos advirtió, tendríamos alguna sorpresa.
 
 
Sus amigos, tan inquietos, siempre festejan entonando canciones horribles, ofreciéndonos serenatas...
 
 
Se odian los uzbekos con intensidad ostentosa, no están satisfechos.
 
 
Sus observaciones favorecerán (indudablemente) su típico impulso creativo. Además, dispensarán acertadas soluciones.
 
 
Eli, seguramente, podría leer esas noticias dándoles interpretaciones diversas o sofisticadas.
 
 
Solamente el nuevo socio aprenderá cartografía incaica, ortopedia neolítica, embalsamamientos sofisticados...
 
 
Estoy soñando placenteramente: " los elefantes nunca dan impresión de objetar sensaciones".
 
 
Aspiro volar alto, surcar apaciblemente los ligeros aires níveos, tan espléndidos.
 
 
Sócrates usa palabras; una razón admirable resulta avasallante...
 
 
Sólo oprimiré fuertemente... inmediatamente su mama abultada supurará.
 
sábado, julio 19, 2008
 
Sócrates asumió razonar naturalmente algunos sofismas.
 
 
Seis azucenas tengo. Investigo sus folículos esperando curar hinchazones o sarnas.
 
 
Adriana guisó unas alcachofas (nuevas) tan amargas, repugnantes.
 
 
Seguramente Olavia responderá primero, Eli. ¿Sabrás aguantar?
 
 
Si Emmanuel nos respondiera, Eli nos advirtió, tendríamos alguna sorpresa.
 
 
Sus amigos, tan inquietos, siempre festejan embriagándose, entonando canciones horribles, ofreciéndonos serenatas...
 
 
Si Ala lograra volver a jugar estaríamos satisfechos.
 
 
Alguien de esta cuadra (un amigo) dijo obscenidades salvajes...
 
 
El xilógrafo consiguió interesantes trabajos, algunos diseños adecuados.
 
 
Sí, escuchamos gritos, un revuelo alarmante... Marthita estaba, naturalmente, tan excitada...
 
 
Solamente Olavia los observará, seguramente...
 
 
Seguramente esta noche saldremos a comer. Intenta organizarte, naturalmente, estaremos solos...
 
 
Al mirar, inmediatamente gozo oscuras sensaciones...
 
 
¿Olavia les aconsejó venir inmediatamente, amigos?
 
 
Ahora déjame esculcarte las axilas, necesito tener experiencia.
 
 
Los originales comieron ravioles, Olavia...
 
 
¿Nos acompañas? Tenemos una reserva, almorzaremos locro.
 
 
El soldado partió al norte tomando agua natural.
 
 
Algo, decididamente estos largos acrónimos no te espantan.
 
 
Si intentamos mejoras para ahorrar tiempo iremos adelante.
 
 
Solamente importa mirar para atras; tengo instantes agradabilísimos...
 
 
Oiga, su cuñado uruguayo realmente ostenta simpatía...
 
 
Os solicitaré caminar un rato, o seguirme...
 
 
Seis enanos noruegos caminaban indicando los lugares oscuros.
 
 
Ordenar ropa del estío no es sencillo...
 
 
Nos observaban. Sigilosamente observaban cómo osaba Marthita impartirnos órdenes.
 
 
Son unos cobardes, unos malos bribones; irán rápidamente al nosocomio...
 
viernes, julio 18, 2008
 
Intentaremos no falle un sagaz indígena o nuestros expertos sucumbirán.
 
 
Se altera, lamentablemente, si ingiere fuertes infusiones.
 
 
Esta Navidad todos recibirán estupendas milanesas, entremeses, setas, ensaladas, salsifí...
 
 
Recuerdo esos quesos untables, eran tan exquisitos... ¿Podríamos aderezar quelites usando esos tremendos entremeses?
 
 
Olavia reía desenfrenadamente en nuestro almuerzo requetepaquete.
 
 
Seis etíopes nómadas trataban infructuosamente de ordenar.
 
 
Adriana no tiene ideas lúcidas; ocasionalmente puedes esperar sentido.
 
 
En silencio, parado, aquel ñandú olfateó los antílopes.
 
 
Era nuestro tercer encuentro, Rabo; nos enviaron comida española.
 
 
En nuestro templo estamos rezando, Nube espera cantar espléndidamente...
 
 
¿Sigues o claudicas aquí, Rabo? Regresa, observa nuestros acrónimos mal escritos. ¿No te enternece?
 
 
El xilofonista americano se puso esa ropa extraña socarronamente.
 
 
Seguramente otro farmacéutico ofrecerá calmantes; Adriana, no te exasperes.
 
 
Se inflamaron nuestras tráqueas ese sábado infame. ¡Sofocante!
 
 
Escribieron relatos, unos pocos cuentos, incontables oraciones; necedades, en síntesis.
 
 
Los ingenieros bolivianos revisaron el manto erosionado. Nosotros temíamos erupciones.
 
 
Es mejor mover algún número, uno elegido libremente...
 
 
Organicemos los encuentros ahora, juntos, Emmanuel.
 
 
Los americanos solían tener ideas muy arriesgadas; debíamos obedecerlas.
 
jueves, julio 17, 2008
 
Os acercanos entonces a jugar enseguida...
 
 
Llueve... Argentina se torna inundación mientras Austria deviene oleaje.
 
 
Son amigos lindos, importantes; de amar...
 
 
Ojalá regrese nuestro amigo; mientras esperaremos. No tenemos otra salida.
 
 
Las avestruces se tomaron incontables mojitos ayer, destruyendo ornamentos.
 
 
Ese señor parece enfermo, casi inanimado; alevosamente lastimado...
 
 
Siete operarios lavaron aquel maniquí en nuestra terraza especial.
 
 
Ese sillón parecía amarillo, no totalmente oscuro; suavemente amarillo, solamente...
 
 
Se acostumbra comer espárragos redondos diciendo odas tristemente espantosas.
 
 
Si antes tomaba iniciativas sola, fíjese ahora: cuando tiene oportunidad recurre, invariablemente, al sacerdote.
 
 
Sin intentar nada, iré esquiando suavemente tres rutas accesibles, satisfactorias...
 
 
Sí, antes tenía incertidumbres, sospechas feas; esas creencias horrendas, opresivas, siniestras.
 
 
Si al leer un diario advierto raros ejemplos, me ofenderé seguramente.
 
 
Son asuntos tan increibles; si Francisco está con humor, os saludaremos...
 
 
Sólo entonces, cuando unos lechones alemanes regresen, estarán satisfechos...
 
 
Es nuestra convicción estar reforzando rasgos antiquísimos desde oscuridades seculares...
 
 
Ocho lechones vinieron invitados desde Alemania, sin tenerlos encerrados.
 
 
Se escucharon nuestras súplicas allí, ¿te olvidaste?
 
 
¿Es Rabo otro tonto? Inmediatamente consideraremos algo sensato...
 
 
El xilofonista armenio, con total amaneramiento, mostró esas nuevas teorías eróticas.
 
 
Nuestras amigas tienen unos rollizos antebrazos. Los medimos, era necesario trazarlos exactamente.
 
 
Son otomanos los únicos con intenciones ominosas, naturalmente...
 
 
Naturalmente, Algo, ¿vos imaginás otra solución?
 
 
Salieron ocho navíos.
 
 
Ojalá algún xilofonista argentino quisiera usarlo, Eli. ¡Ñoños odiosos son!
 
 
Siete aviadores tuvieron increíbles sensaciones felices... ellos comían hongos oaxaqueños.
 
 
El xilofonista completó interpretaciones tan adecuadas... Dante aplaudió satisfecho.
 
 
Sin ilusiones, localizaré las acciones sabias...
 
 
El xenófobo indicó torpemente: "Ahorré dinero acomodando sillas".
 
 
Suelo admirar niñas golosas, realmente excitadas.
 
miércoles, julio 16, 2008
 
Recién interrogué quién usaría ideas sabias, inteligentes, meditadas, omitiendo sangre.
 
 
Son unos buenos iraníes riquísimos...
 
 
Siete únicos cantantes invitaban a subir.
 
 
Obviamente Rabo iba navegando; andaba diciendo obscenidades sucias...
 
 
Otro talibán olía ñandúes orinados.
 
 
Recuerdo aquel bonito otoño.
 
 
Zambas alegres (para Andy) tarareaban ellos anoche, Rabo.
 
 
Los amigos piensan inmediatamente zapatear...
 
 
Es muy malo, ahora no usaré ese lápiz.
 
 
Se ondean natillas rebosantes, ostentosas jericayas... Aquí nadie desea ondulantes suculencias, Emmanuel.
 
 
Olavia levantó el ombligo sonriendo o sonrojándose...
 
 
El xilofonista trajo, rápidamente, algunos ñoquis oleosos.
 
 
Olavia llamó a viejos invitados, ahora...
 
 
El xilofonista le reiterará algo, ña Olavia.
 
 
¿Nunca oyes muy bien? Reitero, Ala: "¡Realmente te extraño!".
 
 
Sólo espero besarte, amarte sinceramente, tenerte... Ilusionado, añoro nombrarte.
 
 
Al cerrar el portón tropecé; ayuda me ofreció Sebastián...
 
 
Nos ofrecieron muchos brillantes, rubíes, amatistas; rápidamente los aceptamos.
 
 
Señor, usted comentó una muy buena idea; empero Rabo olvidó nombrarla...
 
 
Ocho rebeldes ingleses gesticulaban indicando nuevos atentados. Lamentablemente ellos sucumbieron.
 
 
Sería interesante conseguir algunas recetas inglesas, originales.
 
 
Ala, le impediremos matar ecuatorianos. ¡No tiene oficio, sicario!
 
 
Apenas mejoren algunas rutas intentaremos llevar alimentos.
 
 
Olavia se compró una remera amarilla.
 
 
Siempre el gasista utiliza ropa oscura.
 
 
Aquí repetiré infames sentencias, totalmente ofensivas. Todos ellos llorarán, eso seguro.
 
martes, julio 15, 2008
 
Si un catedrático está dictando Inglaterra económica, no debemos opinar.
 
 
Al realizar innumerables sumas, todos obtuvieron resultados estables: les estaba sucediendo...
 
 
Al norte solía ir Aristóteles.
 
 
El niño te reclama, Eli. Rezonga, refunfuña, insiste. Aquí nada ansía.
 
 
Imposible no tomar una yerba entrerriana.
 
 
Ella lo intuye.
 
 
Ahora busca una respuesta rápida, Eli.
 
 
Olavia dice idioteces. Siempre ella aburre...
 
 
¡Al lago, cabrones! Ahí nadaremos zigzagueando; aventurándonos, recordaremos la Odisea.
 
 
Ahora buscaré a Diego; intentaré alcanzarlo.
 
 
Ahora, dígame, ¿realmente intentó apedrear nuestra abadía?
 
 
¡Se olvidaron de Adriana!
 
 
Siempre adoro beber anís. Nunca agrego soda.
 
 
Se intensificó nuestra gozadera, usando látigos al retozar entre sábanas.
 
 
Nunca uso muchas esencias raras; aborrezco realmente los aromas singulares.
 
 
Orquídeas parsimoniosas están recogiendo, amiga. Regresarán a numerarlas.
 
 
Seguramente esa xeroftalmia operarán.
 
 
Su amiga croata ama coger... Oh, rebosante croata, hoy ofrezco sexo.
 
 
Oye, ¿podrás arreglártelas con otro sacacorchos?
 
 
Sólo el gendarme usa resistores opacos.
 
 
Ocho musulmanes alardeaban; ningún inocente estará seguro.
 
 
Se usaron finos ropajes ingleses, madama, intentando entallar nueve tontas omaníes.
 
 
Escucha, no toleraré, Rabo, esos tendenciosos escritos. Ninguna idea debería ofrecernos sufrimiento...
 
 
Seis enanos recibieron visitantes ingleses con intenciones altruistas. Los mayores estuvieron, netamente, tan entretenidos.
 
 
Su uci da atenciones dignas. Operan servicialmente.
 
 
Sí, amigos, no dejaron whisky; intentemos comprar hachís. -------- La oración anterior contiene errores.
 
 
Seguramente un día alguien dirá: ¡Otro sándwich! --------- La oración tiene faltas de ortografía.
 
 
Sus admiradores besaban los estandartes sudados.
 
 
Seis oficiales navegaban raudamente, intentaban soldar añejos sables.
 
 
Se ofuscó la invitada canadiense. Intentaremos traerle algunas dádivas... Obtendremos sonrisas.
 
 
El xilofonista tocaba ritmos africanos. Volvía a grabar algunos nuevos temas, especialmente solicitados...
 
 
El necio torero explicó nuevamente dos interesantes suertes, tan extravagantes.
 
 
Sí, estoy xerografiando un anuncio. Lo moldearé en nuestro taller, ¿entendiste?
 
 
Oye, putita, ¿esa roña adquiriste sexualmente?
 
 
Ese xilofonista, que usted invitó, seguramente intentará tocar óperas.
 
 
Ala goza, realmente, ese gran ano redondo, exquisito.
 
 
Sólo una yema agregaré.
 
 
Se acabó la asombrosa mermelada. ¡Ingratos, no era suya!
 
 
Su esposa, ña Olavia, repartió enormes salamines.
 
 
El xilofonista piensa empezar con tangos argentinos. Nosotros tememos escucharlo, señores.
 
 
El sargento tiene una podadora extraordinaria. ¿Nos dejará admirarla, mirarla, entenderla? Nos tiene expectantes.
 
 
Esa xerocopia temática representa algunos ñandúes, avestruces, reptiles... todo estupendamente.
 
 
El xilofonista tocaba ritmos africanos. Ñoños antiguos reiteraban tiempos etíopes... --------- La oración es inválida por haber sido modificada a destiempo.
 
 
Siempre ansío besarte, incluso ansío mamarte... Es natural, TT, extrañarte.
 
 
Sócrates opina con intervenciones espléndidas. Duda además de ellas sabiamente...
 
 
Si invitas, necesitas ser espléndido. Necesitas tener invitados de otras sociedades.
 
La última palabra del último post sirve de acrónimo para la frase del siguiente.
Debido a los cambios que está implementando Blogger, debes teclear /ncr al final de la dirección del dominio que tu navegador te muestre. Es decir, si en la barra de dirección de tu navegador muestra "http://acronimos.blogspot.com.ar", deberás teclear "http://acronimos.blogspot.com.ar/ncr".

Puntaje a partir del 1° de enero de 2008

Cabeto Administrador +1181
LaTurca +1054
Marthita +874
Ala +782
Emmanuel +618
Adriana +266
Gloria +168
Algo para recordar +136
Eli +122
Susy +089
Rubén +083
Diego +079
Sigilosa +053
Cecilia +029
TT +027
Francisco +012
Javier +011
Alabama Worley +010
Vylia +010
Dante Co-administrador +003
Juan +003
La Co +001
Nashira +001
Yue +001
Valeriana -002

PUNTAJE HISTÓRICO

Cabeto Administrador +2356
Emmanuel +1893
LaTurca +1736
Ala +1268
Marthita +1107
Adriana +335
Olavia Kite Fundadora y administradora +300
Diego +124
Dante Co-administrador +073
Vylia +072
La Co +039



Último recuento hecho el dos de abril de 2012 con el acrónimo de LaTurca terminado en 'acrónimo'.


- CAJA DE RESONANCIA -



¿QUÉ ES?

acrónimo.
(Del gr. ̚κρος, extremo, y -ónimo).
1. m. Tipo de sigla que se pronuncia como una palabra; p. ej., o(bjeto) v(olante) n(o) i(dentificado).
2. m. Vocablo formado por la unión de elementos de dos o más palabras, constituido por el principio de la primera y el final de la última, p. ej., ofi(cina infor)mática, o, frecuentemente, por otras combinaciones, p. ej., so(und) n(avigation) a(nd) r(anging), Ban(co) es(pañol) (de) (cr?di)to.
Real Academia Española © Todos los derechos reservados


Acrónimos empezó como un divertido juego de palabras en inglés que pronto fue adaptado al portugués, y ahora, al español. El objetivo es construir una frase a partir de las letras de la última palabra del post inmediatamente anterior. El carácter de la frase (serio, tonto, indecente) no importa. ¡Lo esencial es que la frase forme el acrónimo correctamente y tenga sentido! Cada frase correcta le otorga 1 punto al jugador.


JUEGA

¡Todos están invitados a jugar! Dejen un mensaje en la Caja de resonancia con su nombre, E-mail, la dirección de su página (en caso de tenerla) y su país de origen. El único requisito indispensable es tener una cuenta en Blogger. ¿Qué esperan? ¡Únanse y diviértanse!

Blogstop es el juego original. Acrônimo es el juego en portugués.


REGLAS
  1. Se otorgará un punto a una oración si ésta tiene sentido, buena ortografía y gramática, y si tiene como acrónimo la última palabra de la frase anterior.
  2. Se quitarán dos puntos a una oración que contenga faltas de ortografía o sintaxis.
  3. Se quitará un punto a una frase que parta de otra que contenga faltas gramaticales u ortográficas.
  4. Se quitará un punto a la frase que no tenga como acrónimo la última palabra de la frase anterior.
  5. Las oraciones deben ser completas, con sujeto y predicado. Los fragmentos serán tomados como faltas gramaticales.
  6. No se permite usar nombres propios, exceptuando el caso de nombres de jugadores de este blog, escritos tal como aparecen en la tabla de puntaje sí son permitidos.
  7. La última palabra de su frase no puede exceder los 20 caracteres, y debe ser puesta en negrita.
  8. Nuestra referencia máxima es, El Diccionario. La excepción a esta regla son los nombres propios aceptados (ver regla #6). Es decir, una palabra es válida ÚNICAMENTE si aparece en la lista de jugadores de Acrónimos o si aparece en el diccionario de la RAE, tanto en búsqueda directa o dentro de una definición.
  9. Un mismo participante no debe escribir dos frases seguidas; se parte siempre de la frase de alguien más.
  10. ¡Revisen bien sus frases antes de publicarlas! No quieren perder puntos, ¿o sí?
  11. Los posts no deben contener nada que no sean las frases del juego. La Caja de resonancia está abierta para cualquier otro tipo de conversación y avisos del administrador.
  12. Dado el caso de que dos o más personas escriban frases a partir de la misma palabra, sólo la primera en aparecer publicada será válida. Si varios minutos después aparece la otra oración, aunque ésta muestre una hora anterior, será inválidada, siempre que el hecho suceda cuando pueda ser válidado.
  13. Cuando un post no sea aceptado (si no cumple con alguno de los requisitos), el siguiente debe partir de la última frase correcta que se haya escrito.
  14. Para asegurar su permanencia en Acrónimos, los jugadores deberán hacer como mínimo un post cada tres meses. En caso de ser retirados del juego, pueden solicitar su reingreso con un comentario en la Caja de resonancia.
  15. NINGÚN jugador podrá borrar o modificar su oración publicada una vez que otro jugador haya publicado una nueva oración a partir de ésta.
  16. Cualquier discusión en torno al desarrollo del juego será moderada por el Administrador y resuelta por éste.

ARCHIVOS
agosto 2003 / septiembre 2003 / octubre 2003 / noviembre 2003 / diciembre 2003 / enero 2004 / febrero 2004 / marzo 2004 / abril 2004 / mayo 2004 / junio 2004 / julio 2004 / agosto 2004 / septiembre 2004 / octubre 2004 / noviembre 2004 / diciembre 2004 / enero 2005 / febrero 2005 / marzo 2005 / abril 2005 / mayo 2005 / junio 2005 / julio 2005 / agosto 2005 / septiembre 2005 / octubre 2005 / noviembre 2005 / diciembre 2005 / enero 2006 / febrero 2006 / marzo 2006 / abril 2006 / mayo 2006 / junio 2006 / julio 2006 / agosto 2006 / septiembre 2006 / octubre 2006 / noviembre 2006 / diciembre 2006 / enero 2007 / febrero 2007 / marzo 2007 / abril 2007 / mayo 2007 / junio 2007 / julio 2007 / agosto 2007 / septiembre 2007 / octubre 2007 / noviembre 2007 / diciembre 2007 / enero 2008 / febrero 2008 / marzo 2008 / abril 2008 / mayo 2008 / junio 2008 / julio 2008 / agosto 2008 / septiembre 2008 / octubre 2008 / noviembre 2008 / diciembre 2008 / enero 2009 / febrero 2009 / marzo 2009 / abril 2009 / mayo 2009 / junio 2009 / julio 2009 / agosto 2009 / septiembre 2009 / octubre 2009 / diciembre 2009 / enero 2010 / febrero 2010 / marzo 2010 / abril 2010 / mayo 2010 / junio 2010 / julio 2010 / agosto 2010 / septiembre 2010 / octubre 2010 / noviembre 2010 / diciembre 2010 / enero 2011 / febrero 2011 / marzo 2011 / abril 2011 / mayo 2011 / junio 2011 / julio 2011 / agosto 2011 / septiembre 2011 / octubre 2011 / noviembre 2011 / diciembre 2011 / enero 2012 / febrero 2012 / marzo 2012 / abril 2012 / mayo 2012 / junio 2012 / julio 2012 / agosto 2012 / septiembre 2012 / octubre 2012 / noviembre 2012 / diciembre 2012 / febrero 2013 / marzo 2013 / mayo 2013 / junio 2013 / julio 2013 / mayo 2015 / octubre 2015 /


Powered by Blogger